Blogs

Entradas con etiqueta ‘cultura’

Descubrimientos creativos y escandalosos

Martes, 13 Septiembre 2011

katya2.jpg

He de confesar que este año la pasarela de Valencia me ha pasado inadvertida. La ‘vuelta al cole’ de Septiembre llegó con un pequeño cúmulo de trabajo que me ha tenido desconectado del mundo (Facebook incluido). Estaba almorzando el viernes tan tranquilo y veo en el informativo de las 15:00 h. que los desfiles de Valencia están teniendo lugar, y claro me tuve que decir “eres humano, no tienes el don de la ubicuidad, ya repasarás todas las colecciones cuando te desahogues de trabajo”, y seguí comiendo sin remordimientos. A la media hora me entró la curiosidad (sí, la que mató al gato) y me conecté a Internet para echar un vistazo a la Valencia Fashion Week y lo primero que se descarga en mi buzón de correo es un mensaje de mi colega y amigo Ramón García que me decía (que me perdone por difundir el mensaje):

“Sé que eres antisemanasdelamodadeprovincias, pero también sé que te gustan los nuevos diseñadores. No sé nada de moda, pero hoy he estado en el backstage se Dragomir Krasimir (o algo asi) y la colección es espectacular. De hecho, finalmente le han dado el premio al mejor nuevo diseñador.Échale un vistazo porque te va a encantar.

Q sepas q no tengo nada acordado con él y no le conozco de nada, pero dará mucho que hablar.

Besos!!!”

dragomir.jpg 

Gracias Ramón, de corazón, porque me conoces muy bien (excepto por lo que soy anti eventos descentralizados, que no es el caso, lo que estoy es en contra de los mediocres que hacen cosas cutres, y ese no es el caso de Valencia). Y sí, estabas en lo cierto, Dragomir Krasimir me parece de lo más interesante, tanto como para compartirlo con vosotros. Por ahora la información sobre este diseñador emergente es exigua, así que prometo informarme.

Y de Valencia a Nueva York. Ya que esto va de “descubrimientos” os mostraré mi gran revelación de esta edición de la semana de la moda neoyorquina: Katya Leonovich, una moscovita que ha sido ganadora de diversos galardones como el de Mittelmodal, la Smirnoff International Competition y el Nadejda Lamanova de la Federación Rusa. Ha estudiado en París, Roma y su ciudad natal, Moscú, consiguiendo un estilo compositivo muy particular para su Costura. Y que yo sepa no es una recién llegada, solo que a veces hace tiempo para conseguir ponerse bajo el foco. Abajo os dejo imágenes de la presentación de su colección primavera/verano 2012, y encabezando este post tenéis una imagen de su colección de esta temporada otoño/invierno 2011/12 (les gustará a los amantes de Rodarte).

katya.jpg

Para terminar quiero hacerme eco de algo que bulle en Facebook. Esta es labor de blogueros con espíritu crítico: Raquel Gratistotal se hacía eco de una información que había encontrado Di-Pordior, que había dado con un BOE en que se enumeraban empresas agraciadas con el número de la lotería de las subvenciones. Me he leído el BOE y dice textualmente:

“Orden CUL/2376/2011, de 16 de agosto, por la que se conceden ayudas a la inversión en capital para incrementar la oferta legal de contenidos culturales en internet y para promover la modernización, innovación y adaptación tecnológica de las industrias culturales y creativas, correspondientes al año 2011.”

Y a continuación entre los agraciados descubrimos a Amaya Arzuaga (60.000 €), Devota & Lomba Estudio (65.000 €) y Egotherapy-Juanjo Oliva (49.000 €).

Y yo me pregunto de la forma más incente: ¿Cómo encajan las webs comerciales y tiendas virtuales de los diseñadores en “incrementar la oferta legal de contenidos culturales en internet y para promover la modernización, innovación y adaptación tecnológica de las industrias culturales y creativas”. ¿Los señores de Cultura no saben distinguir entre una web cultural y una web comercial? ¿Qué es lo próximo, que le den una subvención a la web de El Corte Inglés por su contribución a la Cultura? Gracias blogueros por rescatar estos datos.

Cuestión de cultura “fashion”

Lunes, 26 Enero 2009

vionnetarchive1937.JPG

Una guerra por hacerse con el (¿cómo llamarlo?) “patrimonio fashion” se ha desatado en el Reino Unido. El gobierno británico de Su Graciosa Majestad está demorando temporalmente su decisión sobre el permiso de exportación de 11 de los vestidos de Madeleine Vionnet para ver si consiguen reunir el dinero para comprarlas y que estas piezas se queden en el país. El Department for Culture, Media and Sport dijo el pasado viernes que le gustaría que algún museo británico se quedara con estas auténticas joyas entre las que se incluyen verdaderos tesoros como un vestido de chantilly negro con lazos de terciopelo de 1938 y un traje de noche en tul durado de 1939. El actual poseedor de estos 11 vestidos, que no se ha dado a conocer, ha pedido exportarlos porque el Musée des Arts Décoratifs de París está interesado en adquirirlas. Este museo ya posee gran parte de la obra que la diseñadora donó personalmente en 1952, y están planeando una magna exposición sobre la creadora francesa que abrirá sus puertas en junio. Los vestidos de la disputa fueron adquiridos directamente del atelier de Vionnet por una misma clienta entre 1929 y 1938, y el Ministerio de Cultura británico ha tasado un justiprecio de 450.000 libras que espera se reúna antes del 22 de abril, fecha fijada para tomar la decisión sobre la licencia de exportación pedida. 

Ojala el “patrimonio fashion” fuera tan valorado en España en sentido amplio. España, para ser verdaderamente una potencia en el diseño de moda, debe conocer bien el presente del sector, cosa que gracias a las nuevas tecnologías y al esfuerzo de los medios digitales no es difícil. Pero más necesario es conocer su futuro (avances técnicos, innovaciones en tejidos, futuras tendencias de consumo…) y el pasado. Y ahí patinamos un poco. ¿Quién se ocupa de recuperar la memoria de los modistos pre-democracia? Parece que todos aquellos que trabajaron en la moda antes del 1975 están condenados al olvido. ¿Suenan los nombre de Herrera y Ollero, Pedro Rovira, Carlos Berges, Eusebio Márbel…? Pues debería realizarse una activa recuperación de nombres y una exhaustiva puesta en valor, como los franceses, británicos y americanos hacen con los suyos. Menos mal que nos queda El Museo del Traje, aunque sus recursos no estén a la altura de su misión y se vean sometidos a la obligación de desplegar toda su imaginación y buen hacer para compensar las limitaciones. 

¿Por qué no existe en España una gala como la del MET donde la flor y nata de la sociedad se reúna para homenajear el pasado de la moda y ayude a revalorizar su presente luciendo con soltura fantásticos vestidos nacionales sobre una espléndida alfombra roja? Ah, claro, porque los Americanos tienen una cultura museística donde se filtra la eficiencia de la gestión empresarial, y para nosotros nosotros… la cultura es eso de lo que se ocupa el Estado, ¿no? ¡O peor! “La moda es una frivolidad y no es cultura de verdad”.