Blogs

Entradas con etiqueta ‘Sevilla’

Con un toque diferente

Mircoles, 9 Septiembre 2015

dubuluj.jpg

Pajarita Veroda de Dubuloj, bordada a mano. 130 euros. 

Repetir la importancia de los detalles, que es lo mismo que decir la importancia de los accesorios, es caer en un cliché muy manido… pero no por ello menos cierto. Los hombres tendemos a la uniformidad por naturaleza, no me preguntéis por qué, aunque poco a poco eso va cambiando. Así que cuando me doy de cara con complementos que ponen un toque de originalidad en nuestra vida estallo de gozo.

Os quiero presentar una nueva firma emergente que demuestra que para hacer cosas originales hace falta enfoques originales, y eso es precisamente lo que le sobra a Miguel Soler, el creador de Dubuloj, una iniciativa que tiene su ‘epicentro’ en Sevilla. No podéis perderos sus pajaritas y corbatas bordadas, son realmente ese elemento que marca esa diferencia que tanto ambicionamos. Hablo con Miguel y me cuenta que él viene del mundo del arte, pero que llega un momento en que vivir del arte se hace insostenible y se plantea poner en marcha alguna iniciativa empresarial, aunque siempre ligada a la creatividad y su faceta de artista. “La idea surgió casi por casualidad. Asistí a una boda donde oficiaba de padrino y quería llevar algo singular en mi indumentaria. Así que compré un mantón bordado en los chinos y le pedía a mi madre, experta costurera, que me confeccionara una pajarita a partir de él” me confiesa. “El resultado no pudo ser más aplaudido y pensé que la idea podía prosperar”, pero profesionalizando el producto, dotándolo de altas calidades.

Así es como Miguel empezó a encomendar a bordadoras de mantones de manila del Aljarafe sevillano que bordaran piezas de seda y tafetán de gran calidad para posteriormente confeccionar los accesorios. De eso hace ya dos años, pero es ahora cuando la firma empieza a volar al querer dedicarse de pleno a ello. Me hace sobre todo hincapié en la vinculación de este proyecto con el arte. En su web se puede leer que “gracias a la estrecha relación con el arte contemporáneo y la colaboración de artistas de distintos ámbitos, DUBULOJ se conforma como un proyecto artístico de mecenazgo, cuya finalidad es vestir y acompañar a las nuevas masculinidades,  apostando por construir una sociedad en igualdad, donde el patrón hegemónico que se ha construido a lo largo de la historia quede redefinido”.

No sólo se trata de un producto muy original sino que además es bastante exclusivo ya que todas sus colecciones son ediciones limitadas, numeradas y con certificado de autenticidad, e incluso también es posible hacer encargos especiales. Miguel sorprende incluso desarrollando nuevos accesorios, la tapeta y el ciñe-gemelos, y no descarta el seguir pensando en nuevos elementos de estilo que aúnen la creación artística contemporánea y la artesanía tradicional. ¡Con dos cojones! (Bueno, no lo digo yo, sino que es lo que significaría Dubuloj en esperanto).

La Feria de Abril: el hombre y etiqueta al vestir

Lunes, 20 Abril 2015

feria.jpg

Esta noche se producirá el famoso ‘Alumbrao’ de la Feria de Abril de Sevilla y esta pequeña ciudad efímera de calles de albero, casetas de lona y farolillos de papel, se convertirá en el epicentro de la vida social de la ciudad generando una cifra de negocio que se estima entorno a los 675 millones de euros. Pero más allá de todas las cuentas que puedan hacerse, la Feria es un evento social donde estar, ser, ver y dejarse ver. Al visitante de fuera que llegue a Sevilla en estos días puede parecerle simplemente una expresión del colorista folclore más característico de ‘lo español’. Pero para los sevillanos es parte de su idiosincrasia, no es una fiesta popular o una curiosidad que visitar, es una extensión de su casa, de su vida, de su manera de relacionarse con los suyos. A veces, los que bajan del AVE se adentran en el Real de la Feria con ojos de turistas, los más osados en pantalón corto y camiseta, gorro de guiri y cámara fotográfica en ristre. Y precisamente aquellos que se acerque con esa actitud a esta celebración serán  los que se sentirán más desplazados y ajenos a ella, sin posibilidad de disfrutar, comprender o participar en su realidad.

