Blogs

Entradas con etiqueta ‘muere’

Adiós al maestro Jesús del Pozo

Domingo, 14 Agosto 2011

del-pozo.jpg

Hoy lloramos la pérdida de uno de los más grandes diseñadores con sellos español. Ayer falleció el genio Jesús del Pozo de un enfisema pulmonar a los 64 años de edad. Toda una vida dedicada a la creación. No puedo expresar cuánto lo lamento sin que las palabras me resulten vacías ya que supongo que a muchos, no sólo a mí, nos llenará de rabia su marcha. Siempre nos mantuvo el alma en un hilo, creativamente y por la fragilidad de su aspecto. Aunque después, cuando se le trataba, irradiaba una energía abrumadora que desmentía esa fragilidad. Cibeles vestirá crespones de luto el mes que viene irremediablemente, y la ausencia del maestro Jesús del Pozo eclipsará todas las demás ausencias que por motivos personales o comerciales acusará el calendario cibelino. Él fue arquitecto y trasladó el sentido de la estructura a sus maravillosos vestidos. Creó una arquitectura en las prendas como él, frágil y etérea en aspecto, pero sólida y rotunda en sus estructuras. Jesús y su moda parecían salida de un cuento de hadas. Sus escotes eran una delicia para los cuellos esbeltos, por algo le han sido tan fieles sus cleintas y amigas, entre la que se encuentra la cantante Ana Belén, su embajadora más rutilante. 

Él comenzó en la moda masculina y desfiló en París. Toda esa etapa me la perdí por edad. Tengo la impresión que con su desaparición se abre un libro que hay que escribir recuperando su vida y obra para las futuras generaciones. Que no pase como con Manuel Piña, uno de sus contemporáneos más brillantes que junto a él pusieron los cimientos de la moda española en los 80s y que hoy está sumergido en las nieblas del olvido.

He buscado en mi hemeroteca personal y he rescatado la última entrevista que le realicé a Jesús. Se publicó en esta casa, que el a mía, el Ecodiario.com, durante la cobertura de Cibeles de septiembre pasado:

Respecto al papel de la moda española en el mundo me decía que “el mayor obstáculo es que competimos con tres pasarelas muy fuertes: París, Milán y New York. Aunque pienso que cada vez estamos siendo más valorados en el extranjero, pero aún nos queda mucho camino que recorrer. Me gusta pensar que cada vez hay menos obstáculos y opino que la gente se va dando cuenta que comparativamente hay menos diferencia”. Espero que su optimismo sea fuente de inspiración para los que quedan y los que vendrán. Cuando le aduje que el que Cibeles coincidiera en fechas con Londres era nuestro mayor escollo, él me respondió que “creativamente estamos a la altura, pero no nos sabemos vender. Falta la marca ‘España’ y el respaldo de proyectos empresariales y financieros de nivel para poder competir con otras marcas internacionales”.

Era un hombre que tenía una curiosidad insaciable y se nutría del contacto con los jóvenes. “Lo que más me gusta de los jóvenes es esa espontaneidad, esa ingenuidad en muchos momentos, y esa osadía que se pueden permitir cuando realmente no existen responsabilidades. Eso no solamente lo admiro, sino que lo envidio.  La juventud tiene que arriesgar, jugar y pasarlo bien creando, sin dar explicaciones, pero eso es algo innato, espontáneo, no se aprende en las escuelas”. Mantenía una implicación personal muy importante con el proyecto de formación a jóvenes diseñadores que es la Fundación Jesús del Pozo. “La mejor forma de enseñar es que me vieran trabajando”.

Pero si algo debiera destacar de su talante como persona y como creativo eso es su educación, su carácter afable, su humildad, su sentido del humor. Era una persona que dejaba ver su sed de vida y de conocer. “Todos los días espero aprender algo.  Me gusta rodearme de gente que sabe más que yo. Me gusta que me sorprendan. Cuando me reúno con mi equipo, siempre pido que cuestionen el trabajo, estoy abierto a lo nuevo. En eso, no he cambiado, sigo igual que al principio”.

Entrevista completa