Blogs

Entradas con etiqueta ‘El Ganso’

El Gansó vuela alto… Textualmente.

Lunes, 14 Noviembre 2016

_alo7998.jpg

Cómo han cambiado los uniformes de Iberia desde aquellas vestimentas cuasi-militares de sus primeros pasos, allá por mediado de los 40s. Desde entonces la compañía ha mantenido un compromiso indudable con el diseño español, y los más insignes creadores patrios han firmado los looks de la tripulación de sus vuelos. Desde Pedro Rodríguez (1954) a Adolfo Domínguez (2005), pasando por Manuel Pertegaz (1968), Elio Berhayer (1972), o Alfredo Caral con confección de Cortefiel (1987).

Volvemos a asistir a una nueva puesta de apunto de la imagen de los tripulantes de cabina de pasajeros (TCPs), concretamente de la enseña Iberia Express, esta vez de la mano de otra empresa española de gran proyección: El Ganso. “Estamos muy satisfechos con el resultado final de esta relación con El Ganso. Los nuevos uniformes están a la altura de nuestros TCPs y reflejan perfectamente nuestra esencia de compañía y todo aquello que de una u otra forma siempre intentamos transmitir a nuestros clientes: calidad, cercanía, frescura, innovación, originalidad…” declaró Fernando Candela, presidente y consejero delegado de Iberia Express. “Los uniformes son uno de los símbolos más representativos de una aerolínea y sin duda este cambio tendrá un impacto muy positivo en la imagen de Iberia Express, con el valor diferencial que representa vestir con la clase y distinción de El Ganso“.

Los nuevos uniformes están diseñados en España y fabricados en Europa con tejidos de alta calidad y están inspirados en los colores corporativos de ambas compañías: amarillo, rojo y marino. Además, ofrecen a los TCPs una gran flexibilidad para realizar su trabajo con total comodidad, identificándose perfectamente con su carácter joven y entusiasta, que es el elemento más característico de la tripulación de cabina de Iberia Express.

En el caso de los hombres, que es de lo que nos encargamos en este blog, el uniforme se compone de abrigo con el emblemático detalle tricolor en el bajo cuello y forros; americana desestructurada; cárdigan marino; corbatas tricolor; camisa cuello italiano; sobrefalda; y pantalón caja alta con detalles en bolsillos. “Nuestro objetivo con la renovación de los uniformes era conseguir que nuestros TCPs se sintieran orgullosos y perfectamente identificados con la imagen de Iberia Express, a la vez que totalmente cómodos en el desempeño de sus funciones. La alta calidad y flexibilidad de las prendas de El Ganso, unidas a su diseño innovador, joven y desenfadado sin duda lo han conseguido” en palabras de Eugenia Alonso, responsable del departamento de TCPs de Iberia Express y encargada del proyecto.

Un encuentro casual entre el consejero delegado de Iberia Express, Fernando Candela, y el cofundador de El Ganso, Clemente Cebrián, en 2014 fue el germen de este proyecto. “Con esta colaboración con Iberia Express El Ganso vuela más alto y más lejos con la mejor compañía. La ilusión y motivación de esta colaboración se ha extendido rápido por toda la empresa y ahora debemos transmitirla también a nuestros clientes y colaboradores, al fin y al cabo, es la primera vez en la historia de la marca que diseñamos y producimos un uniforme para una aerolínea”, destaca Clemente Cebrián.

Antonio Marcos, gerente de diseño de la colección de hombre de El Ganso: “Estamos orgullosos de poder vestir a los padres, a los hijos y a los abuelos”

Mircoles, 28 Octubre 2015

antonio-el-ganso.jpg

Todo empieza en 2004 con un propósito muy simple en apariencia: ofrecer moda de calidad, con un importante componente de ‘diseño’, con la garantía del ‘made in Europe’, a un precio asequible. Esa era la razón de ser de El Ganso. La deriva que ha tenido la empresa durante esta última década supongo que jamás cupo en los más enfebrecidos sueños de sus fundadores, los hermanos Álvaro y Clemente Cebrián. Hoy El Ganso está presente en 10 mercados con 114 puntos de venta. Un crecimiento ha sido tan impresionante que entraron en el radar de una de los mayores emporios del lujo, LVMH, que recientemente ha entrado en el capital del grupo textil español (ha adquirido el 49 % de su sociedad Acturus Capital) a través de L Capital, el fondo de inversión del grupo francés. Ello ayudará El Ganso a consolidar su liderazgo en su segmento de mercado y a continuar con el plan de expansión en Europa y otras regiones como Latinoamérica, EEUU y Asia.

Su línea masculina se codea sin sonrojo con firmas internacionales de primer nivel y se ha convertido en imprescindible para caballeros que cuelgan en sus armarios prendas de Ralph Lauren, CH Carolina Herrera o Hackett London. Nos acercamos al universo masculino de El Ganso de la mano de Antonio Marcos, gerente de diseño de la colección de hombre, que arribó a esta casa tras pasar por Scalpers, Loewe o CH Carolina Herrera.

