Blogs

Entradas con etiqueta ‘masculino’

La Nueva Moda Masculina Española 3.0

Mircoles, 22 Abril 2009

nuevodisenomasculino.JPG

Se está fraguando una revolución del diseño masculino dentro de nuestras fronteras. Es algo que ya he contado más de una vez. Ahora mismo conviven tres generaciones que forman esa nueva hornada de diseñadores interesados en vestir al hombre. 

Los nuevos veteranos. En la moda española no hay términos medios: o eres veterano o eres un ‘joven diseñador’. Pero lo cierto es que aquellos que siempre han sido la nueva generación de Cibeles ya dejaron de ser ‘promesas’ o ‘jóvenes’ hace mucho. Davidelfin, Carlos Diez, Juanjo Oliva, Ana Locking o Ion Fiz son algunos de los nombres que se han afianzado en el panorama. Después llegaron los Nuevos Diseñadores 2.0. como El Delgado Buil, Eduard Ballester (EBP) o Jan Iu Mes. Y finalmente la nueva hornada aún desconocida para el gran público y en la que hoy quiero fijar la mirada. Están saliendo de las pasarelas ‘descentralizadas’ y de los concursos de diseñadores que abundan por nuestra geografía. Sólo daré tres ejemplos por simplificar:

Cogemos el petate y nos vamos hasta Valencia donde nos damos de bruces con José Zambrano (a la izquierda en la foto) que llega a la moda desde el mundo del arte y que se convirtió en el gran descubrimiento de la Zona D de la Semana de la Moda de Valencia. Su colección de primavera 2009, Hominis-Domus, trata de “generar una nueva visión de lo masculino utilizando la arquitectura como elemento simbólico, mostrando la casa como lugar de reflexión y relación ente los sexos”. Su gran obsesión en sus últimas propuesta es sacar a la luz la responsabilidad ‘doméstica’ del hombre y construir un nuevo modelo de masculinidad sin complejos machistas. 

Seguimos nuestro camino, hasta Benicassim. En su internacionalmente famoso FIB hay una plataforma llamada Pasarela Mustang de donde han salido todos los grandes del diseño del momento. En la última edición el premio se lo llevó Chidy Wayne (en el dentro de la foto), una especie de hombre del renacimiento que se dedica a la música con el sobrenombre de Fresh Wayne. Estudiaba Dirección y Administración de Empresas y trabajaba en una gestoría cuando se decidió a seguir su vocación: la música y la moda. ‘Electronic lovers go full dress’ es una colección repleta de referencias musicales con un toque dandy post-moderno. 

Karlota Laspalas (a la derecha en la foto) por su parte ya está en la antesala del reconocimiento público ya que ha accedido a la pasarela joven de Cibeles, El Ego. Desde que la descubrí en Pasarela Abierta de Murcia tengo el vello electrizado. Allí ganó dos premios, para revalidad más tarde en Creamoda de Bilbao. Ha sido finalista del certamen italiano Mittlemoda  y el Createurope the Fashion Academy Award de Berlín. Su estilo está repleto de guiños a la ruptura de códigos que dividen el mundo femenino y el masculino, y aún así sus hombres no pierden ni un ápice de su masculinidad.  

La androginia de la Hepburn es para el otoño

Viernes, 22 Agosto 2008

philadelphiastory41.jpg 

Y de los pantalones masculinos… a los pantalones femeninos. Y con el otoño y su caída de la hoja, también cae el pernil del pantalón hasta no dejar ni un atisbo de piernas… ni el pie. El pantalón se desempolva y las mujeres vuelven a la seguridad que les ofrece esta prenda de poder. ¿De poder? Sí, de poder, porque para esta temporada se recupera una actitud: el de la power-woman de los 70

Pero empecemos por el principio para comprender aquello de “power-woman de los 70”. Lo primero que hay que aclarar es que la masculinidad es un valor que parece haber establecido en el armario femenino resistente al paso de las temporadas. Si bien, este otoño, la masculinidad que se maneja es más relajada, menos sobria, y eso se traduce en un paralelo relajo en la silueta masculina-femenina de los pantalones, que se convierten en slouchy pants (‘slouchy’ es uno de esos anglicismos que tanto gustan en la moda y que no es más que ‘amplio’ u ‘holgado’). 

