Blogs

Entradas con etiqueta ‘periodista’

7º Aniversario de Fondo de Armario con… José Luis Díez Garde

Viernes, 27 Marzo 2015

jldg.jpg

He querido compartir este aniversario del blog con un profesional al que admiro y con el que las afinidades profesionales son muchas. José Luis Díez Garde, editor de moda de GQ.com, no es solo uno de los más prestigiosos periodistas españoles especializados en moda masculina, sino que es el autor de Esmoquinroom, un blog de referencia en este ámbito. Entended que para mí entrevistar es una forma de aprender básicamente, así que he tratado de arrancarle un somero análisis de la situación en que se encuentra la moda masculina actual y, sobre todo, de este medio, el blog. Siempre es un placer conocer las reflexiones de los profesionales que saben de qué hablan.

¿En qué sentido ha evolucionado tu visión de este medio (el blog) a lo largo de todos estos años? Creo que comenzó como algo muy amateur que tenía cierto interés por la frescura de muchos contenidos. Era una forma de ver cómo pensaba la gente. Ahora se ha perdido parte de esa inocencia y muchos de los contenidos se parecen demasiado entre ellos. Para mí no ha llevado muy bien el paso del tiempo.

¿En qué momentos crees que está actualmente el fenómeno blog que irrumpió en su momento con tanta virulencia? Las cosas están llegando al punto medio: ni tanto ni tan calvo. Hubo cierta locura por parte de muchas marcas para conseguir tener en sus eventos todos los blogs posibles pensando que de esa forma conseguirían atraer un público al que veían más complicado acceder, pero ahora se está empezando a racionalizar. Esto no sorprende a nadie, ya que antes o después tenía que suceder.

Blogs hay infinidad con infinidad de enfoques. ¿Cómo definirías lo que es o debiera ser un blog ‘de calidad’? No me atrevería mucho a dar ninguna definición pero, como todo, debería tener fotos y textos de calidad y buscar un enfoque distinto al resto.

Estoy seguro de que eres consciente de los vaivenes que ha vivido la moda masculina en los últimos 6 o 7 años, especialmente por el influjo de la crisis y su influencia en los hábitos de consumo. ¿Cuáles crees que han sido las corrientes evolutivas del sector en este último lustro? El hombre ha sido el cliente más mimado desde mi punto de vista por las marcas en los últimos tiempos. Han encontrado un nicho de negocio que tenían olvidado. Y esto lo hemos visto tanto en las firmas low cost como en las más premium. Por otra parte, en el hombre cada vez está más presente la tendencia sport, que si bien ha sido fundamental en su evolución en las últimas décadas, considero que ahora todo es más evidente.

La moda masculina en España parece que quiere reclamar su lugar bajo el sol aunque todavía haya mucho que escribir para conseguir que sea un ‘algo’ estructurado y coherente (según mi opinión, no exijo que se comparta). ¿Qué crees que se necesita para  que el sector de la moda masculina cobre verdadera relevancia en España? Creo que seguimos teniendo una idea de que la moda es cosa de mujeres. Primero deberíamos cambiar el concepto popular y hacer que el público piense que la moda atañe a todos. Por otra parte, tengo la impresión que en la industria masculina (y también en los diseñadores) se ha seguido un modelo algo más conservador que le ha llevado a desarrollar un negocio que consigue crear un músculo muy potente que hace que se pueda sostener por sus propios medios sin ayudas oficiales.

¿Qué tipo de firmas o diseñadores te parecen más interesantes en estos momentos? Hay una serie de nombres que ya se han instalado de manera seria en ‘nuestro portfolio’. García Madrid, Scalpers y Lander Urquijo podrían ser los tres nombres que todo el mundo identifica. En un segundo grupo encontraríamos las apuestas por la sastrería, con Anglomanía, Belgrave, Pugil… Un tercer grupo lo formaría propuestas más arriesgadas de diseño, como pueden ser Karlota Laspalas, Josep Abril, X Adnan, Brain & Beast… Y después están los jóvenes diseñadores que están demostrando un gran potencial.

