Blogs

Entradas con etiqueta ‘Cibeles’

Entrevista con el blogger

Mircoles, 24 Febrero 2010

foto2-2.jpg

Una de las novedades de Cibeles ha sido la pequeña sala de prensa habilitada para unos privilegiados bloggers  que han sido acreditados con todos los honores de entre la avalancha de peticiones de acreditaciones de blogs que la organización recibe. Cada vez con más peso en el modelo de difusión de la moda, los bloggers son personajes que levantan sentimientos ambiguos entre los profesionales del periodismo de moda de toda la vida. Hablamos con Jose Airam, que junto a su compañera María Velasco son los autores de e-coolsystem, uno de los blogs que han conseguido pasar la criba cibelina. Jose Airam ya es un viejo amigo de Fondo de Armario y pudimos leer su ‘experiencia’ en la serie De rebajas con los bloggers. Ahora es el momento en que se arrepentirá profundamente de habernos enviado el retrato que reproduzco con motivo de aquella colaboración… pero a lo hecho, pecho.

¿Qué requisito os han pedido para acreditaros? Principalmente, tener más de dos mil visitas diarias. Además se nos pidió los enlaces a todos los posts de la cobertura que hicimos en anteriores ediciones y supongo que habrán valorado la calidad de los mismos y de cada blog. 

¿Desde cuándo asistes a Cibeles? ¿Te lo han puesto fácil en otras ediciones para asistir? La primera edición a la que asistimos fue justamente la anterior, aunque siempre hemos seguido activamente aquellos desfiles que más nos han gustado y, por supuesto, los hemos comentado y opinado. Eso sí, no tiene nada que ver hablar de las propuestas de cada diseñador viéndolas en directo sobre la pasarela a verlas en fotos o en la televisión. La otra vez pudimos asistir gracias a la ayuda de los diseñadores y, sobre todo, de otros bloggers. Además desde la organización se nos acreditó para ver El Ego. No nos lo han puesto ni fácil ni difícil, más bien no nos lo han puesto.

¿Cuál es la actitud de la prensa de toda la vida frente a los bloggers? Pues yo creo que hay de todo. Supongo que como fenómeno relativamente joven habrá gente que no sepa nada de los bloggers, otros que nos miren con recelo y otros que se interesen por nosotros. De todas formas, desde las principales revistas de moda de España nos empiezan a considerar y no creo que el clima de enfrentamiento que se está fomentando desde algunos sectores nos beneficie. Como todo, tenemos que sufrir un período de adaptación, pero cuando esto pase, conviviremos de forma más natural.

¿Por qué crees que se os tiene ‘miedo’? Si te digo la verdad, no llego a entenderlo y es posible que este “miedo” venga más de parte de las publicaciones en papel que de los medios on line. Los bloggers vivimos esto con pasión: hemos pasado seis días en Cibeles sin ver la luz del sol, faltando a la universidad y pidiendo vacaciones en los trabajos, y eso más que dar miedo debería ser algo positivo para el mundo de la moda. Lo que debería dar miedo son otras cosas, nunca la independencia y el entusiasmo puesto en nuestro trabajo. 

¿Crees que los diseñadores son conscientes del poder de difusión de los bloggers? Sin lugar a dudas, cada vez lo son más. Ayer mismo, David Delfín y la tienda Yoox organizaron un evento exclusivo para bloggers en el que presentaban una colección con motivo de su décimo aniversario. En los últimos tiempos se ha multiplicado por veinte las notas de prensa y convocatorias que recibimos diariamente para asistir a presentaciones y eventos. Los diseñadores tienen en los bloggers un soporte que deberían aprovechar y que nos beneficiaría a ambos grupos y parece que por fin se están dando cuenta.

¿Cuál crees que es el éxito de los bloggers? La inmediatez y la cercanía con los lectores. Gracias a herramientas como Twitter hemos podido retransmitir los desfiles en directo y recibir los comentarios de nuestros seguidores antes de salir por la puerta de la pasarela. Los bloggers hemos conseguido que la moda llegue a más sitios en menos tiempo.  

¿Qué es lo mejor y lo peor que has visto en esta semana? El último día fue el mejor: grandes diseñadores presentando en desfiles compartidos. Ion Fiz regresó por fin a la pasarela madrileña y lo hizo con una de sus mejores colecciones (al final, muchos de los asistentes rompieron a llorar). Nos gustó mucho también la debutante Teresa Helbig, que presentó una colección tan personal y retro que se olvidó de las tendencias y aportó un aire fresco que nos vino bien a todos. Y obviamente, Nicolás Vaudelet para El Caballo con un trabajo en cuero excepcional. Del resto de días, Ana Locking y su color, Amaya Arzuaga y sus propuestas arquitectónicas, Juanjo Oliva y David Delfín. Hablar de lo peor sería hablar de la presencia de la crisis en las propuestas de algunos de los “grandes”, que presentaron prendas tan comerciales que parecían pasadas por el filtro Inditex.

