Blogs

Entradas con etiqueta ‘Derek Lam’

Diego della Valle nos tiene en vilo

Viernes, 2 Octubre 2009

hoganpv2010.jpg

Creo que Diego della Valle es un ejecutivo de la moda cojonudo, siempre pensando cómo darle un giro a las firmas de su grupo Tod’s S.p.A. Porque sabe que de la tradición solamente ya no se vive. Ya puedes tener un producto con el prestigio de 300 años de buen hacer, que si no va acompañado de una imagen moderna y vanguardista te lo comes con patatas fritas. Un ejemplo claro es lo que yo siempre he llamado “El Efecto Prorsum”, es decir, la línea de diseño de Burberry que Rose Marie Bravo (ejecutiva de la firma que se unió al grupo en 1997) se sacó de la manga fichando a Roberto Menichetti, primero, y a Christopher Bailey después. ¡Qué buen trabajo hizo Rose Marie Bravo! ¡Bravo por ella! Y contagió a todas las casas centenarias británicas que quisieron un lugar bajo el sol fashionista también: Aquascutum, Daks, Pringle of Scotland…

Pues Della Valle se propuso lo mismo. “Oye –se dijo–, ya que tenemos un producto tan bueno en Tod’s, unos zapatos y bolsos italianos tan chulos, vamos a posicionarlos en el mercado, que la cosa está muy malita con tanta competencia” (obviamente ni yo sé lo que pensó, ni él se expresaría así… pero para hacernos una idea vale). Así que en 2006 nombró al diseñador americano Derek Lam como director creativo del su buque insignia, Tod’s.

¿Y todo esto a qué venía hoy? ¡Ah, sí! A que me encanta la línea de ropa que Thakoon Panichgul ha creado para Hogan, otra de las firmas del grupo Tod’s S.p.A de perfil más asequible. En esta ocasión Panichgul ha prescindido de los maniquís de plástico y ha usado modelos de verdad como un modo de reafirmar el hecho de que la ropa está dejando de ser un complemento a los bolsos y está cobrando identidad propia. Lo que ha presentado es tan coherente con la línea de bolsos que Della Valle seguro que no está defraudado con la elección que hizo para ponerles las pilas a Hogan.

Es curioso como Diego della Valle siempre cuenta con la importante opinión de Anna Wintour para contratar diseñadores. Anna va colocando a sus ‘niños’ con cuidado e inteligencia, y Della Valle, sabiendo que “hoy por ti, mañana por mí”, le da cancha a la Wintour de la espera una repercusión mediática para sus firmas. ¿La próxima? Elsa Schiaparelli. Desde que se hiciera con los derechos de la prestigiosa firma que marcó las décadas de los 20 y 30, los rumores de relanzamiento han sido incesantes. Si “cuando el rio suena, agua lleva” el posible fichaje del belga Olivier Theyskens para revivir Schiaparelli es el Amazonas. Todo confluye para que sea así: Theyskens es de los pocos que tienen el talento para reinterpretar a la gran dama del surrealismo que fue Schiaparelli; Theyskens está sin trabajo desde que Nina Ricci decidiera darle un giro comercial a su línea de moda; Theyskens es uno de los diseñadores favoritos de Anna Wintour… Pero repito, son rumores. También se postulan para ese puesto Roland Mouret y Giles Deacon, o al menos esos dicen las malas lenguas.

Sea como fuere, tendremos que esperar a principios de 2010 para saber cuál es la decisión de Diego della Valle al respecto.

El beso de la mujer… leopardo

Lunes, 12 Mayo 2008

Las reinas de la jungla no pasan de moda. Una primavera más el instinto animal sale a flote. Y es que el leopardo sigue prestando su piel como inspiración a los diseñadores que buscan hacer las delicias de mujeres que no tiene  miedo a la rotundidad de estos estampados. 

No vamos a negar que los ‘animal prints’ (estampados animales), y en concreto el de leopardo, son tremendamente difíciles de encajar en el armario. Mal llevados pueden hacer caer a quien los viste en el cliché de nostálgica de los 80, amante de aquellas power women de culebrón lujoréxico como Dallas, Dinastía o Falcon Crest. Pero bien llevados, es decir, con medida, refuerzan la personalidad y trasmiten una inestimable impresión de autoconfianza, fuerza y poder

¿Consejos? Discreción al usarlo. No dejar que el leopardo se imponga a la mujer. Aquí hay que rescatar una de las célebres citas de Coco Chanel: “Viste vulgar y sólo verán el vestido, viste elegante y sólo verán a la persona”. Esta es una máxima en este caso. Discreción, discreción y discreción. Huir del total look, a menos que se trate de vestidos como el que se puede encontrar en la colección de CH de Carolina Herrera cuya impronta de delicadeza en el corte anula la rotundidad del estampado dejando sólo un sabor chic en la apreciación general del look. 

A la hora de combinar este estampado lo más inteligente es no buscar el contraste agresivo de colores y recurrir a la gama de los marrones, caqui y negro, que son una extensión del estampado en sí, aunque esta temporada el blanco se conjuga con gracia en propuestas como la del americano Derek Lam, que pone un toque safari es el estilismo. 

Menos claro, por no decir totalmente inadecuado, vemos su combinación con otros estampados, especialmente los de inspiración animal como el ‘cebra’, visto en el desfile de Salvatore Ferragamo. ¿Exótico? Sin duda. ¿Correcto? No nos responsabilizamos del resultado final. 

La firma Yera, de El Corte Inglés, aplica el zoom a las manchas leopardinas y las convierte en maxi-estampados que pasan de las prendas a los complementos. Zapatos y bolsos de este estilo son tan rotundos que exigen elegir: o zapatos o bolso, y evitar que coincidan, mucho más si se viste alguna otra prenda que haga juego.  

animal-prints-08.jpg