Blogs

Entradas con etiqueta ‘joven’

TIM&CO, el hermano pequeño de Florentino

Lunes, 26 Febrero 2018

timco-newcollection-003_opt-2-1024x682-1b.jpg

Florentino Cacheda quiere llegar a un público más joven. Soy muy fan Florentino, la firma gallega con sede en Lalín, no sólo por su estilo especialmente pensado para hombres reales con necesidades reales, sino por su modelo de crecimiento, constante y sensato, que en los últimos años los ha llevado a tener hasta 23 tiendas propias en territorio nacional, con la última apertura en Palencia la semana pasada.

timco-newcollection-008_opt-1-1024x683.jpg

Paralelamente ha realizado un gran esfuerzo por salir de su zona de confort y captar a un público más joven, pero que valora la calidad y el ‘Made in Spain’ igual que sus clientes más tradicionales. Entre las campañas de imagen puestas en marcha con ese propósito está el vestir al Real Oviedo, pero estaba claro que la clave para diversificar a la clientela es la segmentación de las colecciones, por eso nace TIM&CO, que es un spin-off de Florentino pero con identidad propia, con un equipo creativo propio que reinterpreta los cortes y los patrones de las prendas masculinas más tradicionales con un toque más moderno, dirigido a un público joven, urbano y actual, y que plantea propuestas frescas e innovadoras.

timco-newcollection-013_opt.jpg

Una nueva línea íntegramente en España y que debuta en el mercado con la colección primavera/verano 2018 que está presente en más de 50 tiendas multimarca de todo el territorio nacional y en algunos puntos de Portugal.

Juan Carlos Pajares, joven diseñador: “Me gusta jugar con esa ambigüedad y el arriesgar a utilizar tejidos o formas que dan un resultado de un hombre diferente pero a la vez masculino”

Martes, 13 Octubre 2015

Ha llegado el momento de acercaros el trabajo de, Juan Carlos Pajares, uno de los jóvenes creadores más prometedores del momento cuya colección ‘Form Follow Function’ (primavera/verano 2016) pudimos ver el mes pasado en la última edición del EGO de la MBFWM. Pero esta entrevista se realizó justo tras la presentación de ‘She Dandy’, la propuesta de otoño/invierno en la que podemos ver los primeros guiños de este creador al universo masculino. Nacido en 1993, Pajares ha pasado por el ESDMadrid y la prestigiosa Central Saint Martins.

jcpajares-1.jpg

Looks masculinos de ‘She Dandy’ (Otoño/Invierno 15/16). Foto: Adriana Roslin. Estilista: Miguel Becer. Modelo: Jorge G. (Uno Models)

¿De dónde sale Juan Carlos Pajares? Soy de un pueblo de Guadalajara, Marchamalo, y la verdad que nunca he entendido de donde me viene la predilección por el diseño y por la moda. Comencé mi formación en bachillerato de artes, para continuar en la Escuela Superior de Diseño de Madrid, donde termino actualmente mi último año y el proyecto de final de carrera. Mi formación se vio potenciada gracias a la beca que gané para estudiar en Central Saint Martins de Londres.

¿Entonces en qué momento decidiste que querías que este fuera tu futuro? Siempre lo he tenido muy claro, ha sido muy fácil en ese sentido. El diseño es lo que me lleva al mundo de la moda. El llegar con tus ideas a la calle y que las personas las puedan llevarlas. He de reconocer que soy “muy fan” del Street style.

Impresionante la repercusión de ON CAPSULE COLLECTION. Fue una colección cápsula que lancé por petición de los primeros seguidores de la marca y de clientes. Fue una necesidad de empezar a aunar ideas y plasmar las primeras pinceladas de mi identidad como diseñador.

Y no han sido pocas las alegrías que te dio, hasta ser seleccionado para el LVMH Prize Young Fashion Designer 2015. Cuando recibí la notificación de uno de los integrantes del equipo, tuve que corroborarlo e inmediatamente contesté al email. Aunque no es un premio, es un reconocimiento muy grande y compruebas que tu trabajo es válido y de interés, y más si es para una empresa así.

Cuando una primera colección tiene tan buena acogida, ¿no da un poco de vértigo encarar la siguiente? ¡Mucho! Implica cambio de estación, de inspiración y concepto, y claro, es complicado. Además es una colección que tiene un lado muy de concepto para entender las prendas y sobre todo el estilismo.

jcpajares-2.jpg

Abrirse paso en la escena de la moda española pasa hoy por hoy por tener una buena estrategia digital, ¿verdad? Totalmente. Para mí ha sido y es fundamental.

¿Qué te gusta de trabajar en un mercado como es el español? Me gusta mucho la valoración de la artesanía y del buen hacer.

