Blogs

Entradas con etiqueta ‘Jordan Shmulyck’

Un hombre con aroma Maximum

Jueves, 2 Julio 2015

maximum.jpg

Eau de Toilette Maximum For Men. 38,80 euros (100 ml.) 

Es conocida mi debilidad por Jordan Shmulyck, una firma cosmética y de belleza española que basa sus productos en el empleo de minerales del Mar Muerto, y que por todos son conocidas sus singulares propiedades. Puedo decir sin lugar a dudas que uno de los mejores geles hidratantes para después del afeitado que he probado en mi vida lleva su firma.

Desde hace poco más de un año (abril del año pasado), Jordan Shmulyck tiene una línea de cuidados masculinos llamada MAXIMUM for men, cuya imagen está vinculada al mundo del motor, de las carreras de coches y motos, como expresión de la masculinidad y dinamismo que imprimen a los productos de la gama.

Hace un par de meses presentaron dentro de esta gama su primera fragancia masculina, la nueva Eau Toilette Maximum for men, para la que han escogido una metáfora muy apropiada para identificarla: Slipstream Effect, o lo que es lo mismo en román paladino, el rebufo, esa estela de aire en forma de torbellino que dejan los coches de carreras a su paso. Y es que algo de ello tiene esta fragancia que irrumpe con fuerza pero que se atempera dejando una estela suave y perdurable.

A nivel técnico esta eau de toilette tiene una salida explosiva muy cítrica con notas de bergamota, pomelo y romero, para templarse enseguida con notas olfativas de jengibre y lavanda de gran fuerza, y finalmente deleitemos con las notas de fondo de sándalo, cedro y vetiver. Una fragancia para aquellos que quieren dejar huella.

¿Y sabéis qué es lo bueno de Jordan Shmulyck? Que no hay que complicarse la vida para adquirir sus productos, basta con acercarse a cualquier centro de El Corte Inglés.

Mr Shmulyck Cook: Jabones naturales salidos de los fogones

Viernes, 27 Mayo 2011

foto-jabones-mr-shmulyck.jpg

De cosmética sabéis que hablo poco a pesar de que la información y las novedades son abundantes. Lo que ocurre es que mi filosofía al respecto es probar el producto antes de reseñarlo y como soy hombre de pocos cuidados estéticos… pues al final comento poco sobre el tema. Pero hace unas semanas recibí el último lanzamiento de una firma de cosmética de la que soy rendido admirador y usuario. Hablo de Jordan Shmulyck, una firma que basa la formulación de sus productos en el empleo de un principio activo único y excepcional: las sales y minerales del Mar Muerto. Mi after shave de cabecera (aunque a veces le soy infiel con alguna otra firma, he de ser sincero) es el Gel hidratante marino de la casa [por un momento he tenido un ataque de pánico porque no lo encontraba en su web y pensé que lo habían dejado de producir, pero no, no lo encontraba porque le han cambiado en packaging].

Lo que recibí hace unas semanas fue los jabones naturales hechos con métodos artesanales de su nueva línea Mr SHMULYCK COOK SOAP. Son excelentes, y creedme, porque soy extremadamente exigente con el jabón. Son muchas las firmas que con el cuento de que sus jabones son artesanales te venden verdaderas patatas secas que no hacen ni espuma. Los de Shmulyck son de textura cremosa, hacen mucha espuma, maravillosamente agradables al olfato y te hacen sentir ciertamente bien. Limpian perfectamente la piel de todo el cuerpo y la cara. Protegen la piel frente a factores ambientales externos. Hidratan, reafirman y regeneran la piel. Cuatro jabones con cuatro funciones distintas que se ajustan a tus necesidades en cada momento: el de naranja y azafrán (relajante); el de miel y rosa mosqueta (tonificante); el de chocolate e hierbabuena (refrescante); y el de aloe vera y limón (estimulante).

Es una buena excusa para hablar con el creador de esta firma cosmética, Samuel Perea, un hombre difícil de definir, polifacético y aventurero, emprendedor y un Rey Midas que convierte en oro toda idea que lleva a la práctica. No me voy a dispersar y evitaré hablar de su restaurante malagueño, que bien merece otro artículo, sino  de Jordan Shmulyck.

perea.jpg

¿Cómo surge la idea de Mr. Shmulyck Cook? Siempre pensé que cualquier producto que se pueda comer y sea saludable para nuestro organismo, podría formar parte de la composición de una crema para el  cuidado de la piel. Esta idea tomó mucha más fuerza a partir de mi incorporación a la cocina profesional, donde tuve la oportunidad de conocer con mayor precisión muchos de los secretos que encierran algunos alimentos que utilizamos para cocinar y que son a la vez fuente de principios activos extraordinarios y muy beneficiosos para el cuidado de la piel. Chocolate, vino tinto, limón, miel, aceites de argán y oliva y un largo etcétera. Como ejemplo cito a Ovidio que hace 2000 años escribió un tratado de cosmética para el cuidado de la piel que estaba basado fundamentalmente en los cereales. (Jabones limpiadores y mascarillas de avena son formulas que ya estaban inventadas hace más de 2000 años).

