Blogs

Entradas con etiqueta ‘Fondo de Armario’

Hoy cumplimos 7 años en Fondo de Armario

Martes, 31 Marzo 2015

Sí, llegó el aniversario de Fondo de Armario. Y sí, este año me he acordado de celebrarlo. Son siete años en la brecha repleto de ilusión, evolucionando, aprendiendo y disfrutando. Para realizar este post de aniversario me he dedicado a recorrer el blog a lo largo de su historia para ver de qué iba en su génesis y hacia dónde se ha dirigido. La primera evolución obvia es que nació con vocación general, tratando la moda y el lifestyle tanto masculino como femenino, y ahora está dirigido al hombre en exclusiva. Pero las premisas que han dirigido mi mirada en todo este tiempo permanece asombrosamente inalterables y puedo suscribir palabra por palabra el manifiesto constitutivo con que se abrió Fondo de Armario en 2008.

Ciertos valores han sido constantes a lo largo del tiempo, como la puesta en valor de la artesanía, del producto premium hecho a mano, del saber y la técnica que pasan de generación en generación de padres a hijos, de maestros a discípulos. Le hemos dedicado espacio a artesanos de gran prestigio como Dimitri Gomez, el artífice de los zapatos hechos a medida de Crockett & Jones. O los camiseros de Hollywood, Anto, fundada en 1952 y que ostenta la dignidad haber tomado medidas a mitos como la famosa Rat Pack de Frank Sinatra, Dean Martin y Sammy Davis Jr. “Muchas firmas han cambiado de hecho a mano a la producción en serie. Nosotros continuamos con la tradición clásica porque es lo da la individualidad” me contaban desde Los Angeles en diciembre de 2010.

La vocación por los productos ecológicos y socialmente responsables también ha sido una pequeña obsesión de este blog. “Conseguir una producción de moda 100% ecológica es un logro 100% para el medioambiente” me decía en abril de 2009 Wolf Lüdge, Managing Director de hessnatur, “nosotros hace 32 años que producimos moda ecológica y somos pioneros de introducir textiles orgánicos”.Así mismo, John Patrick creador de la firma Organic, buen amigo de este blog, me decía en 2011 que “los eco-negocios se están convirtiendo rápidamente en la corriente dominante. Las ideas de los que primero emprendimos el camino están siendo apropiadas y absorbidas por los grandes negocios”. Mientras que Lucio Castro, diseñador bonaerense afincado en Nueva York, me daba en septiembre 2013, durante la celebración de la New York Fashion Week, una definición personal y que comparto: “Moda ética es la que no esconde a las personas que tocan cada prenda

Y un día llegó, como ya he dicho, el momento de volcar todo el esfuerzo en la moda masculina. No sólo porque me parece que es el ámbito donde se están haciendo cosas más interesantes en estos momentos, sino porque ha sido históricamente el más desatendido, como bien me corroboraba en 2013 Alejandra Brizio, directora general de SOLOiO, marca de referencia en cuanto a complementos. “El hombre es el gran olvidado de la moda en España” compartía con Fondo de Armario. “El hombre empieza a conocer, a discernir calidades. Antes se limitaban a asocial caro con bueno y barato con malo. Ahora entiende más de tejidos, de terminaciones, y son capaces de asumir que existen propuesta de calidad más alta y precio barato”. Se hacía necesario un cambio de visión, una labor didáctica tanto por parte de los medios como de las firmas de moda. Baste rescatar las palabras del diseñador Antonio Azzuolo en este blog en octubre pasado, en que decía que “todavía vivimos en unos tiempos bastante conservadores. Quizás sería de agradecer una revolución definitiva en la moda masculina”. Y yo asumí el reto.

