Blogs

Entradas con etiqueta ‘José Miró’

Entrevista a Nando Esteva, fotógrafo: “Si no arriesgas no creas tendencia”

Martes, 10 Enero 2012

cid_b193c239-fd29-4a98-8464-72eabf1da548.jpg

Antes de Navidades me llegó un mail de José Miró en que me mostraba unas fotos que habían sido premiadas con el LUX de Oro este año. En ellas sus complementos pasaban a ser objeto de vitrina de carnicería, y él mismo un carnicero muy mal encarado (tuve que mirar y volver a mirar las fotos unas cuantas veces para convencerme de que era José Miró el que salía transformado de aquella manera en las imágenes). Enseguida tuve claro que quería conocer más de Nando Esteva, el fotógrafo de Mallorca creador de esas pasmosas imágenes, y que además de ese se había llevado otros dos premios en los LUX de 2011, amén del que el año anterior consiguió con la campaña de Farrutx donde aparecían los complementos de la firmas en bloques de hielo.

2011 ha sido un año de LUX para ti. ¿Cómo se lleva eso de ser el ganador de tres premiso LUX en un mismo año? La verdad es que ha sido un año brillante profesionalmente hablando, un año donde he tenido que esforzarme más que nunca para sacarle provecho a esta maldita crisis. Hay que recordar que este año gané tres Lux, uno de ellos Oro con un proyecto personal, algo sacado de mi libre imaginación, no remunerado, cosa que me enorgullece mucho como fotógrafo. Los otros dos premios fueron bronces, uno para otro proyecto personal en categoría reportaje temático “una ópera desde dentro llamada Carmen” y por último un bronce en interiorismo y decoración para la firma Grupo Teka (trabajo por encargo), una foto que ha dado la vuelta al mundo. Sinceramente, resumo cómo se lleva lo de ganar un año más un premio nacional: mucha humildad y más empeño en esforzarme en esta carrera de fondo en solitario dentro de un mundo muy competitivo. Es momento de crear nuevas e impactantes imágenes.

¿Cómo surge la idea de “250 gramos de tacón”? Surge tras unas ganas locas de hacer un proyecto junto al gran diseñador Jose Miro. Bastó un café para intercambiar ideas y conceptos. Él aceptó sin dudarlo. Jose ha sido una de las experiencias personales que más me han enriquecido este año pasado. Detrás del gran diseñador hay una bellísima persona.

tacon-1.jpg

He estudiado las fotos con atención y estoy seguro que su realización ha sido una verdadera “pesadilla” técnica por la cantidad de detalles que habéis perfilado en ellas. ¿Cuál fue el mayor quebradero de cabeza de esta producción? La verdad es que fue un proyecto al que le dedicamos mucho tiempo de producción, aproximadamente tres meses. Hay que tener en cuenta que la carnicería donde decidí hacer el shooting era una carnicería de los años 70s, cerrada hace más de 15 años, vacía y sin luz. Entonces viene cuando el proyecto me ilusiona más y más. Lo primero de todo fue localizar y recopilar maquinaria antigua de la época, una dura tarea para el equipo, Juan Luís, mi ayudante personal, desempeñó un gran trabajo. Durante el proceso de recopilación del material Jose y Peio [Cuevas] se dedicaron a suministrarnos todo el material que necesitábamos para la colocación de la carnicería, y nosotros empezamos a empaquetar uno a uno los zapatos al vacío como si de comida se tratara: cortar inclusive, lonchear, picar como si fuera carne picada…

tacon-2.jpg

¿Cómo te decides a emprender este proyecto sin un respaldo editorial que le diera cobertura? Bueno, como he comentado antes, en momentos de crisis es cuando debes, bajo mi punto de vista, demostrar de lo que uno es capaz de realizar. Tal vez con más tiempo del que normalmente tienes en otros momentos. Si hubiera tenido que esperar a que una editorial se interesase en un proyecto totalmente trasgresor y fuera de lo normal, seguro no lo hubiera realizado nunca. Espero que gracias a este trabajo pueda generar confianza a editoriales de gran interés para mí.

