Blogs

Entradas con etiqueta ‘Dsquared’

La maravillosa levedad del ser… y del perfume

Viernes, 25 Mayo 2012

perfumes-2-ruleta-de-color.jpg

Fotografía: Ernesto Castillo para Fondo de Armario

La gente pasa de cualquier mínima regla de urbanidad y buena educación cuando se trata de moderar su expresión olfativa. ¿Qué quiero decir? Que no puedo soportar más eventos sociales en los que las señoras (y señores también) apuestan por sus perfumes más potentes sabiendo que el espacio en que se celebra es pequeño y cerrado, que habrá otras doscientos congéneres con la misma pretensión de sobresalir por su buen olor. Perdone usted, si quieres ser el centro de atención concéntrese en vestir para ello y conviértase en el objetivo de todas las miradas, pero no sature más el ambiente.

Esta reflexión no es de ayer ni de la semana pasada, sino que de pronto recordé la presentación de una colección de sombreros realizada en un minúsculo espacio en el que el olor a sushi del catering, el pestazo de laca que rodea cual halo celestial a estas señoras de visón y casco de peluquería, y el ambientador de la tienda, hicieron una mezcla altamente volátil cuando unas 200 mujeres optaron por sus armas de destrucción masiva olfativas.

Un perfume potente, que puede ser un valor a destacar en eventos al aire libre o en momentos de intimidad de piel con piel (si después no tienes que dormir con ello), se convierte en un gran error cuando tendemos a la aglomeración en espacios cerrados. Al elegir un perfume tienes que tener en cuenta a dónde vas, con cuánta gente te reunirás y el efecto global de todos los perfumes. Ya sé que es difícil, pero por algo las casas perfumeras se afanan todas las temporadas en sacar aromas ligeros y ediciones suavecitas de sus fragancias más conocidas.

Y cuando es verano, más. Debe ser algún tipo de resorte psicológico pero los olores intensos potencian el calor que siento. Supongo que por eso hablamos siempre de aguas de colonia ligeritas o fresquitas para verano.

Hoy  he hecho una pequeña selección de 7 perfumes pensados para narices sibaritas y delicadas (para ellas y para ellos):

Eloquium de Cor Sine Labe Doli (100 ml. 195 €), el perfume unisex insignia de esta casa italiana de vanguardia con un sabor muy mediterráneo.

J’adore L’eau de Dior (75 ml 69 €), una interpretación de François Demachy del bouquet emblemático de J’adore donde la Magnolia se convierte su olor distintivo.

Quizás, Quizás, Quizás Pasión de Loewe (50 ml. 64 €), una explosión de mandarina asiática que se transmuta en Magnolia, Fresia y flor de Naranjo.

Ange ou Démon Le Secret de Givenchy (50 ml.  79 €), dulce, amaderada, frutal y decididamente sutil.

Rose Glacée de Armand Basi (50 ml. 48 €), un toque del frescor de una rosa recién cortada, bañada por las gotas de rocío que deja el alba.

HE Wood de DSquared2 (50 ml. 54 €), con notas de salida de abeto blanco, ámbar vegetal y almizcle, muy masculina.

Moment de Bonheur de Yves Rocher (50 ml. 32,60 €), inspirado en la elegancia y la bohemia del viejo París.