Hemos analizado las claves de este vasto sector que es la moda. Hemos visto antiguas firmas redefinirse con jóvenes directores creativos, como el caso de Carven de la mano de un flamante diseñador que apasionaba a una nueva generación de consumidores, Guillaume Henry, y que me daba como titular al respecto en 2011 que “una firma antigua puede ser increíblemente moderna”. Y aquí hemos visto nacer y crecer diseñadores y firmas que hoy por hoy son todo un referente del menswear patrio como García Madrid. “Por el momento lo llevo lento pero seguro, teniendo claro donde estoy y donde quiero llegar” me contaba Manuel García en julio de 2010. “La colección se va afianzando y el número de clientes va creciendo cada vez más, pero aún queda mucho que hacer y trabajar, esto es un sin vivir”. Y fijaos, hoy por hoy cuenta con dos tiendas y un outlet en Madrid y otro establecimiento en Chile. Para mí García Madrid ha sido una de mis apuestas ganadoras en este tiempo.

Pero también me precio de haber sido un grano en el culo de la moda española (y la moda en general como farándula), negándome a ser complaciente, mostrando sus debilidades y sus potencialidades (y aplaudiendo sus aciertos, por supuesto). Le doy las gracias a los diseñadores que han compartido sus inquietudes y preocupación conmigo sobre el devenir del sector, como el gran Josep Abril, que en mayo pasado me decía que aquello que los críticos de moda cacareábamos como ‘estilo mediterráneo’ “nunca ha existido, ni en el menswear catalán ni en el español, (no me refiero al low cost) ni en periodos florecientes ni en periodos de crisis. Siempre que ha parecido lo contrario ha sido un espejismo. Este creo que es el gran punto a resolver. ¿Por qué no nos creemos a nosotros mismos? El hecho de que los referentes mundiales sobre nuestra ‘moda’ sean marcas de producto low cost y copiado… habla por si solo”. O el no menos grande Boris Bidjan Saberi que en 2013 decía que “la moda es comunicación. Pero a mí no me interesa el significado de ‘moda’ en si mismo. Estoy más interesado en la actitud y el estilo de las personas. Es algo que nace de dentro”. Adolfo Dominguez también se abrió a este blog y compartió su visión de esta industria. Cuando le pregunté si creía que la prensa castigaba a los diseñadores que les salían las cuentas, me dio un rotundo “sí, nos tildan de moda ‘comercial’. Pero eso no es un demérito, es que no hay otra. Si eres un artista te puedes dedicar a no vender. Van Gogh sólo vendió un cuadro en su vida. Pero un diseñador tiene que vender. Está claro que esta es una actividad con un alto componente artístico pero sobre todo es una actividad económica”. El titular de aquella entrevista es una premisa a nunca perder de vista: “Si solo sales en prensa y no vendes tu trabajo se convierte en una cosa fatua” decía el gallego. Por su parte Dirk Schönberger, director creativo de la adidas Sport Style Division, entró al trapo en 2011 y preconizando otro modelo de moda donde la personalidad del diseñador no eclipsaría el valor del producto: “Los diseñadores estrella serán siempre importante para una marca. Pero hoy por hoy los consumidores son más conscientes y sensibles respecto a la imagen y la comunicación que la marca o el diseñador implica. Creo que Galliano es un gran diseñador, pero hay una nueva generación arribando que es mucho menos teatral y mucho más realista. Creo que la provocación y la extravagancia por si solas no te hacen un buen diseñador”.

A todos ellos, a los que han hecho posible los contenidos de este blog en estos siete años: ¡GRACIAS! Mil gracias por dejarme acercarme a vuestro universo, por permitirme compartir vuestro camino, y por haber sido una fuente de aprendizaje sin límite. Y, por supuesto, otras mil gracias a mis lectores, por estar ahí.

7º Aniversario de Fondo de Armario con… Krizia Robustella

Mircoles, 25 Marzo 2015

kriziabymyumbrella3n4a2146.jpg

Krizia Robustella por Mireia Rodríguez (My Umbrella Studio) 