Hace cinco o seis años el panorama editorial era mucho más arriesgado, pero de un tiempo a esta parte las producciones fotográficas se han vuelto más comerciales, más ‘planas’, más políticamente correctas, incluso en revistas de perfil transgresor. ¿Has notado tu esto? ¿Estás de acuerdo con mi apreciación? Sí, estoy de acuerdo con tu apreciación, ¡¡¡es así!!! Creo que la falta de medios económicos ha llevado a ciertos clientes a ser más conservadores y menos arriesgados a la hora de mostrar el producto. Es un dinero invertido por las empresas con menos riesgo. Además he de resaltar que para muchos fotógrafos es difícil salirse de su línea de trabajo y aceptar el riesgo que eso conlleva. Para mí el riesgo es mi pan de cada día, si no arriesgas no creas tendencia. Tenemos que realizar cosas innovadoras sin abusar de  alterar mucho las imágenes ya que no podemos olvidar que hay proyectos personales y otros que son de encargo y tienen que tener la función de vender producto. Con ambos siempre el objetivo de tener una crítica positiva o negativa.

¿Qué aspecto es para ti el más importante en la realización de cualquiera de tus fotos? El aspecto más importante es la seriedad y profesionalidad en el modo de tratar el asunto; conseguir un buen planteamiento sin perder mucho tiempo; decisión de la maquinaria correcta… y a disparar. El montaje de la foto sale primero de mi mente y luego intento ser fiel a ese pensamiento y plasmarla con la cámara de fotos. Mi seña de identidad es hacer las cosas especiales, intentar destacar en un mundo donde casi todo esta creado. Tarea nada fácil, pero emocionante hasta que la creas.

¿Cómo es trabajar desde Mallorca? ¿Qué esfuerzo extra te supone estar trabajando fuera del eje Madrid-Barcelona donde parece que se concentra toda la actividad creativa? Como muchos saben, Mallorca es un paraíso. He viajado mucho trabajando en bastantes países de diferentes culturas y hoy por hoy para mí el mejor lugar para tener una base solida es Mallorca. A día de hoy tengo un mini estudio en Madrid donde realizo trabajos de producto para la firma Teka. Mis maletas están siempre preparadas para viajar y realizar lo que sé hacer en cualquier lugar del mundo, solo hacen falta adaptadores para los enchufes en diferentes países y el pasaporte en regla. ¡Ah, y mucha paciencia en los aeropuertos!

Me encantó tu LUX del año pasado. Sois pocos los que os atrevéis a fotografiar complementos de una forma ‘diferente’. Personalmente soy fan del trabajo de Raymond Meier y de Hiro, que son dos grandes retratistas de accesorios. ¿Cómo ves la fotografía de complementos en España? ¿Hay buen material creativo o tendemos al conservadurismo aburrido? Cierto, dos grandes Raymond Meier y Hiro. La verdad es que el año anterior al 2011, cuando congelé zapatos y bolsos para la firma Farrutx, la cara de mi cliente era un poema. Finalmente tras una carcajada aceptó el proyecto realizando una gran tirada nacional e internacional, y finalmente gane un Lux Oro. Creo que en España, sobre todo en complementos, nos tenemos que poner las pilas mucho. Tendemos a la perfección (simple y humilde critica personal) sabiendo y siendo conscientes de que muchas veces no depende de nosotros, ya que el cliente tiene la decisión final.

farrutx.jpg

¿Por qué crees que existe esa obsesión de las revistas españolas por comisionar trabajos a fotógrafos de fuera? Creo que se podría plantear también a la inversa, ya que yo trabajo en Londres y Alemania frecuentemente, creo que ellos se deben plantear la misma duda. Creo que el mundo de la foto no entiende de idiomas, es un lenguaje universal basado en la pura belleza gráfica, y cada cliente elige quien quiere que la represente y realice el trabajo, seas de donde seas. A mí personalmente me encanta trabajar en mi país, España, y espero hacerlo cada vez más.

