Blogs

Entradas con etiqueta ‘perfumes’

La maravillosa levedad del ser… y del perfume

Viernes, 25 Mayo 2012

perfumes-2-ruleta-de-color.jpg

Fotografía: Ernesto Castillo para Fondo de Armario

La gente pasa de cualquier mínima regla de urbanidad y buena educación cuando se trata de moderar su expresión olfativa. ¿Qué quiero decir? Que no puedo soportar más eventos sociales en los que las señoras (y señores también) apuestan por sus perfumes más potentes sabiendo que el espacio en que se celebra es pequeño y cerrado, que habrá otras doscientos congéneres con la misma pretensión de sobresalir por su buen olor. Perdone usted, si quieres ser el centro de atención concéntrese en vestir para ello y conviértase en el objetivo de todas las miradas, pero no sature más el ambiente.

Esta reflexión no es de ayer ni de la semana pasada, sino que de pronto recordé la presentación de una colección de sombreros realizada en un minúsculo espacio en el que el olor a sushi del catering, el pestazo de laca que rodea cual halo celestial a estas señoras de visón y casco de peluquería, y el ambientador de la tienda, hicieron una mezcla altamente volátil cuando unas 200 mujeres optaron por sus armas de destrucción masiva olfativas.

Un perfume potente, que puede ser un valor a destacar en eventos al aire libre o en momentos de intimidad de piel con piel (si después no tienes que dormir con ello), se convierte en un gran error cuando tendemos a la aglomeración en espacios cerrados. Al elegir un perfume tienes que tener en cuenta a dónde vas, con cuánta gente te reunirás y el efecto global de todos los perfumes. Ya sé que es difícil, pero por algo las casas perfumeras se afanan todas las temporadas en sacar aromas ligeros y ediciones suavecitas de sus fragancias más conocidas.

Y cuando es verano, más. Debe ser algún tipo de resorte psicológico pero los olores intensos potencian el calor que siento. Supongo que por eso hablamos siempre de aguas de colonia ligeritas o fresquitas para verano.

Hoy  he hecho una pequeña selección de 7 perfumes pensados para narices sibaritas y delicadas (para ellas y para ellos):

Eloquium de Cor Sine Labe Doli (100 ml. 195 €), el perfume unisex insignia de esta casa italiana de vanguardia con un sabor muy mediterráneo.

J’adore L’eau de Dior (75 ml 69 €), una interpretación de François Demachy del bouquet emblemático de J’adore donde la Magnolia se convierte su olor distintivo.

Quizás, Quizás, Quizás Pasión de Loewe (50 ml. 64 €), una explosión de mandarina asiática que se transmuta en Magnolia, Fresia y flor de Naranjo.

Ange ou Démon Le Secret de Givenchy (50 ml.  79 €), dulce, amaderada, frutal y decididamente sutil.

Rose Glacée de Armand Basi (50 ml. 48 €), un toque del frescor de una rosa recién cortada, bañada por las gotas de rocío que deja el alba.

HE Wood de DSquared2 (50 ml. 54 €), con notas de salida de abeto blanco, ámbar vegetal y almizcle, muy masculina.

Moment de Bonheur de Yves Rocher (50 ml. 32,60 €), inspirado en la elegancia y la bohemia del viejo París.

Fragancias masculinas con historia

Viernes, 7 Octubre 2011

perfumes-con-historia-2.jpg

Hoy estoy en modo nostálgico. Iba por la calle a toda prisa, como es mi costumbre, cuando al cruzarme con un grupo de personas me frené en seco. Olí a mi padre, del que el mes pasado se cumplió diez años de su fallecimiento. Me quedé mirando al hombre cuyo aroma me lo había recordado tan vívidamente y recordé con que esmero cumplía su ritual de aseo, cómo se llenaba la cara de pequeños cortes del afeitado día sí y día no, y como nunca salía de casa sin su pequeño toque de Varon Dandy. Supongo que es una tontería, pero me causó mucha tristeza pensar que un día pudiera desaparecer del mercado esta colonia (si no lo ha hecho ya) ya que supondría para mía una nueva pérdida sensitiva-emocional. Todo dependerá de cómo gestionen la marca los señores que la posean en la actualidad, que si no me equivoco es el grupo Coty.

