Blogs

Entradas con etiqueta ‘Giuliano Fujiwara’

Meggings… Una amenaza en ciernes

Lunes, 3 Marzo 2014

meggings4.jpg

Meggings de ASOS 

En un día como el de hoy, en que todos los blogs vuelven sus ojos a la alfombra roja de Los Oscars y se regodean en el formalismo y corrección que conocemos por ‘buen gusto’, yo voy y me desmarco y abro la semana con una pieza que amenaza con ser tendencia y que personalmente me horroriza. No fue una buena idea para la mujer, ¿quién pensó que funcionaría para el hombre?

Me refiero a los meggings, versión masculina de los leggings, que para un castizo puede no ser más que un calzoncillo largo y ultra ajustado, pero que tiene ciertas diferencias como el material y el propósito. Los meggings suelen ser de material sintético y ajustarse como un guante a las piernas y el culete, por lo que los diseñadores que han tenido la osadía de sacarlos a escena en las colecciones de primavera/verano 2014 han tenido la sensatez de usarlos debajo de otras prendas como pantalones cortos, con un efecto final mucho más admisible. A mí, personalmente, las prendas que marcan según qué y ofrecen una visión más o menos nítida de aquellas cosas que se prestan a  horrendas comparaciones… como que no.

meggings3.jpg

Tres momentos estelares de los meggings sobre la pasarela: Gucci, Giuliano Fujiwara y Givenchy

Repasamos las colecciones y los meggings los vimos en el desfile de Gucci (arriba a la izquierda), aunque yo no consideraría propiamente meggings lo que Frida Giannini propone porque tienen estructura de pantalón, bragueta incluida. Más ortodoxo fueron Antonio Azzuolo para Giuliano Fujiwara (arriba en medio) y Riccardo Tisci para Givenchy (arriba a la derecha), pero ambos optaron por usarlos como complementos a los shorts.

Seamos claros: para llevar unos meggings tal cual o eres una estrella del pop a lo Justin Bieber, un aspirante a luchador de wrestling de la WWE o una estrella del porno gay con muchas horas de musculación en el gimnasio a tus espaldas (y en tu culo) tipo François Sagat. Y no es algo nuevo, no señor. Ya sabéis que en moda es todo cíclico y aparece y desaparece cada cierto tiempo. En el otoño del 97 recordaba que Carine Roitfeld lo había propuesto en un editorial de la revista Arena Homme Plus (maravillosa revista) realizado por Mario Testino y que tenía como protagonista al supermodelo del momento, Scott Burnhill. Como no he encontrado en internet imágenes de ello he tenido que desempolvar mis archivos (textualmente) y aquí os he sacado una foto con el móvil.

meggings2.jpg

Arena Homme Plus Autumn/Winter issue 97 

Y esto podría quedarse de nuevo en anécdota de pasarela si no fuera porque los meggings de ASOS están causando furor y que ha nacido en diciembre pasado una firma especializada que se llama Meggings Man Clothing, obra de Adam Freck y Andrew Volk, dos tipos muy listos de Chicago. De aquí a que las/los estilistas lo declaren pieza irrenunciable en sus editoriales de moda solo hay un paso. ¿Y después qué? ¿Empezará a verse en la calle?

meggings1.jpg

 Propuestas de Meggings Man Clothing

Más tesoros ocultos de Milán hombre

Mircoles, 24 Junio 2009

ioipseidem-13.jpg

Continuo con mi vocación de patrón de los desheredados de la moda, y mi afán de mostrar aquello que se queda fuera de las crónicas oficiales por no tratarse de grandes nombres. Repito, no se trata de mirar a los nombres ‘pequeños’, sino a los que por cuestiones de publicidad no nos llegan con fluidez. Así que no hablaré de los estampados propuestos por Prada, que inexorablemente nos inundará el mercado de ellos y sucedáneos de otras marcas; ni del nuevo minimalismo (¿cuántas veces he usado esa frase?, creo que ya ha perdido el sentido) que propone Italo Zucchelli desde Calvin Klein; ni mencionaremos el rollo de cowboy de ciudad de D&G…

No, hablemos mejor de Romeo Gigli y su línea masculina llamada ‘io ipse idem’. Un concepto de moda masculina solo apta para gente sin miedo al color y que gusta vestir con buenas dosis de ironía. Las prendas están pensadas por pequeñas joyas en tejidos naturales con motivos pintados a mano. Chaquetas de hombros generosos que se ciñen conforme baja a la cintura, y un cierto tono retro mediterráneo donde abundan el amarillo, rojo, naranja, antracita e índigo iridiscente.

Pero si una puesta en escena ha hecho vibrar a Milán esa es la de la línea Moncler Gamme Bleu diseñada por Thom Browne para la francesa Moncler. Browne parece haberle cogido el gusto a Italia, y tras la ya célebre (de la que hablamos en su momento) presentación de su colección en la anterior edición de Pitti Uomo, vuelve a decantarse por un espacio esplendoroso de la era fascista, la Piscina Cozzi, donde los modelos fueron esta vez capatado en las escuelas de natación de todo Milán. Comenzó todo con todo ellos vestidos con una especie de albornoz y gafas de nadas en formación, con una estética muy Leni Reifenstahl. Los primeros se lanzaron a la piscina (literalmente), pero pronto empezaron a bordearla aquellos que lucían las creaciones de Browne donde se mezclaban trajes de corte sartorial con piezas para la lluvia de impresionante modernidad (¿quién ha dicho que un chubasquero tiene que ser aburrido?). Todo con ese aire retro que le gusta al diseñador.

