Blogs

Entradas con etiqueta ‘mesa’

Cuidado con la cena de Nochebuena

Mircoles, 24 Diciembre 2008

No comprendo a las señoras que salen en la tele explicando la cena de Nochebuena que preparan. “Llevo cinco kilos de gambas” dice una. “Un centollo” dice la otra. Pues yo, personalmente, no pondría marisco en una noche en que se invita a la familia y amigos (y ahora que se me queje los mariscadores por mi opinión). En esto de la elegancia a la mesa no hay reglas escritas y sí mucho de sentido común. Por mucho que en el colegio (esos colegios de pago de antaño que enseñaban de todo) te hayan enseñado a comer gambas con cuchillo y tenedor, el marisco es lo más poco glamouroso que me puedo imaginar en una cena. Concretamente, toda comida genere desperdicios sobre la mesa me parece de lo peor. Soy de la opinión de que cuando un plato sale a la mesa, lo único no comestible que lleve ha de ser el propio plato. Por eso, cuando se hace pescado, hay que hacer buen caso a Arguiñano y ocuparse que el comensal no encuentre ni una espina. 

Y es que cuesta tan poco ser precavido y elegir un menú que evite ver a toda la familia, de la bisabuela al niño de tu hermana (que come como una lima el condenao), se pongan a pelar gambas como locos y a generar cáscaras. ¡Pues este año no hay marisco, leches! Que es muy malo para el ácido úrico.  

Pero más importante aún es evitar los vasos de Duralex (y ahora que se me queje el fabricante de Duralex)  y las vajillas comidas por el lavaplatos. ¿Qué cuesta tener unos platos bonitos y esmerados? Si con Zara Home (abajo) está a nuestro alcance y a precios muy ‘simpáticos’. Yo en Navidad siempre opto en el toque dorado sobre la mesa, especialmente por el oro viejo, que da más apresto al espíritu navideño que nos embarga. 

Aún están a tiempo. A tiempo para devolver los 20 kilos de gambas no, eso no creo que les dejen devolverlos, pero sí para salir de compras y montar una mesa bonita. ¿No lo merece la familia?… Ummm, bueno, quizás la familia no lo merezca, pero te lo mereces tú, te mereces quedar bien, que es lo que importa. 

Nota: Nada de poner durante la cena para crear ambiente aquel cassette de “Manolo Escobar canta a la Navidad” que compraste en los 80 en una gasolinera.

PD. A la publicación de este post me enterado que vamos a cenar en casa, ¿adivinan? Sí, marisco. ¿¿Es que nadie me escucha?? ¿Hay algún registro oficial para apostarar de la familia igual que se apostata de ser católico? Si lo hay, que me apunten a él.

mesa-de-oro.JPG