¿A qué te hubieras dedicado de no caer una cámara de fotos en tus manos? Es difícil saberlo ya que empecé en este mundo a los 16 años y actualmente tengo 32. Mi pasión y mi forma de expresarme son la fotografía y la imagen en movimiento. La fotografía para mí es una forma de vida.

www.nandoesteva.com

José Miró, diseñador: “El respeto por el medio ambiente y la sostenibilidad deberían ser presente y no futuro en la moda”

Lunes, 13 Diciembre 2010

jose-miro-retrato.jpg

Los que por algún motivo que escapa a mi imaginación siguen mi trabajo saben que tengo diseñadores fetiche a los que he seguido desde el principio de mi carrera y rara vez me han desilusionado. Uno de ellos es José Miró, con el que me siento francamente identificado por 1) ser de la misma quinta (él es un año más joven, para ser exacto); 2) yo empecé en la moda más o menos cuando él lanzó su propia firma, meses más o menos; y 3) ambos trabajamos desde ciudades completamente fuera del eje de la moda (Madrid-Barcelona). Cuando anunció que se bajaba de Pasarela Cibeles me dio un disgustazo, pero viendo los derroteros que ha tomado creo que es una decisión valiente e inteligente. Ha puesto sus esfuerzos en su web, tanto a nivel promoción como ventas, lo que le permite realizar una interesante rotación de productos y un acceso a mercados internacionales que raramente le es posible a un diseñador patrio por los canales de comercialización tradicionales.

Aprovechando el lanzamiento de su línea de pequeña marroquinería he querido conocer cómo afronta esta nueva etapa profesional.

¿Qué supone en este momento para ti bajarte de la pasarela? ¿Es algo provisional? ¿Por qué lo haces? Fue una decisión muy meditada, pero para mí y para mi marca creo que era totalmente necesario. Haber tomado esa decisión me ha permitido afrontar otros proyectos que en caso contrario no hubiera podido hacer. Por ejemplo las dos piezas realizadas para Swarovski y presentadas en el Word Jewelry Facets 2010 en Shanghái, para las cuales he necesitado 2 meses y medio de dedicación prácticamente exclusiva. Ahora estamos totalmente volcados en la comercialización de la marca a través de internet, diversificando el producto para llegar a un mayor número de clientes potenciales, además de estar muy centrado en conseguir una línea de calzado tal y como yo la quiero, y comercializarla a nivel internacional. Desde hace un tiempo el futuro cambia de una forma casi radical cada cierto tiempo. Con la inestabilidad existente en los mercados, todo un plan de negocio realizado a equis número de años puede cambiar de la noche a la mañana.

jose-miro-swarovski.jpg

¿Quieres volver en el futuro a Cibeles o a otra pasarela? Presentar las colecciones mediante desfiles es algo que siempre me ha encantado y me ha dado buenos resultados pero necesitaba cambiar el chip, abarcar nuevos territorios y nuevas formas de presentar nuestros productos para lo cual, en mi caso tenía que abandonar los desfiles, tengo que decir que estoy muy contento de haber tomado esa decisión pero por supuesto que no descarto volver en un futuro.

¿Crees que la crisis va a terminar de ayudar a reconfigurar el sector de la moda en España? La crisis está cambiando muchas cosas en todos los sectores y la moda es uno de ellos. A diario cierran marcas, fábricas, y toda la industria auxiliar está muy perjudicada. Te diré que en muchos casos es normal porque todavía a día de hoy y viendo el panorama actual, con las fábricas produciendo la mitad que hace unos años y con el traslado de producciones a Asia, incluso actualmente pequeñas producciones, cosa impensable hace unos años, pues aún así muchos fabricantes son muy reticentes a coger producciones pequeñas. Mayoritariamente siguen queriendo apostar por grandes producciones, estas suelen acaparar las fábricas, cosa que no entiendo porque en cuanto esas empresas superan determinada cantidad de producción trasladan la misma a países donde el coste de realizarlas es inferior a la mitad de hacerlas aquí, y las fábricas que las hacían en España se quedan sin “su gran cliente” teniendo que cerrar en la mayoría de los casos.

