Blogs

Entradas con etiqueta ‘Londres’

La sastrería de Saville Row es un activo importante de la semana de la moda masculina de Londres

Martes, 18 Junio 2013

mrstart.jpg

Con la mira puesta en Londres no puedo menos que admirarme de la evolución de esta joven cita que nació como iniciativa del director del GQ británico. En tres ediciones ha conseguido posicionarse con fortaleza en el calendario de las presentaciones masculinas. Con un espíritu que oscila entre el clasicismo de la sastrería británica y la vanguardia que tiene su cuna en el Londres de las grandes escuelas de moda, las colecciones londinense han conseguido enganchar a la prensa especializada sin ambages.

Uno de los principales activos con que cuenta es la integración de la tradición sastre en el gran abanico de propuestas que despliega frente a los amantes de la moda masculina. El clasicismo de la sastrería es un valor en alza. Precisamente por el momento de crisis económica la sastrería tiene más presencia que nunca, ya que el mercado se ha polarizado en paralelo a la economía. La brecha entre los que menos tienen y los que más tienen se ha intensificado haciendo cada vez más débil el concepto de clase media en lo que a ‘consumo’ se refiere. Las firmas que mejor resisten el embate de la adversidad económica son las de lujo, sobre todo las que entroncan con la tradición y el clasicismo atemporal. Ahí es donde la sastrería entra en juego.

hardyamis.jpg

Firmas clásicas de Saville Row como Hardy Amies (sobre estas líneas), que si bien no aportan avances revolucionarios al mundo del menswear sí que marcan el pulso del vestir contemporáneo, ha encontrado un escaparate de excepción en esta semana de la moda masculina londinense. Hardy Amies apuesta para el verano de 2014 por la raya como especial recurso estético en los tejidos, el naranja como nota de color entre la gama de clásicos neutros, y los bajos de los pantalones a medio tobillo como nota de modernidad. Mientras que Hackett London mantiene su adhesión al dandismo más ortodoxo, con prendas impecables pero que se muestran impermeables a tendencias y evolución de la moda.

gieves.jpg

Gieves & Hawkes (en la foto sobre estas líneas) ha sido una de las citas más esperadas por suponer el debut de Jason Basmajian en la dirección creativa de la casa, que llega directamente salido de la italiana Brioni. Justamente lo que busca la firma con esta incorporación es el posicionamiento de este nombre británico al nivel de otras casas con más prédica internacional como la propia Brioni, Canali, Daks o Aquascutum.

james.jpg

Richard James está en Saville Row desde 1992 siendo hoy en día una de las figuras más destacadas de la nueva ola de la sastrería londinense. En esta ocasión presenta una propuesta repleta de prendas clásicas, sin ningún tipo de innovación en las formas, pero que orbita alrededor de esos colores del ocaso veraniego. Al igual que Hardy Amies mantiene los bajos de los pantalones por encima de los tobillos, una apostura que ya amenaza ser de nuevo tendencia tras aquella fiebre que desató Thom Browne en su momento.

hart.jpg

De más reciente creación son propuestas como la de Mr Start (arriba, encabezando esta entrada), la línea formal de moda masculina de la firma Start, creada en 2002 por Philip Start y su esposa Brix Smith Start. Esta línea debutó en 2008, y para el próximo verano se decanta por una puesta en escena decididamente juvenil, aunque las prendas no tengan edad, pudiendo ser igualmente adecuadas para jóvenes y no tan jóvenes. Por su parte la firma Spencer Hart (sobre estas líneas), fundada por Nick Hart en 2002, en esta ocasión demuestra que el mestizaje en la sastrería formal es posible, en especial cuando las influencias contaminantes llegan de oriente y medio oriente.

saville.jpg

Pero no todas las sastrerías, por la idiosincrasia propia del sector, tienen capacidad para mostrar una colección completa dentro de esta cita con la moda. Por ello se ha organizado en el Lord’s Cricket Ground, el estadio de cricket, una muestra de más de 70 modelos que reúne a lo más granado de las casa de Saville Row, Mayfair y St James y que ha llevado el título de ‘The English Gentleman at Lord’s’. Lo interesante de verdad no han sido las prendas, que sin duda son una muestra de lo mejor de lo mejor de la confección londinense, sino que el estilismo ha corrido a cargo de Jo Levin, la veterana estilista que ostenta el cargo de Creative Fashion Director en el GQ británico. Toda una lección de estilo.