¿Cuándo empezaste en el periodismo de moda especializado en el hombre? Yo llevo ya nueve años vinculado al periodismo de moda masculina.

¿Desde entonces hasta ahora en qué sentido eres consciente que han evolucionado tus gustos, preferencias o estándares de exigencia? Sí, mi gusto ha evolucionado aunque considero que yo soy menos consciente de lo que creo. Lo mismo me pasa con factores como la exigencia. Todo ha sido una evolución.

¿Y cómo profesional cómo percibes que has evolucionado en el tiempo? Me sucede algo parecido, aunque espero ser mucho más exigente que al principio.

¿Qué te ha enseñado la experiencia de la organización de la expo Man in Progress?, ¿qué has descubierto y qué te ha sorprendido? Fue algo muy gratificante para todo el equipo que estuvimos detrás. A mí me ha enseñado mucho: para empezar, de historia de la moda masculina de los últimos 20 años. Y he descubierto que hay firmas que no saben gestionar su pasado, mientras que otras aprecian realmente lo que han hecho. Esto, para mí, es un verdadero problema para la moda. Negar la propia historia por conflictos internos es tener muy poca visión de futuro.

Odio la mitificación de nuestra profesión y la moda en general. Sí, somos unos privilegiados por trabajar en algo tan estimulante. Sí, la moda es magia y creatividad. Pero se tiende a tener una imagen tan viciada y estereotipada de todo este mundo que me da rabia. Ayúdame a desmitificar (o al menos a desdramatizar) un poco todo esto y respóndeme a… ¿Cuál es la gran mentira de la moda? Muchas veces hay más marketing que verdad. Yo ahora estoy muy obsesionado con desmitificar el concepto de ‘pieza única’. Éste sólo tiene valor cuando realmente hay una intención por hacerlo distinto, cuando un artesano de manera interesada tiene la capacidad de hacerlo pero no es su voluntad. Calificar de piezas únicas elementos que no hay manera de replicar es engañar: no hay dos iguales porque no hay forma de hacerlo igual.

Agustín Velasco, autor de Fondo de Armario: “La historia ha demostrado que la moda tiene Alzheimer”

Sbado, 31 Marzo 2012

agustin-velasco.jpg 

Cuatro años. Ya hace cuatro añitos que comenzó a funcionar Fondo de Armario tal día como hoy. Una aventura cuyo autor no tenía muy claro a dónde le conduciría. Por eso, con motivo de este aniversario, he decidido entrevistar al autor del blog, al periodista de moda Agustín Velasco, para que nos desvele cuáles son sus impresiones, sus sentimientos y esperanzas respecto a este blog, que con cuatro años, ya puede considerarse veterano.

Vaya por delante mi enhorabuena por tu blog, me gusta mucho. Gracias, pero debo confesarte que la entradilla te ha quedado un poco cursi.

Bueno, no sé, quizás, pero es una expresión de mi admiración por tu carrera profesional. Eres consciente de que hay mucha gente que te sigue y admira. No, en absoluto. De hecho siempre me sorprende que alguien se te acerque, te identifique y te suelte “sigo tu blog”. A mí me deja a cuadros (aunque es muy halagador, pero me da mucha vergüenza que me alaguen). En mi caso tener un blog es como un ejercicio de predicación en el desierto, porque no soy de los que tienen cien comentarios a los cinco minutos de publicar un post. A veces pienso que termino escribiendo para mí, y por eso en ocasiones se me va la bola. Después ves las estadísticas de visitas y piensas que no, que definitivamente no estás solo. No puedo considerarme un bloguero fenómeno de masas. Eso es algo que tengo muy claro cuando comparto mesas redondas y eventos con otros blogueros que por lo general tienen legión de fans. A mí me miran en plan “¿y este quién es y qué hace aquí?”.

