Blogs

Entradas con etiqueta ‘corsetería’

El placer de lo íntimo

Lunes, 27 Abril 2009

carinelingerie.JPG

El arte de la corsetería se ha perdido. Lo práctico se ha impuesto a la belleza, aunque las firmas de lencería intentan fusionar ambas cosas. Lo cierto es que el esmero en la lencería es cosas del pasado. La célebre editora de moda Diana Vreeland tenía una boutique de lencería en Berkeley Square (Londres) a finales de los años 20. Aquel fue su primer trabajo y allí peregrinaba toda la buena sociedad del momento. Cuenta en su biografía D.V. (Da Capo Press) “Mona William podía llegar y gastar 5000 dólares –sólo en sábanas– que, por supuesto, era una suma enorme”. Allí es donde conoció a Wallis Simpson en un momento pre-realeza en que ni siquiera era considerada una mujer elegante según Vreeland. Diana siempre se encontraba viajando a París en una eterna busqueda de los tejidos y materiales más suntuosos y delicados (y de diseños, ya que copiaba los modelos parisinos, aunque la mayor parte de la producción la realizaba en un convento español de Londres. 

Aquellos tiempos en que las damas se hacían las negligés y las combinaciones a medida pasaron a la historia. Como pasaron las tardes en los probadores de las míticas corseterías madrileñas como La Jouvence, Milly, Lupe, Asensio, El escudo de Sevilla… Pero un nuevo resurgir de la corsetería a medida y de lujo se está dando tímidamente para aquellas sibaritas del vestir (y del vestir en la intimidad). 

En París, la creadora Carine Gilson ha recuperado el sabor de lo tradicional en lo que ha denominado “Lingerie Couture”. Sus creaciones de caída suave y natural, de roce sensual y terminaciones en el más preciado chantilly, se han convertido en ese lujo íntimo que se reserva con veneración. Es como ese bombón que se guarda para disfrutar en un momento especial. En España sus colecciones se pueden adquirí en las boutiques de Andrés Sardá de Madrid y Marbella.