Blogs

Entradas con etiqueta ‘pestañas’

Pestañas… hasta el infinito y más allá

Viernes, 21 Octubre 2011

pestanas-2.jpg

Mis amigas saben que recibo mucha cosmética y me visitan de vez en cuando con oscuras intenciones de ‘sacarme’ algún que otro producto. Yo me muestro inflexible y lo más que les doy es consejo y les indico qué producto puede ‘ayudarles’. Es sorprendente que no desesperen y lo intenten una y otra vez. Yo por mi parte soy como un dummy que lo prueba todo antes de reseñarlo. No hablo de nada que no haya testado y eso cualquier día me va a traer una desgracia, porque voy por la vida en plan kamikaze dermatológico.

El miércoles me llega mi amiga Cayetana y me dice que está al borde de una crisis: se le caen las pestañas en tropel cuando se desmaquilla y las que tiene, que son las que le van creciendo nuevas, son muy pequeñas, por lo que la estética de sus ojos está muy deteriorada. Y en su trabajo acaba de incorporarse un becario alemán 12 años más joven que ella que la ha subyugado y se lo quiere ligar (ligar como sinónimo de testar, como yo con la cosmética). En cuestión de peso y silueta lo tiene todo controlado, su hermana se casó hace un par de semanas y aún está bajo el efecto ‘dieta estricta pre boda para caber en un vestido sexy’, pero lo de los ojos la acompleja mucho. De hecho, desde que el alemán ha llegado no se quita las gafas de sol en la oficina pretextando fotofobia, y su jefe ya está hasta las narices de esa postura enigmática y le va a exigir un parte médico que confirme la fotofobia.

Voy y le pregunto a mi madre (porque donde esté la experiencia de una madre que se quiten todos los conocimientos de los técnicos de laboratorio de Elizabeth Arden y Margaret Astor juntos): “Mamá –esto a gritos, por supuesto, de una punta de la casa a la otra-, ¿qué es lo que le recetaron a mi hermana cuando se le cayeron las pestañas con el sarampión cuando chica?”. Ella me contesta –a gritos, of course- que “viñula”. ¿Qué narices es la viñula? ¿Existe la viñula o es una deformación lingüística de otro producto con un nombre distinto pero semejante? Internet no me lo termina de aclarar. En Internet viene que un remedio casero estupendo para frenar la caída y fortalecer las pestañas es el aceite de ricino. ¿Pero esto del ricino no era simplemente para amenazar a los niños con dárselo si se comportaban mal o no comían en condiciones?

Se lo digo a mi amiga, pero esta me pide una solución menos “casera”, preferiblemente productos formulados en un laboratorio de verdad como tratamiento específico a su problema. Así que ahí va Agustín a su caja de la cosmética y empieza a rebuscar. Entre las novedades que me han llegado está Biocils de Biotherm (23,75 €), un complejo que combina tres activos (Madecassocide, L-Arginina y ácido cítrico) que protegen y refuerzan las pestañas, frena su caída a la hora de desmaquillarse y les da un aspecto más bonito. Vale, eso a la hora de desmaquillar, ¿pero durante el día cómo podía fortalecer las pestañas? Seguí revolviendo en la caja y me topé con Hypnôse Precious Cells de Lancôme (29,81 €) que es realmente innovador, ya que aprovecha todos los avances que se han hecho en los últimos año sobre el estudio de las células madres y las aplica a esta máscara que proporciona una pestañas regeneradas más densas, más espesas, largas y regeneradas. Igualmente interesante es el cepillo helicoidal que proporciona una aplicación exhaustiva del producto.

Aparte de eso le recomendé varias máscaras de las que hacen milagros estéticos, por si quería quitarse las gafas de sol en la oficina y que dejaran de confundirla con la vendedora de la ONCE que pasa de cuando en cuando repartiendo la suerte. Entre lo más efectista que ha caído en mis manos últimamente se encuentra Hypnôse Doll Eyes de Lancôme (29,81 €), una máscara formulada con polvo de nylon, ceras suaves y duras y polímeros alargantes, que proporcionan unas pestañas tupidas pero nada apelmazadas ni rígidas, sino muy naturales.

Otra máscara que ayuda a fortalecer las pestañas en la Grow Luscious de Revlon (14,50 €) formulada con fito-péptidos que complementan el ciclo natural del crecimiento de las pestañas y las fortalece con el uso diario. Entre los pros de este producto está su cepillo extra grande con fibras alargadoras, pero para muchas lo grande no siempre es sinónimo de ‘cómodo’, aunque solo es cuestión de cogerle el tranquillo.

Buscando en la caja de los tesoros cosméticos encuentro la Máscara de Pestañas con Volumen y Rizadas de The Body Shop (12 €) que fue un lanzamiento veraniego ya que es waterproof y ya sabemos que todo lo waterproof se lanza a principios de año. Lo que importa en este caso es que propicia a las pestañas una apariencia cuatro veces más voluminosa y no mancha, muy importante para sentirte cómoda durante el día.

He de confesar que tengo especial predilección por los productos de Dior, tanto por el refinamiento de sus formulaciones como de su estética. Entre las máscaras que más me gusta recomendar está Diorshow Extase de Dior (30 €) que propicia un volumen muy significativo, así como alarga las pestañas de una manera instantánea, incluso con una sola capa. El cepillo también es muy interesante ya que es en forma de volantes (lo llaman cepillo Costura) que asocia dos tipos de fibras para, como dice la casa, “vestir y peinar las pestañas en un solo gesto”.

Mi amiga Cayetana se quedó muerta cuando lo volví a guardar todo y le di mi lista de recomendaciones para que fuera a comprarse algo urgentemente. Pero no es que yo sea egoísta, es solo que unos productos que yo toqueteo y olisqueo no se los voy a dar a nadie para que se los ponga en los ojos más que nada por higiene y sentido común. Le doy una semana para que resuelva su problema y se ligue al becario alemán… ¿O me dijo que era holandés? 

pestanas-1.jpg