Los perfumes masculinos, a pesar de estar sometidos a la tiranía de la volatilidad de la moda cosmética, siempre exigiendo novedades que convertir en best-sellers de temporada, han demostrado una virtuosa capacidad de mostrarse resistente al paso del tiempo, consiguiendo adquirir solera como los buenos vinos. Un buen ejemplo es el primer perfume masculino que lanzado por Caron París en 1934. Una fragancia creada por Ernest Daltroff bautizada con el explícito nombre de Por un homme. Un himno a la sobriedad creado a base de acordes de lavanda naturales mezclada con vainilla que se ha convertido en un clásico de la casa siempre joven y actual.

En 1955 Henri Robert creó para Chanel Pour Monsieur, la primera colonia para hombre de la casa francesa que se vendió en Reino Unido como ‘A Gentleman’s Cologne’ mientras que en EEUU se comercializó como ‘Chanel for Men’ y en Francia ‘Chanel Pour Monsieur’.

Si nos trasladamos hasta 1966 encontramos de la mano de Christian Dior su Eau Sauvage, obra de Edmond Roudnitska, que revolucionó la perfumería masculina al introducir notas de hediona en el corazón de esta sinfonía que además utiliza bergamota de Calabria y acorde de Chipre. El resultado es un clásico cítrico aromático de elegancia intemporal y gran frescor.

Clásicos entre los clásicos, con sus añitos a la espalda que se mantienen en el catálogo de sus casas firmemente sin el poderoso despliegue de marketing que se realiza para sus “hermanos” más jóvenes y novedosos. Entre todas las fragancias clásicas para hombre me quedo especialmente una que data de 1904 firmada por Jacques Gerlain. Se trata de su primera fragancia masculina Mouchoir de Monsieur, una deliciosa eau de toilette fresca floral y cítrica donde se percibe notas de rosa, jazmín y neroli, que hoy se comercializa en un maravilloso bote grabado con una constelación de 69 abejas emblema del Imperio napoleónico.

perfumes-con-historia-1.jpg

El perfume del verano 2010: 6 expertos en belleza opinan

Lunes, 23 Agosto 2010

perfumes-del-verano.jpg

Cuando llega el verano siempre cambio de aroma. Creo que el ánimo lo agradece, ayuda a fijar la sensación de que acabas/empiezas una etapa nueva. Tu cuerpo está sometido a otros estímulos ambientales (el sol, el calor, el mar…) y lo que te funcionó para el invierno y siguió siendo válido durante la primavera, ahora, en verano ya no te convence. Por eso les he pedido a 5 expertos en belleza que den su opinión sobre cuál ha sido a su juicio el perfume del verano 2010:

La fragancia que ha marcado mi verano  ha sido: Escale aux Marquises de Christian Dior” no explica Marta de la Calzada, Responsable de Moda y Belleza de Vanidad. “Esta es la tercera entrega de la fabulosa línea de Escalas (la primera: Escale à Portofino y la segunda à Pondichery). Su olor es fresco y cítrico pero tiene una profundidad e intensidad que me fascina. Esta vez la ruta de escalas desemboca en la Polinesia, en las islas Marquesas, donde crece la flor de tiaré. Además de su fragancia me gusta la idea, el concepto. Escalas en distintos sitios evocadores que por momentos me recuerdan a las películas de Eric Rohmer o Antonioni, a los pantalones capri con un par de Tod´s y una blusita blanca… Creo que por fragancia y espíritu es, en mi opinión, el más acertado del verano 2010”. Y no debe andar muy descaminada cuando Ana Fernández Parrilla, Directora de Belleza de Harper’s Bazaar coincide en su elección: “Me quedo con Dior Escala au Marquises porque tiene esa salida cítrica que tanto me gusta de las  colonias y un toque dulce que me recuerda al olor de la piel después de pasar el día en la playa”.

Sin embargo Paloma Abad, Redactor de belleza de Harper’s Bazaar, se siente abducida por Eva de Crescent Row. “Este verano me encanta una de las tres nuevas vecinas de Crescent Row de Benefit. Eva. Primero por su monísimo packaging. ¿Una coctelera? ¡Qué buena y fresca idea! Segundo porque creo que el imaginario de Benefit se lo merece. Y tercero, las notas florales y frutales no me cansan nunca”.

