Blogs

Entradas con etiqueta ‘Mimi’

Sara Vidas, diseñadora: “Me cuestiono continuamente las normas sociales”

Lunes, 24 Octubre 2011

saravidas_portrait_450.jpg

En marzo descubrí un nuevo talento de la moda durante la emana de la moda parisina. Es una chica de 28 años con un refrescante sentido de la moda y el estilo. Su nombre es Sara Vidas y es suiza. “Crecí en Suiza” me cuenta. “Mi padre es de una pequeña isla de Croacia y mi madre viene de un pequeño pueblo en las montañas del norte de Italia. Cuando era pequeña me encantaba esconderme en el armario de mi padre. A él le gustaba la moda y es un coleccionista. Probablemente mi interés por la moda venga de ahí”.

Sara estudió en el ZHdK Zurich, la FADU Universidad de Buenos Aires y el Instituto de Diseño de Moda de Basilea. Su colección de graduación, «Lili», le hizo ganar el Swiss Federal Design Award y el Apolda European Design Award. Fundó su estudio de diseño en 2010, pero venía de trabajar con gente tan interesante como Peter Jensen. “Lo que más me estimula de ser diseñadora es el enfrentarme al papel en blanco al principio de cada colección y la presentación final que de ella se hace”.

sarav2.jpg 

Sara, a pesar de tener pocas colecciones a sus espaldas, ya demuestra tener un universo estético muy definido y personal. “Es como si fuera mi propio mundo donde puedo jugar como una niña. Me inspiro en la vida ordinaria, en el día a día, en la gente que veo por la calle. Me cuestiono continuamente las normas sociales y me gusta en parte usarlas y en parte romperlas a propósito”. En su colección de otoño/invierno 2011/12, «Kiki» [arriba], se inspira en técnica del pasado en desuso como el crochet y construye una propuesta muy ‘frutal’. “Mi colección primavera/verano 2012 «Mimi» [abajo] va sobre los cafés suizos suburbanos donde tomaba café cuando trabajaba como estilista. La gente mayor se reunía allí para tomar café o un trozo de pastel. Son las típicas pâtisseries suizas como Crèmeschnitte, Spitzbuebe y Caramelchöpfli las que me han inspirado”. Su anterior actividad profesional como estilista la apasiona y se nota ese bagaje en el discurso inherente en sus colecciones: “Me encanta trabajar con fotógrafos. Ellos me han enseñado a fijarme mucho en los detalles”.

Su debut parisino no ha podido ser más prometedor. “Es el mayor sueño que he hecho realidad. Fue increíble y estoy deseando que llegue la próxima temporada”. Pero también es consciente que empieza a entrar en una ‘liga’ muy grande y difícil para pequeñas firmas como la suya, más cuando se trabaja desde Zúrich. “Nos centramos tanto en la vertiente del negocio y el dinero que a veces nos olvidamos la vertiente artística al final”. Aunque ella espera mantenerse fiel al espíritu que sus primeras colecciones desprenden, unas propuestas que emanan alegría y humor. “Espero en el futuro estar igual de feliz con lo que haga como lo estoy ahora. Y espero que toda la gente en este universo adore llevar y comprar mi ropa”. También hay cierto amor por el vintage en su ropa, en especial por las décadas en que la feminidad se reinventa, y cuando le pregunto por qué diseñadores la estimulan me confirma mi sospecha: “Si tengo que nombre a alguno solo puedo decir: Coco”. ¿Y  el diseño español?, ¿conoce el diseño español? Su respuesta no me sorprende: “Por supuesto conozco a Cristóbal Balenciaga”.  

sarav1.jpg

Fotos: Oliver Rust

www.saravidas.ch