Blogs

Entradas con etiqueta ‘Michelle Obama’

First Hairstylist

Mircoles, 26 Agosto 2009

johnny-wright.jpg

La fama es cuestión de tener cabeza… la cabeza adecuada que peinar. Johnny Wright es la última sensación en cuanto a hair stylist y se le conoce por ser el autor del casquete presidencial de Michelle Obama. ¡Pero qué mona va esta chica siempre!, como diría aquella. El peinado que tan grácilmente lució Michelle en Julio para la Country Music Night de la Casa Blanca tiene autor y se llama Johnny Wright.

Con nuevo Presidente, nueva Primera Dama y nuevo perro presidencial, no podía faltar un peluquero presidencial oficial, o lo que allí han llamado ‘First Hairstylist’. Con 32 añitos de vellón Johnny se ha convertido en toda una estrella. El encuentro con Michelle se produjo en Chicago, de donde es él, cuando lo reclamaron para que le hiciera la coiffure a la aspirante a Primera Dama entonces para un reportaje para la revista afro-americana Essence.

Johnny Wright se mudó a Los Ángeles y empezó a trabajar en una de las más prestigiosas peluquerías, la de Frederic Fekkai en Melrose Place. Y cuando los Obamas llegaron a la Casa Blanca se trasladó a Washington, al Corte Salon, donde manipula las cabezas de las más importantes políticos y lobbistas (no pueden imaginas cuán importante son allí los representantes de los lobbies, más que Senadores y Congresistas en algunos casos).

A mí, si algo me fascina del sistema presidencial es el juego que nos da a la prensa su ‘transparencia’ (para las cosas frívolas). Me encantaría poder escribir sobre quien peina, viste y calza a la reina, las infantas, Letizia y señoras de la política. Pero aquí la vida privada es guardada celosamente y no nos dan ni una migaja. Aunque para ser sincero poco juego nos darían. En España aún sufrimos el síndrome Tita Cervera, que no le gusta que nadie le toque los pelos y por eso siempre va arregladita de casa, con una coma o una pinza recogiendo el pelo. Y no es la única gran señora que destaca por su total ausencia de interés por la peluquería, y como ejemplo otras dos grandes del cuore: Isabel Preysler y Carmen Martínez Bordiú.

En fin, que nos tendremos que conformar con desear a las estrellas del hairstylism americano a falta del un star system peluquero patrio (Rupert y Llongueras ya están muy pasados).

michellepeinados.jpg

La política y la moda: Primera Dama en portada

Mircoles, 11 Febrero 2009

memo1.jpg

Y volvemos con los Obamas. Ya dijimos en este blog que estaban abocados a convertirse en iconos del estilo. Y no es que uno tenga la famosa bola de cristal “que a todo el mundo le mola” y que ve el futuro. No, simplemente es que seguí la campaña y leí entre líneas. Sabiendo que Vogue (el americano, el resto no cuenta) dicta qué es estiloso y que su directora, la inefable Anna Wintour, junto con su fiel amigo y colaborador André Leon Talley dieron el pasado verano varias fiestas para recaudar fondos para el por entonces senador por Illinois. Anna, que bien ha aprendido la lección ‘racaudatoria de fondos para campañas políticas’  de su tempestuosa relación con el millonario tejano Shelby Bryan que rompió su matrimonio y que la introdujo a los Clinton. ¿Recuerdan aquel cambio de imagen de Hillary durante la presidencia de su marido? Sí, cuando de pronto se volvió más femenina y suavizó su maquillaje… Obra de Anna Wintour. De hecho Hillary fue la Primera Dama que apareció en la portada de la revista en diciembre de 1998 [en aquel mismo número se anunció la quiebra de Mizrahi, del que hablábamos en el post del lunes].