Como os comentaba el séptimo aniversario quiero celebrarlo con algunos de aquellos que han visto su carrera  fraguarse en estos últimos siete años. Me planteé para quién podría haber supuesto el año 2008 un punto de inflexión y capital en su historial profesional. Así que repasando lo que ocurrió ese año me he encontrado con una grata sorpresa. En 2008 Krizia Robustella debutó en la antigua Cibeles, que en septiembre de ese año pasó a llamarse Cibeles Madrid Fashion Week. En el post del 15 de septiembre de 2008 adelantaba las novedades que encontraríamos en esa edición, la 48ª, de la pasarela madrileña por antonomasia. “Y finalmente una joven Krizia Robustella se licencia, pasando de EL EGO, la ‘hermana pequeña’ de Cibeles, a la primera división” decía en aquel texto de apertura. Ahora miró la cobertura que hice de aquel evento y el resultado del paso de los años me parece devastador. Realicé 8 entrevistas en aquella edición: Alma Aguilar, que decidió tiempo después apartarse de la moda para ver crecer a sus hijas y no perder ese precioso tiempo, aunque ha terminado volviendo a diseñar hace un par de años con un concepto de negocio más relajado; El Delgado Buil que a fínales de 2011 desmantelaban su marca; Jan iú Més, de los que desde la presentación de su colección para Punto Blanco en enero de 2013 no he vuelto a saber nada (y los echo de menos); José Miró, que se marchó a Nueva York y que ahora trabaja en la sombra para una gran firma americana (Manager Technical Designer de las tres líneas de Coach para hombre, pero shissssssssss, yo no he dicho nada); Ágatha Ruiz de la Prada, grande e inamovible, más Marca España que el jamón de bellota; Nicolás Vaudelet; que diseñaba para El Caballo, firma que desapareció; Ana Locking e Ion Fiz, dos supervivientes de raza; y Vítor PaO, que se fue a Londres, reapareció con una firma femenina, y al que hoy le tengo perdida la pista (Víctor, si lees esto llámame y me cuentas). En fin, que podemos concluir que la ‘estabilidad’ no ha sido el principal valor de la moda española en estos últimos siete años.

Pero sin embargo ahí está Krizia, desfilando en 080, con su tienda KR Store de la calle Sant Pere Mes Alt Nº 50, moviendo y agitando el panorama de la moda y el arte en su Barcelona. “Me siento la misma niñata que era entonces” me confiesa cuando la obligo a mirar al pasado y no puede reprimir una carcajada, “pero supongo que los años no perdonan a nadie, así que ahora pienso más en la comercialización de las prendas pero intento mantener sobre todo la esencia de siempre. Trabajo más rápido, pero también hago más cosas…” Me encuentro una Krizia más reflexiva y con los pies en la tierra. “Me he vuelto menos ambiciosa con la edad. Nunca pensé que conseguiría las cosas que he conseguido tan joven, así que supongo que me relajé un poquito. También estoy abierta a oportunidades que van saliendo sin tener una meta concreta”.

Me cuenta que el ambiente de la moda la estimula cada vez menos y sí que se siente más atraída de la escena artística que se mueve en Barcelona. “Los que estamos ya nos conocemos. Por mi parte, desde que empecé con los eventos y presentaciones en KR Store Backyard conocí muchos artistas, ilustradores y demás, y últimamente me hago más con ese tipo de persona que con gente del mundo de la moda”. Quizás su evolución se ha propiciado en gran medida por el hecho de tener que gestionar su propia tienda y de alguna manera lo reconoce cuando con otra carcajada me suelta que “trabajar cara al público es algo muy duro”.

Le reflexiono, como crítica a mi sector, el de la prensa, que en estos siete años es evidente que el tratamiento que la prensa le dispensa a la moda ha cambiado drásticamente (y no siempre para bien). “Puede ser que otras disciplinas hayan cogido mayor interés, además de la perdida de la edición en papel… La mayoría de editoriales ahora van dirigidas a publicaciones online”. Y le pido que también haga una especie de autocrítica y me conteste sinceramente qué siente al ver sus colecciones en retrospectiva, si es crítica, si se asombras. “Hay un poco de todo, sentimientos encontrados, cosas que obviamente a día de hoy no harías, cosas que mejorarías… Pero esa evolución es lo que hace que la marca sea como es. Con cada una de las colecciones aprendes una cosa (o varias) que después aplicas, o no, a la siguiente. En muchas también experimentamos cosas que no hemos hecho jamás para ver la reacción… es como un juego”.