En hombre en Sevilla se acicala para acudir a la Feria. Ir allí supone reunirse con gente a la que estimas o con compromisos ineludibles: amigos, familia, socios, clientes, colegas… Y aunque reine un ambiento festivo no deja de ser el momento en el que mostrar tu mejor cara. La etiqueta que rige en el Real es bastante diáfana, y la chaqueta es el eje sobre el que todo orbita. “Para mí es fundamental la chaqueta y la corbata, creo que es una de las claves de la Feria, uno de los atractivos es que la gente se arregle y se prepare” me reflexiona Alfonso Candau, relaciones públicas, fundador de Génova Comunicación y sevillano de pro. “Cuando nos preparamos siempre tendemos a pasárnoslo mejor”. El clasicismo es la regla imperante, prendas de buenas hechuras, discretas pero lucidas y algún toque de distinción. “Hay que buscar introducir un toque divertido en el terno que nos pongamos, sin ser exagerado” continúa Candau, “algo como un pañuelo de lunares o introducir los lunares en la corbata. Ahora se han puesto de moda los calcetines creativos, así que por qué no llevarlos en los pies. Pero, ¡ojo!, sólo un detalle divertido, ya que muchos, nos harán llamar la atención, y recordemos que la elegancia es pasar desapercibido. Quizás hoy por hoy no lo entendemos así, pero tampoco es muy elegante ir llamando la atención”.

Al ‘turista’ puede sorprenderle que para el sevillano sea una ocasión con etiqueta al vestir, pero no olvidemos que el hombre por lo general acompaña a una mujer vestida de flamenca, y cuando esta no viste de flamenca luce sus mejores galas. “La Feria requiere de un dress code bastante cuidado para el hombre” opina Alejandro Becé, periodista de moda y bloguero, “sobre todo para no contrastar demasiado con las mujeres que van vestida de flamenca. Yo no soy de esos puristas que exigen media etiqueta, es más, me gusta combinar americana y pantalones para ir más cómodo, depende de qué día. Pero para mí el imprescindible absoluto es el pañuelo. Creo que muchos hombres que no se atreven por opciones más arriesgadas o coloridas lo usan a la perfección en esta semana”.

Lamentablemente las buenas costumbre se van perdiendo y cada vez más se ve gente que se acerca al recinto ferial de cualquier manera, jóvenes que hacen botellona en los aledaños, gente, en definitiva, que no da valor a este acto social y contamina su esencia. Para Candau el mayor pecado estético en que se puede incurrir es “no ir arreglado, no darle importancia a donde se va”, mientras que a Becé le horroriza ver en la Feria a “gente en camiseta o polo, así como aquellas camisas estampadas con los prints de primavera. No es el lugar, tenemos toda la temporada de verano para experimentar nuestro look coachella”.

Así que, querido visitante, si quieres que el sevilllano te muestre su mejor cara muestrale tú tus mejores gala.

Ana O’Kean, diseñadora de O’Kean & Co: “Es crucial ser conocedor de la importancia de las proporciones para respetarlas o transgredirlas”

Viernes, 5 Diciembre 2014

okean5.jpg

Fotografía: Ernesto Castillo para Fondo de Armario

Cualquier sevillano conoce el apellido O’Kean. Todos hemos pasado por la puerta de la prestigiosa sastrería sita en Plaza Nueva, algunos afortunados han penetrado en sus entrañas. En O’Kean, la familia O’kean, originaria de Irlanda, ya son varias generaciones vistiendo a los caballeros. Ahora es el turno de Ana O’kean, que ha emprendido su propio proyecto empresarial bajo la insignia de O’kean & Co., una nueva firma de perfil clásico pero con detalles pensados para el hombre de hoy. El bagaje de Ana en el mundo en la moda no es tan largo como cualitativo, ya que su interés por el negocio familiar nace en 2002, cuando entró en la sastrería familiar de la mano de su padre, Don José Mª O’Kean Blanco, sin duda uno de los mejores maestros sastres sevillanos. Perfeccionará sus conocimientos en patronaje industrial en un centro de referencia, la Escuela Guerrero de Barcelona. Y terminará de formarse al lado de otro gran maestro sastre sevillano, Don Fernando Rodríguez Ávila. ¿Por qué no nos adentramos en su showroom.

