Blogs

Entradas con etiqueta ‘Bread&Beast’

Ángel Vilda, uno de los tres creadores de Brain&Beast: “No creemos en ropa por temporada”

Viernes, 9 Agosto 2013

bb3.jpg

Han sido premiados  como la mejor colección de la pasada edición de 080 Barcelona y vienen siendo la gran revelación de la escena de la moda nacional. Me refiero a Brain&Beast, nombre que quedará suficientemente explicado a lo largo de esta entrevista a uno de sus miembros, Ángel Vilda, un histórico de la que yo personalmente llamo “Generación Gircuit”, y que junto a César Olivar y Verónica Raposo están dando una nueva dimensión al streetwear (si es que de alguna manera podemos clasificar su propuesta).

¿Cómo sienta tener una colección “de premio”? Sienta muy bien, excelente… Que se reconozcan tu trabajo es muy agradable, más aún cuando se trata de un trabajo creativo. Por otro lado tampoco me lo creo mucho, es decir, aún creo que es algo que he soñado o así. Es la primera vez que recibo un galardón como diseñador de moda, sí gané uno como estudiante hace muchos años, pero desde que se comercializa mi ropa es la primera vez.

Resúmeme tu etapa vital que va del final de Ángel Vilda hasta el surgir de Brain&Beast. Entre una y otra etapa estuve diseñando junto con César vestuario teatral. César tiene más de 25 años de experiencia en este sector, aparte de numerosos reconocimientos profesionales. He aprendido mucho de él y creo que él ha aprendido algo de mí. Nos complementamos mucho: uno es el cerebro y el otro la bestia. A parte de esta actividad, tanto César como yo impartimos clases en diferentes escuelas de diseño. Estar en contacto con las nuevas generaciones me parece muy interesante, sobre todo para estar actualizado en qué sí y qué no interesa a gente más joven que yo.

¿En tu etapa como docente no tenías el mono de pasarelas? Evidentemente volví a la moda como un yonki. No me imagino haciendo otra cosa.

¿Brain&Beast qué ha aprendido de Ángel Vilda (de tu etapa anterior, de tus aciertos y tus errores)? Pues Brain&Beast tiene un carácter mucho más tolerante y relajado que mi antigua marca, pero conserva el entusiasmo que tenía el día que diseñé mi primera colección. Ángel Vilda cerró con mucha tristeza pero se suele decir que ello te hace más fuerte, ¿no? Brain&Beast nació con carácter lúdico, hedonista… Hacer ropa por el puro placer de generar moda y creo que hemos conseguido disfrutar de la marca. No nos planteamos esta empresa como un medio de vida a corto plazo, me refiero a que nunca se concibió con la intención de dar un pelotazo. Vender cada día más, y ahora ser reconocidos como la mejor colección de la temporada,  ha sido consecuencia de hacer lo que nos ha dado la gana sin pensar en gustar. Es una propuesta sincera, es lo que nosotros somos y sentimos ahora.

bb2.jpg

¿Cómo confluís tú, César y verónica en este proyecto? Con César me casé hace 7 años. Verónica fue mi mejor alumna en mi etapa como docente. Empezamos a trabajar juntos en teatro, César y yo creamos los vestuarios y Verónica era nuestra ayudante.

¿Qué llevó al cierre de Ángel Vilda en su momento? ¿Cómo viviste aquella decisión? Fue un trance que hubo que pasar pero al final del túnel me encontré con César y de ello nació Brain&Beast. A parte de nuestra vida en común como pareja también estamos unidos en lo profesional, bien haciendo moda o vestuario para teatro, danza o cine. Ya hemos trabajado mucho juntos y conseguimos llevarlo bien. Uno es más racional y cauto y el otro mucho más impulsivo y nervioso. La moda en España no es un negocio fácil, queda mucho camino por andar y mucho que estudiar. Brain&Beast es un proyecto relajado, optimista y maduro, consecuencia de mi anterior experiencia.

