Blogs

Entradas con etiqueta ‘desfiles’

Desfiles ultrademocráticos

Mircoles, 8 Octubre 2008

vitorrolfinternet.JPG

Ahora que ya ha terminado el circuito de pasarelas internacionales (Nueva York-Londres-Milán-París) voy a confiarles algo: hacer pasarela es un auténtico coñazo (y perdóneme una expresión tan ordinaria).

Pasas todo el día pateándote la ciudad para arriba y para abajo, buscando los insólitos emplazamientos que los diseñadores eligen para sus desfiles. Y después de fiesta… Puede que parezca glamuroso, pero lo cierto es que para aquellos que vamos a trabajar y no a socializar es realmente agotador. Además de frustrante para todo aquel que quiera ser mínimamente exhaustivo, como es mi caso, porque te ves obligado a dejar de ver muchas cosas que al final pesan más que lo que sí has conseguido ver.

Primero debes elegir a qué semanas de la moda vas, porque hacerlas todas no es viable, ya que te pasarías dos meses fuera de casa sin ver a la familia. Es decir, si incluimos la Alta Costura y las colecciones masculinas, al final son seis meses al año en que no duermes en tu cama. Después, por los solapamientos en los calendarios, te ves obligado a elegir entre desfiles. Si sacrificas la de los jóvenes y desconocidos diseñadores a lo mejor te estás perdiendo un momento histórico, el nacimiento de una nueva estrella. Si sacrificas desfiles importantes te quedas con ese mal sabor de boca de haberte perdido una propuesta esencial para la próxima temporada.

Créanme, ir a los desfiles no es nada práctico, porque como crítico al final tienes que echar mano de los lookbooks para recordar las colecciones (son tantas las que ves que todo se fusiona en tu cabeza) y con la rapidez que todo sucede en un desfile pierdes muchos detalles que después tienes que estudiar más detenidamente a través de las fotos o con las prendas en la mano. 

París terminó de presentar las colecciones para la primavera/verano 2009 y nos dejó una de las iniciativas más sorprendentes. Viktor & Rolf se apearon de la pasarela. Recibimos un mail anunciando que Viktor Horsting y Rolf Snoeren decidieron hacer un desfile virtual para todos, no sólo para prensa y compradores. Sólo tenías que conectarte el día 2 de octubre a su website. Era una experiencia inquietante, ¿cómo resultaría? 

Pues allí estaba yo, el día 2 a eso de las nueve de la mañana encendiendo el ordenador para ver cómo se lo habían montado. Y para ser sincero he de decir que el resultado ha sido estupendo. A parte de ser una de las mejores colecciones de estos diseñadores, el montaje es realmente bueno: un desfile de una sola modelo, Shalom Harlow, que entra y sale del backstage, coincidiendo con ella misma sobre la pasarela, como si de una legión de clones de la Harlow se tratase. 

Estoy seguro que este ‘invento’ les ha salido mucho más barato que montar el acostumbrado desfile de aforo limitado, y que la atención mediática no se ha resentido (yo lo he visto reseñado en el WWD como si fuera un desfile más de los acaecidos ese día en París). Cabría preguntarse si la moda española no necesita de una alternativa de este género. Después de todo, los grandes críticos y tastemakers de la moda internacional, léase Anna Wintour, Suzy Menkes, Hillary Alexander o Cathy Horyn, NUNCA sentarán sus reales posaderas en los asientos cibelinos, ¿no sería mejor ponerles los desfiles directamente en sus ordenadores? Más posibilidades de que los vieran habría sin duda. Y mientras dejo esta reflexión en el aire, les sugiero que vean el desfile de Víctor & Rolf.

Viktor & Rolf

Milán Hombre… Get ready!

Domingo, 22 Junio 2008

preparativos.JPG

Ayer sábado, día 21 de junio, dio comienzo el verano, y con él se puso en marcha el circuito de pasarelas que nos traerán la moda que se llevará en la temporada primavera/verano 2009. Las colecciones masculinas son las primeras en salir a la palestra, a continuación será la Alta Costura parisina, y ya en septiembre nos subiremos al carrusel del prêt-à-porter femenino. 

El sábado, a las 10 de la mañana, Milán inauguró su Semana de la Moda masculina con el desfile de Gaetano Navarra, y no será hasta el martes 24 cuando se cierre esta cita justo cuando las luces del desfile de la firma Byblos se apaguen. Inmediatamente, los compradores y los editores de moda harán las caóticas colas aeroportuarias para a la mañana siguiente ocupar el asiento con su nombre (o el primero que pillen, según el estatus de cada cual) en los desfiles parisinos. Un total de 10 días en que se verá de todo y para todos los gustos. Un no parar de anotar ideas que pueden convertirse en tendencias si se repiten en varios desfiles, descalzándote con disimulo después de que en el quinto desfile del día te hayas cruzado la ciudad de punta a punta cinco veces. 

Los retrasos, indispensables, te enervan. “Si tarda mucho más en empezar no tendré tiempo de llegar al siguiente desfile que me interesa”. Una media de 11 desfiles diarios, de los que un editor de moda asistirá a 5 lo máximo, no por falta de ganas o fuerzas, sino de tiempo. Y para colmo las presentaciones paralelas a los desfiles, que terminan siendo breves paradas en el camino que te lleva de un desfile a otro.  

Si encima quieres plasmarlo todo en un blog dependes de que te suministren los recursos gráfico apropiados, que no siempre llegan con premura, aunque los eficientes y hiperactivos relaciones públicas se aseguran de que tengas las fotos en cuanto las recibe. A todos ellos, los italianos y españoles, que dan la impresión de trabajar a un ritmo 24/7 (24h / 7 días a la semana), muchas gracias por su diligencia. Por eso, aunque desde aquí tratemos hacer un resumen más o menos ordenado de lo visto en Milán, habrá pequeños saltos temporales que dependerán de cuando dispongamos de las fotos.  

Sólo resta decir… ¡Allá vamos!