El anti-gentleman londinense

Mircoles, 9 Enero 2013

En el segundo día de las colecciones masculinas de Londres me detengo de nuevo en aquellas propuestas que tratan de evitar la ortodoxia. La sastrería clásica y el sportwear tradicional nos aporta pocas novedades, mientras que aquello que se adentra en los pantanosos terrenos de la vanguardia es lo que verdaderamente nos acelera el pulso dada esta vocación por la singularidad que hemos enarbolado en este blog. Digamos que el ojo lo ponemos claramente en el anti-glentleman, aquellos diseñadores que se alejan más de Saville Row y su herencia.

En el primer diseñador que nos detenemos en nuestro recorrido es en el argentino Aitor Throup, un diseñador que siempre digo que lo podemos encontrar como a Dios “en los pequeños detalles”. Sus instalaciones dan formato de arte a sus creaciones, que por otro lado son muy terrenales, como es el caso de la mochila calavera que expuesto en esta ocasión. Throup lleva ya años siendo un referente de la vanguardia invisible de la moda, casi oculto a los ojos del gran público, de culto para los profesionales, siguiendo un camino que solo transita él. Es tan sui generis que actualmente ejerce de director creativo del grupo Kasabian, grupo de referencia en el Reino Unido y oficiosamente sucesores de Oasis.

aitor-throup.jpg 

Si existió un flechazo en el día de ayer, ese fue el que sentí por los estampados que parecen reproducir la geometría de los rosetones y vidrieras góticas. Sarah Burton ha demostrado McQueen podía sobrevivir a Lee en estos tres años desde la desaparición del diseñador. Tengo la impresión que estos coloridos trajes serán de los más fotografiados en las revistas el próximo otoño.

mcqueen.jpg 

Y por último una de mis firmas fetiche, la dedicada al punto formada por Bryan, Joe Bates y Cozette McCreery, es decir, Sibling. En esta ocasión sacaron a escena mucho oversize, motivos leopardinos y cultura chandalera. Siempre desplegan mucho sentido del humor y muy poca vergüenza en sus creaciones. Nunca las prendas de punto fueron tan sorprendentes en el cuerpo del hombre.

sibling.jpg

El hombre empieza su invierno 2013 en Londres

Martes, 8 Enero 2013

Pasamos las fiestas navideñas y nos sumergimos de pleno en el carrusel de las presentaciones de las colecciones masculinas y dos citas ineludibles dispersan nuestra atención. Por un lado esa vieja Europa de palacios renacentistas, me refiero a Pitti Uomo, en Florencia, una feria donde se definen tendencias sin grandes puestas en escena. Por otro lado esa otra vieja Europa que ya no quiere ser Europa, Londres y su semana de la moda masculina, una cita ciertamente joven en sus primeros compases, pero que tarta de definir su propia personalidad. Hoy nos centraremos en las colecciones que se presentaron ayer en Londres.

Esta semana de la moda de apenas tres días es intensa y cargada de eventos interesantes. Aquí podemos gozar de ese gentleman británico que marco el ritmo de la moda masculina internacionalmente hasta que los italianos aparecieron en escena con su sportwear de lujo. En esa línea de tradición y elegancia bien entendida ayer se presenciaron propuestas como la de Mr Star, que no se aleja ni un ápice de la ortodoxia de Saville Row. Pero lo verdaderamente interesante  son esas propuestas, como la de Lou Dalton, que tratan de maridar tradición y evolución. Dalton sin ir más lejos se ha formado trabajando en firmas como Hamish Morrow o Stone Island.

lou-dalton.jpg

Pero a mí, perdonadme, lo que me mueve es el talento que no trata de nadar y guardar la ropa, esos creadores que abrazan la modernidad sin ambages y apuestan por la ruptura más que por la evolución. MAN es una iniciativa en la que se da respaldo a este tipo de jóvenes diseñadores en una colaboración entre Topman y Fashion East. En esta edición me ha sorprendido gratamente el trabajo de Craig Green, un prometedor creador en el que se evidencian las influencias de dos tótems de la moda bajo cuya ala se ha desarrollado: Walter van Beirendonck y Henrik Vibskov. Esta colección tiene sus luces y sus sombras, y no porque tenga cosas buenas y malas, sino porque precisamente “luces y sombras” es la fuente de inspiración de Green. Una colección que más allá de su puesta en conjunto nos deja una selección de piezas ponibles y con giros interesantes.

