Blogs

Entradas con etiqueta ‘calzoncillos’

Ajuste, funcionalidad y tejidos inteligentes

Martes, 24 Octubre 2017

16x9_hero-image.jpg

Bien sabéis cuán importante es elegir correctamente la ropa interior para sentirte seguro y cómodo durante todo el día. Elásticos mal ajustados, tejidos que dan de sí demasiado… Son muchos los detalles que sin ser conscientes nos pueden hacer el día a día un pelín incómodos. Así que os quiero acercar una firma de ropa interior que está revolucionando el mercado basándose en tres pilares: materiales, ajuste y confort.

1x1_trunk.jpg

La firma americana Tommy John ha lanzado su nueva línea de ropa interior, diseñada con un tejido de alto rendimiento para todo el día diseñado para proporcionar la máxima comodidad a lo largo del día y en cualquier situación mediante el uso de telas inteligentes y de alto rendimiento. Incluye dos estilos de las siluetas más vendidas de Tommy John, el ‘trunk’ y el ‘boxer brief’ en este nuevo material que absorbe la humedad, es antimicrobiana y permite le estiramiento en 4 direcciones, es decir que se adapta al cuerpo sea cual sea el movimiento que realices. Sin olvidar que sigue manteniendo todas las innovaciones que ya incorporaba la ropa interior en colecciones previas, como la cinturilla Stay-Put que siempre se mantiene en su sitio, o la garantía anti-bolsas de sus calzoncillos.

sin-titulo.jpg

Cool Cotton Colorblock Square Cut (29 dólares).

Provocar por provocar

Mircoles, 12 Noviembre 2014

¡¡Vamos a dejarnos de rollos!! Yo sé que lo haces, tú sabes que lo haces, todos sabemos que lo haces… Lo hizo Scarlett, lo hizo Anthony Weiner y lo hace continuamente Justin Timberlake. Yo soy de la opinión de que hagas lo que hagas hazlo bien, como un profesional. Así que si te vas a tomar una foto frente al espejo de tu baño ligerito de ropa para pasar a la posteridad de teléfono móvil en teléfono móvil, pertréchate como una auténtica estrella del porno, con unos gayumbos con actitud. No hay nada más antierótico que salir en las fotos con calzoncillos viejos, dados de si… Los que os propongo son de una firma de Los Ángeles que están haciendo furor en el sector audiovisual para adultos desde su nacimiento en 2012, CellBlock 13, la línea más radical de Timoteo, la compañía creada por Timoteo Ocampo en 2001. Para muestra un botón, una pieza de la colección Asylum lucida por el sin par Adam Russo, estrella del porno y artista plástico asentado en Los Ángeles.

adam-russo.jpg

Eduard Ballester, creador de OWL underwear: “No existía una marca de ropa interior patria que uno exhiba con ilusión”

Jueves, 20 Febrero 2014

owl4.jpg

Hoy me reencuentro con Eduard Ballester, el que fue en su momento uno de los creadores de moda masculina nacional que más me entusiasmó con su firma EBP, y que un día dio un giro a su vida y ‘desapareció’ para reinventarse. Hoy vuelve con una firma de ropa interior masculina de imagen muy contemporánea y provocadora, Owl. Eduard nos cuenta cómo se fraguó este proyecto.

Cuéntame, ¿qué ha sido de tu vida desde que te perdía la pista, cuando tenías tu firma EBP, y tu vuelta a la escena con Owl? Uf, un poco de todo, he vivido en Buenos Aires, Girona, Budapest, Rabós d’Empordà y actualmente Barcelona. Después de EBP trabajé como diseñador para una empresa madrileña, pero con pocas ganas la verdad, en el trabajo me limitaba a copiar otros diseños y seguir esas pautas me mataba y al terminar la temporada lo dejé. De ahí me fui a Buenos Aires unos meses, estando ahí fue dónde sembré la semilla de Owl

¿Todo surge en Buenos Aires? Sí, allí empecé a platearme el proyecto, una marca de ropa interior, me gustaba, era una prenda que siempre intentaba realizar en mis colecciones, y me parecía un proyecto divertido. Estando ahí miré tejidos, encontré un taller de confección que hacia integración social, incluso hice algunas muestras, pero existían complicaciones varias en la exportación de los productos que me hizo desistir del proyecto.

