Blogs

Entradas con etiqueta ‘goma’

Retuerce las gafas

Martes, 17 Julio 2012

alero.jpg

Coge tus gafas y retuércelas. No, no parece buena idea, ¿verdad? A mí una vez se me retorcieron las mías cuando me estampé contra una puerta de cristal que no detecté en una semipenumbra. Afortunadamente volvieron a su estado normal en las manos de un hábil y amable óptico. La experiencia resultó una epifanía. Ocurrió al salir de unas pruebas para acceder a un puesto en La Caixa hace más de once años y creo que fue el motivo de que rechazará la oferta que me hicieron, el golpetazo era sin duda un mal augurio (eso y que me mandaban un año a Melilla, como cuando se hacía la mili, antes de hacerme fijo). Afortunadamente dije que no a la banca y hoy, con la que hay montada, tengo la conciencia muy tranquila de no haber contribuido a ello.

Todo esto me ha venido a la memoria por un modelo de gafas muy original que he visto. Como muchos sabéis estoy colaborando con la web de Federopticos, y generar contenidos de estilos centrados en el mundo óptico es todo un reto que me está haciendo estar muy al tanto de las últimas tendencias.

Desde Italia llega la última idea ‘loca’ en cuanto a gafas de sol. Un modelo que minimiza los riesgos de romperlas si se te caen, te sientas sobre ellas o si les colocas algún peso encima sin darte cuenta. Las AL e RO son las primeras y únicas gafas de sol con montura de goma de colores y lentes intercambiables. AL e RO design ha creado este divertido concepto que causa furor en las revistas de tendencias y que tienen un diseño extremadamente divertido, urbano, funky… Una idea avalada por el gran éxito que ha tenido en su país de origen que empieza a implantarse en otros países y que en España ya está muy extendido (para mi sorpresa, pues no las había visto hasta ahora).

Sin miedo, juega con ellas. Pueden retorcerse al gusto con la plena seguridad de que siempre volverán a su forma original. Ideales para gente despistada, o para los que practican deporte, por su gran resistencia, pudiéndose lavar y no pesan ni resbalan. Están pensadas para suponer una revolución como lo fueron los relojes Swatch en los 80s, ya que una vez que compras el pack de una montura con un par de lentes intercambiables (un par en degradado gris y un par efecto espejo), puedes ir incrementando tu colección de colores para ir siempre conjuntado con la ropa que lleves, no en vano la firma dispone de 27 colores que pueden adquirirse independientemente.

Leña al mono que es de goma… ¿O son los mocasines los que son de goma?

Lunes, 9 Abril 2012

Tengo claro cuál es el auténtico must para el hombre para esta temporada: los mocasines de goma. No tengo claro cómo serán de prácticos, de cómodos, cómo envejecerán… pero tengo claro que son (o serán) lo que las slippers fueron hace ¿cuatro años ya? Empezarán por ser un gesto de snobismo para pasar a ser la última fieble de los más fashion victims.

Crear mocasines completamente en goma no es una idea original. Que yo recuerde ya los propuso Cesare Paciotti en 2009, y también por aquella fecha Margiela propuso zapatos de goma, pero es que es ahora cuando algunas de las grandes firmas del lujo se han apuntado a sacar sus propias versiones de este (que será) hit.

Repasemos las propuestas más interesantes para esta primavera:

Yves Saint Laurent

rubber-ysl.jpg

Gucci

rubber-gucci.jpg

Vivienne Westwood

rubber-westwood.jpg

Swims

rubber-swims.jpg

¿Cuál prefieres?

Chapoteando, chapoteando, vivo la vida chapoteando

Martes, 1 Diciembre 2009

botas-de-agua-otono-09-10.jpg

Venecia está inundada. Eso lo vi ayer en los informativos, y de pronto recordé algo sobre lo que quería escribir aquí: botas de agua. Todas las temporadas nos empeñamos en afirmar que las botas de agua son chic, que están de moda, pero la verdad es que lo chic para las revistas es conservar a jugosos anunciantes que de manera poco disimulada piden que sus productos sean ‘tendencia’. A mí me parecen horrorosas las clásicas katiuskas, todo sea dicho de paso, porque no hay manera de que peguen con nada. Y eso que los fabricantes se afanan por darle mil colores, mil estampados y mil actitudes… pero al final siguen siendo botas de agua.

Pero parece que aquello de que “las botas de agua están de moda” amenaza con ir en serio en esta ocasión, porque si Prada se toma la molestia de sacarla en sus desfiles… ¡échate a temblar! Todo empieza así: Miucca tiene una visión, Miucca manda que la hagan realidad, Miucca se empeña en sacarla a pasarela, en una o dos temporadas todos los diseñadores están haciendo revisiones de la idea de Miucca. ¡Y mira que me parecen horribles las ideas de Miucca en multitud de ocasiones! Pero ya he aprendido de no ir a contracorriente y si Miucca dice que es cool ir con los pantalones por las rodillas, pues prepararos para verme los calzoncillos.

Pero si encima se mete en liza la mismísima Kate Moss… porque ahora todo el mundo empieza a sacar imágenes de aquella vez se calzó unas Hunter para andar por un fangal. Todo un acto de sensatez que no tiene porque ser un acto de estilo, pero como somos tan borregos, pues todos a comprarnos Hunters.

Mi aversión a las botas de aguas debe venir de pequeñito. Jamás tuve unas botas de agua. Mi madre nunca me compró unas botas de agua. Y en cuanto empezaba a llover todos los niños se ponían a chapotear despreocupadamente mientras yo me moría por poder meterme en los charcos, pero no podía, porque yo llevaba bonitos zapatos de vestir. ¡Dios, cómo odio la infancia!

Me reconcilié con las botas de agua cuando surgió mi amor por la moda. No precisamente por el producto en sí, sino por un anuncio de una revista. Corría el aciago mes de abril de 1992. Yo empezaba a empaparme de revistas internacionales. Aún no sabía por qué, ni que sería mi destino profesional. Acababa de descubrir la New York Magazine que conseguía a través de un pequeño kiosco que me la encargaba ex profeso. En ese número había un anuncio de los grandes almacenes neoyorquinos Barneys donde unos ejecutivos llevaban cañas y botas de pescar. ¡Me pareció una imagen tan chic que todos mis prejuicios contra todo lo hecho de goma, como las botas!

Volviendo a Prada. Ha tenido la inteligencia de garle una vuelta de tuerca a las botas de agua (de media caña, de caña completa y hasta el muslo) y las ha dotado de estructura de zapato de vestir, le ha puesto tacón y plataforma. ¿Es ese el misterio para conseguir un complemento de tendencia?

Encuesta: ¿Tienes botas de agua? ¿Te gustan las botas de agua? ¿Llevarás este invierno botas de agua? Y lo que es más importante, ¿le comprarás a tus hijos botas de agua para que puedan chapotear con los otros niños?

barneysbotasdeagua.jpg