¿Por qué crees que pasa eso? Porque no actúo como un bloguero al uso, no interactúo con el público, no voy dejando comentarios en blogs a diestro y siniestro para que me devuelvan la visita. Debe ser frustrante dejar un comentario en mi blog y no obtener una respuesta, supongo que a la siguiente vez se dicen “¿para qué voy a dejarle un comentario?”. Pero yo leo todos los comentarios, y si son críticos los analizo y trato de sacar una lección, y si son elogios los relativizo. Todo esto es una deformación profesional. Yo he aprendido que no tengo que justificar mi trabajo: si te gusta bien, si no… pues qué le vamos a hacer.

¿No te importa lo que piensen tus lectores? ¡Yo no he dicho eso! Solo digo que hay que tener claro que cuando eres un profesional del periodismo no puedes pasarte la vida tratando de agradar a todo el mundo. Pero claro que me importa la opinión de mis lectores, si no fuera así esto no tendría sentido. Además tengo unos lectores muy valiosos porque no sé cómo he conseguido que este sea un blog casi para insiders. A mí me leen en gran parte la gente del sector. Por eso no soy un bloguero conocido a nivel popular, pero mi lector medio sí me conoce, pero me conoce desde antes del blog, en mi vertiente profesional.

¿Cómo decides los temas que vas a tratar? Es pura inspiración divina.

¿Cómo dices? Sí, yo me pongo frente al ordenador y Dios me ilumina y me manda un mensaje para que se lo comunique al resto del mundo. Soy lo que se dice un iluminado, que es algo, que tal y como está subiendo la factura de la luz, me va a salir por un ojo de la cara.

¿No es esa una pose que criticas en los diseñadores: el que se tomen demasiado en serio ellos y su trabajo? Sí, pero como veo que les funciona y la gente los adora cuando más iluminados se consideran, he decidido que yo también quiero ser un iluminado. Pero esto off de record, ¿ok?: No sabes cómo me fastidian los diseñadores que piensan que están haciendo algo transcendental para la humanidad. La historia ha demostrado que la moda tiene Alzheimer. En cuanto estás dos temporadas fuera del circuito ya nadie te recuerda. Grandes mitos de su tiempo como Mainbocher o Poiret solo son recordados por los historiadores, ya que el mundo en general está más interesado en el último bolso de Prada que en recordar las grandes figuras de la historia de la moda. Así que, ¿para qué tomarte tan en serio cuando a la vuelta de la esquina está el olvido?

Es muy duro lo que dices. ¿Cómo puedes trabajar todos los días pensando que tu trabajo no trascenderá al tiempo? ¡Pero no seas ingenuo! Mi trabajo no consiste en encontrar un remedio para una terrible enfermedad, solo estoy escribiendo sobre moda. En esta carrera no es tan importante el qué haces sino el cómo lo haces. Dentro de veinte años nadie recordará un artículo que publiqué en abril de 2012, pero sin embargo puede que haya un diseñador que al entrevistarlo le preguntes qué recuerda de sus inicios y puede que me nombre con afecto por el modesto apoyo que le brindé para que saliera adelante.

¿No aspiras a pasar a la historia? Uy, con la wikipedia ahora lo de pasar a la historia está sobrevalorado, cualquiera mínimamente hábil puede tener su propia entrada y pasar a la posterioridad.

¿Qué es lo que más te gusta de lo que haces? Encontrarme con periodistas que preguntan que qué es lo que más te gusta de lo que haces.

Cogida la indirecta. Déjame preguntar de otra forma: ¿Tienes la misma vocación por la moda que al principio de tu carrera? Absolutamente no. El periodismo de moda es una carrera de desgaste. Llega un momento en que piensas que ya lo has visto todo y todo te apesta, y todo tiene connotaciones negativas, y piensas que el sector se pudre poco a poco. Y un buen día encuentras un diseñador que te redime y te devuelve la ilusión porque su trabajo es fresco y emocionante. Y te das cuenta de que el problema no está en la moda sino en ti y te tienes que reinventar para recuperar la ilusión. Esto es un proceso cíclico. Lo malo es cuando te instalas en el hastío y no haces el esfuerzo por renovar esa ilusión. Ahí es cuando tienes que decir “apaga y vámonos”.

