Blogs

Entradas con etiqueta ‘Enrique Parrilla’

En memoria de Enrique Parrilla

Viernes, 30 Noviembre 2012

enrique-parrilla.jpg

Me parece increíble la idiosincrasia de la moda que se hace en esta ciudad mía de Sevilla. Resulta que el martes empezó lo que se conoce como Moda de Sevilla, que otras veces he reseñado en este blog, y a día de hoy, que se clausura, no he recibido una comunicación oficial, una nota de prensa, un “hola qué tal”…. ¡Nada! Lo comprendo porque creo que es el ayuntamiento el lleva la comunicación directamente, y desde que surgió el evento es desastrosa. Otros años era el técnico del ayuntamiento encargado de esta cita, el desaparecido Enrique Parrilla, el que me llamaba directamente porque no confiaba en absoluto en que desde el departamento de prensa se pusieran en contacto adecuadamente. Creo que todos lo echamos de menos por su empuje, su profesionalidad y su calidez. El sector de la moda sevillana, que siempre se queja de lo poco que recibe, debería ser justo y organizar algún tipo de reconocimiento a su figura, porque Enrique (a pesar de que fuera su trabajo) ha hecho más por la moda de Sevilla que cualquiera de los galardonados con el Botón de Nácar hasta la fecha (o todos juntos, si me apuran).

Pero este sector en general es despreocupado, espera que se lo den todo frito y mascado. El único diseñador/firma que hasta el momento me ha enviado un mail/invitación es Tolentino, la magnífica firma de sombrerería. ¡¡Y sorpresa al leer la invitación!! Dice: “Colección dedicada a nuestro amigo Enrique Parrilla (Allí donde estés, esto va por ti)”. Y es que es verdad que me consta que son muchos los amigos que ha dejado atrás y para los que fue un mazazo su desaparición.

Desde el primer día en que lo conocí, ya no recuerdo ni cómo ni cuándo, hubo buena sintonía porque teníamos circunstancias vitales muy paralelas y nada fáciles. Más allá de esas afinidades lo que encontrabas en Enrique era una persona que creía en lo que hacía, que se preocupaba por los resultados, porque todos los participantes del evento tuvieran su sitio y salieran contentos, que la prensa fuera tratada con respeto… Lo que más me impresionó de él fue algo que traté de asimilar y poner en práctica: la capacidad de poner en valor y reconocer las fortalezas de la materia prima con que trabajaba y ser consciente de las limitaciones que se le presentaban. Él tenía claro que la moda de Sevilla, simplemente por recursos y localización, no podía tener ínfulas parisinas. Pero por otro lado poco le importaba, porque era capaz de reconocer otras virtudes en el sector y trataba de fomentarlas, por ejemplo la gran tradición sastre de esta ciudad.

Ayer hablé con algunos colegas que también tuvieron una relación directa e intensa con Enrique. Por ejemplo, Clara Guzmán, periodista de moda curtida en mil batallas, puntal informativo de la moda sevillana y autora de www.telademoda.com, me contaba que “Enrique Parrilla era un trabajador a la antigua usanza; sí, de esos que se quedaban satisfechos con el deber cumplido. Responsable y entregado, pero sobre todo y en estos tiempos en los que todo el mundo quiere figurar, era el eficiente segundón que está siempre a la sombra pero dando mucha luz. Recuerdo su amplia sonrisa y su bondad sin alharacas. Era un hombre de bien y creo que con eso queda dicho todo”.

Por su parte, Sergio Morantes, periodista de Canal Sur, también me brinda su recuerdo de Parrilla. “Para mí Enrique era el solucionador. ¿Cómo explicarlo?” me dice. “Cuando él aparecía es como si no hubiera problemas. Nunca puso una objeción para el trabajo de los compañeros y además tuvo una virtud  de la que, desafortunadamente, se carece ahora mismo: él tenía un ojo clínico para descubrir a las personas válidas. Pocas personas poseen esa inteligencia innata y ese saber estar”. Además Sergio también hace hincapié en el trato prioritario que le daba a la prensa conocedor de la importancia de esta. “En una ciudad como ésta, en la que no se valora lo que no hay aquí, él me colocó junto a expertos de moda para defender la forma de vestir de los andaluces. Para mí fue una demostración de cariño y de reconocimiento brutal”.

La espléndida diseñadora de complementos Nuria Cobo es quién me ha cedido la foto (en la que aparece Enrique con la encantadora diseñadora Ángeles Verano) sacada de su blog elblogdenuriacobo.blogsport.com que preside este post, y me dice al respecto que sin duda “fue una persona queridísima por todos. A nivel profesional, por su enorme valía y dedicación a los que nos dedicamos a la moda, siempre pendiente de todos. Consiguió forjar una relación personal a través de su entrega profesional. Nos conocía, le preocupaba de verdad que salieran las cosas lo mejor posible, y su presencia era fundamental en un evento como la semana de la moda de Sevilla, que ahora celebramos. Era el trato cercano del que se interesa y cree en lo que hace. Sé que ha dejado una honda huella en muchos profesionales de la moda sevillana”.

Pues lo dicho. Esta reivindicación de su figura es un sentimiento compartido. No sé cómo se mueven estas cosas, pero alguien debería ponerse manos a la obra para hacer algo al respecto.