Pero en la política americana ‘quien la hace la paga’ y en enero de 2008 estaba previsto que Hillary apareciera en Vogue fotografiada por Annie Leibovitz (a nadie más le comisionan este tipo de encargos de altura). Las fotos de Clinton fueron hechas pero finalmente rehusó salir porque, según explicaron desde Condé Nast, “estaban preocupados de podría parecer demasiado femenina”. Ni que decir tiene que La Wintour cogió el berrinche de su vida y en el número de febrero escribía en el editorial “imaginen mi sorpresa cuando me dijeron que Hillary Clinton, nuestra única candidata presidencial mujer, había decidido bajarse de nuestras páginas en este punto de la campaña por miedo a parecer demasiado femenina”. Y continuaba diciendo: “Esto es América, no Arabia Saudí. Estamos en 2008: Margaret Thatcher pudo estar estupenda en un traje chaqueta azul, pero era hace 20 años”.  

La prensa encontró un filón jugoso y repetía por doquier que Hillary Clinton se había granjeado una poderosa enemiga que no pararía hasta destruirla. Exageraciones, claro. Pero lo cierto es que Anna volcó todo su esfuerzo y sus esperanzas en el matrimonio Obama sacándolo a él ¡dos veces! en la portada del Men’s Vogue. Y Anna Wintour nunca apuesta a caballo perdedor, y vaya si ganó: Michelle Obama es la portada del número de marzo de Vogue (fotografiada por Annie Leibovitz y entrevistada por André Leon Talley). 

Esa portada era algo muy rumoreado en el sector y en la recta final de la campaña presidencial muchos se rieron de que Michelle había salido en las portadas de Ebony y Essence que en la de Vogue. ¡Pero que pardillos! Anna Wintour nunca hubiera puesto a una “esposa del candidato” en la portada, ella quería a una Primera Dama. Y voilá! Aquí está la primera portada de la Primera Dama Michelle Obama… en Vogue. 

Por cierto. El vestido es del mismo diseñador que en la toma de posesión, Jason Wu. ¿Adivinan de quién es un ‘protegido’ Jason Wu? ¡Bingo! De Anna Wintour.    

barack-obama-mens-vogue-cover1.png

Michelle Obama, nueva musa de la moda

Mircoles, 6 Agosto 2008

 michelleobama.JPG

La familia Obama fotografiada por Annie Leibovitz para Condé Nast

Una nueva heroína del estilo ha nacido, y no es nada más  ni nada menos que Michelle Obama, esposa del aún candidato a la Presidencia de EE.UU. Barack Obama. Las primeras damas se han puesto de moda. Tras la explosión de estilo de Carla Bruni que ha Diorizado el mundo de la política y los viajes oficiales llega la nueva sensación, Michelle Obama que ocupará un extenso editorial de moda y la portada del número de septiembre de Harper’s Bazaar. Pero no se confundan, la Señora Obama no se ha vuelto tan frívola como para dejarse seducir por el mundo del modeleo. Michelle estará representada en la producción fotográfica por la modelo, actriz y presentadora de televisión Tyra Banks.  

En esta sesión fotográfica, Tyra-Michelle Banks-Obama se ha metido en el pellejo de la que podría ser la primera First Lady estadounidense de color. Y es que el mundo de la moda está encantado con tener un nuevo icono afro-americano tras que por enésima vez Naomi Campbell acusara a la industria de ser racista. Pero no le echen mucha cuenta, es una estrategia que tiene ella para hacerse notar de vez en cuando. En verdad el sistema de la moda no es que tenga nada en contra de las modelos de color, sólo es que ahora mismo se llevan las chicas rubias de la Europa del Este y alguna que otra británica… pero estas son cosas cíclicas, como las de la economía, mañana lo mismo sólo vemos modelos asiáticas porque son el último grito, quién sabe. 

Volviendo al tema, y al hilo del racismo, la verdadera Michelle Obama sí saldrá en septiembre en la portada de un par de revistas, en Essence, junto con toda la familia, y en Ebony, ella sola. Ambas revistas dirigidas al colectivo afro-americano… ¿Justo después de que Obama haya sido tachado de olvidar a su gente? Bueno, ya sabemos que las casualidades no existen, y menos en la política americana que nos hace dudar de las verdades más fundamentales. 

Lo único cierto es que Michelle está llamada a ser una nueva Jackie que luzca palmito por el mundo embutida en modelos americanos, como Tyra en el editorial, en cuyos estilismos el patriotismo es el valor motriz de la creatividad concretado en firmas que van de la asequible Banana Republic a los glamourosos Badgley Mischka… God Save America!

memo-pad-tyra.jpg