¿Y lo retomaste cuando volviste a España? No inmediatamente. De vuelta a Madrid tenía que darle un nuevo enfoque a mi vida profesional si no quería terminar copiando diseños de moda para otros y decidí retomar el diseño grafico, de lo que ya hacia trabajos anteriormente. Al mismo tiempo continué vinculado a la moda dando clases en IED Madrid y IDEP Barcelona, también realicé el diseño de vestuario de Miss Tacuarembó (dirigida por Martin Sastre) con el que conseguí una nominación a los Cóndor de Plata por el mejor vestuario (el equivalente a los Goyas argentinos). Pero a poco el diseño gráfico y la dirección creativa iba tomando más peso , realizando proyectos gráficos varios, como folletos, publicidades, estampados textiles, y ahí empecé a trabajar para el Museum of fine Arts de Budapest creando líneas de souvenirs para el museo y sus exposiciones, y diferentes colaboraciones para proyectos puntuales como el diseño de un bar pop-up durante la exposición Art on Lake celebrada por la presidencia de Hungría en el consejo de la Union Europea durante el 2011.

owl2.jpg

OWL por Jarek Filipczak 

Entonces todo muy bien, ¿no? No todo fueron proyectos felices. En todo este periplo de idas y venidas, el dinero escaseaba, así que también he tenido que trabajar en otras varias cosas para llegar a final de mes, como de Guía Turístico, haciendo BikeTours en Barcelona o repartiendo publicidad comercial en buzones.

¿Entonces cuándo vuelve la idea de la fiema de ropa interior a tu cabeza? En mi última etapa he vivido en Rabós d’empordà, un pueblo de 97 habitantes dónde he reorganizado mi vida y he trabajado el proyecto de la ropa interior, ahora con el proyecto en marcha y una base solida empieza la una nueva era con Owl.

¿Quiénes formáis parte de este proyecto? En el proyecto estamos vinculados mi hermano menor Josep y yo. Hará cosa de un año y medio Josep terminó su carrera de ADE y con el panorama laboral que tenía en perspectiva decidimos emprender algo conjuntamente y barajando opciones surgió retomar el proyecto de ropa interior que empecé en Buenos Aires. Nos gustó la idea, trabajaríamos un producto en concreto que parece más fácil de abarcar y perfeccionar. Es un producto de uso diario por casi todo el mundo, así que existe un consumo constante y estudiando el terreno, a parte de las cuatro firmas extranjeras no existe marca de ropa interior patria que uno no exhiba con ilusión.

¿En qué tratas de marcar la diferencia con Owl? No sé si es una diferencia, me gusta pensar que es un valor añadido: la sostenibilidad. Para mí es un ejercicio de dotar a la ropa interior de un elemento ético, ecológico y sostenible, sin dejar de ser algo cosmopolita y con una buena imagen.

owl1.jpg

Eduard Ballester con los fotógrafos Paco y Manolo en la presentación de la colaboración de estos últimos con OWL 

Has presentado una edición limitada de calzoncillos con la colaboración de los fotógrafos Paco y Manolo. ¿Cómo ha sido la experiencia de colaborar con Paco y Manolo? Colaborar con Paco y Manolo ha sido muy fácil, estaban muy abiertos desde el minuto uno, les gustó la idea de crear el calzoncillo Kink. Esta colaboración tenía que ser algo que nos divirtiera. Enseguida les vino a la mente la foto que tenía que ser la imagen de la colaboración. Fue trasladar el “halo” que tiene la Kink como publicacion al calzoncillo y convertirlo en una extensión para vivirlo en primera persona.

¿No echas de menos diseñar moda más allá de la ropa interior? Por ahora no, a veces me hago ropa y mis regalos suelen pasar por la máquina de coser. Le hice un traje de sastrería a medida a mi ahijado de dos años. Tengo que reconocer que en los últimos años he estado menos interesado en la moda, no he mirado mucho y las ideas que he tenido en mente han sido más para crear objetos que ropa.

owl3.jpg

Polaroid de Paco y Manolo de su colaboración con OWL 

¿En que se sustenta el carácter de sustentabilidad que aplicas a Owl? Se trata de un producto de proximidad. Los proveedores y productores están todos a 100 Km a la redonda, re-contribuyendo así a la industria local. Todos los tejidos que se mandan a producir son de agricultura orgánica y ecológica. Y por otro lado también reciclamos tejidos de algodón que provienen de fábricas textiles que han cerrado. La cinta elástica que usamos tiene un 75% de algodón en contraposición al 100% de poliamidas que presentan las otras marcas. Sabemos que podemos mejorar y ser aún más ecológicos y eficientes, pero por ahora con nuestro tamaño y todo el esfuerzo aplicado, es todo lo que podemos conseguir. WE TRY TO DO IT RIGHT. Continuamos trabajando para mejorar.