¿Consigues rentabilizar el trabajo que realizas en el blog? No conseguimos rentabilizar ni nuestro trabajo ni nuestro tiempo. Le dedicamos una media de 5 horas diarias (aunque en Cibeles, por ejemplo, la dedicación era de unas 20) y tenemos gastos en registro de dominios, impresiones de tarjetas, informáticos… Eso en cuanto a una rentabilidad económica porque personal sí que la tenemos, si no, hacer esto no merecería la pena. Cada comentario cuenta para nosotros y encontrarte a alguien que te diga que le encanta cómo lo haces y que sigas para adelante recompensa cualquier esfuerzo.

Entonces, ¿qué aspiraciones tienes? Aspiraciones no tengo ninguna. Empecé hace seis años sin ninguna pretensión y jamás pensé llegar a donde estamos hoy. Siempre dejo que e-coolsystem me sorprenda y creo que para darle una larga vida al blog es mejor que sea así. Eso no quiere decir que no seamos ambiciosos y trabajemos para hacerlo cada día mejor.

¿Algo especial que reseñar de tu cobertura de Cibeles? Sobre todo cuando alguien nos reconoce, pero es gratificante ver que de alguna manera nuestro trabajo llega a la gente y les gusta. También el buen rollo que hay entre bloggers y sin el cual sería imposible sobrevivir en Cibeles (préstamos de cargadores y ropa, risas entre desfile y desfile y algún que otro café). Nos reímos muchísimo y estamos casi todo el tiempo juntos… creo que pronto nos empezarán a llamar ‘secta’ o algo así.

Lydia Delgado: “En algún momento habrá que dar el salto fuera de España”

Lunes, 22 Febrero 2010

lydia-delgado-eduardo-noriega-miranda-y-gala.jpg

Lydia Delgado es una de las creadoras española con mayor sensibilidad y con un estilo muy marcado que la hace inconfundible. Ella es una de las grandes damas del diseño nacional y en cada uno de sus diseños se evidencia el gran talento creativo (más allá del diseño) que pose. En su juventud fue bailarina del Gran Teatro de Opera del Liceu, hasta que conoce de manera casual al diseñador Antonio Miró, o lo que es lo mismo, la moda se cruzó en su camino. En 1989 abre su propio atelier en la céntrica calle Minerva de Barcelona y dos años después hace su presentación formal en la Pasarela Gaudí. Con la caída de la plataforma barcelonesa su camino estaba predestinado: Cibeles. 

¿Qué época de la historia y lugar del mundo son referencia ineludible en la inspiración de Lydia Delgado? La inspiración es algo poco domesticable. En mi caso se parece más a una ráfaga de lucidez que te sorprende en el momento más inesperado y piensas “¡eso es lo que estaba buscando!” No forzosamente tiene que ver con un lugar o una historia concreta; de hecho, al menos en mi caso, crear es más un búsqueda interior que exterior.

¿Qué queda de la bailarina de antaño en la diseñadora de hoy? ¿Cómo se produce esa transferencia de un mundo a otro? El mundo del baile y de la moda tienen muchos elementos en común. La armonía, el movimiento, la gestualidad… Creo que si me he dedicado al mundo de la moda es porque de alguna manera he querido trasladar a mi ropa lo que sentía como bailarina, un mundo de ilusión y fantasía.

¿Cuál es tu opinión respecto a cómo Barcelona ha dejado escapar su gran plataforma de la moda como fue Gaudi y después Pasarel.la Barcelona? Mi opinión es que hubo demasiada precipitación y no se quiso encontrar una solución consensuada. La moda no puede regirse únicamente por criterios políticos.

¿Y cree que ahora con 080 la ciudad de Barcelona tiene una voz propia en la moda nacional? La iniciativa de Barcelona está todavía en una fase experimental. Hay que darle tiempo.

En tu trabajo siempre hay un equilibrio entre ‘inocencia’ y ‘perversión’, ¿en qué terreno te siente más tú misma? La inocencia por si misma se agota rápidamente si no le das un giro perverso.  Como siempre, hay que intentar el equilibrio de lo contradictorio.

¿Es difícil mantenerse firme en un estilo propio, como el que tú tienes y que te identifica, en un mundo de la moda de colecciones cada vez más efímeras y tendencias más cambiantes? Para mí la moda es una carrera de largo plazo. Me gusta que lo que haga se asiente sobre unos valores que, como tal, se mantengan a lo largo del tiempo. Puedes cambiar y variar -y debes hacerlo - pero es bueno aferrarte a lo que crees y sientes, que es lo importante. Es un faro que en un mundo tan cambiante como la moda te permite mantenerte fiel a ti misma. No sabría hacerlo de otra manera.

Esta es una de mis preguntas recurrentes que siempre suelto a bocajarro: ¿qué hace falta para que España sea considerada realmente una potencia a considerar dentro del mapa de la moda internacional? A diferencia de otros países con más tradición, en España falta cultura de moda. Esto implica entre otras cosas que el sector financiero y el industrial entiendan el potencial de los creadores de moda como generadores de riqueza. Italia y Francia lo saben bien y por eso se ha apostado desde siempre por el desarrollo de los “createurs“.