¿Qué propiedades tienen las sales del Mar Muerto? A las sales el Mar Muerto se le  atribuyen infinidad de beneficios, beneficios que en la mayoría de los casos son avalados por estudios bien documentados realizados en universidades de todo el mundo. En los balnearios del Mar Muerto se realizan tratamientos bajo supervisión médica para mejorar las afecciones de la piel como psoriasis y dermatitis, algunas relacionadas con patologías como el reuma y la artrosis, etc. Yo particularmente destacaría dos cualidades relacionadas con el bienestar de la piel, la primera de ellas es que son altamente relajantes y la segunda que son purificantes. Con estas dos cualidades conseguimos limpiar la piel de impurezas y relajarla, a partir de este principio la piel es mucho más receptiva para recibir cualquier otro tratamiento.

¿Cómo y cuándo nace Jordan Shmulyck? A principios de los años 80, viajo a Israel por motivos profesionales y “descubro” el Mar Muerto. Inmediatamente me pongo en contacto con médicos y profesionales que trabajaban en los balnearios, me documento sobre las experiencias y estudios realizados hasta el momento y fundo la Compañía de Sales y Lodos del Mar Muerto, primera en fabricar y comercializar los cosméticos del Mar Muerto en España. En los años 90 esta compañía se transformaría en la actual Jordan Shmulyck.

¿Cómo se realizan estos jabones que acabáis de lanzar? La fabricación de los jabones de Mr Shmulyck Cook son realizados totalmente de forma artesanal. Todo el proceso  se hace a mano y con materias primas naturales.

¿Crees que en la vida diaria, donde el gel se ha impuesto, hemos olvidado la importancia del jabón? Personalmente pienso que el uso del jabón para ducharse es más cómodo y eficaz. El  contacto de la pastilla de jabón con la piel produce una sensación muy agradable y en el caso de que el jabón sea de barro del Mar Muerto consigue exfoliar la piel, limpiarla y relajarla todo ello en el mismo acto. De todas formas lo bueno sería alternar el uso del gel y el jabón.

Danos unos consejos básicos y productos básicos de Jordan Shmulyck, para cuidar la piel este verano? El primer consejo es una limpieza eficaz de la piel. Ahora que empieza el verano sería conveniente exfoliar la piel para eliminar células muertas y dejar la piel libre para que respire y se recupere del encierro del invierno. (Jabón de Barro, Crema Hydra-Exfoliante, Crema Kesse de Sales del Mar Muerto).

El segundo proteger la piel de las agresiones medioambientales como exposiciones prolongadas al sol, contaminación, aires acondicionados etc. (Crema Bronceadora SPF15, Regenerador Corporal Aloe Vera, cremas faciales con filtro solar como la crema Hydra Force)

El tercero resaltar la belleza de la piel con una buena hidratación (Aceite de Argan o Body Lotion).

Y por último perfumar la piel con fragancias agradables que favorezcan la armonía  del cuerpo y el buen estado de ánimo (Eau Toilette Hanna, Luminar, Lavanda o Sahara).

www.jordarshmulyck.com

Anti-aging masculino tras las vacaciones

Viernes, 15 Agosto 2008

Ummm, el solecito… ¡Qué agradable! Ahora disfrutamos del verano y nos dejamos acariciar por el sol, pero después vendrán las lamentaciones. Desterremos ese pernicioso cliché de que las cuestiones de piel son “tonterías” propias de las mujeres. ¿No habíamos superado ya esos prejuicios? Está claro que no. Aunque el mercado de la cosmética masculina es un sector que confiesa su pujanza y potencial, aún queda mucho que recorrer. Sobre todo porque el hombre suele pensar que la belleza es una cuestión meramente olfativa y muscular (un buen perfume y machacarse en el gimnasio). 

Cuando terminemos las vacaciones con un bronceado envidiable serán muchos los que piensen al vernos que nos hemos cargado nuestro cutis, que en muchos casos se vuelve mate y áspero, falto de vida, por la sobre exposición. “Parece que se ha echado diez años encima” es lo que piensan los demás mientras nosotros seguimos aferrados a la idea de que estamos más fantástico cuanto más churruscaditos volvemos. Lo único cierto es que la piel se fatiga y muestra claros signos de deshidratación tras estos días de playa y tumbonas al sol. Por eso, para la vuelta a la oficina debemos estar preparados. Nuestro físico es esencial a la hora de enfrentar las negociaciones. No me refiero a que los mejores profesionales sean los más guapos, sino a que una piel cuidada, tonificada y ‘brillante’ lanza un mensaje muy claro: soy un profesional despierto, capaz y enérgico. Y las impresiones son básicas en el mundo de los negocios. 

Entre las propuestas que encontramos en el mercado, que son muchas, hoy nos quedaremos con la que ofrece la firma española de cosmética Jordan Shmulyck dentro de  su línea masculina. El Extracto Anti-Envejecimiento de JORDANhomme (41,10 €.) es una solución enriquecida con minerales del Mar Muerto, seña de identidad de la casa, de acción inmediata que posee una intensa capacidad hidratante y un fuerte efecto filmógeno y tensor. Su eficacia como regenerador de los tejidos de la epidermis evita la flacidez y favorece la microcirculación cutánea. Un efectivo energizante celular que restaura las reservas energéticas, estimula las defensas y la reparación cutánea, reforzando la elasticidad y tonicidad, reduciendo la laxitud de la piel. Indicado para rostro, cuello y contorno de los ojos. 

No cuesta nada dedicar un poco de atención a esos detalles que nos definen.