craig-green.jpg 

Nasir Mazhar, unos de los elegidos por el programa Fashion East en esta edición, tiene influencias más pop y street. Mazhar realiza un ejercicio de mestizaje y patchwork con resultados que lo posicionan como uno de los más prometedores talentos emergentes del momento por su peculiar fusión de deporte, hip hop, fetichismo, cultura club, etc…  No hay que perderlo de ojo.  

nasir-mazhar.jpg

China nos dejó lo mejorcito de las colecciones masculinas de Londres

Martes, 19 Junio 2012

xander-1.jpg

La primera London Collections: Men ha sido en líneas generales un tanto decepcionante. Uno espera más de la cuna del avant-garde, y sin embargo se encuentra con una sucesión de líneas comerciales muy monas, eso sí, pero poco motivadoras. Claro está que en cada colección podemos encontrar piezas interesantes y momentos brillantes, pero el regusto que dejan en la boca estos tres días de colecciones es una acidez de evento low cost. Personalmente salvaría de la criba la brutalidad de Aithor Throup, la contundencia de Martine Rose, el refrescante sentido de la vida de Sibling, y la exótica sensibilidad de Katie Eary. De todos ellos iré mostrándo sus trabajos más adelante. Lo que no tiene salvación son aquellas puestas en escenas que no aportaron nada, como la de Thom Browne. Sí, mucha performance, pero a la hora de la verdad no hay colección que ver porque el diseñador americano se la guarda para una mejor pasarela. No le culpo, ¿quién apuesta su mejor carta a un evento nuevo sin testar? Pero para eso mejor te quedas en tu casa y no montas payasadas. A Browne le salió bien aquella presentación de Pitti Uomo en que vistió homogéneamente a muchos modelos y los sentó frente a máquinas de escribir, así que creyó poder ganar de nuevo el aplauso del público un “otro” homenaje al uniformismo. Se equivocó, al menos con lo que a mí respecta.

Adoptando una actitud positivista me gustaría centrarme en algo que sí me ha sorprendido gratamente. GQ China trajo hasta la capital del Támesis a un diseñador muy a tener en cuenta: Xander Zhou. ¡Que tenga que venir un diseñador chino a darme lo que esperaba de los talentosos creadores británicos tiene miga! Su colección ‘Fleurdelism’ (derivación del término heráldico Flor de Lis) nos dejó una perfecta fusión entre sastrería clásica y vanguardia conceptual, en el punto de equilibrio en que hace una colección interesante sin convertirla en imponible. Xander Zhou estudió Diseño Industrial en China, completando su formación en Holanda, y fundando su firma en 2007 en Beijing. Me pareció fascinante la forma en que retuerce el patronaje clásico sin desproveerlo de su idiosincrasia y me quedo en concreto con sus prendas de abrigo. ¡Simplemente maravilloso!

xander-2.jpg

¡Ya está aquí la primera semana de la moda masculina de Londres!

Mircoles, 23 Mayo 2012

london-men.jpg

Estoy impaciente por ver cómo cuaja la iniciativa londinense de crear su propia semana de la moda masculina (en verdad tres días) con identidad propia y separada de lo que ha venido siendo su Fashion Week. Como todos sabéis empezaron reservando un día dentro de su programa para las colecciones masculinas. Pero se han dado cuenta que toda presentación de menswear que se aleje del calendario Florencia-Milán-París se convierte en una propuesta residual, así que dado el éxito de la iniciativa y el alto nivel de los participantes, este mes que entra, del 15 al 17, podremos disfrutar de la primera London Collections: Men.