¿Has tenido tentaciones alguna vez de emigrar a otras pasarelas de fuera de España para presentar tus colecciones? Es algo que estamos valorando desde hace un tiempo. Es una decisión importante pero en algún momento habrá que dar el salto.

¿Te gustaría vestir al hombre?, ¿no te interesa el mundo masculino? Entiendo mucho más el universo femenino. Me resulta más natural.

¿Te gustaría que tu hija siguiera tus pasos? ¿Es muy crítica con tu trabajo? Mi hija es mi musa y a la vez una buena consejera. Tiene mucho sentido de la moda pero siempre le he aconsejado que siga su propio camino para desarrollar su talento artístico. Jamás he dudado de que conseguirá lo que se proponga pero he intentando inculcarle la idea del esfuerzo porque nada, seas quien seas, te viene regalado.

Las joyas de Cibeles

Viernes, 19 Febrero 2010

Muchas veces, durante los desfiles nos perdemos muchos detalle, con mucha más razón si estos son pequeño (que no sin importancia). ¿Alguien repara en las joyas que llevan las modelos? Si son joyas espectaculares hechas expresamente para el desfile y con vocación de visibilidad seguramente no pasen desapercibidas, pero si se tratan de joyas reales pueden que pasen desapercibida aun cuando sean un matiz importante en los estilismos. Pero para eso está el ojo del experto, para que no pasen desapercibidas… y poder mostrároslas a todos.

Algunos de los diseñadores que están desfilando en estos días harán que sus modelos lleven las joyas que crean en colaboración con la empresa valenciana Le Cadó, que es la encargada de hacer realidad los diseños de joyería que salen de las cabezas de Berhayer, Torretta, Lomba y Schlesser.

lecadocibeles.jpg

Si quieres pan no vayas a una ferretería

Martes, 9 Febrero 2010

fancy-bats.jpg

Yo le he dicho cienes y cienes de veces a Carlos Diez Diez, quizás no directamente pero sí en mis crónicas de pasarela, que sé que las lee, que tenía que buscar nuevos aires, que Londres era la capital donde apreciarían su arte. Pero nada, él empecinado erre que erre con Cibeles, año tras año, haciendo que sus incondicionales nos fustigáramos con la sempiterna pregunta de que por qué no le daban un desfile para él solo. Al fin se lo dieron, y todos más contento que Carmen Martinez Bordiú en un posado de ¡Hola! Pero ahora de nuevo va compartir desfile y es como volver atrás en el tiempo (como cuando sueñas que estás todavía en la facultad y que te quedan aún las asignaturas más difíciles por aprobar y no sabes qué vas a hacer –ese es unos de mis sueños recurrentes que mucha gente comparte). En descargo de Cibeles, y desde mi más absoluta ignorancia del tema –últimamente no me interesa para nada los tejemanejes de la moda española, sólo me interesa por qué a Belén Esteban no se le termina de poner la nueva nariz en su sitio–, debo suponer y supongo que se trata de un movimiento táctico-financiero: quizás Carlos no tenga presupuesto para hacer una colección extensa con esto de la crisis o no puede pagar un desfile individual… yo qué sé. La cosa es que vuelve a compartir escenario con El Delgado Buil, que después de todo no son tan malas compañeras de viaje, es más, son brillantes y muy en sintonía con el rollo Diez Diez.

Los descalabros del programa cibelino son cuantiosos: Krizia Robustella y Jan iú Més se nos fueron a 080; Anke Schlöder otra vez desaparece del programa cual Guadiana; ¿dónde está Antonio Miró?; José Castro, otra podre víctima de la recesión. Por otra parte, más positiva, esta edición es la vuelta al programa oficial de Ion Fiz cual hijo pródigo (¡ya era hora!), y se sube al carro uno de los valores catalanes más interesantes del momento, Teresa Helbig. ¿Sabéis a quién echo de menos especialmente? Al último Premio L’Oreal novel, Amai Rodríguez. ¿Cómo se puede permitir que esta chica se nos escape? Esos talentos hay que incentivarlos con subvenciones, no a los que hacen trapitos muy comerciales y que no aportan nada.

¿Sabes qué? Que si tienes talento y eres amante de la vanguardia, Cibeles no es tu sitio. No me malinterpreten, que en Cibeles sí hay gente con talento y vanguardista,  lo que quiero decir es que si quieres una barra de pan te vas seguramente a una panadería y no se te ocurre pasarte por la ferretería. Si quieres vanguardia estás atento a Londres, que es un valor seguro, y no a Madrid, que exige mucho escrutinio. Pues eso es lo que ha hecho Txell Miras, para mí la sacerdotisa suprema de la deconstrucción. Txell coge su maleta y se va al programa ‘alternativo’ de la pasarela londinense, al llamado On|Off, con una colección que se llama ‘Fancy Bats’ y que mostrará en la Victoria House, en el céntrico barrio de Bloomsbury, el próximo 19 de febrero a las 19:15h. En Madrid a esa hora estarán seguramente desfilando las creaciones de Roberto Verino. ¡¿Quién en su sano juicio cambiaría una cosa por la otra?! (Y ahora que cada uno interprete esa afirmación).

