Blogs

Entradas con etiqueta ‘estilo propio’

La mujer española y la moda española, ¿alguna relación?

Martes, 11 Mayo 2010

la-mujer-espanola-2.jpg

El MET ha celebrado su gala de la moda anual. La expo de este año lleva por título American Woman: Fashioning a National Identity. Yo no voy a adentrarme en este tema porque creo que ya está bien de colonización americana tanto estética como intelectual. Pero me va a servir de base para una reflexión: ¿podría montarse en España una exposición que homenajeara a la mujer española y que recorriera las figuras patrias que han fraguado el estilo de la mujer española? Aunque más bien debería partir de otra pregunta: ¿existe un estilo “mujer española”?

Estaba en esta reflexión cuando se me ocurrió preguntar a mujeres de más de sesenta cuáles han sido sus referencias estéticas a lo largo de su vida. Entre la lista de nombres que me han dado había muy pocos españoles, predominaban los de las estrellas de Hollywood. Alguna folclórica-actriz se cuela en este registro de influencias que me dan. Así que he prescindido de reflexiones ajenas y me he puesto a cavilar.

Creo que la falta de referentes femeninos españoles puede achacarse en gran parte al gran machismo que ha atenazado a la sociedad española  durante el siglo XX. La mujer mejor en casa y con la pata quebrada, y cuando acompañaba a su marido siempre en un discreto segundo plano. Una mujer visible era una mujer poco decente. Por eso no tenemos figuras a la americana como Mona Bismarck, Gertrude Vanderbilt Whitney, Marion Morehouse, Peggy Guggenheim, Babe Pailey…  Mujeres insignes pre-dictadura son pocas las que se pueden reseñar, como Victoria Kent [3], pero en ningún caso ligada al estilo de la mujer española.

Hasta los 60 tenemos como la gran fuente de referencias para la estética de la mujer española es el mundo del espectáculo de la mano de figuras como las folclóricas, grandes taste makers de la época, como Concha Piquer [12], Lola Flores, Carmen Sevilla; la televisión con personajes muy incluyentes como Laura Valenzuela; el cine patrio donde destacaban Saritísima, la chica buena ye-yé Concha Velasco, o la musa del cambio Marisol [13]. Pero (a riesgo de ser políticamente incorrecto y que me frían a críticas) un personaje que marcó de forma decisiva el estilo patrio fue Carmen Franco [5], la esposa del dictador, que con la maquinaria propagandística del NODO a su servicio, secuestró el gusto de las españolas como su marido secuestró las libertades de todos los españoles.

Cuando los aires de democracia empezaban a mover las conciencias, y cuando las mujeres dejaron de tener que contar con su marido o padre para abrir una cuenta en el banco, nuevos modelos de mujer empezaron a hacerse visible. En los 60 se creará el concepto de la jet set apoyado por las revistas del corazón de la época y en los 70 se consagrarán figuras como las de Isabel Preisler [10], o más ligada a la intelectualidad Pitita Ridruejo [4]. Y empiezan a surgir publicaciones de moda que serán determinantes en el desarrollo de una industria de la moda nacional. Figura sin la que no se comprendería la moda española de los 70-80 es Covadonga O’Shea [9], la que fuera directora de Telva, que aún hoy es un pilar decisivo del sector desde otra esfera distinta.

En los ochenta ya se empezará a dilucidar un modelo estético propio, porque si los 80 fue la era del maximalismo, en España lo supimos adaptar de una forma muy particular. A nivel ultrapopular encontramos la influencia indiscutible de una joven Isabel Pantoja [8] para un segmento de la población muy definido; y por otro lado, para un público más juvenil, surgirán las modernas traductoras del mejor estilo ochentero a lo Madonna como Vicky Larraz o Marta Sánchez [6]. Ya en los 90 el estilo empezó a trascender al ámbito del espectáculo y la política comienza a ser foco de interés, en concreto recuerdo cuanto se escribió sobre Carmen Alborch primero y sobre Isabel Tocino [7] después, que demostraron que mantener una identidad estética femenina no estaba reñido con ejercitar el poder de una forma eficiente (¿recordáis el apelativo de “ministras bombón”?).

La mujer española está hoy en alza, eso es indiscutible, sólo hay que ver las actrices que se han hecho hueco en el panorama internacional. ¿El prototipo de la mujer española? Si preguntas fuera de nuestras fronteras afirmarán que Penélope Cruz [2], por supuesto. Pero para los que conocemos la realidad de la calle, cómo viste la mujer española en su día a día, sabemos que Pe no es representante de nada, que es más marketing a la americana que otra cosa. Yo, si debiera elegir a una mujer que haya representado el gusto de la mujer española en estos últimos 50 años, me inclinaría por la Reina Doña Sofia [1], que a su modo ha sido un buen reflejo de la evolución de la mujer española con su estética sixties moderada de su época de princesa a los trajes chaqueta y pantalón prácticos que luce hoy. No hay sido una creadora de tendencias, evidentemente, pero estudiando su evolución puede comprenderse bastante bien por dónde han ido los tiros de la calle.

Para finalizar quiero hacer especial mención a una diseñadora cuyo trabajo ha sido decisivo para fraguar un conato de identidad estética de la moda española: Agatha Ruiz de la Prada [11]. Dicen que dentro de 100 años todos calvos… pero si alguien pasará a la historia y será recordada, esa será Agatha y no otros. Quizás nosotros no veamos la importancia que ha tenido, ni se lo reconoceremos, pero sin duda su universo creativo conlleva una gran carga de produndidad que algún día será evidente.

la-mujer-espanola-1.jpg