¿Vas vivido ese proceso? Sí, soy muy cicloquímico, pero no tengo medicación al respecto.

Oye, ¿por qué has elegido el formato autoentrevista para celebrar este aniversario? Te advierto que es muy Encarna Sánchez. Ah, precisamente por ello. Hay muchas mañanas que me levanto con ganas de gritar aquello tan famoso de Encarna: ¡¡Temblad pedazo de sinvergüenzas!! Pero después me pongo a limpiar la cocina que he dejado mangas por hombro la noche anterior y pierdo todo el fuelle justiciero.

¿Qué es lo que hay que tener para ser periodista de moda? Instinto kamikaze. Si pretendes nadar y guardar la ropa vas listo. Siempre les he dicho a los chicos que han pasado por mis manos para formarse en este oficio que no te puede gustar todo lo que ves. Que lo bueno, lo bello, lo excelso… solo existe en contraposición a lo malo, lo feo, lo abominable. Hay que cultivar el criterio y decir las cosas sin pelos en la lengua… y eso siempre trae problemas.

Pero también te aplauden por decir las cosas tan claras. Sí, lo aplauden, pero los problemas te los tragas tu solito. Pero te digo una cosa, en estos once años de carrera que tengo a mis espaldas he aprendido a ser menos vehemente y más tolerante, porque a veces juegas con las ilusiones y el trabajo de mucha gente, y hacer daño gratuitamente no es mi vocación. Una mala crítica mía es más fácil que la sufra un gran diseñador que un joven diseñador emergente. Si lo que el joven hace no me gusta me limitaré a obviarlo y le daré tiempo a que crezca y mejore. Por ejemplo, que Lagerfeld haga una mamarrachada no me lo puedo callar.

¿De qué te sientes más orgulloso de tu blog? Primero de que es un superviviente. Es el blog más antiguo de lifestyle de las webs de elEconomista.es. Y siempre me he sentido muy valorado donde estoy. (Lo mismo mañana me llaman y prescinden de mí y me tengo que tragar estas palabras). Segundo, estoy muy contento con el público que tengo. Pero sobre todo me siento orgulloso de que cuando llamo a la puerta de un nombre importante de la moda enseguida se me la abre. Y eso ya no es solo por mi trayectoria como periodista. A los diseñadores les da igual tu trayectoria, aunque siempre es una garantía de que vas a hacer un buen trabajo. Lo que siempre te preguntan es “para qué medio quieres la entrevista”, porque ellos son muy mirados con eso, les tiene que gustar la revista, su público y su diseño para dejarte entrevistarlos. Al principio tenía miedo de pedirles la entrevista para un blog. Pero algo bueno tendrá Fondo de Armario cuando puedes leer entrevistas de gente como Agatha Ruiz de la Prada, Guillaume Henry (diseñador de Carven), Dirk Schönberger, Linda Rodin, John Patrick (Organic), Miguel Adrover, John Richmond, Alexandre Vauthier, Ana Locking, Nicolás Vaudelet…

¿Qué nos depara el blog próximamente? Pues no sé, muchas locuras, porque yo tal como pienso una excentricidad la pongo en práctica sin meditarlo. El otro día puse en Facebook que me daban ganas de crear una sección en la que en vez de entrevistar a diseñadores los diseñadores me entrevistaran a mí. Ya sabes, una de esas provocaciones que de vez en cuando publico. ¡Pues te puedes creer que la respuestas que suscitó me hacen sopesar llevarlo a cabo!

Un deseo para el próximo año. Que pueda celebrar el quinto aniversario y que la gente me lea, que lo disfrute… ¡Y que los comentarios a los artículos que me dejan en Facebook que me lo dejen en blog!

Ha sido un placer entrevistarte. Por supuesto, lo sé.