Cintura alta, perniles ligeramente acampanados que llegan a arrastrar y ocultar el pie. Silueta muy masculina. Unos pantalones que eliminan curvas y alargan las piernas hasta el infinito. Pantalones que siempre estarán asociados a la díscola figura de Katherine Hepburn, que insistía en escandalizar al pueblo americano llevando pantalones y con su sempiterno halo de ‘marimacho’ divino. 

En definitiva, unos pantalones para mujeres seguras de si mismas (como la Hepburn) que saben que pisan con fuerza, y que como son conscientes de su poder se pueden permitir el lujo de desdramatizarlos combinándolos con románticas blusas y adoptando así ese halo a neoyorquina de finales de los 70. O con abrigos de pieles que las transforman en fabulosas socialités de Park Avenue. O simplemente con una chaqueta (de punto o tweed) que les da ese sabor cosmopolita de mujer profesional pero con estilo. 

Un pantalón sastre valido para todas las edades, previa adaptación del estilismo, pero no apto para aquellas que quieran pasar desapercibidas. 

escadaoi20082009b.jpg

Feminizando el power suit

Viernes, 2 Mayo 2008

masculino1.JPGDesde la revistas de tendencias no se cansan de preconizar que el armario femenino se masculiniza temporada tras temporada, sugiriendo que un traje de raya diplomática, al más puro estilo ‘hombre de negocios’, lo que los americanos llamar un ‘power suit’, es una opción ideal para ir al dictado de la moda. El problema es que algunas tendencias debieran ir con manual de instrucciones, y el jugar con la estética masculina no significa que haya que renunciar a la feminidad. Si se cae en ello se está cometiendo un gran error, ya que el traje en cuestión pasa de ser un elemento de estilo a un disfraz.  

Para aclarar lo que sí y lo que no se debe hacer partiremos de la elección de un traje de la colección de la firma parisina Georges Rech (precio: 900 €.) que incorpora todos los códigos del traje masculino, sólo que este viene más entallado para lucir la silueta de la mujer. A partir de ahí:

1) Calzado: El pie es uno de los puntos clave para feminizar el resultado final así que entre zapato plano y de tacón, el tacón es la opción correcta, estiletos preferiblemente, como los escarpines que hemos seleccionado de la casa Dior, de plataforma en piel negra y adornos en piel blanca. Taconazos de 14 cm. de singular estructura calada y perfilado en metal plateado. Precio: 760 €. 

2) Bolsos: Macro-bolsos NO. Bolsos que cuelguen en exceso NO. De colorines NO. Flexibles LO MÍNIMO. ¿Nuestra opción? Un semi-bagette de Fendi en blanco para que no pase desapercibido sobre la sobriedad oscura del traje. Un bolso que está de aniversario, 10 años han pasado desde que Silvia Venturini lo creara en 1998. Precio: Alrededor de 640 €. 

3) Top: Con este tipo de traje la camisa hay que olvidarla, es justamente lo que hace que en vez de estar vistiéndote parezca que te disfraces. Bajo la chaqueta nada mejor que un top romántico, como el seleccionado de Martin Margiela en tul que juega con las falsas trasparencias. Aunque si de hecho fueran transparencias de verdad poco importaría, ya que bastaría con no desabrochar la chaqueta del traje que afortunadamente es lo bastante cerrado de solapa para sugerir y no mostrar. Precio: C.P.V. 

4) Joyas: Abstenerse o minimizarlas. Quizás unos minúsculos pendientes que pongan un punto de luz en las orejas, pero nunca collares, gargantillas o broches. En la muñeca nos permitimos jugar en esta ocasión con el rol masculino y hemos seleccionado un reloj de la colección veraniega de Fossil pensada para el hombre. Un modelo de estilo muñequera en blanco de esfera extra-large. Precio: 110 €.

masculino2.JPG