Blogs

Entradas con etiqueta ‘NASA’

Siempre perfecto… ¿como un astronaúta?

Viernes, 25 Julio 2014

mos-1.jpg

La tecnología llega a nuestras vidas de forma casi inadvertida. Todo comienza en un laboratorio de investigación base que patenta un desarrollo o material que emplearán los sesudos científicos de alguna misión espacial para fabricar, quizás, un traje de astronauta de mejores prestaciones. Finalmente alguien se fijará en esa nueva tecnología y pensará “¡ey, eso podríamos aplicarlo a…!“ Y un buen día te das cuenta que no se te ocurriría salir a hacer ciclismo sin tu cascos de foam o no puedes  vivir sin tus cómodas zapatillas de deporte que te vendieron explicándote que absorben los impactos (pero lo que no te contaron es que integran una tecnología basada en las botas del famoso paseo lunar de Neil Armstrong).

Por lo general entre que se desarrolla una tecnología y esta pasa a ser de uso común hay un gran intervalo de tiempo, como es el caso de los materiales de cambio de fase PCMs que se estudiaron hace más de dos décadas en el Centro Espacial Johnson de la NASA. Su primera aplicación estuvo destinada a los guantes de los astronautas que necesitaban tener las manos en temperatura óptima para trabajar fuera de la ISS. Se demostró su éxito y se siguió explorando sus posibilidades hasta que unos tipos del Instituto Tecnológico de Massachusetts pensaron que podían producir un bien de consumo novedoso y fundaron una empresa de ropa llamada Ministry of Supply.

En verdad los PCM ya se venían aplicando a la ropa deportiva performance (prendas que eliminan la humedad, neutralizan olores e inhiben el crecimiento de bacterias, a la vez que regulan la temperatura del cuerpo durante la práctica del deporte). Lo que ha hecho Ministry of Supply ha sido desarrollar prendas de uso común, especialmente camisas. Entre las tecnologías que han integrado a sus productos destacan la de regulación de temperatura, adaptabilidad, absorción de olores, durabilidad, secado rápido o ventilación. Toda una revolución que implica que en un futuro-presente podremos estar impecables durante todo el día aunque este haya sido duro y los elementos adversos: sin manchas de sudor en las axilas, arrugas inconvenientes, tiranteces… No tendrás que presentarte a tu última reunión de la jornada con ese aspecto de haberte pasado un autobús por encima con el que llegas a casa.

mos-2.jpg