Blogs

Entradas con etiqueta ‘kid Viskous’

Con las llaves al cuello

Mircoles, 20 Mayo 2009

llavescolgantes1.jpg

Y seguimos con la joyería…¿Qué terrible secreto llevamos a cuestas para sellarlo con un candado y nunca separarnos de la llave que lo desvele? No hay colgante que pueda tener más interpretaciones como el llevar una llave al cuello. ¿Llevas la llave de un amor o simplemente del sexo (de un cinturón de castidad, como en la Edad Media)? ¿Llevas la llave de la sabiduría de la simbología masónica o te basta la suerte de las llaves esotéricas? ¿Qué mensajes estás mandando con una llave al cuello?

Tiffany’s ha lanzado una deliciosa colección de llaves en oro, plata y diamantes  con aspecto de llaves antigua que lucen realmente esplendorosas en el escote. Pero no es nada original. En la colección de joyería de Louis Vuitton también encontramos llaves de diamantes (aunque con un aspecto más actual) e incluso candados. Pero ya sabe que voy de moderno por la vida, así que me gustaría mostrarles algo más ‘alternativo’.Se trata de una firma de Los Ángeles creada por Tiffany Lee y que lleva por nombre Kid Viskous, que utiliza materiales menos nobles (como el vinilo) pero con resultado muy muy interesantes. Esta firma es uno de los últimos fenómenos en joyería avant-garde. Olvídate de los diamantes y el oro, lo que cuenta es el diseño.

¡Ya lo sé! Estás pensando: “yo, delante del escaparate de Tiffany’s lo único que me puedo permitir hacer es pegarme un cabezazo y caerme inconsciente al acerado”. Pues no te preocupes, ya sabes que siempre doy opciones low cost para todo. Paséate por uno de tantos mercadillos populares que hay en la geografía española donde se vende basura a precio casi de regalo (¿basura a precio de regalo?, realmente digo tonterías) con sólo que regatees un poco (y que encuentres la cartera en su sitio a la hora de pagar: vigila la cartera, no digas después que no te avisé). Hazte con una de esas llaves antiguas (no demasiado grandes, no queremos echar a perder las cervicales) y llévala a pulir. Así tendrás un colgante estupendo por casi nada. Y si además eres mañoso/a y sabes dorar con pan de oro puedes convertirlo en una auténtica joya.

El que no se consuela es porque no quiere.

llavescolgantes2.jpg