Conjugas de forma excepcional lo creativo con la visión comercial. Esta es una colección que se puede vestir, sacar a la calle, no es una colección de pasarela, sino real, pero que funciona estupendamente en pasarela. ¿El conseguir ese equilibrio entre creatividad y comercialidad te preocupa? ¿Cómo se consigue? Pues sentándote en la calle y mirando a la gente, o pensando en qué te pondrías tu mismo. No creemos en propuestas que no sean reales ni colecciones que únicamente pretendan impactar en pasarela. Hay que ser consciente que vivimos en el 2013. Tampoco creemos que la gente solo vista vestidos de cocktail o trajes de chaqueta, es más, sal una noche y mira, la gente que a nosotros nos interesa quiere bailar, divertirse, ligar… y viste jeans, camisetas, camisas, vestidos de punto… no vestidos de organza.

Maravillosa la capa en dénim, por cierto. ¿Cuál es la magia que le encuentras a un tejido como el dénim? El dénim es la esencia de la indumentaria contemporánea. Aunque sea índigo yo lo veo neutro, es acolórico, si es que existe el término, además de sofisticado, moderno, trash, sexy, resistente, perdurable… Le puedes hacer las mil y una perrerías y siempre queda bien.

Vuestra colección es una propuesta anclada en el presente, en nuestra realidad cultural contemporánea, ni divaga en el pasado con el estilo retro, ni se avanza a su tiempo con el estilo futurista. ¿Qué pasa con la moda que le cuesta tanto últimamente vivir su propio tiempo y se pierde en décadas pasadas o futuras? Es muy fácil diseñar al lado de la fotocopiadora. Es más, es facilísimo ser diseñador hoy en día sin formación ninguna, y mucho más desde que se idolatra a empresas monstruosas con pilares establecidos en base a la imitación o el calco. Y no sólo me refiero al fast-fashion, considero que hay muchas empresas que imitan o quieren parecerse y repetir el esquema de otras más exitosas. Esta industria está infestada de intrusos, no sólo a nivel creativo. ¿Cuántos estilistas hay en España? ¿Y diseñadores? ¿Y cuántos son capaces de dibujar, patronar, marcar, cortar, coser, probar y rectificar una prenda? Si quieres los enumero. Mis alumnos son capaces de hacerlo, ¡todos!, ahora bien, se han formado durante 4 años.

bb1.jpg

Tus prendas, a mí, me producen un directo en el bajo vientre, es decir: me dejan sin aire porque son complejas y simples a la vez, rebuscadas y obvias… y no terminas de entender como conseguís esa fórmula. Es fundamental para nosotros que cada prenda tenga vida propia, que colgada en percha de manera individual cuente algo. Es como los looks del desfile, deben funcionar de manera individual y aislada e igualmente en conjunto. Cada pieza está muy pensada, no dejamos nada al azar. Preferimos 24 looks concretos que 50 repetidos..

Ahora me voy a poner en nostálgico… ¿Te acuerdas de Circuit? Realmente no ha pasado tanto desde entonces pero ya nadie recuerda Circuit y es terrible que la memoria en la moda sea tan efímera. ¿No da miedo estar sumergido en un sector en donde todo parece abocado a una caducidad casi instantánea, incluso en la memoria? No creemos en lo efímero de la moda desde hace tiempo. Yo mismo tengo prendas o zapatos de hace 10 años que me sigo poniendo. Lo que es bonito, o más bien, lo que te da marcha no caduca tan pronto. Nos encanta la idea de pensar que nuestras prendas se caigan de viejas en el armario de nuestros clientes. No creemos en ropa por temporada. Hoy en día casi nadie necesita comprar ropa, quiero decir, no es bien necesario, todos, o casi todos, tenemos de sobra. Nos gusta pensar que la principal motivación para comprar uno de nuestros productos sea el flechazo, como una pastilla que te hace sentir mejor, por eso ciertas prendas de nuestras colecciones pasadas siguen en nuestro lookbook o en nuestra online store. Si fueron bonitas ayer lo siguen siendo hoy y quizás hay gente que no las conocía antes y ahora les apetece tenerlas.

www.brainandbeast.com