Atentos, han sido lo suficientemente inteligentes como para no pisar a Pitti Imagine Uomo (del 19 al 22), y eso demuestra que tienen respeto a la feria florentina, como no podía ser de otra forma si sabes qué se cuece en la moda masculina internacional y qué sitio ocupa cada plataforma. ¡Si hasta Su Alteza Real El Príncipe de Gales va a celebrar una recepción el día 14 en el Palacio de St James para dar la bienvenida a esta nueva cita de la moda! Si en España nos tomáramos nuestra moda la mitad de en serio que los británicos quizás ya tuviéramos un lugar bajo el sol y no tendríamos que estar siempre haciendo ejercicio de chauvinismo barato para autoconvencernos de que España es una potencia en Moda.

Durante las colecciones masculinas de Londres se darán cita los clásicos de la moda británica como Burberry, Paul Smith, Hackett, Dunhill o Joseph Abboud; los sastres más prestigiosos de Saville Row; grandes estrellas como Tom Browne, Christopher Kane o Jonathan Saunders; y valores de vanguardia como Sibling, Christopher Raeburn, Cassette Playa o el argentino Aitor Throup.

Estaremos muy muy atentos al devenir de esta nueva cita. Os mantengo informados.

Entrevista a Stewart Grays: “El conservadurismo de la moda norteamericana no me permitía hacer lo que deseaba”

Mircoles, 2 Marzo 2011

grays-1.jpg

No siempre se tiene la sensación de estar frente a una marca emergente llenas de promesas con visos de realidad. Esta es la sensación que me produce la nueva firma de complementos en piel que lleva el nombre de su diseñador: Stewart Grays. Bolsos y accesorios de lujo que conocí la última edición de Pitti Immagine Uomo. Antes de lanzar su firma fue director de diseño en  Morgan Grays, una firma americana muy prestigiosa, y que proporciono al trabajo de Stewart el respaldo de celebridades de la talla de Stephen Spielberg, Sandra Bullock, Demi Moore, Sarah Jessica Parker o Mel Gibson. Hablé con él para ver qué derroteros tomará esta apasionante marca.

¿De dónde te viene el interés por la piel? Siempre me he amado el olor y el lujoso tacto de la piel y el modo en que te hace sentir especial. Mis primeros recuerdos se remontan a mi abuelo que era propietario de coches Jaguars. En los 70s tenían unos magníficos asientos en piel, salpicaderos en madera de castaño y accesorios cromados, así que me deleito rememorando el lujo de aquellos coches.

¿Cómo definirías tu estilo? Los grandes diseñadores del pasado como Dior o Armani nos enseñaron mucho sobre los materiales, las estructuras y los cortes. De comprenderlos a ellos y de haber estudiado diseño de interiores por otra parte y admirar a Le Corbusier, la Bauhaus…, de todo ello he sacado mis conocimientos para crear piezas bien estructuradas que tienen influencias clásicas pero que son sin duda contemporáneas en su ejecución para dar respuesta a la demanda de un público con una vida urbana ajetreada.

¿Te gusta experimentar con los materiales y sus tratamientos? Absolutamente. Intento no tener prejuicios. Si veo un producto que no debería estar en la industria de la moda sino que debiera estar realizado con materiales realmente buenos o tener un acabado realmente exquisito, entonces me propongo el reto de ver cómo lo puedo usar o adaptar a mis propios productos. Mi colección primavera/verano 2012 va a significar un cambio radical en mi estilo para incorporar mucha innovación y estilo.

grays-2.jpg

¿De dónde tomas la inspiración? De la arquitectura, la moda, los coches, la música y de mi personal sentido del diseño.

Cuéntame sobre tu colección otoño/invierno 2011/12, ¿qué podemos encontrar en ella? Esta colección está basada en las estaciones inglesas. Tonos cálidos junto a otros tonos negros y fríos, así como ribetes en marfil que nos recuerdan que aquí llegamos a vivir las cuatros estaciones en un solo día. Londres está también repleto de edificios históricos que tienen los conservadores marcos de ventanas negros enmarcados por la piedra gris. Pero también están las áreas modernas que tienen cálidos ladrillos y fachadas pintadas en colores. Así que he tratado como diseñador de representar todo los detalles y el fondo negro del conservadurismo junto a esa nueva y colorida cultura y su estilo de vida deportivo.