Pues lo dicho… ¿será esta una edición de Cibeles ‘en crisis’? A mí, personalmente, el panorama me aburre un poco, no hay sorpresa ni emoción, y afrontas los desfile como quien va al dentista, es decir, es algo que tienes que hacer pero que sabes que te dolerá, que prometerás que nunca máis y terminarás volviendo irremediablemente. Snif.

Cibeles 25 años después

Viernes, 18 Septiembre 2009

Cibeles comienza, de nuevo, hoy. El circuito de las pasarelas es un constante ‘efecto Día de la Marmota’ en que cada seis meses te hartas de repetir topicazos, presentaciones y opiniones. Así que cuando tenemos la oportunidad de hablar de algo distinto, como es un aniversario, siempre es de agradecer. Cibeles cumple 25 años, o lo que es lo mismo, 50 ediciones y me niego a reproducir lo que todos los artículos sobre el tema repetirán en estos días hasta la extenuación. Así que la mejor manera de rendirle tributo a Cibeles por mi parte es hacer un ejercicio de memoria emocional y contar vivencias ‘cibelinas’ de las que quedan en el recuerdo. Porque quizás las colecciones las olvidemos, sobre todo las que temporada tras temporada siguen siendo más de lo mismo, pero lo que no olvidamos ciertamente son momentos como aquel en que Davidelfin puso como freebies (regalitos para la prensa) una camiseta ultra diminuta y un par de barritas energéticas para adelgazar [yo le encontré sentido: te tomas las barritas, adelgazas y terminas cabiendo en la camiseta].

No soy tan mayor como para manejar recuerdos de los inicios de Cibeles de primera mano, pero son mucho los periodistas seniors que van compartiendo experiencias sobre aquello. De un modo un poco preconitivo, Cibeles empezó bajo la carpa de un circo, el de Teresa Rabal, cuya carpa alquilaban y la plantaban en plena Plaza Colón de Madrid (esto lo suelta Cuca Solana en toda entrevista, venga o no al caso). Por entonces yo contaría con 9 años, y sinceramente, me interesaban más el Comando G y Mazinger Z que la moda. Mis primeros encuentros con la moda llegaron con la repercusión mediática de la imposible Ágatha de la Prada, que por aquel entonces era lo único que sonaba por doquier tildada de “mamarrachada”. ¡Cuántos han tenido que tragarse sus palabras frente al éxito creativo y comercial de esta diseñadora que ha llegado donde mucho de sus congéneres ‘serios’ nunca han soñado llegar! En una entrevista Ágatha me decía que sus mayores fans eran los niños, y no me extrañó, porque yo adoraba aquellos vestidos-escalera que hacía y que se tildaban de ideas estrafalarias. Fue la primera que nos acercó el concepto diseñador-artista que ha hecho evolucionar este sector en los últimos 25 años.

Antonio Alvarado, el único de los 7 diseñadores que tomaron parte en aquella primera edición de Cibeles y que sigue desfilando, no sólo ha mantenido su perfil rompedor sino que su estilo ha rejuvenecido con los años. Mantenerse en el primer plano de la moda es duro porque es un sector muy ingrato y en un chasquido de dedos desapareces de la memoria colectiva. Sean sinceros, ¿recuerdan a Los Pepes, Nacho Ruiz, A Menos Cuarto, Vera Medem o Isabel Berz? ¡Qué grande fueron Vacas Flacas y Manuel Piña y qué olvidados están! Todos ellos fueron diseñadores que pasearon palmito por Cibeles y ahora… ¿ahora qué? Sólo los gallegos (Purificación Garcia, Roberto Verino y Adolfo Dominguez, los dos últimos vuelven en esta edición) supieron bajarse de la pasarela y mantener la marca con fuerza y expandirse, y demostrar que no es necesaria una pasarela para ser un nombre de moda reconocido.

Sobre la pasarela se ha visto de todo, y cuando digo ‘de todo’ quiero decir ¡de todo! La imagen de modelos fumando sería ahora mismo ‘infumable’, más en un momento en que solo se podrá fumar bajo las alcantarillas ¿o eso es espacio público también? [nota: no soy fumador]. Recuerdoa esa Paola Dominguín emplumada cual reina del carnaval de Tenerife. Recuerdo a todas las tops que nacieron al amparo de Cibeles como Veronica Blume, Nieves Sanchez… ¡Helena Barquilla! ¡Qué genial era Helena Barquilla!, nuestra top más internacional y por el contrario la de menos repercusión patria. Tengo en la retina su famoso traspiés en un desfile parisino, ¿el de Thierry Mugler? Ella supo convertir una caída accidenta en una puesta en escena donde recorría la pasarela con la gracia felina de una mujer pantera… a gatas.

