Blogs

Entradas con etiqueta ‘resort’

Los hombres también van de crucero

Jueves, 14 Junio 2012

No sé si los sabéis, pero estoy bastante en contra de las colecciones pre-primavera o resort y las pre-otoño o cruise. Creo que este ritmo enloquecido de cuatro colecciones (mínimo) al año no es muy sostenible que digamos. Por eso hablo tan poco de estas colecciones en este vuestro blog. Al final todos serán Zara y cambiarán de colección cada semana para tener contento a un público que no tengo claro quiera o pueda asumir tanta novedad.

PERO (siempre hay una excepción a mis normas) hay colecciones que no pueden ser ignoradas, como la, a ver si lo digo bien, Pre-Spring Summer Resort 2013 Collection de Givenchy. ¿Por qué me paro en esta y no en otra? Porque me parece fantástica y está en una línea continuista al trabajo de las últimas temporadas que tanto nos ha enloquecido. Porque Tisci mola mazo. Porque es sintomático que Givenchy se decida por lanzar una colección resort para hombres (esto puede ser el principio de una nueva tendencia poco racional, teniendo en cuenta que en días se presentarás las colecciones de primavera/verano 2013). Porque Givenchy es la nueva Prada. Y porque… ¿he dicho que Tisci mola mazo?, pues eso.

Os dejo una muestra de esta estupenda colección.

givenchy.jpg

Navidades para los pobres; Resort o crucero para los ricos

Lunes, 14 Diciembre 2009

cruise2010.jpg

Todo el mundo sabe que no soy millonario. Es algo que salta a la vista. Es más, siempre rondo la porca miseria. Pero cada vez que llega diciembre no puedo dejar de envidiar a la élite que puede permitirse hacer viajes a islas paradisiacas para huir del frio y del Espíritu Navideño, cosa que no deja de ser un invento para pobres, para sentirse exultantes aunque sea sólo sea una vez al año. De hecho, ese Espíritu Navideño es obra del poder de la literatura, ya que antes de que se publicara Cuento de Navidad de Charles Dickens en 1843 no era más que una conmemoración religiosa tranquila, hogareña y sin fastos. Después en el siglo XX llegarían los grandes almacenes y el marketing… que tradujeron todo el espíritu religioso a un lenguaje más comprensible hasta para el más ignorante: el consumismo. Hasta Eroski se mofa del espíritu fraternal de estas fechas con su anuncio de “estas Navidades voy a regalar amor y abrazos”.

Bien, pues los ricos siempre han tenido muy claro que eso de la Navidad es para espíritus pobres, y que lo mejor que se puede hacer estas fechas es emigrar a climas tropicales donde dejarse acariciar por las olas, el sol y el masajista del resort donde te hospedes. Para ellos nacieron las Cruise o Resort Collections, que algunas marcas lanzaron con una frikada hace tiempo y que ahora nadie osa obviar. Como no teníamos suficiente con dos colecciones por temporada, no se les ocurre otra cosa que multiplicar por dos las colecciones anuales (si incluimos la pre-fall). Afortunadamente en España este sistema no ha calado, ya sea porque somos todos pobres y no nos vamos a resorts o cruceros caribeños (y a los que lo hacen no les queda pasta para hacerse con un fondo de armario específico para las vacaciones), o somos más listo que los anglosajones que se tragan todo lo que les echen.

También es una lástima la corta vida de estas colecciones porque son bien bonitas, y más que ahora se han trasgredidos ciertas reglas implícitas que parecían regir la creaciones de las resort collections. A saber, o les daban un espíritu marinero (azul navy, rayas marineras, etc…), o se ceñían al espíritu ‘rica americana en el Caribe en los años 70’ (grandes estampados florales, vestidos túnicas, turbantes, aplicaciones de piedras…), u optaban por la variante Jacky O para gustos más europeo (Capri, La Riviera, Monte Carlo, islas griegas…).  Ahora ya no hay reglas fijas, si bien aún se respetan estas que he enumerado. El tratamiento que se les da actualmente es como una colección más con el estilo propio del diseñador, sin plegarse al espíritu resort, como podemos ver en colecciones como las de Viktor & Rolf o Balenciaga. Sin embargo los italianos son más dados al toque setentero, cosa que es evidente en las propuestas de Pucci o Versase, entre otras.

Pero es que este fenómeno no es exclusivo del mundo femenino. Las colecciones resort han ido introduciéndose poco a poco en los armarios masculinos y ahora encontramos propuestas tan interesantes como las de Burberry, Gucci o Chanel, que curiosamente siempre tienen los tonos blancos o beiges como piedra de toque.

Como sigamos creando colecciones llegará un momento que habrá una colección por mes. Enero, la colección Snow; febrero, la colección Safari; marzo, la colección Lluvia… y así hasta a la extenuación. STOP AL CONSUMISMO.

cruise2010men.jpg