Blogs

Entradas con etiqueta ‘Lina Mascaró’

Mascaró… 90 años a tus pies

Lunes, 30 Junio 2008

mascaro90aniversario.JPG 

Nueve décadas dan para mucho, y así lo han demostrado la familia Mascaró que desde que crearan su primer zapato en 1918 han conseguido que sus marcas (Jaime Mascaró, Úrsula Mascaró y PrettyBallerinas) sean todo un modelo de referencia internacionalmente. Para celebrar su nonagésimo aniversario han lanzado una espectacular colección en edición limitada formada por botas, botines, salones, bailarinas y bolsos en lentejuelas cuyos precios oscilan de los 385 €. de las bailarinas a los 1.275 €. de las botas. Aprovechando la ocasión hemos hablado con el corazón de la firma, un corazón de dos ventrículos Lina y Úrsula Mascaró, uno que bombea sangre gestora y financiera (Lina) y otro ventrículo dedicado en exclusiva a la creatividad (Úrsula). 

¿Cuál es el secreto para mantener joven a una firma nonagenaria como Jaime Mascaró?

Úrsula: Una marca se mantiene joven con un cambio generacional hecho sin traumas y con mucho respeto. De hecho nuestra compañía ha sufrido 2 cambios con éxito: de nuestro abuelo Pedro a su hijo Jaime; y de Jaime a nosotras, Úrsula y Lina Mascaró. Una de nuestras grandes ventajas es que en nuestra compañía hay un gran equipo de gente joven con muchas ganas de hacer cosas nuevas y de  trabajar; gente responsable y al mismo tiempo divertida que disfruta con lo que hace. Hay que decir, además, que esto se complementa con que en estos momentos tenemos como colegas de trabajo a varios veteranos que nos transmiten su experiencia con gran sabiduría y para nosotras es un placer aprender de ellos.

  

¿Qué busca la clienta de Mascaró en sus creaciones?

Úrsula: Nuestra clienta busca un equilibrio entre calidad, precio, servicio  y moda.  

¿Cuáles son los logros de la firma que destacarías como sus hitos históricos?

Lina: Para mí los grandes hitos de la historia de nuestra marca han sido, por un lado, la valiente y decidida apuesta que hizo mi padre, Jaime Mascaró, en los 80 al lanzarse a abrir tiendas propias en un momento en que ninguna otra marca lo hacía. Una apuesta que con el tiempo ha resultado ser un éxito total. En segundo lugar destacaría la internacionalización de la compañía con la apertura de nuevos mercados que nos han llevado a tener presencia en los 5 continentes y 22 tiendas propias fuera de nuestras fronteras. Hace 20 años apenas teníamos presencia en el exterior y hoy en día exportamos casi el 50% de nuestra producción. Un logro del que estamos especialmente orgullosas mi hermana Úrsula y yo.    

Menorca es uno de los grandes centros del calzado nacional, ¿qué destacarías como la seña de identidad del calzado menorquín?

Úrsula: Yo creo que la principal seña de identidad de Menorca es la simbiosis perfecta entre calidad y diseño. 

¿Qué cambio o nuevo concepto organizativo fue el primero que te planteaste al hacerte cargo de la gestión del negocio?

Lina: Necesitábamos exportar e invertir en imagen. Esos han sido mis dos principales caballos de batalla desde que comencé a trabajar en Mascaró. Conquistar y consolidar nuestra presencia en nuevos mercados ha sido un trabajo duro pero muy gratificante y hoy podemos estar orgullosos al ver lo que hemos conseguido. Invertir en nuestra imagen de marca ha sido otra de mis prioridades y estoy muy satisfecha al decir que hoy Mascaró es reconocida en todo el mundo como una de las principales marcas de calzado español de calidad.  

Viendo la red de distribución internacional de Mascaró, ¿podríamos decir que el diseño de calzado habla un idioma universal?

Úrsula: Sí, sin duda habla un idioma internacional. Algunos modelos funcionan por igual en Hong Kong, Milán, Londres, NY o París. Nosotros diseñamos para mujeres activas, internacionales, viajeras y atrevidas; mujeres que estén donde estén -en una cena con su pareja en Menorca, una reunión de trabajo en Nueva York o haciendo shopping en Londres- se sienten siempre muy mujeres y muy femeninas.  

¿Cuál ha sido el mercado que más se ha resistido o se está resistiendo?

Lina: Para mí Estados Unidos. Es un mercado muy complejo y en la actualidad la situación es todavía más complicada debido a los problemas derivados del tipo de cambio euro-dólar. 

Me gustaría que hicieras un ejercicio de definición y nos explicaras qué distingue vuestras marcas entre si.

Úrsula: El  alma de las tres marcas es la misma. Como ya he dicho antes, la clave es mantener el equilibrio entre calidad, servicio, precio y moda. ¡¡Lo que las distingue es la manera de expresarse!! Jaime Mascaró es más sólido, más constante y más clásico en lo que se refiere a diseño. La clienta que busca un zapato de Jaime Mascaró es muy fiel, adora sus cambios y evoluciones constantes sin grandes traumas ni sorpresas estridentes; repite cada temporada y quiere calzar con calidad, diseño y elegancia. Ursula Mascaró es más alternativa, con un espíritu más urban-hippy. Tiene una clientela más atrevida, a la que le gusta más el riesgo, siempre prueba nuevas hormas y materiales más experimentales. PrettyBallerinas tiene un alma suave y femenina con un espíritu rebelde e independiente. Las hormas son tradicionales y artesanas, cómodas y practicas. Su atrevimiento está en los materiales, en la mezcla de colores, en experimentos cromáticos, en el corte “super bajo” que la convierte en MODOSITA-SEXY; o en sofisticados y osados materiales negros que se transforman en PUNK-FEMENINO. Este doble filo de las bailarinas creo que las convierten en estrellas de cada temporada. Definitivamente es una clienta “super fashion” que ADORA LAS BAILARINAS, colecciona bailarinas y no puede pasar ni una temporada  sin un par de ellas. Creo que éste es el motivo por el cual un motón de celebrities se  han dejado llevar por la tentación de tener un par de esas “bailarinas”. 

¿Fue una sorpresa el éxito de la venta on-line de Pretty Baillarinas?

Lina: A pesar de que cuando empezamos con la venta on-line de bailarinas no estaban de moda todavía, tuvimos la suerte de que la prensa inglesa y alemana principalmente lo acogieron con mucho cariño y eso fue un empujón muy grande porque aparecía constantemente en los medios de comunicación. Luego vino el boom de las bailarinas y ahora yo diría que ya tiene una clientela fija.