Mis recuerdos personales de Cibeles comienzan frente a su mostrador de acreditaciones con una señorita diciéndome “mira al objetivo para sacarte una foto para la acreditación”. “¿Objetivo, qué objetivo?” pensé, y así salgo en la foto que me ha acompañado en las acreditaciones desde entonces, con cara de no saber dónde está el objetivo.

Cibeles ha crecido, tiene más pasarelas (dos), tiene más diseñadores (se han integrado los emergentes de El Ego), tiene más dinero (se han puesto las pilas con los sponsors privados, o eso intentan), tiene más caché (ahora es una ‘fashion week’). Hemos vivido cambios de emplazamiento a El Retiro, y regresos a Ifema. Vivimos la fuga de diseñadores hacia Gaudí y la posterior integración de los diseñadores catalanes en Cibeles cuando Gaudí desapareció. Escándalos: Davidelfin escandaliza, la masa muscular de las modelos indigna, Davidelfin vuelve a escandalizar, y otra vez más de vueltas con la anorexia… Ahora Davidelfin desfila en Nueva York y el otro día mi amiga Antonia llevaba una camiseta que decía “please, don’t feed model”. ¿Tanto escándalo para qué?

Yo me quedaría con tres momentos de Cibeles:

1) La colección de Elio Berhanyer (al que homenajean en esta edición) que realizó tan bárbara y magistralmente Roberto Diz, que se postulaba como el sucesor de un ya mayor Elio. Una iniciativa que no fraguó por una lucha de egos y que hubiera podido devolver el brillo al nombre de este superviviente de la Era de la Alta Costura.

2) El primer desfile de Carlos Diez Diez, que devolvió la razón de ser de Cibeles. Mi incondicionalidad a Carlos es algo sobradamente conocido, porque creo que es uno de los pocos diseñadores con identidad propia y sentido de la vanguardia.

3) El secuestro de la colección de Ion Fiz que creó la situación de caos y estrés más pasmosa nunca vista. Ion Fiz discutió con su socia capitalista y esta decidió no dejarle sacar del estudio la colección que iba a presentar. Tubo que recomponer un desfile improvisado con vestidos de otras ediciones que pudo recuperar. Desde entonces desfila en el OFF Cibeles ya que la organización lo penalizó echándolo del programa oficial a pesar de que es otro de los tesoros de la semana de la moda madrileña.

Siéntense y disfrutes en esta nueva edición de Cibeles, a ver qué momentos memorables nos deja en esta ocasión. Por ahora os dejo algunos de los bocetos de las colecciones que nos presentarán:

bocetoscibeles.jpg

Aclaración al post anterior

Viernes, 28 Agosto 2009

A ver, quizás yo esté liado… He repasado otra vez la información de la venta de asientos que Cibeles da en su web, y ahora interpreto que los precios no son por silla, sino por grupo de sillas. Las venden en paquetes de 6 y 4… así que me desdigo y vuelvo a sumar: Y lo que esperan recaudar son 108.000€, una cifra aún importante.

Estos abonos corporativos quieren venir a ser como el palco del Real Madrid o Las Ventas.

-Mr. Smith, a sus pies y a los de su esposa, nos encanta que le interese firma este jugoso contrato con nuestra empresa. Casualmente tengo dos asientos para Cibeles disponibles, le sería de agrado a su esposa asistir a los desfiles.

-¡Oh, yes, yes, she is a fan of Francis Montesinos!

-¿Conocen en Inglaterra a Francis Montesinos?

-Yes, yes, very well fandango.

-Pues no se diga más, vámonos a Cibeles. Y después dejamos a su señora en el hotel y nos vamos usted y yo, solitos, de… fútbol.

-¿Football?, ¡Oh, no, I only like cricket!

-Pues entonces nos vamos de putas, que para el caso…

¿Pagarías por un asiento en Cibeles?

Viernes, 28 Agosto 2009

front-rows-seats.jpg

La grandeza de los desfiles de moda radicaba en su elitismo. Un elitismo de clase al principio, ya que sólo eran invitadas las grandes clientas de los modistos a las que les eran presentadas las colecciones en exclusiva. El resto del mundo poco importaba. Después llegó la era del consumo de masas y el resto del mundo sí que importó, y el elitismo de clase se convirtió en un elitismo profesional, ya que los desfiles pasaron a ser organizados básicamente para la prensa y los compradores (buyers, no clientes normales). No recuerdo a quién le escuché esta frase, pero era un personaje en toda regla, y decía: “los desfiles de moda son el único espectáculo del mundo para los que no puedes comprar una entrada”. ¡Ahí radicaba su grandeza!

Y ahora llega IFEMA y se lo carga con la idea de poner a la venta parte del aforo de los desfiles de Cibeles. No me lo explico, con tanta prensa internacional que viene y compradores de grandes cadenas internacionales, no sé cómo les quedan asientos para ponerlos a la venta. (Nota: la frase anterior debe tomarse en tono irónico). Y es que lo comprendo, la crisis es la crisis, y si al final se cuela ‘tó Dios’ y se planta en primera fila en los asientos preferenciales de manera inamovible, ¿por qué no cobrar por ello?

