Blogs

Entradas con etiqueta ‘Lord Freddie’

La reina sin vestido

Mircoles, 7 Abril 2010

the-queen-hardy.jpg

La mujer parece no ser ya negocio.  La firma Hardy Amies, fundada hace más de 50 años y cuyo fundador falleció en 2003 a los 93 años, ha decidido centrar su actividad en el hombre, en concreto en la sastrería tanto de trajes como de esmóquines. Atrás quedan décadas en cuya más famosa y fiel clienta ha sido The Queen, a la que le han hecho muchos de sus apreciados trajes rosa chicle.

Esta que es una de las más reconocidas casas de moda de Savile Row, ya fue rescatada de la bancarrota por dos empresarios de Hong Kong y la salida hacia delante y expansiva en que se embarcaron fue un desastre. El prèt-â-porter masculino y  femenino no funcionó. No es tan fácil hacer que una firma anclada en el clasicismo, con años de esplendor, sí, pero que estaba en el olvido, consiga repuntar en un mundo tan competitivo como en el que se mueve la moda contemporánea. Por eso ahora vuelve al concepto original de Sir Hardy Amies, enfocado a la alta artesanía de la costura. El precio de un traje a medida partirá de unos 4000 euros.

Eso no significa que rompan lazos con la casa real británica, ya que si bien pierden a la Reina de Inglaterra como clienta e ‘imagen’, Lord Freddie (Frederick Michael George David Louis Windsor), un joven miembro de la familia que ocupa el puesto 28 a la sucesión del trono será el “embajador” de esta sastrería. Para hacernos una idea Lord Freddie viene a ser un Rafael Medina a la inglesa.

No sé, no sé. Reflotar una casa de moda no es algo que se pueda hacer poniendo una cara joven al público, hace falta una reestructuración profunda y mucha inversión: en captar un buen diseñador (en este caso van a jugar la baza de la sastrería, así que se lo ahorran), una buena campaña de comunicación que no siempre da frutos inmediatos (no sé hasta qué punto Lord Freddie es la estrategia adecuada), cultivar la relación con los retailers… y mucha paciencia, porque los milagros no existen y menos los “instantáneos”.

En España hemos vivido dos intentonas importantes que fracasaron antes de levantar el proyecto. La primera la de Elio Berhanyer, que consiguió entusiasmarnos con la propuesta que Roberto Diz hizo para él, pero desgraciadamente Elio no estaba dispuesto a ceder el cetro y cuando llegaron la hora de los aplausos salió solo a saludar, con su batita de costura, y todos nos preguntamos, ¿y Roberto? Egos encontrados y catástrofe a la vista. Roberto no tenía necesidad de hacer de ‘negro’ (y disculpen expresión tan políticamente incorrecta) para Berhanyer por mucho que este le ofreciera. Un lugar a la sombra solo es deseable en medio del desierto. La otra intentona de revivir un nombre olvidado fue el de Pertegaz que contrató a Ion Fiz, pero antes de que viera la luz la primera colección va Doña Letizia y le encarga su traje de novia, y no sé qué pasó, debió pensar el hombre que aquello haría revivir su carrera y su marca sin necesidad de la sangre joven… nunca más se supo.

¿Se habrá planteado alguien proponerle a Margarita Nuez lanzar una línea de prèt-â-porter con un joven diseñador a la cabeza? Ella como responsable de costura y supervisándolo todo, claro. No sé, imaginad por ejemplo una ‘Margarita Nuez por Karlota Laspalas’ (esto es por fantasear). Ufff, me ha dado un escalofrío de emoción. Pero esas cosas en España… como que no pasan.

trajes-hardy.jpg