Blogs

Entradas con etiqueta ‘Fernando Claro’

Entrevista a Virginia Herrero, promotora de “Madrid in Show”

Viernes, 25 Febrero 2011

img_3951_2.jpg

De unas temporadas a esta parte Cibeles parece haberse quedado pequeña para el diseño español: Diseñadores que abandonan la plataforma para presentar en otras pasarelas o montar desfiles en lo que se ha dado llamar el OFF Cibeles, pasarelas emergentes que cobran más fuerza y repercusión día a día… Si observamos las principales semanas de la moda internacionales podemos observar que si bien hay un organismo oficial que da cabida a una serie de diseñadores, la mayoría se decanta por realizar presentaciones en distintos puntos de la ciudad de forma independiente a la organización oficial, pero que entre todos configuran un rico y nutrido programa de desfiles. En Madrid está ocurriendo algo parecido pero a una escala más reducida a lo que puede suceder en París, Milán o Nueva York. La nueva propuesta que viene a enriquecer el panorama es Madrid in Show”, una nueva plataforma en que tres diseñadores de distintos puntos de España se han acercado a la capital para mostrar sus propuestas para el otoño/invierno 2011/12. Aprovechamos y hablamos con Virginia Herrero, una de las dos artífices de esta iniciativa. 

¿Cómo surge este proyecto? Pues surge de la necesidad de hacerlo. Llevábamos tiempo hablando y dándole vueltas cada una por nuestro lado sobre cuál sería la opción, cuándo la oportunidad o el momento. Tratábamos de detectar las necesidades de los diseñadores y queríamos darles respuesta. Sabíamos que teníamos el conociendo y la experiencia para ofrecer algo nuevo pero estaba por definir y encontrar el momento de ponernos en marcha era la clave. 

¿Quiénes formáis “Madrid in Show”? Somos dos relaciones públicas expertas en comunicación con experiencia y mucho trabajo a nuestras espaldas. Amparo López lleva quince años en la comunicación de moda y es una experta en acciones y producciones de este tipo. Será porque ha organizado y realizado bastantes desfiles en la New York Fashion Week, entre otros eventos importantes. Yo también empecé hace unos añitos a llevar la comunicación de marcas de moda y desde hace dos lo realizo como freelance, lo que me permite elegir y no aburrirme, ya que tengo un perfil de clientes muy variado e interesante. Lydia Delgado, Baruc Corazón, Bikram Yoga center de Barquillo 38, entre otros, son algunos de mis clientes.  

¿Pero qué es exactamente “Madrid in Show”? Una propuesta para diseñadores de moda y otras marcas que quieran presentar sus colecciones y comunicar algo sobre su empresa de una manera diferente y bastante libre. Queremos ir con humildad pero no queremos ponernos límites ni basarnos demasiado en prejuicios, queremos encontrar respuestas mientras andamos el camino. Ofrecemos un servicio personalizado y cuidado adaptado a los nuevos tiempos y valor de las nuevas tecnologías. Profesional en todos los sentidos. 

¿Es sólo una plataforma de imagen o también tiene una dimensión comercial? Pues es una importante plataforma de imagen, porque la convocatoria es muy interesante y de un nivel muy profesional, pero también queremos que el diseñador pueda elegir utilizarnos como necesite y adaptarnos a la estrategia y a los planes de la marca. Crear sinergias. Es por eso que en esta primera edición, tras el desfile y durante el cóctel, las colecciones estarán expuestas para que el invitado pueda tocarlas y verlas con detalle, y comprar prendas sobre pedido, eligiendo talla y color. Lo recibirá antes que esté disponible en las tiendas y habrá pagado un precio ventajoso. 

¿Cómo es vuestra relación con Cibeles, a la que de alguna forma le vais a dar el pistoletazo de salida? Pues buena. El “mundo Cibeles” es un mundo único y diferente. Yo he llevado y llevo la prensa y comunicación de diseñadores en nueve ediciones de Cibeles y es toda una experiencia. Le debo mucho. Tengo amigos y gente que quiero dentro y fuera. De hecho con Lydia Delgado en esta edición presentamos en OFF Cibeles, pero en la próxima edición es muy probable que volvamos a Ifema. En cualquier caso nuestro proyecto de “Madrid in show” es un proyecto privado e independiente. 