Lo de colarse, no, pero lo de hacerse con un asiento de primera fila sin tener derecho a asiento lo he hecho un millar de veces en mi carrera. No por esnobismo ni afán de protagonismo, simplemente necesidad. El que esto escribe siempre va a los desfile en plan currante, no de starlette voguette, así que a la tercera vez que cruzas toda una ciudad para ver un desfile (obviamente hablo de desfiles internacionales, donde los desfiles tienen lugar en distintas localizaciones) terminas con los puñeteros pies que van a reventarte. ¡Y para colmo en tu invitación pone “standing”! (lo que significa que en principio has de permanecer en pie porque eres un mindundi español, y si en los tres minutos antes del desfile quedan asientos vacios te puedes tirar de cabeza a por ellos, con toda la indignidad que ello conlleva).

Yo en los primeros años de desfiles desarrollé una depurada técnica de okuping que implica los siguientes pasos:

1) Accedes al recinto y te paseas mirando los asientos de primera fila. Siempre quedan libres en primera fila. La gente realmente importante es la que deja colgado al diseñador a última hora. Los asientos de atrás siempre están ocupados por sus legítimos dueños que no faltan nunca.

2) Localizas los que llevan un cartel de “Conde Nast” o en su defecto “Vogue”. Suelen reservarles un centenar de asientos de primera fila, para todo el staff al completo, cuando al final van una o dos redactoras sin son desfile no de primerísima clase. Así que el resto se queda libre.

3) Cuando los tienes localizados te sientas en uno de los extremos y te haces el tonto. A veces llega la becaria de turno del gabinete de prensa organizador y te dice que está ocupado. Entonces tu le dices que el zapato te ha hecho una ampolla y que solo estás descansando, que enseguida te levantas. Si insistes amenazas con quitarte el zapato y enseñarle la ampolla (que en mi caso no es un farol nunca, siempre está ahí para hacerme más ‘cómodo’ mi trabajo) y enseguida te dejan.

Ese es todo el secreto. Empezará a llegar gente y se irá acomodando en los asientos libres, y para cuando quieran darse cuenta el desfile ha empezado, estás en primera fila, y al lado tienes a Andre Leon Talley, Hamish Bowles, Patrick Demarchelier o Mario Testino (con todos ellos he estado hombro con hombro).

Ahora, con esto de que Cibeles venda los asientos, no va a tener ninguna gracia asistir a los desfiles, porque cualquiera con buena chequera puede ir. Aunque siempre habrá clases, y dado que se ha publicado la situación de los asientos en venta todos sabremos quienes son los asistentes de pago y los despreciaremos con toda nuestra alma por arribistas.

Tema económico: los asientos en venta van de los 1.440€ a los 10.800€ de la primera fila. He hecho el cálculo y me sale que IFEMA trata de recaudar… 561.600€ (sin IVA todo). Me parece una vulgaridad pagar por ello cuando se puede conseguir gratis, basta con que seas un buen cliente de un diseñador y te proporcionará entradas para su desfile.

¡En fín, Pilarín! ¿Qué será lo próximo? ¿Cobrarle a la prensa por ir a trabajar? (Ya, ya , eso ha sido demagógico, pero no me he podido resistir).

aforoifemacibeles.jpg

Toni Francesc, un nuevo nombre en Cibeles

Mircoles, 18 Febrero 2009

francesc1.JPG

La Cibeles Madrid Fashion Week da comienzo el día 20 a una nueva edición, la que mostrará las colecciones otoño/invierno 2009/2010,  con novedades en su programa. Entre los nuevos nombres que encontramos está el del catalán Toni Francesc que viene avalado por su participación en otras semanas de la moda como la de México y Rusia, así como por la presencia en la feria Bread&Butter cuya última edición fue la última que se celebrara en Barcelona. 

¿A qué se debe que para tus colecciones anteriores hayas preferido presentarlas en pasarelas fuera de España? Se debe a que he tenido más oportunidades fuera de casa. La prensa aquí es bastante más exigente y crítica que en otros lugares, allí me tienen como un extranjero y eso me permite unos ciertos lujos  experimentales que quizás aquí no estarían tan bien vistos. Desfilar fuera me ha ayudado a  tener más experiencia, antes de hacerlo en mi país. Ahora creo que estoy más preparado para darme a conocer aquí. 

¿Todavía existe esa necesidad de despuntar fuera para que terminen apreciándote en tu tierra? Eso pasa en todos los lugares. El que triunfa fuera tiene un éxito seguro en casa, y el extranjero que viene es siempre ‘mejor’ que lo que ya tenemos. Son realidades que tenemos que afrontar aquí y en todos los lugares, el único país que difiere de la norma sería Francia; allí, sus diseñadores son los mejores para ellos. 

¿Qué crees que puedes aportar a Cibeles? Es difícil contestar, Cibeles es un evento que lleva tantas ediciones y han pasado tantos diseñadores de una altísima calidad. Intentaré dar frescura y aportar nuevas propuestas… Aunque eso el público lo dictará.

