Blogs

Entradas con etiqueta ‘Gonzalo Machado’

Cinco fotógrafos que quisiera me retrataran para GQ

Lunes, 30 Julio 2012

He decidido prestarles más atención a los fotógrafos de moda porque creo que son una pieza indispensable en el engranaje que hace moverse a la moda. Su imaginación y buen hacer son los que consiguen que colecciones anodinas quiten el hipo en revistas y campañas publicitarias.

5 FOTÓGRAFOS QUE QUISIERA ME RETRATARAN PARA GQ. Dado que soy físicamente ‘peculiar’ (eufemismo donde los haya) solo me pondría en manos de profesionales como…

1. Tony Kelly. www.tonykellyphotography.com.

tony-kelly.jpg 

Con Tony he trabajado y he contado mil veces la anécdota de estar entrevistando a Carlos Herrera en los servicios de La Maestranza mientras un guiri se desahogaba ruidosamente la vejiga y Ampara Utrilla planchaba un esmoquin. La magia llegó cuando Tony sacó al ruedo a Carlos.

2. Diego Lafuente. www.diegolafuente.com.

diego-lafuente.jpg 

De Diego Lafuente me gusta la capacidad que tiene de imprimir intensidad a los retratos a través de la luz. Es uno de esos fotógrafos de excelente técnica en los que se puede confiar cuando quieres sacar impresionante a un personaje “no muy agradecido” (es decir, poco fotogénico).

3. Gonzalo Machado. gonzalomachado.com.

gonzalomachado.jpg

A Gonzalo lo tengo en el radar desde hace tiempo, y si bien su trabajo retratando mujeres es muy potente, donde saca de verdad la fiera fotográfica es cuando hay un hombre carismático como Tony Ward frente a su cámara. A mi me tiene rendido desde que homenajeó a Jaime de Mora y Aragón en GQ.

4. Guy Aroch. guyaroch.com.

guy-aroch.jpg 

El trabajo de Guy Aroch tiene un elemento diferenciador: la saturación de luz. Sus retratos tienen un color especial y aunque es evidente que se mueve como pez en el agua cuando se enfrenta a una fémina, sus hombres terminan teniendo un aire vintage muy interesante.

5. Stéphane Gallois. www.sgallois.com.

stephane-gallos.jpg 

Últimamente tengo una relación de amor pasional con el trabajo de Stéphane Gallois. Es tan “europeo” estéticamente. No sé cómo describir esa sensación, ese no-sé-qué que lo diferencia de la fotografía comercial imperante en este momento, pero es como comparar una película de James Cameron y una de François Truffaut.