¿Cien por cien financiación privada? Sí, cien por cien. 

¿Cómo habéis seleccionados los tres participantes de esta primera edición? En primer lugar hemos realizado un estudio de diseñadores que ya tiene una trayectoria profesional consolidada. Nos hemos visto obligadas a realizar una exhaustiva selección ya que nuestro objetivo para esta primera edición era convocar solo a tres diseñadores con propuestas muy diferentes entre sí. El resultado ha sido Ian Mosh, Fernando Claro y Alexis Reyna. Pensábamos que por lógica, la mayoría serían de ciudades diferentes de Madrid. Y así ha terminado siendo. Fernando Claro es sevillano, Ian Mosh es vasca y Alexis Reyna es de Barcelona. Son diseñadores con estructura empresarial detrás, con puntos de venta propios o multimarca dentro y fuera de España, y en algunos casos venden a través de su web. Los tres han desfilado ya en pasarelas institucionales en España.  

¿Cuáles son vuestros escenarios de futuro para Madrid in SHOW?Pues vamos paso a paso, pero nuestro lema podría ser que nos cuestionamos todo y no nos vamos a fiar de lo que parece o lo que debe ser… Los tiempos están para innovar y animarse a desarrollar las nuevas ideas. 

¿Cuál es tu opinión del sistema de pasarelas subvencionadas que impera en este país? Pues me parece curioso, pero tampoco le doy muchas vueltas al tema. Las principales pasarelas del mundo están gestionadas por empresas privadas, cada diseñador corre con sus gastos para presentar sus colecciones.  

¿Crees que el diseño español debiera ser más ‘activo’ y no depender tanto de las pasarelas institucionales? Ojalá los diseñadores españoles pudieran tener los medios económicos necesarios para sufragar los gastos de sus presentaciones. Si no existieran las pasarelas institucionales en España no se podría dar a conocer la moda de nuestro país. Sí a las ayudas necesarias, pero gestionadas a lo mejor de otra manera, ¿no? 

¿Por qué crees que la moda española (diseñadores) no terminan de calar a escala internacional, ni las pasarelas que se realizan aquí tienen mayor repercusión fuera de nuestras fronteras? Básicamente es una cuestión de medios económicos, porque talento y propuestas interesantes de diseño existen y van surgiendo, pero para que un diseñador triunfe a nivel internacional necesita tener una infraestructura, agentes comerciales internacionales, show room internacional, crear numerosas colecciones para la venta. Un ejemplo claro y el más exitoso es Custo. Los españoles somos grandes innovadores y muy buenos en muchos temas. Apuesto por trabajar duro y sin complejos, por no tener miedo.

Madrid in show

Sbado, 19 Febrero 2011

Como complemento al texto de la cobertura de Cibeles y su OFF que estamos realizando en Ecodiario.es, y en concreto al texto de apertura del especial titulado CIBELES COMIENZA EN EL OFF y a la entrevista realizada a una de las organizadoras de “Madrid in Show”, Virginia Herrero, os dejo esta galería de imágenes de lo que se vió en este evento.

ian-mosh.jpgfernando-claro-1.jpgalexis-reyna.jpg

No quedan asientos libres

Jueves, 18 Marzo 2010

fernando-claro.jpg

El club de la laca copando la primera fila. Detrás de ellas, más jóvenes, la congregación de las santas mechas. El sitio a rebosar. Más pose en los asientos que entre las modelos… seguramente, no lo sé a ciencia cierta, me fui justo cuando empezaba.

Un par de días antes le pregunté a un amigo si nos veíamos en el evento-desfile del diseñador Fernando Claro. Me dijo que no, que no le apetecía, que estaba harto de cómo se enfocaba todo en esta ciudad [Sevilla]. Que solo cuando sales fuera y ves lo que hacen en las grandes capitales (de los más grandes a los diseñadores más humildes) te das cuenta de cuan mal se lo montan aquí. Me resistí a compartir su pesimismo determinista a pesar de vivir de primera mano esas diferencias. Yo iba, afirmé, confirmé, reconfirmé y allí me plantémucha niña mona, pero ninguna sola, luces de colores, me lo pasaré bien…

-Sí, está en la lista –me dijo inmediatamente una atenta señorita en la puerta- pero no quedan asientos libres, colóquese por allí.