¿Qué es lo más importante que aprendiste diseñando para Morgan Grays? Cómo ser organizado. A hacer productos de calidad incluso cuando el presupuesto es ajustado y puede haber una opción para fabricarlo de forma más barata y ser fiel a tu instinto.

grays-3.jpg

¿Y por qué decidiste lanzar una firma bajo tu propio nombre? Después de dejar Morgan Grays en 2009 me di cuenta que lo que me había impedido hacer exactamente lo que quería no era otra cosa que el conservadurismo y los gustos de la moda norteamericana. Tienen su propio estilo que no es tan marcado como el europeo. Nosotros cortamos prendas más ajustadas de manera más precisa y tendemos a experimentar más con los materiales. Mi apellido siempre ha estado en esta industria así que me pareció natural resucitarlo y posicionarlo haciendo lo que deseo.

¿Cuáles son los aspectos más complicados a la hora de desarrollar esta colección? No exagerar los detalles sino hacerlo sobresalir del resto. Mi estilo es diferente, me gusta experimentar en las formas y las estructuras, y mezclar materiales para favorecer las formas del producto. También es complicado crear diseños y estilos que le gusten al público teniendo siempre en cuenta sus características demográficas.

¿Tu mayor logro? Abrir mi propia tienda en Londres con mis productos a la venta. Diseñé los interiores yo mismo y supervisé su ejecución.

¿Es complicado competir con las grandes del sector de la piel? Sí, ellos tienen unos presupuestos brutales para invertir en campañas publicitarias, marketing y pueden elegir el espacio que quieran dentro de las tiendas para vender sus productos. Grays es una mota de polvo comparado con ellos así que trabajamos más apegados a la tierra, con el boca a boca, en las ferias, con la prensa, siempre potenciando su estilo único.

grays-4.jpg

¿Cuál es el futuro que tienes pensado para Grays? Ampliar el número de productos para configurar una colección realmente fuerte y añadir chaquetas, guantes, sombreros y prendas de punto. ¡La marca se convertirá en una lifestyle brand!

www.graysoflondon.com

Ricardo Ramos de León, presenta en Londres: “El sincretismo cultural y religioso de la India ofrece un espectro creativo fascinante”

Mircoles, 22 Septiembre 2010

mosaico-baja.jpg

A Ricardo Ramos lo conozco desde hace años, desde mis primeros pasos en el mundo del periodismo de moda en el que él empezaba a despuntar como diseñador emergente. Aquella era una época efervescente, pletórica, donde ser joven diseñador era una garantía para salir en todas partes. Con el devenir de los años muchos de los nombres que sonaban como promesas firmes han desaparecido del panorama vencidos por el peso de la industria. Si tuviera que describir a Ricardo podría tildarlo de “superviviente”. Siempre reinventándose, buscando nuevas aventuras, oteando nuevos horizontes profesionales y geográficos. En su momento lo conocí como un colombiano radicado en Barcelona. Ahora vive y trabaja en Berlín sintiéndose barcelonés de corazón. Me dio mucha alegría cuando recibí un mail suyo anunciándome que iba a presentar su próxima colección en Londres bajo su firma De León by Ricardo Ramos. Así que no dudé en someterlo a un tercer grado (bueno, no es para tanto) sobre esta nueva experiencia.

¿Qué significa para ti esta oportunidad de desfilar en Londres en paralelo a la FashionWeek? Para mí es especial presentar la colección inspirada en India en Londres por todo el contexto histórico que unen a la India con el Reino Unido, además he de admitir que queda mono cuando dices que presentaras colección en el Museo del Diseño de Londres para el evento de moda (Untold VII) del London Design Festival durante la London Fashion Week.

¿Y por qué ‘India’ como fuente de inspiración para esta colección? Como sabes hace años he redireccionado mi trabajo para crear colecciones inspiradas en el legado cultural y sus tradiciones. El sincretismo cultural y religioso de la India aún conserva tradiciones muy antiguas, muy vivas, y el espectro es fascinante, ves desde la mujer moderna que día a día se viste de sari hasta las mujeres de tribus Lahmani, Kutch y Naga, entre otras, conviviendo algunas veces en el mismo sitio.