Cuéntame cómo decides seguir la tradición familiar en la confección masculina. ¿Es una vocación tardía o desde siempre tuviste claro lo que querías hacer? ¿De dónde viene Ana O’Kean? A simple vista yo diría que ha sido una vocación tardía, aunque si echo la vista atrás me veo de niña pidiéndole a mi padre que en vacaciones me llevara al taller a coser. En estos últimos años me he planteado en muchas ocasiones cómo he tardado tanto tiempo en ver algo que tenía delante de mis narices. Pero lo cierto es que estudie derecho, hice trabajos de los más dispares, me dediqué unos años en cuerpo y alma a la danza, me fui a la Universidad para Extranjeros de Perugia (Italia) a estudiar italiano y cuando unas navidades de vuelta a casa, mi padre me dijo que le ayudara a informatizar el negocio, pensé que podía ser una parada temporal en la que repostar y continuar con mi siguiente viaje, sin imaginar que el negocio me atraparía y que esos dos últimos años de la vida de mi padre, trabajando a su lado, me darían la oportunidad de descubrir su oficio y de quererlo hacer mío. Desde ese momento hasta hoy ha sido un no parar de formarme y de investigar para seguir aprendiendo de este mundo.

okean3.jpg

¿Qué es lo más importante que aprendiste del concepto de sastrería de tu padre? De mi padre aprendí la importancia y el gusto por las líneas y las proporciones. La calandra de una solapa es la firma de un sastre, lo define y diferencia. Es un mundo lleno de sutilezas que bien conjugadas crean un todo que hacen que sin ser conscientes de estas líneas una prenda nos guste. Las proporciones son tan importantes que cuando las perdemos todo se descompensa, es crucial ser conocedor de ellas para respetarlas o transgredirlas, pero siempre teniendo muy presente que estas proporciones serán las que al vestir a un hombre lo estilicen o consigan el efecto contrario.

Después llegaría tu etapa de formación al lado de Don Fernándo Rodríguez Ávila, otro gran sastre. A él le debo que compartiera conmigo su método de estudio de los patrones en la sastrería a medida, sus conocimientos de la anatomía del cuerpo humano a la hora de vestir a un hombre, la capacidad de crear armonía a pesar de los defectos que pueda presentar un cliente adaptando a la perfección el tejido a la piel. Gracias a su gran generosidad he aprendido y sigo aprendiendo en este oficio.

okean4.jpg

¿Por qué el concepto firma on-line de O’kean & Co y no la sastrería a medida? La sastrería es la artesanía de la que me nutro y a la que no descarto dedicarme en un futuro, pero lo cierto es que en la sastrería la creatividad está bastante limitada por lo que el cliente solicite, y una de mis inquietudes al fundar O’Kean & Co. era precisamente dar rienda suelta a la creatividad. Lanzarnos como plataforma on-line, aunque tenemos un espacio físico en el número 16 del Paseo Cristóbal Colón de Sevilla, fue por la absoluta convicción de que el futuro va sin duda por este camino. Tenemos acceso directo al mundo, sin movernos de Sevilla.

¿Quiénes estáis detrás de ello? Somos un pequeño pero potente equipo. Rocío O’Kean, Pablo de La Lastra y Ana O’Kean. Rocío es mi principal punto de apoyo en esta aventura, a ella también le encanta la moda masculina, debe ser una cuestión de genética, aunque su ámbito de trabajo es muy distinto. Solemos comentar las colecciones, vamos juntas a las ferias textiles y planeamos estrategias para el negocio. Pablo es el encargado de gestionar la Web, redes sociales, fotografía, video… es un todoterreno implicado al cien por cien en el día a día de O’kean & Co.

¿Qué ha sido lo más complicado de poner en pie el proyecto? O’kean & Co. nace en el año 2012, en uno de los momentos más complicados de la economía en este país. Ni que decir tiene que todo era difícil, y aún lo sigue siendo, pero quizás lo más complicado es  crear un prêt à porter en el que hacemos un total look de calidad trabajando con grandes empresas del mundo textil y de la confección que te exigen cumplir con sus mínimos, que para una pequeña empresa son más máximos que mínimos, en definitiva colarnos en un mundo de gigantes.

okean2.jpg

¿Sevilla qué aporta y qué quita a un proyecto empresarial? Sevilla aporta mucho a O’kean & Co., está unida a nuestra marca. Soy hija y nieta de sastres que han trabajado en esta ciudad, son muchas las generaciones de sevillanos que relacionan el apellido O’Kean a la moda masculina. En Sevilla tengo un trampolín difícil de encontrar en otro lugar. Por contra seguimos teniendo una ciudad con una economía frágil que hace que todo arranque sea más difícil que en ciudades con un poder adquisitivo más alto.