¿Cómo surge el proyecto de la pequeña marroquinería? En Jose Miro siempre estamos abiertos ampliar los productos que ofrecemos y la marroquinería surgió de una manera muy natural con un fabricante de Ubrique. Hemos lanzado esta primera colección compuesta por carteras de diferentes tipos y monederos, con unos muy buenos acabados. Pieles troqueladas con diferentes motivos, combinaciones de cuero y ante y teniendo en cuenta la funcionalidad para las que han sido creadas. Con el tiempo y teniendo en cuenta la evolución de las ventas iremos ampliando con distintos productos relacionados. En la actualidad están en venta exclusiva a través de nuestra página web www.josemiro.com y a través de www.net-trendy.com

jose-miro-marroquineria.jpg

Tenéis una web estupenda actualmente, ¿qué ha significado para tu negocio el aprovechar todas las posibilidades digitales que tu web te ofrecía? Muchas gracias. En estos momentos la web es un instrumento primordial y con prioridad absoluta en Jose Miro. Es un escaparate mundial, bilingüe, dinámico y completo que acercará a todo el mundo el universo y los productos de la marca, que comprende además de ropa, joyería, diferentes accesorios, etc.… surge como parte de la estrategia de internacionalización de la marca y con tres premisas: investigación, sostenibilidad e inmediatez. La tienda tiene como premisa la rapidez e inmediatez que internet provee a todos los usuarios y será actualizada continuamente. El sistema de trabajo parte de una producción que se colgará en la red para su adquisición inmediata, exceptuando la colección de calzado que seguirá el curso habitual de la comercialización de productos de moda. Además de un punto de venta mundial, queremos aprovechar con la web www.josemiro.com todas las ventajas que la red puede ofrecer para conseguir una mayor libertad en el proceso creativo y de producción.

Tu diseño siempre ha tenido un look muy orgánico, y ahora veo que estás lanzando prendas ECO, ¿en qué sentido te interesa la moda ecológica? Quien sigue mi trabajo puede ver claramente ese look orgánico a lo largo de mi trayectoria, es algo que forma parte de mi mismo, al igual que el experimentar con nuevos materiales o aplicar a esos looks materiales ajenos, en un principio, a la costura. Siempre me gusta fusionar en las colecciones la innovación tecnológica con la artesanía para concebir las prendas, así como introducir técnicas artesanales en los procesos de producción. Desde hace unos años el respeto por el medio ambiente y la sostenibilidad representan un continuo referente en mi trabajo e incluyo concretamente desde el 2008 tejidos ECO en todas las colecciones, labor nada fácil puesto que conseguirlos y encontrarlos no es nada sencillo. Si es fácil conseguir un algodón básico de aspecto rústico, pero tejidos como lanas, museline, más elaborados y gustosos al tacto cuesta mucho. Los tejidos que utilizo contemplan todas las normativas al respecto como: algodón orgánico, algodón regenerado, fibra de leche, soja, frutos, etc… y poseen propiedades nutritivas, hidratantes, etc… Me parece VITAL utilizar este tipo de tejidos de una forma progresiva, puesto que hay que pensar en el final de las prendas, estas tienen que tener un final en algún lugar. Los procesos de producción de los tejidos que selecciono están completamente regulados, desde el hilado, tintado donde no intervienen agentes químicos,  y hasta los derechos de los trabajadores. Deberían ser PRESENTE y no futuro en la moda.

jose-miro-coleccion.jpg

www.josemiro.com 

No todos los uniformes son iguales

Martes, 8 Junio 2010

3-jose-miro-uniformes-expo-shangai-2010.jpg

Recibí la nota de prensa de los uniformes del pabellón de España en EXPO SHANGAI 2010 (arriba) diseñados por José Miró. Personalmente me parecen ‘totales’ por su originalidad y su estilo informal, acercando al azafato/a al público sin las tiranteces que un uniforme convencional provoca, además de transmitir una imagen de país muy positiva asociada a la vanguardia. Miró ganó el concurso organizado por el SEEI y la Asociación de Creadores de Moda de España para la creación de estos uniformes para los azafatos/as y no hay nada que objetar. No hace falta ser un genio para conocer mi postura sobre el trabajo de José Miró, basta con leer mis crónicas de Cibeles para darse cuenta de que lo considero uno de los diseñadores nacionales con más talento. Y he de admirar que ponga todo ese talento al servicio de los uniformes que le fueron encomendados sin escatimar esfuerzo ni imaginación.