ricardo-ramos-2.jpg

Está claro que eres un trotamundos, así que… ¿de las ciudades en que has vivido, me podrías definir el espíritu ‘fashion’ de cada una? Me atrevería a decir que el espíritu ‘fashion’ de cada ciudad suele ir sintonizado con un período de la historia en el que sus gentes experimentaron cambios sociales importantes así que Londres lo asocio mucho a los swing 60´s y el look cold war-futurista; París a un cierto glamour distendido y burgués entre los locos 20´s y el Prêt à Porter de los 70´s; Barcelona muy rollo años 80´s; Bruselas la veo entre la costura tradicional francesa y el intelectualismo flamenco postmoderno de los 90´s; a Bogotá la asocio con el convencionalismo y la formalidad de los 50´s; Berlín es el retro kitsh donde se mezcla la estética macarra años 40´s o 50´s con la influencia de las tribus urbanas de los 80´s….

¿Por qué te trasladaste de Barcelona a Berlín? Creo que aunque estuviese viviendo en Mumbai no perdería esa sensación de vivir en Barcelona. Siempre estoy yendo y viniendo. Berlín es fascinante, su historia, la mezcla de gentes y su momento histórico lo encuentro ideal para vivirlo.

Después de tantos años en el mundo de la moda, ¿cómo ha variado tu percepción de esta industria respecto a cuando empezaste? Ha ido cambiando a medida que he ido encontrando la manera de la que me gusta trabajar y dirigir mi camino como diseñador de moda.

ricardo-ramos-1.jpg

Como diseñador de origen colombiano, ¿cómo ves la escena actual de la moda latina? Hace un par de años había muchas expectativas con las plataformas latinas, ¿crees que se han cumplido las expectativas? Hay proyectos muy interesantes, sobre todo los que han logrado vincular el rescate del legado tradicional para apoyar a diversas comunidades indígenas y de artesanos, pero tristemente hay pocos diseñadores de los que diría tienen un estilo propio. Los eventos son fabulosos, he asistido a desfiles en semanas de la moda en Latinoamérica y los montajes son muy profesionales. También los insumos textiles y la  confección son de altísima calidad, así que creo  es cuestión de tiempo, ¡la fruta tropical está mucho mejor madura!

www.ricardoramos.webs.com

Fotos de Andrés Rodríguez

Si quieres pan no vayas a una ferretería

Martes, 9 Febrero 2010

fancy-bats.jpg

Yo le he dicho cienes y cienes de veces a Carlos Diez Diez, quizás no directamente pero sí en mis crónicas de pasarela, que sé que las lee, que tenía que buscar nuevos aires, que Londres era la capital donde apreciarían su arte. Pero nada, él empecinado erre que erre con Cibeles, año tras año, haciendo que sus incondicionales nos fustigáramos con la sempiterna pregunta de que por qué no le daban un desfile para él solo. Al fin se lo dieron, y todos más contento que Carmen Martinez Bordiú en un posado de ¡Hola! Pero ahora de nuevo va compartir desfile y es como volver atrás en el tiempo (como cuando sueñas que estás todavía en la facultad y que te quedan aún las asignaturas más difíciles por aprobar y no sabes qué vas a hacer –ese es unos de mis sueños recurrentes que mucha gente comparte). En descargo de Cibeles, y desde mi más absoluta ignorancia del tema –últimamente no me interesa para nada los tejemanejes de la moda española, sólo me interesa por qué a Belén Esteban no se le termina de poner la nueva nariz en su sitio–, debo suponer y supongo que se trata de un movimiento táctico-financiero: quizás Carlos no tenga presupuesto para hacer una colección extensa con esto de la crisis o no puede pagar un desfile individual… yo qué sé. La cosa es que vuelve a compartir escenario con El Delgado Buil, que después de todo no son tan malas compañeras de viaje, es más, son brillantes y muy en sintonía con el rollo Diez Diez.

Los descalabros del programa cibelino son cuantiosos: Krizia Robustella y Jan iú Més se nos fueron a 080; Anke Schlöder otra vez desaparece del programa cual Guadiana; ¿dónde está Antonio Miró?; José Castro, otra podre víctima de la recesión. Por otra parte, más positiva, esta edición es la vuelta al programa oficial de Ion Fiz cual hijo pródigo (¡ya era hora!), y se sube al carro uno de los valores catalanes más interesantes del momento, Teresa Helbig. ¿Sabéis a quién echo de menos especialmente? Al último Premio L’Oreal novel, Amai Rodríguez. ¿Cómo se puede permitir que esta chica se nos escape? Esos talentos hay que incentivarlos con subvenciones, no a los que hacen trapitos muy comerciales y que no aportan nada.