¿Cómo definirías al hombre al que va destinado tu producto? Me gusta pensar en un hombre que disfrute vistiéndose, para el que ir de compras sea un placer y no un martirio, que se enamore de una prenda y sienta la necesidad de tenerla aunque no la necesite. Creo que la moda está muy unida al placer que nos proporciona vestir y sentirnos bien con lo que llevamos. Es la sensación que quiero provocar y el hombre en quien pienso cuando trabajo.

¿Qué detalles en la confección son los que marcan la diferencia en tu opinión? Hay muchos y todos deben de trabajarse a la vez para marcar la diferencia: un botón, acabados, interiores, fornituras… Pero todos estos detalles sin una buena materia prima, patrón y diseño no tienen sentido. Me resulta absurdo cuando se pretende dar importancia a un ojal abierto o de color si la americana por si misma no se defiende con una buena estructura y tejido.

okean1.jpg

Háblame de la colección de este invierno. Hemos trabajado dos líneas en ella. Por un lado un clásico renovado, a medio camino entre el prêt à porter y la sastrería a medida, acercando fornituras, líneas y calidades muy comunes en la medida y difícilmente presentes en la confección por su alto coste. Y por otro lado una línea más informal en la que me permito ser más creativa experimentando con tejidos técnicos, lanas cocidas, algodones encerados o impermeables. Debo de reconocer que siento cierto pudor hablando de mi trabajo, prefiero que sea él el que hable por si mismo y otros los que lo definan.

¿Qué caminos te gustaría ir explorando frente a las posibilidades creativas que te ofrece tu marca? Las colecciones de O’Kean & Co están muy pensadas para saltar a la calle en cualquier momento. Al mismo tiempo están llenas de guiños creativos que me gustaría fueran afianzándose sin que por ello dejaran de tener una fácil puesta. Explorar trabajando con tejidos técnicos que me obliguen a plantearme nuevas líneas y diseños; dejar de reprimir ideas por miedo a perderle el pulso a la calle; ser menos racional y dejarme llevar más por el mundo de la intuición. Mis creaciones más intuitivas son también las más complicadas de llevar a cabo pero acaban convirtiéndose en las estrellas de la colecciones.

www.okeanandco.com

Menco, esa pequeña y deliciosa tienda sevillana

Jueves, 16 Octubre 2014

Tengo el síndrome de Holly Golightly. Sí, lo que le pasaba a ella con Tiffany’s, el sentirse segura y reconfortada en la famosa joyería de Nueva York, me ocurre a mí pero con una tienda de Sevilla. Una pequeña boutique de moda masculina de exquisitez indiscutible pero cálida, en una calle céntrica pero no masivamente transitada. Su escaparate es como un libro ricamente ilustrado lleno de preciosistas detalles por descubrir. Sus maniquí, impecablemente ataviados, te muestran una declaración de principios: clasicismo contaminado de modernidad, o modernidad disfrazada de clasicismo, qué más da… Siempre me he preguntado quién estaría detrás de esta tienda de la calle Chicarreros que se llama Menco, ya ahora ya lo sé y lo comparto con vosotros.

navarro.jpg

Mané Navarro, propietario de Menco, en Pitti Uomo 

El ‘autor’, porque esta es una boutique de autor, es Mané Navarro, que se lanzó a esta aventura después de 11 años como director de tienda en Armani Jeans en el Centro de tiendas Peyré de Sevilla. Antes de ello ya llevaba una dilatada carrera en el mundo de la moda en tiendas como American Jeans, Boutique 78, Victorio & Lucchino, Missey, Ibáñez Sastre, Hermes Govantes, Ocnos, Ciencias Naturales…, donde tocó todos palos del marketing de la moda con labores tan diversas como director de tienda, escaparatista, visual merchandising, pedidos, director de imagen, etc… Ahora podemos disfrutar de toda esa experiencia volcada en su pequeña joya: Menco.

