Blogs

Entradas con etiqueta ‘elEconomista’

2011… un año para conmemorar

Sbado, 1 Enero 2011

agustin8aniversario.jpg

Pues ya estamos en 2011, señores. Felicidades por haber cruzado esa ambigua frontera que nos separa un año de otro y que nos da esperanza de encontrar frente a nosotros 365 días más prometedores que los que acabamos de dejar atrás. Yo os deseo a todos que así sea, y no creo poder equivocarme en los buenos augurios dado el difícil 2010 que acabamos de clausurar. Pero claro, en estas cosas nunca se sabes, es mejor no preguntarse qué más puede salir mal, porque seguro que algo se puede empeorar.

Yo afronto el 2011 lleno de optimismo, creo fervientemente que todo va a empezar a ir mejor y que por fin dejaremos de prestar atención a esa entelequia fascista llamada ‘mercados’ que nos tiene amargados. Os recomiendo fervientemente el libro de Antonio Baños Boncompain llamado La economía do existe de la editorial Los libros del lince.

Pero de lo que yo os quiero hablar es de moda. Este año que dejamos nos ha deparado una sucesión de sinsabores, pero quizás el que más tocados nos ha dejado es la muerte de Alexander McQueen. Una muerte prematura e incomprensible que a todos nos ha hecho reflexionar sobre nuestra propia vida y hasta qué punto el éxito en el trabajo puede compensar lo que ocurre en otros ámbitos de nuestra existencia. Todo ha de tener su justa medida, ni hay que minusvalorarlo ni sobredimensionarlo, y el trabajo (y el éxito) no debe ser el motor de nuestra razón de ser, porque cuando llega a nosotros una verdadera tragedia (caso de McQueen) podemos perder pie y no encontrarle sentido a nada.

Yo puedo considerarme un privilegiado en el terreno laboral ciertamente. Tengo una buena cartera de clientes de prestigio que me hacen interesante este acto tan burgués que es el trabajar y al que todos nos hemos de someter por imperativo vital. Desde hace dos años es rara la semana en que no recibo el mail de un colega anunciando que prescinden de él en su empresa y donde nos pide a todos que estemos atentos por si surge una oportunidad laboral que encaje con su perfil. Es triste no poderles ser de ayuda en la mayoría de los casos.

Este año que hemos empezado marca mi DECIMO ANIVERSARIO en el mundo de la moda. Fecho mi ‘debut’ en la aparición de mi primer artículo profesional. Esto ocurrió en el número 16 de Neo2 (marzo-abril de 2001), la primera vez que la revista salía en formato grande y cuya portada era Bimba Bose. No sé cómo agradecerle a su director, Ramón Fano, que confiara en un indocumentado como yo y me abriera las puertas, las puertas deluxe de Neo2, al mundo de la moda (aunque ha habido momentos en que se me ha cruzado por la cabeza aquello de “maldito Fano, ¿por qué tendría que echarme cuenta?”). Hasta el día de hoy me considero hijo intelectual de Neo2 y de vez en cuando colaboro en sus páginas. Ellos también están de aniversario pues el próximo número que salga será su número 100.

Después llegaría mi etapa CentroModa, donde ejercí de director de contenidos de NewsFashionWeek.com durante cinco años. He de agradecerle a Pepe Reblet que me diera la oportunidad de meterme en esta guerra de guerrillas que es el periodismo diario y on-line. Todos los recursos profesionales que hoy despliego en mi quehacer los aprendí allí sin más herramientas que el ingenio y un poco de cara dura. Otra cosa maravillosa de aquella etapa fue el tener contacto con un sinfín de jóvenes redactores de moda que empezaban sus carreras y que me dejaron entrar en sus vidas y que hoy puedo contarlos como colaboradores de lujo y amigos: Virginia Fernandez, Che Canterla, Catherine Villota, Pedro Zozaya, Miguel Castillo, Rosa Moreno, Raul Ameijeiras, Noel Falken… la lista sería difícil de reproducir exhaustivamente, así que todos los que no están me perdonen. Otro dato curioso: CentroModa también cumple 10 años en 2011.

En 2006 me subiría al equipo del diario elEconomista. Se trataba de un diario nuevo surgido el 28 de febrero de 2006. En abril ya estaba preparando mi primer texto sobre la colaboración entre Lagerfeld y Rosa Clará aunque no sería hasta después del verano en que mi nombre empezara a aparecer semanalmente en sus páginas. Después llegaría el blog y las coberturas on-line de Cibeles en EcoDiario.es, donde me estáis leyendo en este momento.  Quiero agradecer sinceramente la confianza depositada en mi trabajo tanto al director del periódico, Amador G. Ayora, como al gerente de la división digital, Manuel Bonachela. Han sido cinco años realmente gratificantes. Curioso, elEconomista cumple su quinto aniversario en febrero, otra cifra conmemorativa bien redonda.

No me puedo olvidar de otra de mis cabeceras a la que le tengo un especial cariño no solo porque desde que trabajo con ellos han elevado mi caché profesional exponencialmente, sino porque siempre me he sentido muy valorado por sus dos cabezas rectoras, por su director Javier F. Angulo y su subdirectora María Pardo. Estoy hablando de GQ, evidentemente, donde comencé a colaborar en 2005 y en la que actualmente tengo mi propia columna mensual llamada El Avangardist. Tanto la revista como quienes trabajan en ella hace buena aquella máxima de ‘nobleza obliga’, y ellos son sin duda la ‘nobleza’ del mercado editorial español.

Bueno, y como sé que le va a hacer mucha ilusión, quiero cerrar el tema de agradecimientos a Rubén Vidal, el director de la publicación de tendencias Oci Magazine, que un buen día de 2008 me adoptó como su editor de moda. Siempre he tenido una vocación quijotesca por colaborar con revistas emergentes y muchas por las que aposté cayeron por el camino pero  con Oci la apuesta resultó ser una inversión segura.

Esto suena como un punto final, y nada más lejos de la realidad. Yo diría que el día 1 de enero de 2011 no es siquiera un punto y seguido, sino un el empiece de una nueva páginas que deseo escribir con energías, ideas y ambiciones renovadas. Ya os iré desvelando sorpresas…

¡Feliz 2011!