¿Sabes qué? Que si tienes talento y eres amante de la vanguardia, Cibeles no es tu sitio. No me malinterpreten, que en Cibeles sí hay gente con talento y vanguardista,  lo que quiero decir es que si quieres una barra de pan te vas seguramente a una panadería y no se te ocurre pasarte por la ferretería. Si quieres vanguardia estás atento a Londres, que es un valor seguro, y no a Madrid, que exige mucho escrutinio. Pues eso es lo que ha hecho Txell Miras, para mí la sacerdotisa suprema de la deconstrucción. Txell coge su maleta y se va al programa ‘alternativo’ de la pasarela londinense, al llamado On|Off, con una colección que se llama ‘Fancy Bats’ y que mostrará en la Victoria House, en el céntrico barrio de Bloomsbury, el próximo 19 de febrero a las 19:15h. En Madrid a esa hora estarán seguramente desfilando las creaciones de Roberto Verino. ¡¿Quién en su sano juicio cambiaría una cosa por la otra?! (Y ahora que cada uno interprete esa afirmación).

Pues lo dicho… ¿será esta una edición de Cibeles ‘en crisis’? A mí, personalmente, el panorama me aburre un poco, no hay sorpresa ni emoción, y afrontas los desfile como quien va al dentista, es decir, es algo que tienes que hacer pero que sabes que te dolerá, que prometerás que nunca máis y terminarás volviendo irremediablemente. Snif.

El Londres más ‘macho’

Viernes, 25 Septiembre 2009

londres-hombre-1.jpg

Mientras todos estábamos absorbidos por nuestra pasarela Cibeles y por una Carmen Lomana que se cambiaba de vestido para cada desfile cual Mortadelo se cambia de disfraz de viñeta en viñeta… mientras nuestra atención estaba puesta en Madrid, la semana de la moda de Londres discurría plácidamente en paralelo. Muchas cosas tendría que contar de lo visto en Londres, pero no lo voy a hacer de golpe que después me quedo sin cosas interesantes que mostrar en los próximos seis meses. Pero si quiero reseñar el cierre de esta edición, un día dedicado exclusivamente al hombre del que este fue fu programa:

23 de septiembre  

10:00 James Long 

10:00 Carolyn Massey

11:00 Lou Dalton

12:00 Fashion East Menswear Installations. Donde participaron: Blaak, Caseley-Hayford, David Lindwall - Reborn 1982,  Eastpak by Christopher Shannon, H by Harris, Husam el Odeh, Jaiden rVa James, Jordan Askill, Louise Gray, Martine Rose, Mr Hare, Natascha Stolle, New Power Studio, y Sibling.

14:00 MAN

15:00 Savile Row Presentation: E. Tautz

17:00 Wintle

18:15 A Child of the Jago 

19:30 bSTORE

19:30 Tim Soar   

Esta es la segunda edición que le dedican un día al hombre en la pasarela londinense, y es que la moda masculina era la gran olvidada de esta Meca de la modernidad. Firmas como Burberry, Pringle of Scotland o Paul Smith prefieren reservar sus propuestas masculinas para Milán hombre, y por ello, para que no hubiera esa fuga de talentos, el British Fashion Council se puso manos a la obra para hacer de Londres un escaparate atractivo para las colecciones masculinas. Con lo que no cuenta Londres es con el poder de convocatoria de compradores internacionales que tiene Londres, pero ellos esperan que todo se andará. Después de todo es una pasarela con 25 años de vida, como nuestra querida Cibeles, y no hay nada más que ver cuán lejos está (por delante) en logros y triunfos. 

¿Qué me ha sorprendido de las colecciones masculinas de Londres? Pues me ha asombrado cómo hasta los diseñadores más vanguardistas le reservan un importante espacio a propuestas formales y comerciales. Son conscientes que hay una gran masa de consumidores ávidos de modernidad, sí, pero que no hay que abandonar a aquellos que buscan un buen traje. 