¿Y qué es lo que más te preocupa precisamente de ese ‘mercado español’? Me preocupa, entre otras cosas, la “poca” salida que tiene una marca ready-to-wear. La venta es mucho mayor en medida y en prendas para ocasiones muy puntuales, cosa que no defiendo para nada. ¿Por qué no ponerte una prenda de diseño cualquier día?

¿Qué te impulsa a reservar un hueco al hombre dentro de tu propuesta? Siempre he tenido ese punto de necesidad de mostrar a “mi hombre” además de es abrirse a un mercado que empieza a solicitarlo. Es necesario también realizar piezas para ambos sexos, el hombre también viste y se interesa por ello. La inspiración y todo esto ha coincidido y le ha dado cabida en esta colección.

¿Hacia dónde te gustaría dirigir precisamente esa línea masculina de tu trabajo? Mi trabajo se centra y se centrará en la mujer, aunque realmente me es muy interesante trabajar el hombre. Se dirigirá en un reflejo de prendas que ambos dos podrán llevar.

¿Cómo definirías el estilo que predicas para el hombre o cómo conceptualizarías al hombre para el que diseñas? Hombres con una base muy clásica con toques de diferenciación a la hora de la construcción o del material. Podemos ver en esta última colección monos sastres, o americanas con tejidos combinados como pelo y espiga de lana en una misma prenda.

¿Con qué códigos de la masculinidad te gusta jugar y transgredir y qué otros te parecen irrenunciables o inamovibles? Como he citado anteriormente, inamovible siempre es la base clásica, el buen hacer y las prendas básicas consideradas del “buen vestir” del hombre como es el traje sastre. Me gusta jugar con esa ambigüedad y el arriesgar a utilizar tejidos o formas que dan un resultado de un hombre diferente pero a la vez masculino.

jcpajares-3.jpg

Los masculinos looks de ‘Form Follow Function’ (primavera/verano 2016) 

Víctor Tur, joven diseñador: “Está muy bien moverse y ver lo que pasa por el mundo”

Lunes, 4 Junio 2012

victor-tur-3.jpg 

Ser editor de moda de vez en cuando te depara la terrible sensación de no haber estado en el momento adecuado en el lugar conveniente. Así lo sentí cuando hace un tiempo recibí el mail del diseñador Víctor Tur presentándome su trabajo. ¿De dónde salía? ¿Cómo podía haber por ahí un joven diseñador con tanto talento sin que yo lo tuviera en el radar? Afortunadamente él fue el que se decidió por ponerse en mi punto de mira y he de agradecérselo enormemente porque su trabajo es fresco, interesante, innovador y, sobre todo, apasionado. Sí, “apasionado”, eso es fácil de identificar por la fuerza de sus diseños. “Vengo de un pueblo de Mallorca” me cuenta Víctor, “estudié Moda en Bau (Barcelona) y luego estuve haciendo un curso de diseño gráfico aplicado a comunicación visual en la escuela EME (Paris)”. Después de la Bau pasó por el estudio del gran José Castro. Podría decir que Víctor tuvo mucha suerte de poder beber de una fuente tan importante, pero creo que la suerte fue recíproca porque para cualquier diseñador consagrado poder contaminarse un poco de la frescura de talentos como Tur es también todo un lujo. “Nunca sabré cuando ni por qué empezó mi interés por la moda, ya que antes de decidirme a estudiar diseño estuve haciendo la especialidad de ciencias para entrar en la universidad. Supongo que este interés fue despertando poco a poco, e hizo que me apeteciera hacer algo más manual/artístico, y en la rama del diseño encontré una buena salida”. Desafortunadamente no corren buenos tiempos para ser joven diseñador en España y por eso el apoyo que debemos prestarle los que poseemos una plataforma de difusión debe ser doble, he ahí la responsabilidad que tenemos. Me interesaban sus fuentes de inspiración: “La verdad es que en el cine siempre he encontrado mucho referentes, para mí siempre ha sido una buena plataforma para la inspiración. Aunque realmente no creo que se trate de una cosa concreta, sino que la inspiración llega y punto”.

victor-tur-1.jpg

Víctor encaminó sus pasos desde el principio a la moda masculina. “Desde que empecé en este mundo tenía muy claro que me quería dedicar a la moda masculina. Supongo que para mí es más fácil entender algo propio que algo ajeno”. Sus creaciones tienen una gran carga de profundidad conceptual, lo que los enriquece doblemente. “En los conceptos que se basa mi colección son: desalmar, conservar y restringir. Conceptos que van relacionados con el cuerpo como principal deseo, un cuerpo que pasa a ser objeto sin contar con el alma. Siempre lo más difícil es hacer algo y que la gente lo interprete por el camino que tú le has querido dar”.

