Blogs

Entradas con etiqueta ‘Natalio Marín’

Natalio Martín, diseñador de calzado artesanal: “Lo que más me inspira a la hora de hacer un zapato es el material”

Viernes, 15 Febrero 2013

natalio-marin-1.jpg

Retrato de Mike Madrid (www.mikemadrid.es)

Natalio Martín es un artesano en toda la extensión de la palabra. Sus zapatos, realizados 100% manualmente, son objeto de deseo para los fashionistas más exigentes. Ha colaborado con diseñadores como Assaad Awad, Luis Manteiga o Moises Nieto calzando sus desfiles. Y entre sus proyectos más ‘cucos’ encontramos los Natalios, los zapatitos para bebés más cool del momento. Conozcamos mejor a este cordobés de manos mágicas.

¿Cómo nace tu pasión por el calzado? Nació hace muchos años, pero se hizo efectiva cuando me trasladé a Barcelona y tuve la posibilidad de aprender de la forma más tradicional, en un taller artesano.

¿Y de dónde venías, a dónde ibas y cómo terminas en el taller de ese artesano? Venía de Andalucía, del mundo de la comunicación. En mi última etapa allí trabajaba para un grupo importante en la región, Grupo Joly. Me fui formando en moda y dirigiendo mis pasos hacia la comunicación de moda y probé suerte en la Ciudad Condal. A los meses de estar en Barcelona trabajaba como editor en una editorial especializada en arquitectura, moda y diseño. Esto me hizo meterme más de lleno en el mundillo y conocer a mucha gente interesante, además de cinco libros de moda publicados internacionalmente. Paseando por la calle, descubrí este taller, en el que formaban a gente interesada en aprender a hacer zapatos y fui compaginando el aprendizaje con mi trabajo. Un día puse fin a mi trabajo en la editorial y desde entonces me dedico a los zapatos en muy diversas vertientes. Espero que durante muchos años.

natalio-marin-3.jpg

¿Por qué el calzado artesanal hecho a mano y no la producción industrial? Aprendí a hacer calzado artesanal. Hay muy pocos diseñadores de calzado que sepan hacer el proceso completo con sus propias manos, salvo los que han pasado por un taller… Hago calzado artesanal porque me gusta elaborar con las manos. Mentiría si dijera que vivo de esto exclusivamente. ¡y menos como está el patio! Pero compagino con cursos, colaboraciones, etc. No sé si algún día me meteré en procesos industriales, pero me da pereza y repulsión a partes iguales.

¿Se valora el trabajo artesanal en su justa medida? Se valora muy poco. Igual que hay muy poca gente que valora un buen plato, un buen cuadro, un buen libro… Pero cuando me dicen el share de audiencia de Gandía Shore me lo explico todo.

Háblame de la línea para bebés, ¿cómo surge la idea? Un día, estaba en Sevilla, en casa de mi hermano, y su ahora mujer, que es muy apañada, estaba haciendo unos patucos de fieltro como manualidad para regalar a unos nuevos papás. ¡Me llamó la atención porque nunca me había planteado hacer unos zapatitos! Le pedí el patrón e hice un mix con mis conocimientos de calzado en piel. El resultado me dio ganas de comérmelo de tan pequeño y gracioso. A partir de ahí, a base de esfuerzo e investigación, aparecieron ‘Los Natalios’. Es genial hacer zapatos de bebé porque es muy agradecido. Siempre que saco unos de su cajita tienen su “¡OOOOoh qué monos!” correspondiente, y eso gusta.

natalios.jpg

¿Qué parte del proceso de construir un zapato te parece más interesante o te motiva más? Creo que lo que más me gusta es su fase inicial. Me quedo con el diseño, la búsqueda de materiales y el patronaje. Por eso me gusta hacer colaboraciones, porque me encanta utilizar los zapatos como medio de interpretación. Siempre se trata de un nuevo reto. Aunque a veces no salga todo lo bien que a uno le gustaría.

¿El trabajar en colaboración con diseñadores de moda de qué forma se hace? ¿Ellos tienen claro lo que quieren? ¿Te dejan libertad? ¿Os tiráis zapatos a la cabeza cuando no llegáis a un consenso? Tengo mucha suerte porque siempre me dejan mucha libertad. Bien es cierto que me transmiten un buen briefing en cualquiera de los casos y a medida que avanza el trabajo vamos consensuando los detalles, hasta llegar a un resultado en el que ambos estamos satisfechos.

¿Eres muy crítico contigo mismo? ¿Eres de los que piensan que siempre se pudo hacer mejor? ¿O sueles terminar razonablemente contento con tu trabajo? Soy bastante crítico y me afecta mucho cuando algo no sale como yo quiero, sobre todo si el trabajo es para otro.

natalio-marin-2.jpg

¿Qué papel juega la selección de materiales en tu trabajo? ¿Con qué materiales te sientes más cómodos en estos momentos o te resultan más apasionantes? Creo que lo que más me inspira a la hora de hacer un zapato es el material. Y es más, soy capaz de construir un zapato en base a ese material y de visualizar el look completo en base a ese zapato. Hace tiempo empecé un proyecto llamado Shoelab (http://shoeslab.wordpress.com/), que es consecuencia de esto que explico. Aunque ahora lo tengo un poco abandonado, amenazo con volver.

¿Crees en las tendencias o en el valor atemporal de los buenos diseños? Adoro los diseños atemporales y a los diseñadores que saben jugar con estas líneas. Sin embargo, sin tendencias no habría moda, ni tú y yo nos divertiríamos tanto, ni Amancio Ortega sería rico.

Es que Amancio es mucho Amancio. No todos podemos ser Amancio, pero un objetivo a medio largo plazo tendrás para tu firma. ¿Hacia dónde quieres dirigir tu proyecto en un futuro? No tengo ni idea. He hechos muchos esfuerzos por mi proyecto personal, pero es muy agotador. Solo quiero seguir trabajando en proyectos que me hagan feliz, dormir tranquilo y compartir con los míos. Hoy por hoy, mi trabajo me proporciona estos ingredientes. Mañana, como decía mi madre “Dios sabe dónde estará el burro y quién le dará los palos