Blogs

Entradas con etiqueta ‘Puig’

Bye bye Mr. Grauso

Lunes, 24 Agosto 2009

mario-grauso-1.jpg

No puedo dejar de hacerme eco de los insistentes rumores que apuntan a que el presidente  de Puig Fashion Group, Mario Grauso, está a punto de abandonar la empresa. Se dice, se comenta, se afirma en ciertos círculos, que la dimisión ya está sobre la mesa de Marc Puig y que es irremediable, que tras los desfiles de Nueva York en septiembre Grauso se irá.

No es una salida traumática, sino pactada y respetando el final de su contrato, pero eso es lo que siempre se dice en estos casos, ¿no? Lo cierto es que Grauso no estaba nada contento desde que Olivier Theyskens abandonó Nina Ricci y fue sucedido por Peter Copping de Louis Vuitton. “Para una estrella que tengo, van y me la quitan para ahorrarse dos duros” supongo que diría Grauso, que ve como Nina Ricci sigue los estrepitosos pasos de Paco Rabanne. Que a un directivo se le muera una marca en las manos debe ser traumático. Lo cierto es que los Puig no tienen mucha fortuna con la moda. Mientras que los perfumes los manejan muy bien, no consiguen que las divisiones de moda prosperes, y si bien han tenido grandes éxitos de prensa (caso de Theyskens) eso no ha revertido en un éxito económico. Grauso llegó a la presidencia de Carolina Herrera hace 10 años y desde 2004 controla también las otras casas de moda del grupo Puig (Nina Ricci y Paco Rabanne) y antes de eso fue presidente en USA de Celine y vicepresidente de Vera Wang.

A mí lo que me irrita de mí mismo es que si tuviera a Mario Grauso no podría evitar comportarme como una Briget Jones de pacotilla, y en vez de hacerle preguntas inteligentes, me limitaría a decirle “¿qué dieta has hecho para estar tan fabuloso?”. En dos años Grauso ha dado un vuelco de imagen radical perdiendo buena cantidad de carnes que le sobraban, pasando de ser un hombre atractivo a un bomboncito con estilazo. Lo que me cabrea es que cuando estaba gordito siempre lo veía con su mujer, una rolliza pelirroja muy atractiva a la que conoció cuando ambos trabajaban en Ralph Lauren al principio de sus carreras, pero ahora que está hecho un pincel las apariciones públicas las hace de la mano de estrellas como Renée Zellweger con el pretexto de que es por motivos de publicidad de las marcas.

No sé, a lo mejor su marcha de Puig es a causa también de esta maravillosa dieta, porque bien es sabido que el día que los hombres nos miramos en el espejo y decidimos que hemos llegado a muestro peso ideal, y constatamos que parecemos 10 años más joven, nos decimos “por qué yo lo valgo” y lo dejamos todo (trabajo, mujer y círculo de amistades) porque aspiramos a más.

Por lo que se sabe aún no hay rey puesto al rey muerto y siguen buscando sucesor, así que chicos ejecutivos empiecen a echar curriculum si quieren un trabajo que implica ir a fiestas lujosas de la mano de estrellas de Hollywood.

mario-grauso-2.jpg

Rumores: ¿Quién es Peter Copping?

Mircoles, 28 Enero 2009

theyskens.JPG

Durantes estas semanas fue el rumor extraoficial que corría por los corrillos de la moda en París y Milán.  

–¿Que Theyskens se va de Nina Ricci?

–Bueno, irse, irse, lo que se dice irse… Vamos, que las cosas están que explota entre la dirección y él, y en esa situación…

– Sí, sí, ya hace mucho tiempo que no estaba bien con los gerifaltes de la casa.

–¿Y eso?

–Por las ventas, darling, ¿por qué sino? –intervino una nueva redactora de un periódico parisino con gafas y un peinado a lo Anna Wintour. de no más de 24 años y que nadie conocíamos.

–La colección de primavera no ha dado resultados comerciales.

–Pues como todos, estamos en medio de una crisis –replica una fan acérrima de Theyskens (todos lo somos).

–Bueno, ellos sabrán, porque lo único cierto es que el Grupo Puig ya lleva haciendo movimientos hace bastante tiempo.

–¿Entonces es cierto lo de Copping?

–¿Quién es Copping? –interviene la redactora del periódico parisino. 

Todos la ignoran. Como recién llegada al sector (ella venía de Cultura, estaba especializada en Danza) sólo controla los nombres de primera fila y desconoce quién el la mano derecha de todo el mundo. No seré yo quien le explique quien es Copping por miedo a que el resto del grupo me rechace por introducir a una extraña en el lenguaje secreto. Pero para mis lectores: Copping es Peter Copping, el que ha sido la mano derecha de Marc Jacobs en Vuitton desde hace 10 años, fichado por el mismísimo Jacobs cuando la firma lanzó su línea de prêt–à–porter. Antes de eso fueron nueves años invertidos en Sonia Rykiel después de pasar por el Royal Collage of Art y la Central Saint Martins de Londres.

–Los de Puig [empresa matriz de Nina Ricci] llevan ya un tiempo negociando con él. ¿Tú que sabes? –me preguntan a mí, porque suponen que como soy español conozco todo lo referente a las empresas españolas, cuando lo cierto es que me nutro de rumores al igual que los demás.

–Yo creía que lo querían para Carolina Herrera, pero me cuadra que sea para Ricci.

–Ya, ya –me dice una italiana acompañando la expresión con una mueca despectiva que evidencia cuánto la defrauda mi falta de información de primera mano– lo único cierto es que Copping ya se ha despedido de Vuitton, y eso avala la hipótesis de que el trato está cerrado.

–Pues a Theyskens le queda contrato hasta finales de octubre, o sea, que todavía vamos a ver dos colecciones suyas.

–Es una lástima porque Theyskens es irremplazable –todos asentimos con la cabeza como cuando en un funeral se comenta lo buena persona que era el difunto–, siempre les echan las culpas a las ventas cuando quizás debería dimitir alguno de los gestores.

–Es como lo de Rochas [donde trabajaba Theyskens antes que en Ricci]. ¡Que no funcionaba la colección de moda! Lo que no funcionaba era que sus perfumes se venden en establecimientos de medio pelo. No se puede vender moda de lujo apoyada en perfumes de gama media, eso desconcierta al consumidor y le trastoca los valores.

–Es que Theyskens es muy couturier y muy elitista.

–Pero también estaba haciendo un esfuerzo por expandir la línea de complementos para incrementar los ingresos.

–¿Y como se escribe Copping? –pregunta la francesa bloc fashion en mano.

Todos la miramos con desprecio y dispersamos el grupo. Al enemigo ni agua, y más si no habla tu idioma.

–Ey, tú –me dice a mí–, tú no eres como estas viejas amargadas. Anda, dime como se escribe Copping.

Saco una de mis tarjetas, le apunto algo al dorso y se lo doy. Me vuelvo y no miro hacia atrás mientras me marcho, aunque me hubiera gustado ver su cara al leer: 

“Consulte mon blog: http://ecodiario.eleconomista.es/blogs/fondo–de–armario/” 

No estoy seguro de haber conjugado correctamente el verbo ‘consultar’ en francés, pero de lo que estoy seguro es de que se dio perfectamente cuenta de que sí soy uno de esas “viejas amargadas”. Las apariencias engañan.