Cómo definirías el estilo de Menco? Es un compendio de mis experiencias y mi visión del mundo actual, en el que confluyen diseño gráfico, decoración, música, moda, arte…

¿Qué ha sido lo más complicado de conferirle personalidad propia a tu tienda? Creo que nada. Desde el principio ha ido fluyendo todo con bastante naturalidad, siempre teniendo en cuenta los medios y posibilidades, que de haber tenido más, te aseguro que hubiera hecho algo fantástico.

¿Cómo es el proceso de selección de firmas y piezas que vendes? La llevo a cabo viendo todo tipo de medios. Revistas, internet, ferias (Pitti Uomo), otras tiendas, gentes, un poco de todo y un olfato y gusto por cosas que es muy personal.

2012-12-21-20-46-45-copiar.jpg

¿Qué novedades de otoño de la tienda te parecen más interesantes? Esta temporada de invierno destaco como novedades en mi selección de marcas el calzado deportivo Voile Blanche, las gafas Italia Independent, pantalones Entre Amis, camisería Marcus, tirantes Bretelles & Braces y algunas más. Junto a todas ellas las ya consolidadas Altea, Ascot, Tino Cosma en corbatas, fulares, pañuelos, pajaritas…; Gallo, Altea, Alto Milano en calcetines; colecciones de gemelos de diferentes diseñadores; Grevi en gorras y sombreros; y muchas otras cosas que van surgiendo a lo largo de la temporada.

¿Y eres tú el que realiza los estilismos de los maniquíes de la tienda? Me ocupo de todo el diseño de estilismo tanto interior como exterior (escaparates),  el diseño gráfico, y la imagen que se proyecta de la tienda en las distintas redes sociales.

dsc_0265-copiar.jpg

Voy a serte mortalmente sincero. Cuando he visto que traes firmas como Orlebar Brown a Sevilla me has dejado epatado y mi primer pensamiento ha sido “el sevillano no va a preciar esto en su justa medida”. Pero por otro lado salgo a la calle y hay veces que me sorprende ese mismo sevillano de raíces rancias (como diría el periodista Paco Robles) que de pronto usa pantalones color flúor con blazer azul marino, o ese abogado de mediana edad que lleva un traje de corte sastre de denim… Si tuvieras que analizar a tu clientela cómo la conceptualizarías, ¿cómo es el sevillano al que te diriges? Yo también voy a serte mortalmente sincero respecto al cliente de ésta bonita ciudad. Es verdad que traigo firmas como Orlebar Brown en verano y por supuesto que cuesta mucho entrar en un mercado saturado de palmeras, cocoteros, flores varias, etc… Yo propongo ese short de baño elegante y favorecedor, así como masculino (en España creo que Santa Eulalia, alguien más y yo). Por supuesto que el sevillano no es capaz de valorar este producto en su justa medida. El cliente al que me dirijo es precisamente el que valora mis productos y para eso hay que ser una persona que está en el mundo, que viaja, que ve, que aprende y que no tiene complejos. Me encanta cuando llega este tipo de cliente nacional o internacional, del que siempre recibo elogios del tipo “nice shop” o “fantástica selección”… El cliente sevillano es de los más complicados, en él se mezclan tradición, complejos, machismo, y una uniformidad que marca las clases.

¿Crees que el caballero clásico no ‘innova’ más en su vestir porque realmente no se le ofrece esa innovación? Es decir, ¿crees que las tiendas tenéis una responsabilidad didáctica a la hora de ayudar a que el hombre se inserte en el mundo de la moda? Creo que el “caballero clásico” no innova por debilidad de carácter. Está claro que las buenas tiendas tienen esa responsabilidad didáctica, a pesar de lo pobre que ha quedado el comercio de moda en esta ciudad, quien quiere innovar innova con un poco de aquí y un poco de allá.

img_20140604_201541-copiar.jpg

¿Realizas pedidos a veces que tu corazón te dicta y la razón no entiende? Hago mis pedidos con el corazón siempre, aunque los años te ayudan a compatibilizar lo que te vuelve loco y lo que podrás vender, aunque prevalece un poco más el corazón. He de decir que en estos tiempos te dan muchas satisfacciones esas compras hechas con el corazón.