¡Vaya, no es poco! ¿Y para el furuto? Afianzar lo que llevamos de camino, que recién empezamos. Luego, ya se verá.

owlstore.eu

¿Estos son los calzoncillos que he comprado?

Mircoles, 16 Julio 2008

 calzoncillosreivindicar1.JPG

El hombre está sometido a la dictadura de la imagen y a nadie parece importarle lo más mínimo. No podemos competir con las fantasías publicitarias, y más cuando siempre están proclamando aquello de la “nueva masculinidad” cada vez que aparece un nuevo modelo de cuerpo apolíneo poco de andar por casa. El hombre real está sometido a una constante presión por conseguir estar a la altura de los clichés de los anuncios, ¿cuántos hemos pagado la cuota de inscripción al gimnasio y después hemos ido sólo la primera semana? Y aún no he visto que ninguna de aquellas feministas que protestaban por la dignidad de la mujer en los medios de comunicación y la igualdad de sexos, levante su igualitaria voz para quejarse de las campañas publicitarias de la ropa interior masculina de firmas como Giorgio Armani o Calvin Klein.  

Y es que esta dictadura de la imagen imposible no es nada nuevo, puesto que es algo que han sufrido las mujeres desde antaño. El error, según me apunta un buen amigo, radica en que “en vez de copiar lo bueno de cada sexo, estamos copiando lo peor de cada uno para cumplir con el igualitarismo“, y eso nos lleva a ser iguales, sí, pero en un roll que no nos hace felices.

La campaña de otoño de Calvin Klein viene firmada por el fotógrafo Bruce Weber, legendario creador de imágenes de túrgidos post-adolescentes de erotismo indisimulado, y tiene como protagonista al modelo Garrett Neff (americano, 22 añitos, sin más preocupación que mimar su cuerpo). Mientras que Giorgio Armani repite con David Beckham (británico, 33 años, deportista profesional desde 1992) como cara (y cuerpo… más cuerpo que cara) de su campaña de ropa interior firmada por los fotógrafos del momento Mert Alas y Marcus Piggott. Definitivamente dos ejemplos claros de ¿hombres de nuestro tiempo? 

¿Los creativos no caen en la cuenta de que cuando desembolsemos lo que cuestan estos caros calzoncillos y nos miremos al espejo nos sentiremos verdaderamente defraudados?: “¿Dónde están los abdominales de la foto de la caja?”, “¿y las musculadas piernas que asoman de los calzoncillos del anuncio?”, “¡esto no es lo que yo he comprado!”… Eso si somos los hombres los que nos hemos ocupado de renovar nuestros calzoncillos, porque el daño es mucho mayor cuando quien se encarga de nuestra ropa interior es nuestra pareja. ¿Qué debe pasar por sus cabezas cuando nos ven con los slips puestos y en vez de los oblicuos mayores del abdomen bien definidos de la foto ven ese incipiente ‘flotador’ cárnico que rodea a nuestra cintura, que en muchos (el que escribe, el primero) ya más que flotador es una balsa neumática de rafting? Por mucho que se diga, el amor no es “ciego”, en todo caso conformista y tonto. 

Yo propongo, que cuando nos desengañemos de que los calzoncillos no son “democráticos”, es decir, que el resultado final que proponen las firmas en sus anuncios es inalcanzable para el hombre de la calle, cojamos la prenda, la guardemos en su cajita, y vayamos a la oficina del defensor del consumidor para presentar una denuncia por estafa moral, con el anuncio pertinente arrancado de la revista correspondiente, como aconsejan cuando el hotel de tus vacaciones no cumple los estándares que promete el folleto de la agencia de viajes. “Mire usted, no estoy conforme, no quiero que me devuelvan el dinero, sólo quiero lucir como me han prometido en la publicidad, así que me den una solución, y ahora”. 

¡Ah, por cierto! ¿¿¿Dónde está la “práctica” apertura delantera de los calzoncillos??? ¡¿Dónde vamos a llegar?!

calzoncillosreivindicar2.JPG