En las fotos os muestro un ejemplo de esa dicotomía, de cómo en una misma propuesta conviven vanguardia y tradición.  

También hay que alabar la enseñanza británica que no menosprecia al mundo masculino y que enseñan a diseñar, cortar y montar ropa para el hombre. Eso sería algo que deberían aprender las escuelas españolas, aunque soy consciente de que Londres tiene la ventaja de tener una herencia sastre muy importante que nosotros no hemos sabido cultivar. Las escuelas españolas deberían concertar prácticas en los talleres de los prestigiosos sastres para que los nuevos diseñadores no cometan los errores de sus ‘mayores’ que osan presentar en pasarela piezas masculinas que sientan como el culo porque usan patrones femeninos (en especial en los pantalones). 

Se me ocurre que en breve podría dedicarles una serie de temas a los sastres españoles, que se lo merecen.

londres-hombre-2.jpg

No a los hippies de marca

Jueves, 13 Agosto 2009

lostart2.jpg

El verano me pone nostálgico. He buscado  mi camiseta de Naranjito pero he descubierto que ha pasado a mejor vida. No rectifico, de mejor vida nada. Mi camiseta reposaba gloriosa en un cajín de mi armario y de vez en cuando lucía sobre mi cuerpo serrano, pero ahora languidece a trozos en el cajón de los trapos para quitar el polvo y cuando sale de allí es para arrastrarse impúdicamente por la mugre que acumulan los muebles. Así que salí a la calle y me compré una camiseta de Shin Chan y la he guardado para usarla dentro de veinte años, cuando se convierta en una reliquia kitsch como era mi camiseta de naranjito.

Escribo esto desde Londres porque he venido de scouting para recopilar info para un report (jerga de periodista gilipollas… como yo). Mañana vuelvo a Sevilla, mi base de operaciones. Entre mis deberes estaba pasear por las calles y pillar tendencias, pero me duelen tanto los pies que paso, al final todo el mundo viste igual, incluso en Londres.

Estoy un hotelito bueno, el Hazlitt’s. Debería decir que solo me alojo en lo mejor de lo mejor, pero la verdad es que me meto donde puedo, y en este caso tenía una invitación del hotel para conocerlo y la he aprovechado. Está en el Soho y es una casa de estilo Georgiano con mullo allure, como yo, of course. Pues bien, estaba en el hall para salir ayer cuando de pronto entra… ¡una hippy! ¡Oh, Dios, que cosa más desfasada! Pero espera, espera, no, no es una hippy, es una fashion victim. Unos pantalones vaqueros rotos y descoloridos (de Balmain posiblemente), un top con flecos, una especie de abrigo de lana sin mangas que parece que se lo ha tricotado su abuela, gafas de Lenon y ¡una banda en la cabeza! (también llevaba zapatos de Prada pero eso no es nada Hippy). Me quedé muerto, la tipa se había levantado y se había dicho seguramente: “estoy en Londres, en el Soho, pues hoy me toca un look de ‘paz y amor’ total”.

A mí me pareció horroroso. Las tendencias hippies siempre me parecen vulgares. ¡Y entonces leí algo por casualidad! Este fin de semana se celebra el 40 aniversario de Woodstock. El festival del amor (y de una muerte por sobredosis de heroína, otra tras una ruptura de apéndice y una última por un accidente con un tractor, según la Wikipedia… me encantan los datos anti-glamour).

Yo, si quisiera hacer un homenaje a Woodstock, recomendaría a un diseñador/artista de nueva york, la última sensación en peletería, Jordan Betten, que creó su firma Lost Art (arriba y abajo en foto) hace ya 11 años. En sus diseños mezcla mucha esencia hippy, un poco de folk y algo de subcultura nativa americana. Ha hecho las delicias de Heidi Klum, Shakira, Steven Tyler…

A mí me parece simplemente bestial (no para verano, claro) porque sus piezas son únicas e irrepetibles, exclusivas y unas obras de artesanía singular. Para hacer de hippy mejor irse a la artesanía, porque los hippy de marca nunca me han convencido. No se puede ir por la vida de Hippy gastándose 3500 euros en unos pantalones de pitón de Prada, o 2000 euros en un chaleco de ante de Vuitton.

Paz, amor y moda.

lostart1.jpg