El Ganso es una de las firmas de moda con el crecimiento empresarial más significativo que hemos podido ver últimamente. ¿Cómo afecta esto al diseño? ¿De qué forma están evolucionando las colecciones para llegar a un público cada vez más amplio? Nuestro esfuerzo radica en la renovación respetando siempre las raíces de El Ganso. Trabajamos fundamentalmente para adaptar las tendencias a nuestra marca buscando que las colecciones sean versátiles y contemporáneas. Tratamos de ofrecer una gran variedad de producto de manera que cualquier tipo de cliente que entre en nuestras tiendas pueda encontrar la prenda perfecta para cada ocasión, desde looks urbanos y sofisticados a otros más relajados y divertidos.  En definitiva, la marca ha llegado más lejos y está encontrando un público diferente.

elganso-1.jpg

Conceptualmente El Ganso ha evolucionado mucho respecto a su fundación, y su público objetivo se ha sofisticado. Ahora se busca un target más ‘alto’ (un hombre que busca más calidad, estilo y alta gama) de alguna manera. El Ganso ha crecido del mismo modo que nuestros primeros clientes, hoy día la edad media de nuestro público es de 38 años. En ese crecimiento, hemos mejorado las calidades, puesto un enorme interés en la confección y hemos evolucionado a un estilo actual que sigue siendo muy Ganso. Dicho esto, estamos orgullosos de poder vestir a los padres, a los hijos y a los abuelos, ya que, como decíamos antes, nuestras colecciones son muy amplias y versátiles. No sólo ideamos y fabricamos todo en Europa, sino que además nuestros proveedores de tejidos están entre los más reconocidos del mundo por calidad y por diseño. Aún así, seguimos ofreciendo un producto a un precio razonable.

¿Cómo definirías al hombre que viste de El Ganso? El hombre que viste de El Ganso es una persona elegante a la que le gusta poner cierto color y alegría en su vida. Combina  a la perfección la formalidad de ciertas ocasiones con el estilo casual y es un hombre de mundo comprometido con el medio ambiente.

¿Qué es lo más significativo de la línea masculina en cuanto a “identidad”? La personalización a través de elementos menos evidentes, como los estampados corbateros o los lunares, aplicados a prendas clásicas. Las camisas de tinte índigo y las camisas de motivos, junto con prendas de manga y pantalones que respiran en sus detalles ese mismo ambiente, son probablemente las características que más identifican la colección actual y que más nos diferencian.

¿Cuándo desembarcas en El Ganso qué objetivos personales te planteas respecto al futuro de la línea masculina? Particularmente uno de mis objetivos es contribuir a que la marca crezca, aportar experiencia, conocimientos técnicos y, en la medida de lo posible, hacer evolucionar a la misma, manteniendo su carácter tan reconocible. En este momento, en el que la marca debe adaptar las tendencias a su ADN, es un orgullo participar en la articulación de un discurso renovado y coherente. Creo que vamos por el buen camino.

elganso-2.jpg

¿Y qué es lo que más te impresionó de la firma que te encontraste una vez que te sumergiste en sus entrañas? La ilusión y la perseverancia de todo el equipo han sido dos de los elementos que más me llamaron la atención al llegar a El Ganso. En la compañía se respira optimismo, buen ambiente, compañerismo y, por encima de todo, hay muchas ganas de hacer cosas y de crecer haciendo equipo.

Hace poco habéis incorporado al equipo de diseño a Antonio Riera, ¿qué crees que os va a portar su experiencia en firmas como Carolina Herrera, Cortefiel o El Corte Inglés? El refuerzo del equipo de diseño siempre es una buena noticia para los que trabajamos en él. Mi incorporación hace ya más de un año al equipo de Álvaro y Alejandra surgió por la necesidad de aportar otro punto de vista, en esta misma línea Antonio Riera nos ayudará con sus conocimientos, una mirada fresca y trabajará con nosotros para que El Ganso no deje de reinventarse. Además, tiene un estilo personal muy Ganso a la vez que trabaja conectado a las tendencias.

¿Entonces hacia dónde os dirigís? El Ganso se encuentra en una etapa muy bonita de crecimiento y expansión internacional. Tenemos por delante un futuro repleto de retos que iremos superando con ilusión, ganas y trabajo en equipo.

