Blogs

Entradas con etiqueta ‘estilista’

Freaky fashionista no, por favor.

Martes, 12 Junio 2012

A veces siento vergüenza de ejercer esta profesión. A nivel popular decir que trabajas en moda, que eres crítico de moda, que eres estilista, etc… es autoetiquetarte de bicho raro. ¡Y estoy harto! Harto de que cuatro frikies que se autodenominan profesionales de la moda creen una mala imagen para la inmensa mayoría de personas que tratamos de hacer un trabajo decente, serio y riguroso dentro de la moda.

La televisión tiene gran parte de la culpa dando minutos de fama a personajes de dudosa extracción que aparecen un día invistiéndose de gurús de la moda, cuando en el sector de la moda no los conoce ni su madre. Parece ser que basta con ponerse pinta de disfuncional mental, gritar a los cuatro vientos que amas a Chanel y aseverar que el estilo es esto o lo otro para que los presenten cono “reconocido profesional de la moda”. Hay varios que me enervan hasta lo indecible pero no voy a dar nombres ni poner foto a este post para no darles cancha ni derecho a réplica.

Tienen la osadía a veces de autodefinirse como “prestigioso líder de opinión”… ¿Qué te acredita, chalao? ¿Tener un blog que no visita nadie y colarte en las fiestas de las presentaciones de este o aquel producto para hincharte a canapés y llevarte la bolsita con el obsequio de rigor?

Por favor, señores de los gabinetes de prensa, un poco de criterio a la hora de invitar, que no todo vale por un poco más de difusión. Con esto de los blogs nos ha entrado una fiebre que nos hace olvidar las premisas de dirigirse a un público cualificado y optar por una difusión selectiva. No, ahora parece que lo que prima es la difusión indiscriminada, ¿nadie se molesta en investigar a quién estás invitando?

Estos tipejos creen que disfrazarse de fashion victim (usualmente de low cost y de seis temporadas pasadas), adoptar una pose estupenda que más parece las secuelas de una meningitis mal curada, y hacerse fotos (incluso en tercer y cuarto plano) donde salgan famosos para colgarlas en su Facebook, ya los acredita como profesionales de la moda.

Esto me recuerda a cuando hace años, tras sentarme en mi asiento en un desfile de Konrad Muhr, escuché a mis espaldas una voz grave que me sonaba de una forma tremendamente desagradable. Al darme la vuelta constaté que era Carmen de Mairena. Ipso facto me levanté y me cambie de asiento (tentaciones tuve de irme)  por si una cámara me enfocaba y en casa se preguntaban en qué tipo de antro de perdición me había metido para tener semejantes compañías.

Pues bien, señores de la televisión, asco me da la forma que tienen de tratar el mundo de la moda, buscando siempre al bufón de turno del que reírse en su cara. No me importa en absoluto que lo haga si sus víctimas se prestan a ellos por cuatro cochinos euros, pero el daño que hacen a la profesión es indecible. Merecido tiene ustedes que se les identifique a todos con la imagen que el público tiene de aquellos que mancillan de forma tan ominosa la profesión de periodista o tertuliano.

Tú, periodista especializado en moda, ¿no te entran sudores de tener que ver como estos arribistas sin talento te roban tu canapé en el sarao de turno? Y tú, bloguero serio, responsable y profesional, ¿no te molesta que se os corte a todos por la misma tijera por culpa de semejantes gaznápiros?

¡No más cancha a los frikies de la moda!