Me señaló el fondo de la sala donde una masa de gente apiñada pugnaba por sacar la cabeza para poder ver qué pasaba a unos cuantos metros, donde pasaban las modelos.

Epatado. Sentí un impulso de decirle “¿sabe con quién está hablando?” (siempre he querido usar esa frase), pero ni lo hubiera sabido ni le hubiera importado lo más mínimo. Si no me hubieran dolido tanto los pies hubiera pedido hablar con un responsable, al fin y al cabo ella solo era la encargada de la puerta, pero la simple idea de emprender una batalla por un asiento (en primera, segunda, tercera, o debajo del Puente Triana, daba igual, me dolían los pies) me pareció agotadora y desmedida. De pie he visto desfiles de Versace, de Gucci, de Givenchy… Nunca me ha importado lo más mínimo. Pero no me pidas que me trague una presentación de pie, “al rebujón”, haciéndome sitio a codazo en limpio, por Fernando Claro, que me gusta, sí, pero no tanto como para un standing de principiante.

Si a un editor de moda de ámbito nacional no se le da una triste silla en un desfile de un diseñador local, lo menos que puede hacer este, por dignidad, es irse. Y eso hice. Le dije a mis nenas (últimamente siempre me hago acompañar de starletts a cada brazo, cual Andy Warhol en su Factory): “nenas, nos vamos, unos mojitos nos esperan”.Y me fui. Si se lo hice a Robert Cary Williams en Londres, cuando era lo más de lo más (¿recordáis ese gran momento generacional formado por él, Roland Mouret, Tristan Weber, Boudicca…? ¡Qué gran momento!), ¿cómo no se lo iba a hacer a Fernando Claro teniendo yo más años, más experiencia y un prestigio consolidado? A lo mejor llegué demasiado tarde, no lo sé, pero uno siempre cuenta con el retraso de cortesía. Ahora debería estar hablando de la colección y mostrando imágenes de ella pero sin embargo aquí estoy, hablando de mojitos y de las cosas que nunca se debería hacer en un desfile con la prensa:

1) A la prensa le reservas sitio, por mucho que la señora de la laca insista en que su amiga se siente junto a ella. Lo reservas a riesgo de que el asiento se quede vacio. Mejor eso que un desaire.

2) En sitios claves siempre se sienta a gente de confianza a la que poder levantar si llega alguien que tiene que ocupar una silla por narices.

3) En la puerta siempre debe quedar un responsable que solvente marrones y haga milagros.

4) A los editores de moda siempre se les tiene contentos, antes, durante y después del desfile, porque cuando deciden los temas para sus revistas tienden a sacar las firmas y diseñadores que han cultivado una buena relación… Una cosa es trabajarte un césped perfecto en tu jardín y otra dejarlo crecer salvaje, porque te salen malas hierbas en cualquier momento.

5) De los editores de moda no se espera confirmación, se les llama para confirmar y se les ruega que vayan. Yo, como no soy nada divo (aunque parezca lo contrario por este texto) me interesé por el desfile, confirmé, le pase la info y el contacto a otros colegas de profesión para que se interesaran…

Podría seguir.

Pero en Sevilla sigue predominando una concepción socialité de los desfiles. Pepita Visón siempre tendrá prioridad a alguien que va al desfile “a trabajar”. Y eso es importante remarcarlo. Yo no voy a los desfiles a dejarme ver y figurar. En cuanto terminan me voy corriendo porque ya tengo el material que necesito y el gesto social de los besos y la copa me sobra. Yo no pido sentarme cerca de la pasarela para que todos vean cuán importante soy, sino porque como profesional tengo que tener una buena visión de lo que se presenta. Es como si quieres que un crítico de la guía Michelín te conceda una estrella en la próxima edición de la guía, seguro que a ningún restaurador se le ocurre dejarlo de pie en la puerta del restaurante y sacarle un poquito de paella en un platito de plástico. Estoy seguro que el martes, cuando esto ocurrió, Cuqui Faux-Vuitton aplaudió mucho mucho sentada en su primera fila, pero que después ni compró ni comprará nada.

