Blogs

Entradas con etiqueta ‘merchandising’

Merchandising deluxe

Martes, 9 Noviembre 2010

j51.jpg

No sé si me da más vergüenza que los famosos nos hagan tragar merchandising con la etiqueta de moda, o que se explote a un muerto de manera tan brutal. Me refiero a la nueva línea de ropa que los Jackson Five han lanzado al mercado. Jackie, Jermaine, Marlon and Randy Jackson han pensado que otra manera de explotar la cola del cometa que es la muerte de su hermano Michael es lanzar una línea de ropa que se llama J5 Collection [ved las fotos]: camisetas con imágenes del grupo en diversos momentos de las décadas de los 60 y 70 y réplicas de las chaquetas que Michael vistió en los videoclips Thriller y Beat It. A mí que me digan qué tienen que ver estas chaquetas con los Jackson 5 sino otra manera de explotar al muerto como sacando canciones inéditas de dudosa autoría, documentales varios y espectáculos diversos. Pero ahí no se queda la cosa, en el futuro llegaran las gafas y el calzado. Dicen que el cadáver de Jackson es super rentable.

Pero lo es porque el consumidor es torpe y cegato. Compra cualquier cosa que firme un famoso (ya sean camisetas, libros o sartenes) sin reparar que le están cargando precios de Vuitton por productos de calidades chino de barrio. Estoy convencido que todas esas líneas de producto se gestan ajenas completamente al interés explícito del famoso. “Tu firma aquí, te vienes a la presentación, posas un poco, hablas un poco de tu vida privada y cobra”, creo que será la consigna básica en este tipo de negocios. Tengo el presentimiento que en muchos casos el famoso es en el día de la presentación cuando conoce el producto.

Me alegro que a Kate Moss se le acabe el chollo de Top Shop porque estoy seguro que mientras ella se embolsaba una buena suma, las pobres desgraciadas encargadas de diseñar la colección cobraban miserias. De hecho creo que leí en alguna entrevista que el proceso creativo era el siguiente: las chicas se paseaban por los mercadillos de segunda mano, compraban ropa interesante y la llevaban a la ofi, entonces, un día aparecía Moss y decía con sus uñas de manicura francesa “esto, esto y esto”, a continuación se replicaba esa ropa con la etiqueta de Top Shop. ¿Para eso hay tantas escuelas de diseño por el mundo?, ¿para que Kate Moss venda replicas de ropa vieja? Y quien dice Kate Moss puede decir las hermanas Cruz con Mango, o muchos otros ejemplos que pululan y han pululado por el mercado.

Pues yo me niego. Yo no le presto atención a nada que lleve la firma de una celebrity. Que me perdonen, pero tampoco creo que importe mucho. Yo, como prensa, no soy el target de estas pseudo marcas. Más bien están interesadas en la prensa del cuore.

Claro que hay excepciones, cómo no, como la firma Sean John en la que Puff Diddy (o como quiera que se llame) ha puesto su mejor empeño y profesionales evitando caer en el merchandising facilón. Tampoco se puede lapidar a los famosos por rentabilizar su nombre de tan burda forma, porque hay diseñadores con años de experiencia que recurren a lo mismo: le ponen un  logo, cuanto más grande mejor, a una camiseta de algodón base y te cargan más de 75 euros (como poco). Eso es igual de indecente.

Hablando de precios: las camisetas de J5 Collection estarán alrededor de los 32 dólares (unos 23 euros) y las chaquetas costarán unos 600 dólares (432 euros).

j52.jpg

www.J5collection.com

Oh, YES, WE CAN… vender montón de merchandising

Mircoles, 14 Enero 2009

obama1c.JPG

El “Yes, we can” ya tiene tanta fuerza como el mítico “I have a dream”. Pero algo que no tuvo el reverendo Martin Luther King en su momento fue un movimiento de base dentro del mundo de la moda

Muchos son los diseñadores abducidos por la euforia del supuesto cambio (que los palestinos no logran intuir aún) que se han prestado a poyar el mensaje de esperanza de Obama. ¿Pero no iban las cosas tan bien con Bush?, yo no percibía “desesperanza” entre los buenos americanos antes de que llegara la promesa Obama, no palpaba indignación por la guerra ni el reguero de militares americanos caídos en combate sin una misión realmente clara (legalmente clara, quiero decir). Creo que la esperanza Obama debe ser una esperanza económica, sino no me explico dónde se ocultaba el malestar americano.  

Siguiendo el hilo, que me disperso… Obama, con el apoyo de todos lo consiguió, ganó las elecciones. Pero aún queda trabajo por hacer. Muchos han sido los diseñadores que han querido mostrar su adhesión a Obama en su investidura, como Kimora Lee Simmons que pone a la venta el próximo día 20, fecha de la toma de posesión, unas camisetas de la firma Babyphat (arriba). 

El gabinete formado para organizar la ceremonia de toma de posesión del nuevo presidente ha tenido la idea de volver a recurrir a los diseñadores, a los que han pedido esta vez que creen nuevo mechandising para la toma de posesión y cuyos beneficios irán a sufragar el evento que se espera cueste alrededor de los 45 millones de dólares que costó la ceremonia de 2005. El proyecto se ha dado en llamar “Runaway to Change” y participan creadores de la talla de Tory Burch, Derek Lam, Diane von Furstenberg (bolso, abajo), Zac Posen, o Donna Karan (camiseta, abajo), entre muchos otros. 

No se quiere mellar mucho el presupuesto público con los fastos, pero todo es una ficción, porque quien comprará el mechandising será el currito de a pie que terminará pagando un “impuesto extra”. Estoy seguro que ninguna de las autoridades invitadas a la ceremonia pondrá un centavo para la financiación de la toma de posesión.

obama1.JPG