Blogs

Entradas con etiqueta ‘raya diplomática’

Raya diplomática de siempre, una actitud renovada

Lunes, 16 Octubre 2017

La raya diplomática viene asociándose desde los 70 con la tribu de los tiburones financieros, aunque fue en los 80, con la ascensión de los yuppies a la cúpula de la iconografía popular, cuando se convirtió en un símbolo de estatus. En los últimos años, tras años de ostracismo en el star system del menswear, la raya diplomática ha venido recuperándose desde una perspectiva menos formalista.

Los italianos, como Armani, Cucinelli o Zileri, que suelen sentar cátedra en estas lides, han recuperado el azul marino y la raya diplomática rompiendo con los ternos de corte clásico para apostar por siluetas más relajadas. Algo más sporty, relajado, pero a la vez formal y elegante, viene surgiendo de las pasarelas en los últimos tiempos.

Hoy voy a apostar por algo asequible y muy moderno. Vamos a dar un giro de tuerca a la ortodoxia, y lo teñiremos de actitud contracultural. Hablamos de un terno, sí, pero de cinco botones, y pantalón de silueta abombachada. Top Shop tiene siempre el buen ojo de diseñar para esa tribu de jóvenes que buscan la vanguardia extrema pero consiguiendo desarrollar piezas que pueden ser llevadas por aquellos con gustos que no se alejan mucho de lo clásico.

top-man-1.jpg 

Traje de tres piezas de TOPMAN Design en tejido gris (39% lana, 26% poliéster, 21% acrílico, 9% viscosa, 5% nilón) con raya diplomática. Chaqueta (100 euros), pantalón (68 euros) y chaleco (50 euros).

Feminizando el power suit

Viernes, 2 Mayo 2008

masculino1.JPGDesde la revistas de tendencias no se cansan de preconizar que el armario femenino se masculiniza temporada tras temporada, sugiriendo que un traje de raya diplomática, al más puro estilo ‘hombre de negocios’, lo que los americanos llamar un ‘power suit’, es una opción ideal para ir al dictado de la moda. El problema es que algunas tendencias debieran ir con manual de instrucciones, y el jugar con la estética masculina no significa que haya que renunciar a la feminidad. Si se cae en ello se está cometiendo un gran error, ya que el traje en cuestión pasa de ser un elemento de estilo a un disfraz.  

Para aclarar lo que sí y lo que no se debe hacer partiremos de la elección de un traje de la colección de la firma parisina Georges Rech (precio: 900 €.) que incorpora todos los códigos del traje masculino, sólo que este viene más entallado para lucir la silueta de la mujer. A partir de ahí:

1) Calzado: El pie es uno de los puntos clave para feminizar el resultado final así que entre zapato plano y de tacón, el tacón es la opción correcta, estiletos preferiblemente, como los escarpines que hemos seleccionado de la casa Dior, de plataforma en piel negra y adornos en piel blanca. Taconazos de 14 cm. de singular estructura calada y perfilado en metal plateado. Precio: 760 €. 

2) Bolsos: Macro-bolsos NO. Bolsos que cuelguen en exceso NO. De colorines NO. Flexibles LO MÍNIMO. ¿Nuestra opción? Un semi-bagette de Fendi en blanco para que no pase desapercibido sobre la sobriedad oscura del traje. Un bolso que está de aniversario, 10 años han pasado desde que Silvia Venturini lo creara en 1998. Precio: Alrededor de 640 €. 

3) Top: Con este tipo de traje la camisa hay que olvidarla, es justamente lo que hace que en vez de estar vistiéndote parezca que te disfraces. Bajo la chaqueta nada mejor que un top romántico, como el seleccionado de Martin Margiela en tul que juega con las falsas trasparencias. Aunque si de hecho fueran transparencias de verdad poco importaría, ya que bastaría con no desabrochar la chaqueta del traje que afortunadamente es lo bastante cerrado de solapa para sugerir y no mostrar. Precio: C.P.V. 

4) Joyas: Abstenerse o minimizarlas. Quizás unos minúsculos pendientes que pongan un punto de luz en las orejas, pero nunca collares, gargantillas o broches. En la muñeca nos permitimos jugar en esta ocasión con el rol masculino y hemos seleccionado un reloj de la colección veraniega de Fossil pensada para el hombre. Un modelo de estilo muñequera en blanco de esfera extra-large. Precio: 110 €.

masculino2.JPG