Blogs

Entradas con etiqueta ‘io ipse idem’

Más tesoros ocultos de Milán hombre

Mircoles, 24 Junio 2009

ioipseidem-13.jpg

Continuo con mi vocación de patrón de los desheredados de la moda, y mi afán de mostrar aquello que se queda fuera de las crónicas oficiales por no tratarse de grandes nombres. Repito, no se trata de mirar a los nombres ‘pequeños’, sino a los que por cuestiones de publicidad no nos llegan con fluidez. Así que no hablaré de los estampados propuestos por Prada, que inexorablemente nos inundará el mercado de ellos y sucedáneos de otras marcas; ni del nuevo minimalismo (¿cuántas veces he usado esa frase?, creo que ya ha perdido el sentido) que propone Italo Zucchelli desde Calvin Klein; ni mencionaremos el rollo de cowboy de ciudad de D&G…

No, hablemos mejor de Romeo Gigli y su línea masculina llamada ‘io ipse idem’. Un concepto de moda masculina solo apta para gente sin miedo al color y que gusta vestir con buenas dosis de ironía. Las prendas están pensadas por pequeñas joyas en tejidos naturales con motivos pintados a mano. Chaquetas de hombros generosos que se ciñen conforme baja a la cintura, y un cierto tono retro mediterráneo donde abundan el amarillo, rojo, naranja, antracita e índigo iridiscente.

Pero si una puesta en escena ha hecho vibrar a Milán esa es la de la línea Moncler Gamme Bleu diseñada por Thom Browne para la francesa Moncler. Browne parece haberle cogido el gusto a Italia, y tras la ya célebre (de la que hablamos en su momento) presentación de su colección en la anterior edición de Pitti Uomo, vuelve a decantarse por un espacio esplendoroso de la era fascista, la Piscina Cozzi, donde los modelos fueron esta vez capatado en las escuelas de natación de todo Milán. Comenzó todo con todo ellos vestidos con una especie de albornoz y gafas de nadas en formación, con una estética muy Leni Reifenstahl. Los primeros se lanzaron a la piscina (literalmente), pero pronto empezaron a bordearla aquellos que lucían las creaciones de Browne donde se mezclaban trajes de corte sartorial con piezas para la lluvia de impresionante modernidad (¿quién ha dicho que un chubasquero tiene que ser aburrido?). Todo con ese aire retro que le gusta al diseñador.

Milán siempre pude llevarte de un extremo a otro en muy poco tiempo, y puedes que te deleites con el trabajo vanguardista de Masataka Matsumura (Giuliano Fujiwara) un día, mientras que al día siguiente te sumerges en el más puro clasicismo de Caruso. Masataka juega en esta colección con elementos del paracaidismo, como los correajes de nylon que los integra en el tailoring japonés que lo caracteriza, mientras que la exploración de Raffaele Caruso se centra en los tejidos, sin moverse un ápice de la sastrería tradicional.

A quien también se le vio por Milán fue al carismático actor John Malkovich, y no precisamente como ocupante de sillas de primera fila en los desfiles. No, Malkovich estuvo en la ciudad para presentar su nueva línea de moda masculina que ha bautizado como Technobohemian. No es la primera aventura del actor en la moda, porque ya en 2002 lanzó Uncle Kimono, y no debe haberle ido mal porque le han quedado ganas de repetir. Y además, como para aprovechar el viaje, tomó parte en la nueva campaña de Nespresso. ¿Significa que eso que ya no veremos más a George Clooney tomando café?

dia2milan-hombre.jpg