Le propongo un juego, un “si fueras…” que no es más una forma diferente de preguntarle cuestiones muy trilladas:

Si fueras multimillonaria y tus diseños se vendieran por todo el mundo, y ya estuvieras cansada de exprimirte el cerebro en busca de ideas, ¿a qué diseñador contratarías para que fuera el director creativo de tu firma? Jeremy Scott. Me gusta mucho lo que hace para Moschino más que lo que hace con su propia marca.

Y si estuvieras harta de gestionar tu firma y quisieras solo diseñar, y cualquier casa de moda del planeta estuviera encantada de tenerte de directora creativa, ¿qué gran casa de moda te gustaría redefinir con tus ideas sacudiéndola desde los cimientos? Me encantaría trabajar en cualquiera de las grandes, desde Chanel a Versace, Dior, Moschino, Balenciaga, McQueen, Viktor&Rolf… No tanto para darles mis ideas sino para poder trabajar con total libertad en cuanto a creación y creatividad, teniendo a disponibilidad cualquier cosa. Por ejemplo, poder montar tu propio escenario para tu desfile o utilizar materiales para crear vestidos imposibles.

Tus fortalezas y virtudes se hacen evidentes en tus colecciones, pero ¿y tus defectos? Eres pésima en… Soy superdesordenada, y no tengo paciencia.

¿Cuándo fue la última vez que te dijiste “Oh, Dios, qué he hecho”? Suelo decir que sí a casi todos los proyectos que me proponen, por diversión o porque no sé decir que no [le produce hilaridad]. Muchas de esas veces pienso “¡qué he hecho!”.

¿Qué mito sobre tu persona te gustaría desmontar? No conozco ninguno.

¿Qué mito sobre tu persona te gustaría que se propagase? Ninguno que no sea verdad.

Elige entre estas dos preguntas que he escuchado últimamente en Sálvame y que me parecen lo más de lo más del oficio periodístico: 1) ¿Eres feliz? o 2) ¿Has pensado alguna vez en acabar con tu vida? No, pesimismos los mínimos y drama queens tampoco. ¡Feliz feliz!

Gracias Krizia por compartir conmigo el séptimo aniversario de Fondo de Armario.

Preparados para el 7º Aniversario

Lunes, 23 Marzo 2015

aniversario.jpg

Estamos a las puertas de la Semana Santa y la primavera, a punto de pasar página a este mes de marzo, y yo dispuesto para celebrar. ¿Celebrar qué? Pues un aniversario: el de este blog, Fondo de Armario, que nació un 31 de marzo del ya lejano 2008. Siete años de andadura, que se dice pronto, que en esta ocasión quiero celebrar con todos vosotros durante esta semana que media hasta día del séptimo cumpleaños.

Me vanaglorio, entre otras cosas, de ser un blog longevo, uno de los que más y mejor ha aguantado los últimos siete años dentro del portal de elEconomista. Cuando me propusieron crearlo yo escribía en las páginas de la edición de fin de semana de este periódico que me dio tan gratos momentos y recompensas. El reto que se me proponía era ofrecer a los lectores de la edición digital un faro y una guía que alumbrar un camino de losetas de moda y estilo. Y así lo he tratado de hacer durante todo este tiempo lo mejor que he sabido, aprendiendo de mis errores, sorprendiéndome de mis éxitos, agradeciendo la confianza y la libertad que este medio siempre me ha brindado, y escuchando atentamente el feedback de mis lectores, tanto aquí como en las redes sociales. Fondo de Armario es tan vuestro como mío, o quizás más.

En enero 2014 tomé la decisión de convertirlo en un blog masculino. Era una medida arriesgada porque todos sabemos que el tráfico en las webs de moda la generan las mujeres, los hombres somos ‘distintos’. Sabía que iba a sacrificar mucho en ese paso, pero también sabía que tenía mucho que ganar, ya que no son tantos los blog dedicados al hombre, al menos desde una perspectiva ‘profesional’. ¿Os digo un secreto? El cambio no fue tan mal. De hecho el tráfico no se ha resentido en absoluto, y eso lo interpreto como un síntoma de ‘cambio’ en las costumbres e intereses del público masculino.

