Blogs

Entradas con etiqueta ‘Rabih Kayrouz’

El futuro de la Alta Costura: Maison Rabih Kayrouz

Mircoles, 2 Febrero 2011

rabih.jpg

Es indudable que los libaneses tienen una especial sensibilidad para el lujo. Si no somos plenamente conscientes de ello es porque están al otro lado del nuevo telón de acero, el que separa a occidente de los países árabes. Pero sólo basta viajar a Líbano (yo no he estado, no penséis que me tiro el pegote, pero conozco quien ha vuelto de allí fascinado) para darse cuenta de esa especial sensibilidad femenina hacia el lujo del que hablo. El mundo árabe siempre ha sido muy exquisito para el ornato de la mujer a pesar de que seamos bombardeados con mensajes en que la mujer musulmana solo se desenvuelve bajo un burka, nada más lejos de la realidad.

Sólo hay que mirar el trabajo del maestro de la Alta Costura, el incombustible Eli Saab, o de otros diseñadores libaneses sin foco mediático que trabajan para una clientela local principalmente como Naji Hojeily (recomiendo que echéis un ojo a su web www.najihojeily.com), o fijémonos en mujeres como Mouna Ayoub, consumidora de Alta Costura parisina como quien va a Zara. Recuerdo que la primera vez que fui a la London Fashion Week me sorprendió la cantidad de japonesas que asistían años desfiles, mientras que mis primeros desfiles de Costura parisina me abrieron los ojos a la caterva de clientas árabes que inundaban la ciudad en esos días.

Uno de los nombres que más suenan como el futuro de la Costura es el del joven libanés Rabih Kayrouz, que con 16 años entró L’Ecole de la Chambre Syndicale de la Couture Parisienne a estudiar. Abrió su atelier en 1996 y celebró su primer desfile en 2004. Hoy, con 30 años, es una realidad sólida e indiscutible dentro de la Haute Couture. Personalmente su desfile de Alta Costura Primavera/Verano 2011 (arriba) no es de los que más me han entusiasmado. Lo veo demasiado realista (nuevamente la ‘Alta Costura realista’, quizás es que yo me tenga que adaptar a la nueva tendencia y no vivir en el pasado), demasiado replicable en el prêt-à-porter. En los últimos años ha adoptado un estilo muy orgánico, muy de líneas que fluyen, muy de estructuras laxas en las que la ‘arquitectura’ es invisible al ojo… Pero como a los diseñadores hay que juzgarlos por su última colección, sí, pero también por su trayectoria: yo me remito a sus colecciones de 2005 y 2006 (abajo) que eran una delicia de Alta Costura.

rabih2.jpg