Bien es cierto que el diseño español ha dado grandes uniformes para la historia como los de Iberia firmados por  Manuel Pertegaz o Elio Berhanyer, o más recientemente (estoy recordando) el magnífico trabajo de El Delgado Buil para el EME Fusion Hotel de Sevilla. Y por lo general los diseñadores ponen todo su talento en prendas tan funcionales como el uniforme, pero…

También hay diseñadores que van al salir y no se esfuerzan tanto. Como soy un kamikaze y lo políticamente no me gusta en absoluto me arrojo a la piscina y doy nombres. Que me perdonen Victorio&Lucchino, pero sus uniformes para el Metro de Sevilla son realmente de risa (que no se me mal entienda, a mí el trabajo de los sevillanos me parece de primera, pero alguna excepción tenía que tener… y ya la hemos encontrado). Recuerdo que estuve en la presentación de los uniformes hace un par de años (me pillaba de paso a una comida que tenía cerca de donde se presentaban y allí que me planté como deferencia a la organización). Lo que salió de un vagón de metro fueron alguno empleados (reales) luciendo unos trajes gris marengo (abajo) que podrían estar sacados de cualquiera tienda especializada en uniformes laborales de esas que ponen monos azules y ropa de chef en los escaparates.

Intentaron justificar lo injustificable en la rueda de prensa aduciendo motivos conceptuales como que el verde de un pequeño detalle simbolizaba Andalucía y yo-qué-sé más. Hoy en un ejercicio memorístico he tirado de hemeroteca, y en un artículo de 2003 de Rosario Marín publicado en ABC de Sevilla se decía:

Los modistas sevillanos Victorio y Lucchino van a ser los encargados de diseñar el interior del metro y el traje del personal de la compañía, anunció ayer la consejera de Obras Públicas, Concepción Gutiérrez. Los modistas aseguraron que aún no tienen muy claro cómo realizarán este proyecto, aunque sí anunciaron que el nuevo metro «tendrá un estilo muy futurista, práctico y con mucha imagen»”

Juzguen la modernidad de la imagen de abajo.

Para Victorio y Lucchino, que se mostraron encantados de colaborar en la estética del metro, lo importante es que éste «sea algo funcional, moderno y se convierta en un ejemplo para los metros del mundo»

¡Un gran ejemplo, sí señor!

Respecto a los colores más recomendables, los diseñadores añadieron que «cualquiera es válido, porque a Sevilla le pegan todos los colores»

Por eso eligieron el gris marengo, que tiene mucha personalidad, y como Sevilla tiene un color especial… Especial y gris, diría yo.

La verdad es que ahí estaba todo el pescao vendido, como se dice por acá. El convenio de colaboración (¿hubo concurso público?) se había cerrado con muchos años de antelación, ya daba igual lo que hicieran, ¡se lo habían comprado sin ver “el producto”! No olvidemos que todo empezó con la imagen interior del metro que en un alarde de creatividad decidieron hacerlo “con asientos rojos y verdes inspirados en los colores de nuestros dos equipos“. Es decir, para que los béticos o los sevillistas no se quedaran de pie en caso de que no hubiera asientos libres tapizados en el color de su equipo.

Cuando la Administración recurre a los diseñadores hay que echarse a temblar porque juegan con el dinero de todos y el resultado es menos importante que la rueda de prensa de presentación. Mirad cómo las empresas privadas exigen que la CREATIVIDAD esté presente para justificar el desembolso que van a hacer. No sé cuánto llegaron a cobrar por este convenio los diseñadores sevillanos… ni lo sabré, porque todos sabemos la opacidad de las cuentas públicas en estos casos. Seguro que son números públicos, pero no encuentras a nadie que te los pueda facilitar.

[Y que no se me molesten V&L, que en el fondo “para gustos los colores”… rojo, verde o gris marengo].

uniformes-v-l.jpg

Entrevista: José Miró

Jueves, 18 Septiembre 2008

va8f8328.JPG

Foto de Esmeralda Martín 

Por regla general, en el panorama patrio de la moda, lo diseñadores suelen ser ciertamente una raza muy trabajadora, emprendedora e inagotable. Pero si elevamos esas cualidades al cubo, la ecuación nos da un nombre, el de José Miró. Este mallorquín de pro siempre asombra con la elaboración de sus colecciones, continuamente innovando con cortes complejos (por no decir imposibles) e investigando en la aplicación de materiales inusuales.  