Para mí el perfume del verano ha sido el Eau de Parfum L´eau de Serge Lutens porque huele a limpio, a sábanas blancas tendidas al sol” nos recomienda Beatriz Peña, editora de belleza de El País y autora del blog www.bellezapura.com. “Me gusta el nuevo concepto de frescor con aroma a limpieza. Creo que refresca más que la clásica y manida bergamota y otras notas cítricas. Realmente me gustan los cítricos, pero me aburre la forma clásica de mezclarlos. El perfume de Lutens aporta un nuevo enfoque olfativo y como periodista me gustan las fragancias innovadoras que realmente aportan algo nuevo porque como sabes, no todo lo nuevo es verdaderamente nuevo. Creo que este año las firmas de perfumería han arriesgado muy poco en sus propuestas debido a la crisis que ha cortado las alas (en algunos casos) a la imaginación para apostar por valores seguros”.

Para mí el perfume del verano 2010 ha sido sin duda Essence de Narciso Rodrigueznos confiesa Susana García autora de The Beauty Blog de Elle (the-beauty-blog.elleblogs.es). “Creo que además de ser una fragancia fresca, un requisito indispensable en un perfume pensado para el tiempo de calor, refleja a la perfección el verano. Su color inspira luminosidad, transparencia, agua, frescor… Y su fragancia inspira calma, paz, ¡es puro verano! Me ha gustado la adaptación a la fragancia para la época estival más ligera pero manteniendo la esencia”.

Para conocer las opciones masculinas más interesante de este verano que ya vamos cerrando, le pregunté a Héctor Izquierdo, Jefe de Motor y Belleza de GQ. “Dado lo prolífica que es la industria del perfume en lo que a lanzamientos se refiere, es difícil decantarse por una sola fragancia a la hora de realizar una recomendación (máxime cuando hablamos de un universo tan subjetivo como es el olfativo)” nos cuenta Héctor. “En principio, no soy excesivamente partidario de las ediciones especiales veraniegas. Primero, porque son un concepto marketiniano que desvirtúa la tradición del trabajo artístico y creativo del maestro perfumista (añadir unas notas picantes y/o cítricas a la fragancia porque llega el verano y el público, supuestamente, desea esencias más “frescas” es, a mi parecer, una decisión un tanto arbitraria que sólo beneficia a la industria. Yo no cambio de perfume cuando llega el calor, sigo usando Gucci Pour Homme II que, por cierto, me parece una de las mejores fragancias masculinas de los últimos 20 años). Segundo, porque son efímeras y, en el supuesto de que una te enamore, estás condenado a sufrir la frustración de no volver a verla jamás en las tiendas. Dicho lo cual, L’Eau Bleue D’issey Pour Homme, aun siendo un clásico, es una gran recomendación para cualquier verano. Pero como de novedades del último año hablamos, me quedo, sin lugar a dudas, con Grey Vetiver, del maestro Tom Ford. Es elegante y sofisticada como un buen traje a medida, placentera y limpia como un afeitado a navaja en una barbería. El vetiver, olor masculino donde los haya, está reinterpretado en esta fragancia de un modo a la vez moderno y vintage –lo que, tal vez, venga dado por la inédita técnica de extracción que se ha usado para el jugo–; combinado con otras notas picantes, como la nuez moscada y el pimentón, y otras maderas decididamente masculinas, como el musgo de roble, el resultado es espectacular. Pero, sobre todo, tiene personalidad y es auténtica. Por añadidura, es una fragancia que estaba pensada para formar parte de la colección Private Blend, por lo que la materia prima es de primera calidad. Si se tiene en cuenta que cualquier título de esta colección cuesta 150 euros y que, con la misma cantidad de producto, Grey Vetiver se vende por 74 euros, la relación calidad-precio puede ser también un buen argumento. Pero, por encima de todo, me gusta porque es una fragancia que reivindica el placer de la masculinidad sin ambigüedades. Le gustaría a tu abuelo, le encantaría a tu padre y, con toda seguridad, enamorará a tu novia. Se recomienda combinarla con un buen tuxedo”.

Para cerrar creo que es pertinente que me moje y de mi opinión. Personalmente estoy por los aromas unisex, pero con ese tipo de elecciones hay que tener cuidado, porque los hombres pueden terminar oliendo demasiado ‘dulces’ y ellas empaparse de un aroma ‘duro’. Los perfumes unisex son un terreno muy complejo. Pero Jean-Claude Ellena ha sabido crear para la maison Hermès un aroma fresco, amaderado y almizclado, tanto para hombres y mujeres: Voyage d’Hermès.

Si aún no te habías planteado cambiar de aroma este verano, aún estás a tiempo. Y si lo has hecho… ¿cuál ha sido tu perfume del verano 2010?