La sensatez ha de imperar en tiempos turbulentos y Víctor tiene claro que no tenemos el escenario propicio para crear una firma de moda, por lo que su trabajo se centra actualmente en trabajar bajo demanda y no cierra las puertas a trabajar para otros. “De momento la verdad es que ni me planteo montar mi propia firma, creo firmemente que primero hay que crecer personalmente y más adelante tirarse a la piscina. Está muy bien moverse y ver lo que pasa por el mundo. Hace un mes me he instalado de nuevo en París, ahora con la idea de encontrar algo en el mundo de la moda, ya que la última vez que estuve aquí fue por el tema de diseño gráfico”. España debe esperar pues no es precisamente el caldo de cultivo donde pueda germinar una nueva generación de creadores tal y como sucedió a finales de los 90. “El fondo es muy bueno, pero falla la plataforma” dice Víctor respecto a lo que ofrece España.

victor-tur-2.jpg

victortur.carbonmade.com

Reprimenda al joven diseñador español

Martes, 3 Enero 2012

jovenes-disenadores.jpg

Antes de empezar hay que aclarar ciertas cosas sobre el que esto escribe: cuando empecé en esto del periodismo de moda me especialicé en nuevos diseñadores o creadores emergentes, y en estos once años de carrera mi interés por ellos no ha decaído un ápice, todo lo contrario, sigue más vivo que nunca, por eso me veo impelido a echarles una reprimenda a estos emprendedores (¿no les gusta tanto esta palabra a los políticos?, pues aquí tienen verdaderos emprendedores, señores).

Me solivianta que un joven diseñador tire la toalla, que deje de luchar por un sueño y se acomode a la anodina realidad laboral imperante, pero esta es una realidad más frecuente de la que podáis imaginar. Podría hacer una larga, larga, larga lista de casos dignos de un “¿qué fue de…?”. Gente que me emocionó, me inspiró, me hizo presentir que eran el futuro de la moda, y que un buen día cerraron sus marcas para dedicarse a trabajar para otros diseñadores, grandes firmas internacionales, marcas de fast fashion o streetwear, o simplemente para volcarse en la enseñanza. Para no nombrar a ninguno español en especial pondré como ejemplo a Tristan Weber que me erizó la piel con colecciones como Ondine, una meliflua propuesta de ninfas del agua que presencié subido en un catamarán art decó atracado en el Támesis. Weber había conseguido que las revistas más influyentes lo incluyeran en esa nouvelle vague que prometía cambiarlo todo para la moda británica junto a Robert Cary-Williams (también desaparecido), Matthew Williamson, Roland Mouret, Boudicca… Trista ahora da clases en el Royal College of Art y su enorme, colosal, talento ya no se transmuta en maravillosos vestidos.

En España, hace siete u ocho años ser joven diseñador era un fin en si mismo, ¡la bomba! Y muchos de los que cobraron fama entonces, una vez pasada la realidad socio-económica del momento que los alzó, han tenido que afrontar la disyuntiva de redefinirse o morir. Muchos han desaparecido del panorama fashion español. Hoy los jóvenes diseñadores que salen de las escuelas lo tienen mucho más difícil para destacar más allá de sus cinco minutos de gloria warholianos.

Pero es que lo que no puedes pretender es salir de la escuela con una colección de graduación y besar el santo… ya no. Joven diseñador, no te puedes mirar en el espejo de los estudiantes internacionales porque tus circunstancias son bien distintas. La industria ya no propicia Gallianos, sino que busca perfiles como los de Cristina Ortiz, y me explico:

No puedes pretender ser un diseñador estrella con tu primera colección, y el que te haga sentir así es un necio. Un diseñador no lo define una colección, sino una trayectoria. Puedes causar impacto con tu primera colección, pero eso solo servirá para que los popes de la moda tengan los ojos puestos en ti y te sigan… para quizás en un futuro…

No puedes pretender salir de la escuela y montar una gran empresa de moda porque lo más seguro es que te des cuenta que no tienes ni idea de qué va la cosa. Creo que es condición sin ecuanon trabajar para otros (diseñadores, grandes empresas…) para adquirir un conocimiento mínimamente válido que te permita lanzarte por tu cuenta. Y no hablo de “he hecho  unas prácticas de verano con fulanito en su taller y ya lo sé todo”, ¡no!, hablo de años de trabajo gris, años de absorción de la realidad poliédrica del negocio de la moda.

No puedes pretender vivir de apoyos públicos y premios. Sois muchos para tan poco pastel. Es posible que alguien lo hay podido hacer en el pasado… ya no. Debes aprender a ser un empresario y entrenar el ojo no solo para la belleza, sino para elegir colaboradores que te hagan crecer.