No, no estoy enfadado, si lo estuviera se notaría, creedme. Estoy desencantado. Harto de los localismos y la forma de hacer las cosas. Harto de apostar por un cambio y el futuro y que todo siga igual. Quizás sea la hora de tirar la toalla y apostar por el presente y no hacerme películas de futuro. ¡Qué post más malgastado! Cuando podría haber hablado de Katie Gallagher o la tendencia ‘rafia’.

Espero que en la foto que nos hicimos en nuestra particular fiesta de los mojitos no se nos vea demasiado afectados por habernos perdido el desfile.

PD. A partir de ahora ya no iré a desfiles locales, sólo conoceré las colecciones en los estudios-talleres de los diseñadores. Así me ahorro el momento ‘social’. Sólo en horario laboral, que ya estoy harto de tener que trabajar cuando se supone que debo estar en mi casa leyendo un buen libro. Aviso a Cibeles: no más Cibeles en fin de semana.

PD2. Releyéndolo todo quizás penséis que tengo un ego más grande que el fondo de armario de Carmen Lomana. Bueno, pensad lo que queráis… pero los que me conocen saben que no es así.

Andalucía de Moda: Fernando Claro

Viernes, 30 Octubre 2009

fernandoclaro101.jpg

Bueno, he de confesar que no fui a los desfiles de Andalucía de Moda que tenía previsto este miércoles. Mi dentista me adelantó la cita que tenía para reconstruirme un colmillo (¡de leche!, y es que soy insultantemente joven) que yo había destrozado haciendo el ganso. No sé por qué me adelantó la cita, con los dentistas no pides explicaciones ni te atreves a cuestionarlos, pero supongo que le coincidiría con algún viaje alrededor del mundo que se habrá gracias al dinero que me lleva sacado. El caso es que con la cara anestesiada (ojo incluido, que parecía Solves en sus mejores momentos) no era plan de ir a ningún desfile. ¿Pero para qué está el maravilloso trabajo de los fotógrafos sino para darte una buena perspectiva de lo que allí se presentó?

Mi programa particular empezaba con Fernando Claro. Este diseñador está que se sale. Su evolución desde que lo conocí por primera vez ha sido brutal. Bien es cierto que su última colección no me gustó en demasía porque los materiales empleados, en especial los tejidos emplumados, quedaban un poco desastrados para mi gusto. Quizás es que soy poco dado al plumaje, también me pareció horrible aquella colección de Tom Ford para Gucci donde sacaba los vaqueros terminados en plumas multicolores, ¡¡y hablamos de Tom Ford, cuyo trabajo adoro!! Pero al menos era una colección con concepto, algo que no siempre se encuentra. Todos somos humanos y lo bueno de ello es que aprendemos de nuestros errores y es hora de centrarnos en la colección que Fernando Claro presentó en el Monasterio de San Clemente de Sevilla. [Quizás este comentario sobre la colección pasada me lo hubiera podido ahorrar y hubiera sido más elegante, pero quiero con ello demostrar que cuando digo que algo me gusta lo digo 100% sincero y no para salir del paso y quedar en plan amable].

Con Je ne suis pas d´ici… Fernando Claro hace una declaración de intenciones. ¿Qué quiere decir con eso de “yo no soy de aquí”? Estoy seguro que se refiere a que ha creado una mujer indefinida en tiempo y espacio, sobresaliente en cualquier lugar donde la posiciones y que tiene sobrados motivos para decir a todo el mundo que intenta abordarla, que no se atreva a molestarla, que ella “no es de aquí”. Yo le daría otra lectura personal al título de la colección: yo, Fernando Claro, estoy en Sevilla, en Andalucía de Moda, pero mi trabajo no responde a la realidad imperante de este sitio, sino que debería estar en otra plataforma más globalista. De hecho alguien me comentó el otro día que iba a abrir tienda en Madrid, y en ello están y tienen echado el ojo a un espacio estupendo en la Calle Almirante, pero no hay localización confirmada por ahora.