Esta semana la voy a dedicar a hacer un repaso sui generis a qué ha ocurrido en estos siete años. No adelanto nada, estad atentos, y os invito a que una vez más interactuéis y me digáis con franqueza lo que os gusta y disgusta de este blog, hacia dónde os gustaría que se dirigiera… libertad absoluta en la opinión y respeto máximo a ella. Acompañadme.

Seis años con todos vosotros… y siempre en el punto de partida

Lunes, 7 Abril 2014

Acabamos de cruzar el sexto aniversario de este blog y me siento muy contento de haber centrado recientemente la temática de este en el mundo masculino. Sé que es un camino muy ingrato, sobre todo porque el hombre se relaciona con la moda y los medios dedicados a ella de una manera menos intensa y pasional de como lo hacen las mujeres. Y yo, que soy meditabundo por naturaleza, me he puesto a reflexionar sobre ello y he extraído algunas conclusiones interesantes que me pueden servir de brújula en esta nueva andadura bloguera. Pero la más importante, la esencial, la que explica el 90% de ese desapego entre el hombre y los medios de moda es: los medios no presentan un hombre real con el que poder identificarse (por lo general, y con muy significativas excepciones).

Están los medios que por vocación ‘aspiracional’ terminan por presentar una realidad poco asequible, de precios pensados para grandes fortunas. Y por otro lado están aquellos que ponen el foco en la creatividad sin pararse a sopesar si esta está reñida con la ‘realidad’. El hombre real busca referentes cercanos y practicables, moda que los distinga pero no los señale, estilo a buenos precios, ropa versátil y que perdure temporada tras temporada en el armario sin que pasada la fiebre de una tendencia se convierta en un lastre. Por eso empezaremos mañana entrevistando a Edgar Carrascal, el diseñador colombiano afincado en Barcelona que ofrece unas de las colecciones de camisería más interesantes llena de guiños innovadores. Echaremos un ojo a lo que encontraremos en su estudio en la calle Valencia de Barcelona y descubriremos la filosofía del hombre detrás de la marca.

carrascal1.jpg

El hombre, además, no busca imágenes impresionantes que le sirvan de ‘inspiración’ al vestir, sino que quiere directrices e ideas concretas que vampirizar. No busca tanto total looks que reproducir como ‘notas de estilo’. Eso la industria lo tiene claro, sólo hay que fijarse en cómo los accesorios se convierten en los protagonistas de las campañas publicitarias que se insertan en las páginas de las revistas. Si bien el mundo de la alta moda femenina tiene la gallinita de los huevos de oro en las líneas de complementos, en el caso de los hombres no es diferente. Las gafas de sol son el producto estrella de las firmas con las que hacen el agosto… nunca mejor dicho, ahora que el buen tiempo nos invade. Haremos este miércoles un repaso a los 5 modelos de gafas de sol de estilo retro con más potencial para convertirse en must de temporada.

dg1.jpg

Otro problema que tienen algunas publicaciones tradicionales para conectar por el público es que identifican elegancia con ‘estilo anodino’. El hombre que se siente cómodo con la ortodoxia, con el ‘sota, caballo y rey’ vistiendo, con el uniforme elegante… no es consumidor de revistas de moda. Aquel que compra una revista o consulta una web es porque está interesado en tendencias, en toques originales, en demostraciones de ingenio al vestir, buscan esa vuelta de tuerca que les permita introducir la imaginación y la fantasía en su armario sin que les pase factura. Por eso le dedicaremos el jueves a una prenda que esta temporada es imprescindible aprender a llevarlo: la camisa estampada. Qué, cómo, dónde y cuándo. Intentaremos dar claves para vestirlas y seleccionaremos algunas piezas exquisitas.

hermes1.jpg

Finalmente también he llegado a la conclusión de que la vinculación de los contenidos con la publicidad se ha hecho tan descarada que el lector se ha sentido insultado. La demanda de ‘independencia’ editorial se ha convertido en un clamor y proponer nombres y firmas fuera del star system comercial es una necesidad imperiosa. Así que terminaremos la semana presentándoos un nuevo talento emergente del que no adelantaremos su nombre… para eso tendréis que visitar Fondo de Armario este viernes y conocer de primera mano una de las figuras que a buen seguro será parte del ‘futuro’ de la moda masculina.

ndesigner1.jpg

Gracias a los fieles seguidores de este blog por estos seis fabulosos años de compartir con todos vosotros mi visión de la moda.