¿Qué tendencias o líneas de trabajo de la colección de otoño/invierno destacarías? De esta colección destacaría los tejidos nuevos de camisería con tratamientos diferentes y con una presentación “soft”, nuevos modelos de cuellos más pequeños y detalles más sutiles. Como novedad en los pantalones, incorporamos la micropana y la sarga lavada además de los detalles estampados. En cuanto al punto, lanzamos nuevos modelos apostando por los colores melange. En la colección de prenda exterior, además de los abrigos clásicos, ofrecemos prendas técnicas, tejidos con membrana, encerados y patrones nuevos, como los abrigos sin hombreras, los chalecos acolchados o las parkas.

elganso-3.jpg

Sois unos renovadores de la sastrería clásica. La sastrería ha evolucionado hacia prendas más desestructuradas en las que las entretelas rígidas dan paso a aspectos más naturales y relajados. La colección, además de los elementos tradicionales, se renueva haciendo americanas con bolsillos de parche, sin hombreras y sin forro. Todos los tejidos que van desde algodones atemporales a lanas más invernales, son de altísima calidad y siempre fabricados en Europa por los mejores proveedores. La extensa colección de chaquetas, ofrece desde lisos hasta cuadros ventana, pasando por espigas, tartanes y estructuras. Hemos potenciado la presencia de detalles más actuales con forros e interiores de cuello con estampados de topos, motivos corbateros, etc.

Y también habéis hecho una apuesta importante por el calzado. La renovación en el calzado es notable, nuestros modelos más clásicos de deportivas y zapatos se actualizan con forros estampados y detalles camiseros y de corbatería. Introducimos una gran variedad de modelos nuevos con pieles y antes de gran calidad: blucher, loafer, monk, derby, desert boot, derby crepe, worker boot, etc. Si hablamos de versatilidad, esta colección es un gran exponente.

Como consumidor, ¿con que prenda de esta colección te quedarías si solo pudieras elegir una? ¿Y de entre los accesorios de la firma? La respuesta no es fácil, ya que dejo fuera muchos productos muy atractivos que encajan perfectamente con mi gusto personal, pero si he de decidirme por una sola prenda, sería el blazer de punto azul marino. Es un tejido italiano muy especial llamado “giro inglese” y el patrón de la prenda es totalmente desestructurado y sin forro. El zapato “blucher” color burgundy es otro elemento de la colección que me entusiasma.

Reglas de coordinación (I)

Lunes, 9 Noviembre 2009

retro-el-ganso.jpg

Una vez, en una conferencia que daba la insigne Covadonga O’Shea, ex-directora de Telva, esta dijo que ella prestaba una máxima atención a los zapatos de los demás, ya que por los zapatos se puede conocer a la persona que los lleva. Enseguida me miré los pies: zapatos marrones, clásicos, deslustrados, baqueteados, cómodos, realmente anodinos… ¡Oh, Dios mío, esos zapatos eran YO! Así que no pude más que darle la razón a la señora O’Shea y desde entonces lo primero que miro de la gente que me presenta son los pies.

Si hay algo que no soporto es que la gente lleve los zapatos por libre, es decir, cuidan muchos su imagen, la planifican, la depuran cada mañana frente al espejo… y después se ponen los primeros zapatos que tienen a mano (que es justo lo que hago yo, por eso me odio tanto y me repito en el espejo “tío, no te soporto”, porque tengo manías que ya no puedo tolerar).

Alguien me dijo el otro día que debía escribir un libro que estableciera reglas matemáticas para conjuntar la ropa, para que aquellos sin ningún sentido de la coordinación pudieran tener un punto de referencia en su vida. Medité sobre ello, y es que la verdad es que no hay reglas fijas, es cuestión de impacto visual. Por supuesto, si llevas un cinturón marrón no deberías llevar zapatos negros, y viceversa… y cosas así, pero eso ya es cuestión de sentido común. Las mujeres siempre han creído que los zapatos han de ir conjuntados con los bolsos, y yo en eso no estoy nada de acuerdo, es más, me parece que conjuntar dos complementos tan visibles da cierta rigidez a la imagen.

Para mí, la piedra angular de toda imagen es la chaqueta que se use. Lo determina todo TODO. En el caso del hombre la camisa ha de elegirse en función a la chaqueta, los pantalones no pueden desentonar con ella… es más, creo que es la prenda que te defina 100%. Un ejemplo: llevo una chamarreta de cuadros de aires vintage, como la que muestro de El Ganso, pues está claro que tengo un espíritu un tanto bohemio pero práctico, un poquito romántico y creativo, pero sin extremismos… nada de lo que nos pongamos puede decir más sobre nosotros. O pongamos por caso la chaqueta de punto de Hackett de más abajo: intelectual pero pragmático, conservador pero con ese puntito progre que ponen las coderas…Hemos elegido la chaqueta (consciente o inconscientemente) para que lance un mensaje claro sobre nosotros, ¿vamos a estropearlo con unos zapatos que no estén a la altura? En ambos caso he elegido unas zapatillas para ‘des’-formalizar el look, y en ambos caso he buscado la coordinación con las chaquetas.

Ahí tenemos una buena regla a seguir: coordinar los zapatos con la chaqueta. Una vez más la chaqueta es la piedra de toque de todas las demás decisiones que tomamos al vestirnos. No es que busquemos una ‘identidad’ entre chaqueta y zapatos, pero sí una ‘identificación’.

Conclusión: me encantan los aires retro en el mundo masculino.

retro-look-2.jpg