En la propuesta del diseñador para la primavera/verano 2010 hay una mezcla entre tendencia neo-ochentista (por los volúmenes, los brillos, los hombros oversize…) y un toque lab-futurista (llamo lab-futurista a ese futurismo aséptico que nos lleva a laboratorios de un distante futuro). Fernando acierta de pleno en las estructuras rígidas, arquitectónicas… que nos dejan prendas muy fotografiables, de gran belleza estética. Sin embargo me entusiasma menos sus minivestidos de vuelo fruncido, ya que es una concesión a la clientela más del día a día y muestra una clara rémora de su labor de subsistencia en la trastienda modisteril, pero es la excepción que confirma la regla del buen hacer en el resto de la colección.

Esta propuesta es un ejemplo de glamour bien entendido, contemporáneo pero con sabor clásico. Y también es un buen ejemplo del continuo reciclaje que implica la labor de diseñador, porque Fernando tiene los ojos bien abiertos a todo lo que se mueve en la moda, no tiene las estrechas miras de la realidad que le impone la clientela, y eso se nota en el resultado final.

fernandoclaro102.jpg

Fotos: Chema Soler

Fernando Claro nos lleva a su bosque encantado

Mircoles, 11 Marzo 2009

km1z6986.JPG

La moda española no se acaba en Cibeles. Ahora le toca a Andalucía (que ya tiene una significativa representación en Cibeles) mostrar lo que se hace dentro de sus fronteras. Al primero de los desfiles que asistí fue al del diseñador Fernando Claro, cuya carrera profesional es la ejemplificación de conceptos como constancia, empeño y esfuerzo. Si resulta complicado hacerse notar en el mundo de la moda a un creador que no trabaje en el eje Madrid-Barcelona, hay que imaginar lo duro que debe resultar vivir y trabajar desde Dos Hermanas, un pueblo de Sevilla. Fernando no es un recién llegado, lleva más de dos décadas en el negocio en la que ha consolidado una empresa de estructura familiar en la que intervienen desde sus hijos, dos chicas y un chico muy preparados, a su mujer, el auténtico corazón empresarial y comercial de la firma. La pareja formada por Fernando y Charo siempre me recuerda la de Roberto Torretta y su esposa Carmen. Ellas siempre detrás del creador, apuntalando cada paso que da, librando al creativo de las obligaciones más prosaicas derivadas de la gestión empresarial cotidiana. Claros ejemplo de aquello que se dice que detrás de todo gran hombre hay una mujer inteligente. 

La propuesta del diseñador de Dos Hermanas para el otoño/invierno 09/10 fue un paseo por un bosque donde la paleta de colores abarcaba los principales elementos naturales que lo conforman: los verdes de la hojarasca, los grises rocosos, los ocres terrosos, los tonos verde-azulados fluviales… Un bosque crepuscular, nórdico y casi encantado, de otoños melancólicos y perennes. Y si los colores representaban al entorno, las texturas de los materiales nos llevaron a sus habitantes, esos pequeños seres salvajes que lo pueblan por tierra, agua y aire. Materiales de pelo que evocan a los mamíferos, plumas para las aves y lentejuelas escamosas para la recreación de los peces.  

La evolución estilística de Fernando Claro ha sido sustancial desde que lo conocí por primera vez hasta la fecha. Un diseñador, y más en el sur, tiene que dedicar mucho tiempo a los encargos a medida para celebraciones sociales, y eso contaminaba en exceso las propuestas de Fernando. Pretendía que sus creaciones de pasarela fueran luego extrapolable a su clienta más fiel y conservadora, y ello era una rémora para su evolución creativa. En un momento dado, no sé por qué mecanismo (aunque intuyo que la implicación de sus hijos en el negocio debió tener algo que ver), el diseñador se “liberó” y empezó a crear para la pasarela sin cortapisas comerciales y esto ha redundado en un cambio sustancial en la selección de tejidos y estructuras más en consonancia con las vanguardias vigentes en las pasarelas internacionales y más adecuadas para las ferias internacionales donde su marca está presente.

km1z6810.JPG

Fotos: Martín Okuemotto