Fondo de Armario, un blog de moda masculina

Lunes, 20 Enero 2014

Estimados amigos y lectores,

Me he tomado un breve espacio de reflexión en los últimos días para poner en orden ideas e ‘iluminaciones’. Quizás tanta reflexión responda a la famosa crisis de los cuarenta, a la que me acerco peligrosamente, o quizás sea porque otro aniversario en ciernes me obliga a reinventarme. Sí, me refiero a sexto aniversario de Fondo de Armario. Creedme, seis años para un blog, en esta efímera órbita de la cibercomunicación, es realmente mucho, casi roza la ancianidad. De hecho, de la web de Evasión de elEconomista.es es el blog más veterano, y fue creado ex profeso para la publicación a iniciativa de su Director Gerente Manuel Bonachela, que conocía mi trabajo de la edición en papel del periódico, que confió en mi criterio, y que me ha permitido algún que otro desbarre sin cortapisas. También puedo decir que este mi blog es uno de los más veteranos de todo el grupo de webs de elEconomista.es, y eso algo querrá decir. Han sido seis años de tratar de aportaros información y opinión desde mi espacio de periodista especializado. Pero llega un momento en que te tienes que renovar. No es la primera vez que he cambiado de visión para el blog analizando lo que los lectores demandan, pero en este caso voy a hacer algo que me parece coherente con el medio dónde estoy y con lo que me pide el cuerpo en este instante: Fondo de Armario se convierte en un blog dedicado en exclusiva al hombre.

La saturación de blogs dedicados a la moda femenina me abruma. Creo que no puedo aportar nada nuevo en ese ámbito, pero mi enfoque profesional en estos instantes está muy focalizado en el mundo masculino, y creo que hay tanto por mostrar y descubrir, que bien merece el intento. No tengo certeza de si este es giro beneficioso o no para el blog, pero iremos descubriéndolo juntos. Espero, hombres interesados en la moda, el buen vestir y las tendencias, que me acompañéis en este tramo de la travesía. Y también espero que vosotras, novias, esposas y amantes de la moda, me ayudéis en el propósito.

La estructura que seguiré la iréis descubriendo poco a poco pero mantendré ese propósito de aportar valor añadido en cada entrada, que no se trate de una simple recopilación de imágenes e ideas, de mostrar colecciones sin más. ¿Empezamos?

Agustín Velasco, autor de Fondo de Armario: “La historia ha demostrado que la moda tiene Alzheimer”

Sbado, 31 Marzo 2012

agustin-velasco.jpg 

Cuatro años. Ya hace cuatro añitos que comenzó a funcionar Fondo de Armario tal día como hoy. Una aventura cuyo autor no tenía muy claro a dónde le conduciría. Por eso, con motivo de este aniversario, he decidido entrevistar al autor del blog, al periodista de moda Agustín Velasco, para que nos desvele cuáles son sus impresiones, sus sentimientos y esperanzas respecto a este blog, que con cuatro años, ya puede considerarse veterano.

Vaya por delante mi enhorabuena por tu blog, me gusta mucho. Gracias, pero debo confesarte que la entradilla te ha quedado un poco cursi.

Bueno, no sé, quizás, pero es una expresión de mi admiración por tu carrera profesional. Eres consciente de que hay mucha gente que te sigue y admira. No, en absoluto. De hecho siempre me sorprende que alguien se te acerque, te identifique y te suelte “sigo tu blog”. A mí me deja a cuadros (aunque es muy halagador, pero me da mucha vergüenza que me alaguen). En mi caso tener un blog es como un ejercicio de predicación en el desierto, porque no soy de los que tienen cien comentarios a los cinco minutos de publicar un post. A veces pienso que termino escribiendo para mí, y por eso en ocasiones se me va la bola. Después ves las estadísticas de visitas y piensas que no, que definitivamente no estás solo. No puedo considerarme un bloguero fenómeno de masas. Eso es algo que tengo muy claro cuando comparto mesas redondas y eventos con otros blogueros que por lo general tienen legión de fans. A mí me miran en plan “¿y este quién es y qué hace aquí?”.