Esta no es una colección ‘fácil’ en ningún sentido. Cierto, es una colección muy trabajada y estudiada. La titulamos Flâneaur, un término utilizado por Bodelaire y otros analistas en cultura, economía e historia, se construye como referente para entender el fenómeno urbano y la modernidad, por lo tanto, está en constante evolución. Los que conozcan mi trabajo saben que el evolucionar colección a colección es una de las premisas del mismo. Es una colección que va sobre mujeres que caminan sin destino, sin un plan prefijado, lo hacen por el placer que ofrece una ciudad descubriendo nuevos rumbos con la posibilidad de no verlo todo pero con la capacidad de poder volar con la imaginación hasta aquello que no se ve, realizando un paseos sensorial, espiritual y educativo. Me imagino una mujer paseando por una calle luminosa de una ciudad mediterránea: Mallorca, Portofino, Saint Tropez, Capri… Todo con el objetivo de crear prendas cómodas, funcionales, agradables al tacto con la piel, llevado a un lado actual, cosmopolita y vanguardista a través de los tejidos que la forman. 

En la colección anterior vimos un giro al José Miró de sus inicios, más arriesgado, más vanguardista… ¿Ese giro se mantiene en esta colección? Me hace gracia lo de “el Jose Miro de sus inicios”, yo soy el mismo pero lógicamente la forma de ver las cosas que me rodean cambia continuamente, al fin y al cabo en la vida todo cambia, todo está en constante movimiento, en constante “evolución”. Creo que  todas mis colecciones son muy diferentes pero todas tienen un espíritu en común por el que pretendo que se me identifique. Si hiciera siempre el mismo tipo de chaqueta cambiando solo el color del botón, te aseguro que no me dedicaría a esto o por lo menos no presentaría mis colecciones mediante un desfile. La vida es cambio, adaptación, en la pasada colección de invierno me apetecía agudizar mi lado más “gamberro”, que siempre está presente, pero si te fijas con detalle en la colección no hay tantos looks que sean concesiones a la pasarela aunque parezca lo contrario. 

¿Es difícil vender ‘vanguardia’ en España? ¡Qué te voy a contar! A gran escala por supuesto que sí, porque cuando la “vanguardia” es vendida masivamente deja automáticamente de ser vanguardia. No nos olvidemos que, queramos o no, la moda no está hecha para todo el mundo, cuando pasa al consumo masivo es, a mi entender, simplemente un producto que se vende, no moda en si. Pero lo que considero muy positivo es la capacidad de cambio cada vez más agudizada en España. Antes nos adaptábamos a las tendencias a nivel general de consumo dos temporadas más tarde, ahora en muchas ocasiones cierto público, no muy masivo, para ser sincero, no tarda nada en esa adaptación. 

¿Cómo afecta a tu trabajo residir y trabajar lejos de ese eje de la moda que es Madrid-Barcelona? Es cierto que el esfuerzo es mucho mayor y todo va mucho más lento, pero es indudable que tiene sus ventajas tanto a nivel personal así como sobre todo a nivel creativo. Existen los aviones y actualmente las comunicaciones son muy fáciles desde Mallorca, por lo tanto no te descuelgas de lo que pasa en el mundo en ningún momento y te aseguro que creativamente es mucho más ventajoso que vivir bombardeado de información de la cual el 90% tienes que descartarla porque es simplemente inservible. 

¿Crees que ese espíritu de tus colecciones de ‘cuánto más difícil mejor’, donde no hay puntada fácil, es compatible con el momento actual en que los consumidores tienen al pret-â-portèr más básico y donde sólo se invierten en complementos? Algunas de mis colecciones tienen una apariencia sencilla pero están arduamente trabajadas en patrón, acabados, cortes… para que un simple vestido acabado con una sola costura siente y se adapte perfectamente a las formas de la persona que lo lleva. Efectivamente, en el día a día la inmensa mayoría de la población viste con los mismos tejanos, la misma camiseta, los mismo zapatos… pero hay gente que entiende la moda perfectamente, a la que le gusta vestir por el placer mismo de ponerse una prenda. En estos momentos tan peculiares de la economía muchas personas en lugar de comprarse 10 tejano 10 blusas, 15 vestidos prefieren desembolsar esa cantidad de dinero en 4 prendas perfectas para ellos.