Blogs

Entradas con etiqueta ‘cárdigan’

Un cárdigan para un casual monday

Lunes, 6 Febrero 2017

cardigan-grueso-ochos-beige.jpg

Los lunes nos embarga cierto espíritu casual, como si hiciera falta un poco de rodaje para empezar la semana. Qué tal si nos marcamos un ‘Casual Monday’ (podríamos ponerlo de moda) y nos calzamos un bonito cárdigan, que siempre resulta una prenda muy versátil y todo terreno. Además, hay que aprovechar los últimos coletazos del invierno para hacernos con prendas que siguen a buen precio, sobre todo en el canal on-line. Hoy me quedo con una firma que va a dar mucho que hablar, porque tal y como adelanta el portal Modaes.es, Scotta 1985 empieza una fase de crecimiento interesante que pasa por ampliar su flagship de Madrid y abrir tienda en el centro de Sevilla, amén de barajar una continua expansión a base de franquicias.

cardigan-grueso-ochos-beige-1.jpg

Cárdigan de ochos gruesos en 80% lana y 20% poliamida. 69,99 euros.

Si Prada se agota… nosotros proponemos alternativas

Viernes, 18 Noviembre 2016

Sí, señores, es rabiosa tendencia. Lo dice Prada y con eso ya está todo dicho. Los cardiganes masculinos de diseño colorista y cierto toque hands & crafts son lo más. Indiscutible. No digo más que el cárdigan arcoíris de punto de intarsia que luce Eddie Redmayne en la campaña de este otoño de la firma italina, y que todos/as los/las estilistas se han peleado por sacar en sus editoriales de invierno, se agotó. Finito! Caput! Arrivederci Roma! Te quedaste con las ganas.

¿Pero quién dijo que no hay otras opciones en el mercado (más llevaderas y asequibles) para marcar tendencia? Yo no, desde luego. Porque fijémonos sin ir más lejos en esta apuesta de la firma cordobesa SILBON por los motivos ‘navajos’. Igual de colorista, con ese toque retro artesano que tan en boga está, y mucho más ‘masculino’ que las ocurrencias de Miucca.

slbon-jersey.jpg

Cárdigan navajo de SILBON. 69 euros.

¿Cárdigan? Sí, pero con manual de instrucciones.

Viernes, 14 Octubre 2016

101735.jpg

Cárdigan azul de lana gruesa de Patch. 64,90 euros. 

Cuando llega este tiempo he de confesar que me tira mucho el cárdigan. Pero claro, yo es que siempre he sido muy ‘viejecito’ vistiendo. La magia de estos radica en su inevitable sabor retro, sobre todo cuando hablamos de los de lana más gruesa. Seguro que es la prenda favorita de tu padre o de tu abuelo cuando refresca, y eso hace que en ti se cree cierto rechazo a la hora de usarlo. Pero como en todo, es sólo una cuestión de encontrar la actitud adecuada. Os ofrezco 10 consejos para vestir cárdigan y que no os terminen cediéndo el asiento en el transporte público:

 

  1. No lo uses para vestir formal. NUNCA. NUNCA. NUNCA. Al llevar el cárdigan debe dar la sensación de que has tirado de lo que tenías más a mano para protegerte del frío.
  2. Llévalo abierto. Si lo abotonas corres el riesgo de crear el ‘Efecto Abuelo’ que tanto te preocupa.
  3. Es perfecto o para llevar con chinos o vaqueros, le da un toque más de ‘improvisación’.
  4. La camisa mejor por fuera del pantalón, así acentuamos ese toque de despreocupación.
  5. No te repeines. ¿Hay algo más repelente que un tío repeinado con cárdigan?
  6.  Si lo combinas con jersey, que este sea de cuello alto y contraste decisivamente con el cárdigan en color o motivos.
  7. Si el cárdigan es de lana fina siempre se puede usar debajo del blazer, como sustitutivo del chaleco, acentuando el espíritu retro de tu estilismo.
  8. Si lo llevas con chaqueta encima, abotónalo y compleméntalo con corbata (de lana) o pajarita (pequeña).
  9. Si no hace tanto frio puedes remangarte los puños la camisa por encima del cárdigan, pero nunca por encima del codo.
  10. Si no te sientes seguro… no lo lleves.

Un cárdigan con personalidad propia

Jueves, 29 Octubre 2015

llamazares-delgado.jpg

Cárdigan de Llamazares y de Delgado con cuello smoking, tricotado en punto de lana vicuña, sin botones, con cinturón, con bolsillos plastrón volátiles. 180 euros.

Hay prendas que enamora cual flechazo de cupido. Eso me suele suceder con todo lo que hacen Llamazares y de Delgado, o lo que es lo mismo, Jaime y Fabricio. Sus prendas para hombre tienen ese aire retro y romántico, sobre todo en la selección de materiales, que personalmente tanto me fascina. Cuando vi este cárdigan de su colección otoño/invierno 2015/16 quedé rendido ante su belleza. Es  una prenda que en mi imaginario me sugiere historias de elegancia decadente gatopardiana y me lleva a esos batines que los dandis decimonónicos usaban en el hogar sobre el traje. Claro está que es solo una asociación de ideas muy personal, puesto que si nos detenemos a mirarlo bien esta pieza de Llamazares y de Delgado tiene un halo muy moderno, casi minimal.

Se combina perfectamente con una t-shirt o camisa blanca y unos jeans oscuros” me comentan los diseñadores, “puede llevarse cerrado a modo de albornoz o completamente abierto”. Y es que la magia de las prendas de este tándem barcelonés radica en su versatilidad, en su capacidad de adaptación a cualquier estilo individual sin necesidad de recurrir a los básicos impersonales. No sé si me hago entender. Lo que quiero decir es que Jaime y Fabricio tienen la capacidad de convertir prendas con personalidad muy marcada en piezas de fondo de armario.