¿Por qué crees que pasa eso? Porque no actúo como un bloguero al uso, no interactúo con el público, no voy dejando comentarios en blogs a diestro y siniestro para que me devuelvan la visita. Debe ser frustrante dejar un comentario en mi blog y no obtener una respuesta, supongo que a la siguiente vez se dicen “¿para qué voy a dejarle un comentario?”. Pero yo leo todos los comentarios, y si son críticos los analizo y trato de sacar una lección, y si son elogios los relativizo. Todo esto es una deformación profesional. Yo he aprendido que no tengo que justificar mi trabajo: si te gusta bien, si no… pues qué le vamos a hacer.

¿No te importa lo que piensen tus lectores? ¡Yo no he dicho eso! Solo digo que hay que tener claro que cuando eres un profesional del periodismo no puedes pasarte la vida tratando de agradar a todo el mundo. Pero claro que me importa la opinión de mis lectores, si no fuera así esto no tendría sentido. Además tengo unos lectores muy valiosos porque no sé cómo he conseguido que este sea un blog casi para insiders. A mí me leen en gran parte la gente del sector. Por eso no soy un bloguero conocido a nivel popular, pero mi lector medio sí me conoce, pero me conoce desde antes del blog, en mi vertiente profesional.

¿Cómo decides los temas que vas a tratar? Es pura inspiración divina.

¿Cómo dices? Sí, yo me pongo frente al ordenador y Dios me ilumina y me manda un mensaje para que se lo comunique al resto del mundo. Soy lo que se dice un iluminado, que es algo, que tal y como está subiendo la factura de la luz, me va a salir por un ojo de la cara.

¿No es esa una pose que criticas en los diseñadores: el que se tomen demasiado en serio ellos y su trabajo? Sí, pero como veo que les funciona y la gente los adora cuando más iluminados se consideran, he decidido que yo también quiero ser un iluminado. Pero esto off de record, ¿ok?: No sabes cómo me fastidian los diseñadores que piensan que están haciendo algo transcendental para la humanidad. La historia ha demostrado que la moda tiene Alzheimer. En cuanto estás dos temporadas fuera del circuito ya nadie te recuerda. Grandes mitos de su tiempo como Mainbocher o Poiret solo son recordados por los historiadores, ya que el mundo en general está más interesado en el último bolso de Prada que en recordar las grandes figuras de la historia de la moda. Así que, ¿para qué tomarte tan en serio cuando a la vuelta de la esquina está el olvido?

Es muy duro lo que dices. ¿Cómo puedes trabajar todos los días pensando que tu trabajo no trascenderá al tiempo? ¡Pero no seas ingenuo! Mi trabajo no consiste en encontrar un remedio para una terrible enfermedad, solo estoy escribiendo sobre moda. En esta carrera no es tan importante el qué haces sino el cómo lo haces. Dentro de veinte años nadie recordará un artículo que publiqué en abril de 2012, pero sin embargo puede que haya un diseñador que al entrevistarlo le preguntes qué recuerda de sus inicios y puede que me nombre con afecto por el modesto apoyo que le brindé para que saliera adelante.

¿No aspiras a pasar a la historia? Uy, con la wikipedia ahora lo de pasar a la historia está sobrevalorado, cualquiera mínimamente hábil puede tener su propia entrada y pasar a la posterioridad.

¿Qué es lo que más te gusta de lo que haces? Encontrarme con periodistas que preguntan que qué es lo que más te gusta de lo que haces.

Cogida la indirecta. Déjame preguntar de otra forma: ¿Tienes la misma vocación por la moda que al principio de tu carrera? Absolutamente no. El periodismo de moda es una carrera de desgaste. Llega un momento en que piensas que ya lo has visto todo y todo te apesta, y todo tiene connotaciones negativas, y piensas que el sector se pudre poco a poco. Y un buen día encuentras un diseñador que te redime y te devuelve la ilusión porque su trabajo es fresco y emocionante. Y te das cuenta de que el problema no está en la moda sino en ti y te tienes que reinventar para recuperar la ilusión. Esto es un proceso cíclico. Lo malo es cuando te instalas en el hastío y no haces el esfuerzo por renovar esa ilusión. Ahí es cuando tienes que decir “apaga y vámonos”.