No puedes pretender el apoyo incondicional de la prensa y convertirte en el nuevo chico de moda. Mira a tu alrededor: ¿cuántos con tus mismas credenciales (o mejores) hay? Infinidad, ¿verdad? Con suerte las revistas te dedicarán una página y te olvidarán hasta que hagas algo digno de reseñar. No creas que cada vez que saques una colección te van a dedicar una nutrida ronda de reseñas. Lo inteligente tal y como están las cosas es dosificarse, espaciar las salidas. Sino habrás sido el más entrevistado en un mes determinado pero el más olvidado de los años siguientes.

No puedes pretender ser Christopher Kane y que Anna Wintour esté encantada contigo y Donatella te ofrezca un trabajo. ¡Esto es España! Las cosas no funcionan así. Ni las revistas ejercen de mecenas, ni los grandes diseñadores vienen al mercado español a cazar talentos.

No puedes pretender realizar toda tu carrera profesional en empresas española, pues tu visión de lo que es un negocio de moda será desastrosa. Aprende idiomas, sal fuera, trabaja en estudios de diseño  franceses, británicos, norteamericanos, italianos… Ahí es donde aprenderás de verdad.

NO OBSTANTE te ruego que no te dejes abducir por el sistema. No dejes de perseguir tu sueño. Sigue creando colecciones propias, aunque sean mini colecciones y las tengas colgadas en tu casa. La ambición y la ilusión son músculos que se atrofian si no los ejercitas. Yo sigo creyendo en ti, joven diseñador. Recuerda que la fórmula del éxito ya no es

FIGURAR+BRILLAR+MILAGRO

sino

LUCHAR+TRABAJO+PERSEVERANCIA.

Espero saber de ti en 2012.

El futuro de la Costura: Alberto Tous

Lunes, 29 Diciembre 2008

dsc_0428-3.JPG

Vuelvo a usar el blog como ‘anexo’ a los contenidos de la sección de Evasión de elEconomista. El sábado dedicamos una página a repasar la escena de la Costura española, sector de importancia capital dentro de la moda nacional, y mencioné de paso a los nuevos creadores que han llegado para hacerse un hueco en la escena con solvencia creativa y muy buen oficio. Uno de los nombres que mencioné es el del mallorquín Alberto Tous que define a sus creaciones como couture-à-porter. Con él hemos conversado sobre la importancia de la Costura para el diseñador patrio. 

¿Qué peso relativo tiene los encargos de costura dentro de tu actividad empresarial? Tiene peso. Vivimos en una sociedad en la que hay más diseñadores que cosas por diseñar, el mercado está bastante saturado. Creo que cuando eres joven como diseñador, todavía no del todo posicionado luchando con  firmas de lujo o Zara y Mango, la competencia es demasiado obvia, por lo que hay que intentar proponer prendas diferentes, más especiales y más creativas. Claro está que no enfoco la ropa como algo estrictamente empresarial.  

a-tous_21.JPG 

¿Y creativamente qué suponen para ti los vestidos de fiesta? No sé si son vestidos de fiesta, suelo decir que hago ropa para ocasiones especiales. Me gusta el concepto couture-á-porter. La Alta Costura es el derroche en todos los sentidos del prét-à-porter. Se trabaja de una forma más artesanal o simplemente a la antigua, más personalizada consiguiendo, como consecuencia, la diferenciación del individuo. Todo ello me atrae porque define la autenticidad, la personalidad, la cultura de moda y en muchas ocasiones la feminidad y la elegancia. 

¿Cuánto tiempo puede suponer la creación de un vestido de fiesta? No lo tengo calculado con precisión, los prototipos son lo más costosos en cuanto a tiempo. Con unos tardas más que con otros. Cuando trabajas con lentejuelas, o tejidos no del todo básicos o lisos, las prendas requieren más tiempo de elaboración, las caídas cambian mucho y la fase de corte es una de las más importantes. 

¿De dónde tomas la inspiración? La feminidad es un pilar básico para mí. También me atraen los contrastes, así como la “no obviedad”, lo genuino o simplemente una actitud elegante. El proceso de trabajo en si es básico. El tejido y su comunicación son muy importantes así como, un gran espejo. Lo demás va surgiendo con horas de trabajo, revistas, Internet, etc… Absorbo cualquier cosa que me atraiga del entorno, y  como decía Picasso, intentar que la inspiración te pille trabajando.   

¿Es un proceso consensuado con la clienta, o te dejan libertad creativa? Estoy abierto a cualquier tipo de opinión de la clientela, me gusta observar las manías-gustos de las personas. Te hace aprender sobre las diferentes fisionomías existentes.   

photosalbertotous080summer09_.JPG