¿Qué esperas que signifique en tu trayectoria desfilar en Cibeles? Es la plataforma más importante de España en el mundo de la moda. Ello me permite darme a conocer ante los medios y Cibeles me va aportar mucha experiencia. Seguro que para mí va a ser muy positivo porque me va a permitir seguir creciendo como diseñador, también me va ayudar en el mercado latinoamericano donde ya tengo presencia y sé que desde allí me darán todo su apoyo los medios de comunicación en mi desfile de Cibeles. 

¿Cómo nace la firma Toni Francesc? Mi madre inició el camino, ella es modista, cosía a medida y mi hermana y yo recogimos el testigo. Estudié diseño y pronto entré a formar parte de lo que posteriormente sería la empresa. En  el año 1992 nace Toni Francesc como empresa y como marca. Hacíamos un tipo de ropa fresca, comercial y femenina, de ahí nació la segunda marca, Veneno en la Piel. A finales del 2005 empiezo a trabajar en otro proyecto, que es Toni Francesc como hoy lo conocemos. Propone un concepto de mujer diferente, femenina y como tal, viste de una forma distinta pero sin abandonar lo práctico y lo funcional. 

¿La experimentación juega un papel importante en tu proceso creativo? Por eso hice una línea diferente, me sentía aburrido cuando diseñaba una línea  comercial, siempre pensando qué se pondrían los demás. Ahora experimento con lo que me apetece, utilizo materiales tecnológicos poco convencionales y los trabajo de modo informal, en general todo el proceso de prototipos es experimentación. Desde que dibujamos el boceto, modelamos, hacemos el patrón, lo cosemos siempre estamos haciendo inventos y lo mejor de todo es que lo disfruto mucho. 

Eres muy fiel a Bread&Butter, ¿qué te parece que se la lleven de Barcelona? Generalmente soy bastante fiel a los proyectos que inicio, me gustaría también estar mucho tiempo en Cibeles, eso es normal, valoro mucho la estabilidad. La marcha de la feria alternativa de Barcelona era el peligro que siempre planeaba por la ciudad, todos éramos conscientes que un día u otro se podrían marchar. El problema ha sido que nos ha cogido a todos con el pie cambiado y Barcelona se queda sin algo que sin duda alguna será inigualable y ha aportado mucho a la ciudad. 

¿Estás al corriente de la iniciativa de la Generalitat que pretende reemplazar Bread&Butter? ¿Qué opinión te merece? Estoy al corriente por los medios de comunicación pero no por la propia Generalitat o Ajuntament de Barcelona. Nunca habrá dos Bread&Butter iguales, ahora supongo que de forma desesperada se intentará hacer algo nuevo. Barcelona siempre se ha visto en la necesidad de reinventarse constantemente y la moda ha sufrido muchos cambios: la feria del vestir, Gaudí, Pasarela Gaudí, Moda Fad, Pasarel.la Barcelona, 080, y ahora a ver qué nos espera. Lo más importante es empezar a pensar en hacer una plataforma que sea duradera, que tenga en cuenta las necesidades de la moda y sus creadores o bien tendremos lo de siempre, algo nuevo y efímero. El tiempo lo dirá.  

Tú que has presentado en otros países, ¿qué crees que necesita el diseño español (y la empresa de moda española) para triunfar internacionalmente? Si eres buen diseñador y no te conoce nadie no eres buen diseñador. Tenemos que salir sin complejos. En España hay mucho talento pero nos falta empuje, nos lo tenemos que creer y para eso necesitamos más apoyo institucional. Vendernos como diseñadores, producto y marca fuera de nuestro país tendría que ser prioritario. Lo cierto es que desfilar y vender en tu país sale mucho más barato, así que a la larga tenemos que tomar otras estrategias comerciales y ser más creativos, saber vender mejor nuestros productos, como hacen los italianos por ejemplo.

¿Qué cosas te interesan fuera del mundo de la moda? ¿Cuáles son tus pasiones secretas? Soy muy normal, siempre lo he sido. Primero está mi familia, después la moda, y también me gusta mucho la música, la lectura, el cine y el baloncesto, supongo que el ser de Badalona tiene que ver con mi pasión deportiva. 

francesc5.JPG

ÍNDICE DE LA COBERTURA DE CIBELES

Mircoles, 24 Septiembre 2008

_jlc6216.jpg

Cibeles terminó. Cinco días de carreras desquiciadas. Barullo en backstage. Fotos rápidas y poses acertadas. Para que tengan un resumen de lo que allí pasó, de lo que se vió y de lo que se dijo, aquí les dejo un índice de las críticas on-line que hicimos.