¿Vas vivido ese proceso? Sí, soy muy cicloquímico, pero no tengo medicación al respecto.

Oye, ¿por qué has elegido el formato autoentrevista para celebrar este aniversario? Te advierto que es muy Encarna Sánchez. Ah, precisamente por ello. Hay muchas mañanas que me levanto con ganas de gritar aquello tan famoso de Encarna: ¡¡Temblad pedazo de sinvergüenzas!! Pero después me pongo a limpiar la cocina que he dejado mangas por hombro la noche anterior y pierdo todo el fuelle justiciero.

¿Qué es lo que hay que tener para ser periodista de moda? Instinto kamikaze. Si pretendes nadar y guardar la ropa vas listo. Siempre les he dicho a los chicos que han pasado por mis manos para formarse en este oficio que no te puede gustar todo lo que ves. Que lo bueno, lo bello, lo excelso… solo existe en contraposición a lo malo, lo feo, lo abominable. Hay que cultivar el criterio y decir las cosas sin pelos en la lengua… y eso siempre trae problemas.

Pero también te aplauden por decir las cosas tan claras. Sí, lo aplauden, pero los problemas te los tragas tu solito. Pero te digo una cosa, en estos once años de carrera que tengo a mis espaldas he aprendido a ser menos vehemente y más tolerante, porque a veces juegas con las ilusiones y el trabajo de mucha gente, y hacer daño gratuitamente no es mi vocación. Una mala crítica mía es más fácil que la sufra un gran diseñador que un joven diseñador emergente. Si lo que el joven hace no me gusta me limitaré a obviarlo y le daré tiempo a que crezca y mejore. Por ejemplo, que Lagerfeld haga una mamarrachada no me lo puedo callar.

¿De qué te sientes más orgulloso de tu blog? Primero de que es un superviviente. Es el blog más antiguo de lifestyle de las webs de elEconomista.es. Y siempre me he sentido muy valorado donde estoy. (Lo mismo mañana me llaman y prescinden de mí y me tengo que tragar estas palabras). Segundo, estoy muy contento con el público que tengo. Pero sobre todo me siento orgulloso de que cuando llamo a la puerta de un nombre importante de la moda enseguida se me la abre. Y eso ya no es solo por mi trayectoria como periodista. A los diseñadores les da igual tu trayectoria, aunque siempre es una garantía de que vas a hacer un buen trabajo. Lo que siempre te preguntan es “para qué medio quieres la entrevista”, porque ellos son muy mirados con eso, les tiene que gustar la revista, su público y su diseño para dejarte entrevistarlos. Al principio tenía miedo de pedirles la entrevista para un blog. Pero algo bueno tendrá Fondo de Armario cuando puedes leer entrevistas de gente como Agatha Ruiz de la Prada, Guillaume Henry (diseñador de Carven), Dirk Schönberger, Linda Rodin, John Patrick (Organic), Miguel Adrover, John Richmond, Alexandre Vauthier, Ana Locking, Nicolás Vaudelet…

¿Qué nos depara el blog próximamente? Pues no sé, muchas locuras, porque yo tal como pienso una excentricidad la pongo en práctica sin meditarlo. El otro día puse en Facebook que me daban ganas de crear una sección en la que en vez de entrevistar a diseñadores los diseñadores me entrevistaran a mí. Ya sabes, una de esas provocaciones que de vez en cuando publico. ¡Pues te puedes creer que la respuestas que suscitó me hacen sopesar llevarlo a cabo!

Un deseo para el próximo año. Que pueda celebrar el quinto aniversario y que la gente me lea, que lo disfrute… ¡Y que los comentarios a los artículos que me dejan en Facebook que me lo dejen en blog!

Ha sido un placer entrevistarte. Por supuesto, lo sé.