Entrevista a Linda Rodin, estilista y creadora de Olio Lusso: “No quiero parecer más joven de lo que soy”

Mircoles, 31 Agosto 2011

linda-headshot.jpg

Para mí ha sido todo un placer entrevistar a una primera figura del estilismo, y ahora empresaria del mundo de la cosmética: Linda Rodin. Repasar la trayectoria de Rodin sería una encomienda titánica, así que baste con decir que ha hecho de todo: ha tenido su propia tienda (una de las primeras que abrieron en el SoHo neoyorquino), ha sido diseñadora, ha sido estilista en Henri Bendel, ha trabajado para Harper’s Bazaar en los 80, se ha codeado con grandes de la fotografía como Herb Ritts​ y Richard Avedon, ha vestido a las estrellas más importantes de las últimas décadas, supermodelos y reinas del pop entre ellas… en fin, lo que puede dar de sí 40 años en la brecha al máximo nivel. Por lo que más se le conoce en estos momentos es por ser la estilista de cabecera de Victoria’s Secret.

Linda ahora se ha embarcado en una aventura empresarial que le ha deparado nuevas mieles, aunque lo suyo son los aceites. Ha creado la línea de aceites faciales naturales que arrasan y las revistas especializadas afirman que está entre las mejores del mercado. Olio Lusso es un tratamiento facial simple, básico, pero efectivo y muy gratificante que no falta entre los productos fetiches de modelos, maquilladoras, actrices o editoras de belleza como Gucci Westman, Liv Tyler o Laetitia Casta. Tom Pecheux, uno de los maquilladores de pasarela más importantes, recomienda que antes de aplicar maquillaje es muy recomendable preparar las pieles con este aceite que tiene una textura muy ligera y que dota de un brillo especial a las pieles. De cómo se gestó la idea de crear esta línea de belleza, Linda me cuenta que “quería hacer algo especial y maravilloso para mí misma”, y no deja de asombrarse del tremendo éxito que ha cosechado Olio Lusso, incluso en unos momentos tan turbulentos económicamente como los que vivimos: “Empecé a hacerlo de una manera muy inocente y no estaba pensando en ningún momento que estaba empezando un negocio”.

Es una mujer que quiere disfrutar de su edad, no está obsesionada con el culto a la juventud y le comento que he leído declaraciones suyas en ese sentido. “Sí, es verdad. No quiero parecer más joven de lo que soy. Solo quiero lucir lo mejor que pueda a mi edad de una forma natural”. Quizás los valores de la industria de la moda y la belleza no sean los más convenientes para potenciar la autoestima de la mujer, le insisto, y ella se muestra escéptica. “No creo que los valores de la industria vayan a cambiar nunca. Todas las revistas retocan a todo el mundo para aparecer sin arrugas y raro. Y todo el mundo está rellenando su cara hasta ese punto en que se distorsiona de una manera extraña. Hay muy pocos iconos de la belleza madura: Lauren Hutton, Helen Mirren… Muy pocos.

oliolusso.jpg

No me puedo resistir a derivar la conversación hacia su faceta de estilista. “Empecé en la moda en 1974 como asistente de un fotógrafo de moda”. Como estilista reivindica que en su profesión la parte importante es la que no se ve, la del esfuerzo y la preparación de los estilismos, no el resultado final que viene garantizado por lo otro. “Necesitas ser una persona muy centrada, saber tratar con todo tipo de gente y personalidades, ser muy versátil y ser una persona con recursos”. Me cuenta que su encargo más difícil fue “trabajar en medio de un huracán” y recuerda su paso por Harper’s Bazaar como “breve pero interesante”. Cuando le pregunto de qué está más orgullosa de su carrera no necesita pensárselo mucho y dice convencida “de haberme mantenido en la brecha durante 40 años”.

Todos sabéis cuánto me gustan las anécdotas, así que le pido que me cuente alguna divertida:

Hmmmm. Realmente necesitaría pensármelo. Una es que estaba en uno de mis primeros trabajos para Harper’s Bazaar y estábamos de shooting en México. Fui a coger los zapatos que necesitábamos para la foto más importante y me di cuenta que había empacado ¡¡¡dos zapatos del pie izquierdo!!! Nunca empaques nada sin comprobarlo todo minuciosamente”.

Un buen consejo sin duda.

oliolusso.com