Blogs

Entradas con etiqueta ‘feromonas’

El poder de la feromona

Viernes, 31 Julio 2009

feromonatest.jpg

Siempre me han sacado de quicio los atajos. Me fastidia que existan las cajas rápidas en los supermercados que al final ni son tan rápidas ni tan útiles (y en las que ponen a las cajeras más antipáticas). Me fastidian las titulaciones universitarias de 2×1 en las que por un año más de estudio sales siendo economista y abogado a la vez. Me cabrean enormemente aquello de “el primo del vecino de mi cuñado te puede agilizar los trámites para conseguir la licencia de apertura de tu chiringuito”. No creo en los atajos… y menos a la hora de ligar.

Hoy tocaba hablar de cosmética y he de decir que esto NO LO HE PROBADO, básicamente porque soy escéptico y porque me parece indigno manipular el deseo (si eso es posible) con agentes químicos. Voy a hablar de los productos con feromonas que aseguran hacerte irresistible.

El otro día descubrí un jabón americano con una web muy cachonda (divertida) que asegura atraer a las mujeres como a las moscas. El producto se llama Dial for Men Magnetic Attraction Enhancing Body Wash Clean Rinsing (www.getmagnetic.com). Todo es muy macho en este gel de ducha, incluido su bote que se inspira en las latas de aceite para coche. Lo que no entiendo es por qué no han hecho la versión femenina. Quizás porque pensarán que ya bastante indigno es que los señores de este producto las hayan puesto vendas en los ojos y les hayan hecho catar olores de distintos tíos para testar la efectividad del producto (arriba).

Quienes sí han hecho versión femenina son los del perfume Calam, que te dan 90 días para que constates cómo se incrementa tu atractivo “su fórmula exclusiva de 7 feromonas y alta concentración”. ¿Tu “atractivo”? Apuesto lo que sea que después de usar el perfume sigues siendo el mismo frente al espejo, en todo caso que digan que aumente tu “atracción”. Por lo visto te devuelven el dinero si no funciona, ¿pero cómo saberlo?

-Oiga, quiero mi dinero, porque me he puesto el perfume, me he sentado en un banco del parque y no se me ha tirado al cuello ninguna chati preciosa de grandes melones. Lo más que conseguí es que un perro me olisqueara la entrepierna y se meara en mis zapatos.

-Lo siento, caballero, pero las relaciones zoofílicas también las consideramos como éxito del producto, así que de devolución nada.

BCB se lo ha currado más y ha lanzado perfume para ambos sexos, aceite de masaje y body milk, todo con feromonas. Dicen en su web: “Gracias al ancestral estudio de las feromonas sexuales en los mamíferos, los productos BCB provocan un fuerte poder de atracción sobre el sexo contrario. La diferencia entre las feromonas en el ser humano y el reino animal es que en este último se rigen sólo por las feromonas, en el ser humano también influyen otras cosas como el comportamiento, la organización social, la economía… (…) Actualmente con las duchas diarias además de eliminar el mal olor corporal también se eliminan estas sustancias de atracción sexual, de modo que habría que añadirlas al cuerpo a través de perfumes, cremas, aceites…” Entiendo, primero, que te avisan de que si no ligas ellos no son responsables, que puede que la crisis (la economía) le esté quitando las ganas al sexo contrario. Y por otro lado deduzco que si no te lavaras no eliminarías tus feromonas naturales y no tendrías que recurrir a BCB. No es buena idea el dejar de lavarse ya que el efecto de tus feromonas naturales se anularía con la pestilencia de tu falta de aseo. Que no se diga que soy yo quien anima a la gente a no ducharse en verano antes de coger el autobús.

Está bien. Supongamos que funcionan y que el deseo hace mella en la gente que hay a tu alrededor. Mi pregunta es: ¿qué pasará cuando esa persone quiera conocer algo más que tus feromonas?, ¿estará tu ingenio, personalidad, ternura, intelecto y dotes amatorias a la altura de esa primera impresión feromónica? Y lo que es más, ¿qué pasará si de pronto descubres que no solo afectas a las personas que desees sino que no tienes control sobre tu irrefrenable atractivo olfativo?, ¿y si pones cachondos a tu abuela, al portero, a la mujer del carnicero o a Alfredo Pérez Rubalcaba que pasaba casualmente por la puerta de tu casa?

Cuidadito con lo que se desea.

feromonascosmetica.jpg