PREVIOS: WELCOME TO THE ‘NEW’ CIBELES y MINISTRA A LA MODA

LUNES 15: (1ª Parte) - (2ª Parte)

MARTES 16: (1ª Parte) - (2ª Parte)

MIÉRCOLES 17: (1ª Parte) - (2ª Parte)

JUEVES 18: (1ª Parte) - (2ª Parte)

VIERNES 19: EL EGO DE CIBELES

ENTREVISTAS: (Pica en las imágenes para leer las entrevistas) Alma Aguilar - El Delgado Buil - Jan iú Més - José Miró - Ágatha Ruiz de la Prada, Nicolás Vaudelet para El Caballo - Ana Locking - Ion Fiz - Vítor PaO

alma-aguilar-fotocopia.JPGana-y-macarena-el-delgado-buil-tendenciascopia.JPGcopia-de-jan_iu_mes_11.jpgcopia-de-va8f8328.JPGagatha2copia1.JPGimg_371copia.JPGfotoanalockingcopia.JPGion_fiz_09copia.JPGcopia-de-victorpaoretrato09098.jpg

Entrevista: Víctor PaO

Lunes, 22 Septiembre 2008

victorpaoretrato09098.jpg

La primera colección de Víctor PaO debutó en Ego, pero no nos engañemos, este joven de 25 años no es nuevo en el ruedo. Hasta febrero ha presentado en Cibeles como uno de los dos integrantes de Luxoir. Como toda disolución de tandems creativos conlleva cambios, el primero y más evidente que ha sufrido Víctor es su paso a la pasarela joven de la Madrid Fashion Week. 

¿Víctor PaO (la marca) es una vuelta al punto inicial, una continuación, un giro…? La marca Víctor PaO es la firma de mi nombre propio. Con este cambio de firma he querido delimitar una nueva etapa que inicio solo. Luxoir fue un proyecto de dos. Ahora, que en solitario sigo al frente del proyecto y del equipo, doy por cerrada mi etapa Luxoir y continúo mi trayectoria con la marca de mi nombre. ¿Continuación… giro? En cuanto al diseño, desde luego que será una continuación, ya que  es parte de mi aprendizaje y mi evolución, y yo sigo siendo el mismo. En cuanto al modelo de empresa sí estamos trabajando en un giro que nos permita seguir adelante y hacer un proyecto viable.  

¿Por qué has pasado de Cibeles a EGO? El paso a EGO ha venido motivado por el cambio de marca. En Cibeles contaban con Luxoir y después de haber acordado la participación en la nueva edición se desató todo el cambio. Estoy muy agradecido a la organización por haber aceptado los cambios y haberme dado una nueva oportunidad de presentar mi próxima colección en la nueva Pasarela Cibeles Madrid Fashion Week. Al fin y al cabo tengo veinticinco años y me alegro de presentar mi trabajo junto a los otros jóvenes que participan en EGO.  

¿Qué encontraremos del viejo Luxoir en esta colección? Yo creo que, sin duda alguna, Geotropix, que es el nombre de mi nueva colección, sigue trasmitiendo el espíritu que me identifica, y que caracterizó a Luxoir.  

¿Y del nuevo Victor PaO? Del nuevo Victor PaO espero trasmitir mayor madurez en el diseño, mejores acabados y, en definitiva, mejor calidad. En cada nueva colección me esfuerzo por aprender y mejorar. ¡Espero que se aprecie! 

Explícame un poco qué planes tienes para esta línea y la pensada para la Pasarela Mustang, ¿tendrán distintas redes de comercialización? No tengo pensado comercializar la colección que presenté en la Pasarela Mustang. Lo cierto es que habíamos acordado mi participación como firma invitada del FIB cuando aún era Luxoir. Después de estar todo acordado, vino el cambio de firma y no me plantearon ningún problema. En agradecimiento a su comprensión, diseñé en exclusiva una pequeña colección para la ocasión con la nueva firma Victor PaO. Esta colección, Geotropix, es mi propuesta para la temporada primavera verano 09. En ella hay dos líneas, una de imagen y una más urbana street. Ambas serán comercializadas en mis puntos de venta, que espero sean cada vez más. 

¿Qué ha sido lo más duro de sacar adelante esta temporada en solitario? Lo más duro ha sido compaginar el trabajo de cada día: diseñar, patronar, coser, coordinar mi equipo… con las múltiples obligaciones derivadas de la separación de mi ex-socio: cambios legales, bancarios, administrativos, cambio de local, etc. 

¿Y lo más gratificante? Darme cuenta de que todos aquellos que me apoyaron en mi etapa Luxoir, amigos, familia, proveedores, talleres y periodistas, siguen apoyándome ahora y alentándome a seguir adelante. Me considero muy afortunado por poder hacer lo que me gusta y me siento muy agradecido con la vida que me ha tocado y la gente que me rodea. 

Planes futuros… A medio plazo, quiero abrir al público mi estudio-atelier en mi nuevo local del casco antiguo de Valencia. Tengo ganas de poder recibir a mis clientes y hacer a medida los diseños que presento en pasarela. A largo plazo espero seguir aprendiendo y presentando mis diseños en otras ciudades, en otros países y en otros continentes. Persigo seguir enriqueciéndome con mi trabajo y creciendo no sólo como diseñador, sino también como persona. La intensa experiencia que te aporta el mundo de la moda, te enseña muchas cosas más allá del entorno del sector, porque tratas directamente con mucha diversidad de contextos… y de gente. Muchas veces, muy interesante.