Milán siempre pude llevarte de un extremo a otro en muy poco tiempo, y puedes que te deleites con el trabajo vanguardista de Masataka Matsumura (Giuliano Fujiwara) un día, mientras que al día siguiente te sumerges en el más puro clasicismo de Caruso. Masataka juega en esta colección con elementos del paracaidismo, como los correajes de nylon que los integra en el tailoring japonés que lo caracteriza, mientras que la exploración de Raffaele Caruso se centra en los tejidos, sin moverse un ápice de la sastrería tradicional.

A quien también se le vio por Milán fue al carismático actor John Malkovich, y no precisamente como ocupante de sillas de primera fila en los desfiles. No, Malkovich estuvo en la ciudad para presentar su nueva línea de moda masculina que ha bautizado como Technobohemian. No es la primera aventura del actor en la moda, porque ya en 2002 lanzó Uncle Kimono, y no debe haberle ido mal porque le han quedado ganas de repetir. Y además, como para aprovechar el viaje, tomó parte en la nueva campaña de Nespresso. ¿Significa que eso que ya no veremos más a George Clooney tomando café?

dia2milan-hombre.jpg

Milán hombre… Tercer día

Mircoles, 25 Junio 2008

tom-ford.JPG

Milán tiene un nuevo templo del estilo. El americano Tom Ford que revolucionara en su día las casas Gucci e Yves Saint Laurent, ha abierto su nueva boutique en un histórico palazzo de Via Pietro Verri que ha convertido en una suntuosa boutique de cinco plantas. La primera boutique propia de Ford en suelo europeo, situado dentro del conocido Triángulo de Oro de las compras milanesas y que sigue el modelo de ambientación lujosa y exquisita atención al público de su tienda neoyorquina. Allí se podrá encontrar sus colecciones para hombre y en especial su cuidado servicio bespoke que ha vestido a Daniel Craig en la próxima aventura del agente 007, vestido tradicionalmente por Brioso… aunque parece que hasta los superagentes secretos están a la moda. 

Dirk Bikkembergs Sport Couture
23 de junio de 2008
13:30 h.
Via Turati, 34 

Como en cada una de sus presentaciones, Dirk Bikkembergs inunda la pasarela de futbolistas. Debe ser una tortura para un amante de este deporte tener que estar 100% concentrado en montar su desfile cuando se está jugando la Eurocopa, porque es sobradamente conocido que el Sr. Bikkembergs es un gran apasionado del balón y que tiene su propio equipo de fútbol, el FC Fossombrone. La colección hace honor a su nombre Dirk Bikkembergs Sport Couture, y refleja ese estilo deportivo de lujo pensado para machos del balón que no disimulan su musculatura, que en esta ocasión queda realzada por lo ajustado de los modelos. Sofisticación un tanto chulesca que llevada por hombres no tan musculados realza la masculinidad clásica. 

bikkembergsss09.JPG

Moschino
23 de junio de 2008
15:30 h.
Via Bezzecca, 5 

Punknic (fusión de Pic-nic y Punk), la colección presentada por la casa italiana Moschino, es una mezcla entre dos actitudes: la preppy, que recoge el sabor de cursi de los años 40 y 50, y la punk, que busca la trasgresión de la iconografía undergroung. Pero no hay que asustarse, Moschino, desde que Franco, su creador, muriera, ha pasado a ser una línea de tendencia irreverente y provocadodora, a una elegante propuesta con los clásicos rasgos del made in Italy: mucho punto, corte sartorial, elegancia clásica aderezada con ramalazos de modernidad, prendas combinables… en definitiva, piezas que un buen gentleman sabe apreciar incluso cuando muestran un descarado gusto trasgresor. 

moschinoss09.JPG

Alessandro Dell’Acqua
23 de junio de 2008
17:30 h.
Viale Montenero, 55 

La colección de Dell’Acqua fue una lección magistral de ligereza y allure mediterráneo. Tejidos naturales y actitud relajada, que compromete poco el movimiento el cuerpo y asegura el frescor. Los colores juegan con ese sabor mediterráneo que combina los tonos ocres de la tierra, el verde olivo y los azules del mare nostrum. El diseñador afirma que su propuesta combina un sabor futurista con cierta nostalgia del pasado, aunque más bien es una vuelta al punto cero, a lo primigenio, un post-futurismo donde los artificios se eliminan y se vuelve a lo básico.  

dellacquass09.JPG

Giuliano Fujiwara
23 de junio de 2008
19:30 h.
Via G. Negri, 6 

El japonés Masataka Matsumura, director artístico de la firma Giuliano Fujiwara, casa fundada por Yoshiaki Fujiwara, ha sabido interpretar la filosofía inherente del nombre de la marca, fusión de japonesa-italiana. Aderezar el menswear italiano con el rompedor concepto zen japonés, fusionar oriente y occidente, tradición y modernidad. El resultado es estéticamente vanguardista, pero si se disecciona cada look se encuentran piezas para gente joven y rompedora que convive con los trajes de corte elegante y clásico propios de la sastrería italiana. No hay que dejar que el bosque de los ‘estilismos’ no deje ver los árboles de las prendas analizadas individualmente.

fujiwarass09.JPG