Blogs

Entradas con etiqueta ‘Juicy Couture’

Bebés a la moda

Viernes, 23 Octubre 2009

gapmaccartney.jpg

El tema de este post cambió ayer. Iba a hablar de joyas y tras una noticia personal he decidido hablar de otro tipo de joyas: los bebés. Mi mejor amiga está embarazada, de 16 días, y esto me crea una gran responsabilidad… una responsabilidad estilística. No puedo permitir que esa criatura se desarrolle fuera de la cultura de la moda, porque nunca es pronto para inculcar el ‘estilo’ a los niños. Creo que hay que empezarlos a dirigir desde el vientre materno, como cuando se le pone música clásica al feto. Si se los deja a su libre albedrio te pueden salir unos chonis chandaleros de cuidado, pero si se los reconduce desde chicos puedes ver tu recompensa en forma de una Tamara Falcó o un Rafael Medina, dos claros ejemplos de vástagos de madres con un programa estilístico definido.

He empezado a preparar una lista de recomendaciones para criar un hijo con estilo:

1. Nada de cuentos infantiles. Nada de zarrapastrosas caperucitas rojas ni narcolepticas bellas durmientes. A los niños sólo han de leérseles revistas de moda para que crezcan familiarizados con las marcas y los diseñadores que marcarán su desarrollo. En caso de padres ultraconservadores propongo la adaptación de los clásicos populares cambiando el zapato de cristal de Cenicienta por unos bonitos Manolos Blahnik de cristal de Swarovski o la caperuza roja por una bonita trenca de Dries van Noten.

2. Nada de llevarlos al parque a relacionarse con niños mocosos. El mejor ambiente para el desarrollo infantil son las perfectamente iluminadas y asépticamente decoradas boutiques de Dior, Chanel, Vuitton o Loewe, o tiendas multimarca como Santa Eulalia.

3. No comprarles juguetes normales, sólo están permitidas las Barbies con ropa de diseñador, y juguetes que cree Karl Lagerfeld, o cualquier fruslería que se pueda encontrar en Colette en París.

4. No contratar una niñera gallega de pechos grandes y acento romántico-soñador. Sólo son aptas como niñeras ex-modelos que hayan hecho al menos pasarelas internacionales. Podrán contar sus experiencias al bebé mientras le dan de comer o lo baña.

Por ahora aquí me he quedado, pero pienso trabajarlo más (quizá escriba un libro al respecto). El capítulo de la ropa será esencial. No podemos permitir que los diseñadores se afanen en hacer bello el mundo infantil para después ignorarlos y terminar comprando peleles en el Carrefour. Yo abogo por Juicy Couture y su ropa de bebés (abajo), porque no puedo imaginar un modelo de comportamiento más recomendable que los de sus creadoras Pam y Gela. Pero si he de justificar este post con algo de actualidad para que no me despidan, he de recomendar la colección de moda infantil que Stella McCartney (arriba) ha hecho para GAP (GapKids y babyGap) y acaba de ser presentada y que se lanzará al mercado el 2 de noviembre en una selección de tiendas de Estados unidos, Canadá, Reino Unido, Francia y Japón. Una línea de 70 piezas que es una síntesis entre que lo que la diseñadora hace para los adultos y su visión de los niños.

¡Unos 16 días de embarazo y ya estoy estresado! ¿Y todo esto para qué? ¿¿¿Para que a los quince años el niño/a te salga un antiglobalización y se haga rastas??? ¡Qué difícil debe ser padre (que no es mi caso)!

juicycoutyrebaby.jpg

La estrella de este invierno

Lunes, 17 Noviembre 2008

coposdenieve.JPG 

El invierno no vendrá hasta bien entrado el mes de diciembre, pero ver como abren las pistas de esquí no hace sino reforzar la idea de que este ya ha llegado. De pronto, no sé, me apetece sacar los jerséis de lana más gruesa y dejarme llevar por el espíritu de “cuanto más tapado mejor”. También sufro un cambio en mis referentes iconográficos, y me derrito cada vez que veo uno de esos jerséis con motivos kitchs invernales que tanto odiaba cuando pequeño y que mi tía no-favorita insistía en regalarme porque eran “muy cucos”. Lo peor es que las madres siempre se ponen de parte de las tias no-favoritas y te obligan a ponértelos cada vez que vienen ellas visita o tu vas a verlas. ¡Cuánto daría por conservar uno de aquellos con cabezas de renos! ¡Cuánto daría por caber en ellos! 

Esta temporada, si un motivo navideño está de rabiosa actualidad, ese es el copo de nieve (snowflake, para los angloparlantes). Su geometría estrellada siempre ha dado mucho juego y ha propiciado diseños realmente ingeniosos. Sí, el copo de nieve está de moda, y no porque lo diga yo, que también (lo que o digo va a misa), sino porque es un motivo gráfico esencial en la colección de otoño/invierno del británico Alexander McQueen [1] que aplica tanto a los vestidos (piezas de lana con copos en su diseño o vestidos de cóctel con copos en encaje) como a la joyería (maravillosos pendientes de cristal con forma de cristal de nieve). 

Es posible que el material más fácil para reproducir ese singular esquema fractal sea el punto como vemos en alguna que otra pieza de Blugirl [2], pero la verdad es que esta temporada lo invaden todo, desde las camisetas de Edun [4] a las zapatillas de DSquared2 [3]. El preciosismo llega de la mano de Moncler [7], casa italiana dedicada a las prendas para el frío y la nieve, que en su línea Gamme Rouge hace realmente un ejercicio de filigranas 3-D sin igual. 

Aunque donde más espectacularmente lucen los copos es en las joyas, ya sean cristales o verdaderas piedras preciosas, da igual. Ya mencioné los pendientes de McQueen, pero no son menos impactantes las piezas de Juicy Couture [5 y 6], totalmente recomendables para un golpe de efecto. 

Eso sí, las ‘creativas’ amantes del reciclaje abstenerse de descolgar ese omnipresente adorno navideño con forma de copo de nieve y reutilizarlo como parte de la indumentario. Demasiado cutre… canta, y no precisamente villancicos.

nievetemporal.JPG