Trabajas mucho y bien el tema de las redes sociales de la tienda. ¿Qué importancia tiene hoy por hoy las redes sociales en la captación de clientes? Creo que es importante el circuito de las redes sociales para el comercio en general y para la moda por supuesto, pero todo en su justa medida. Creo también que hay mucho petardeo y gente poco preparada opinando con una autoridad sorprendente y que en algunos casos muy sobrevaloradas. Yo personalmente creo que el flujo de mi clientela va por otro camino, aunque he de reconocer que alguien puede aparecer después de ver alguna foto colgada por mí en Facebook o Instagram.

img_20141010_204934-copiar.jpg

Pues  yo, sin más, os invito a conocer el Facebook de la tienda.

Antonio García, couturier: “España no hay estructuras para hacer prêt-à-porter, falta Industria”

Mircoles, 13 Marzo 2013

agarcia1.jpg

En la última edición de MFShow uno de los diseñadores que mejores críticas ha recibido ha sido el sevillano Antonio García, un couturier a la usanza clásica que se ha convertido en un puntal destacado de la moda que se crea en Sevilla, y que desde hace algún tiempo está marcando territorio en Madrid. Antonio no está solo en esta aventura, sino que le acompaña su hermano Fernando García, estilista cinematográfico entre cuyos últimos trabajos destaca Grupo 7, con el que ha estado nominado a Mejor Vestuario en la última edición de los Goya. Cuando en su último desfile apareció la gran Helena Barquilla luciendo sus creaciones no pude menos que intuir que ambos hermanos estarían en el séptimo cielo. “Flipábamos, pero en verdad el que tiene adoración por Helena es mi hermano” me confiesa Antonio. “En cuanto nos enteramos que formaba parte del casting luchamos para estuviera en nuestro desfile”.

Antonio ya lleva algunas temporadas con showroom en Madrid y presentando en el OFF de la Madrid Fashion Week. Un trabajo arduo y oneroso que no siempre da resultados visibles a un ritmo milagroso.Estoy empezando a ver el panorama más halagüeño. Nosotros nos planteamos las cosas a un ritmo más relajado, el ritmo real de las cosas. ¿Cuántas veces hemos vistos nombres que irrumpen con fuerza en la escena y en un par de temporadas no supimos más de ellos? La moda es así, se crea una burbuja rápidamente y cuando se pincha puede ser un punto final. Nosotros tratamos no forzar el ritmo, seguir trabajando y que las cosas salgan de una forma natural.

agarcia2.jpg

Colección primavera/verano 2013

El terreno natural de Antonio García es la Costura. Es difícil hacer hueco en su agenda repleta de nombres importantes de la sociedad y el espectáculo, de hecho es el diseñador de cabecera de la cantante gaditana Pasión Vega. Siempre ha estado ahí, pero ahora parece que la competencia se ha endurecido porque todos los diseñadores se repliegan a sus cuarteles de invierno por la crisis y se dedican a la costura como refugio en tiempos difíciles. “Es asombroso cuando te enteras que todos están haciendo costura ahora. Pero es normal, en España no hay estructuras para hacer prêt-à-porter, falta Industria. Aunque afortunadamente parece que la industria existente está empezando a apoyar a los diseñadores, como es el caso de Hoss Intropia y Miguel Palacio, Juanjo Oliva y el Corte Inglés, Carmen March y Cortefiel…”

Es indudable que también el concepto de Costura ha cambiado en los últimos tiempos, incluso cuando hablamos de Alta Costura, que se ha sesgado hacia conceptos más ponibles y con los pies en la tierra en busca de nuevas clientas que mantengan esta actividad artesanal. “Evidentemente yo veo lo que hacen Maria Grazia Chiuri y Pier Paolo Picciol para Valentino y me encanta, aunque hagan cosas más sobrias me siguen convenciendo. Yo estoy es esa onda, aunque hagas costura hay que ser realista y coherente”. Son muchos los diseñadores españoles que han visto en el mercado exterior, en las pasarelas internacionales, otra vía de escape hacia delante en tiempos difíciles. “Yo esa opción no la estoy tocando, y la verdad es que quizás peque de prudente. Yo nunca vendí fuera y lo veo poco accesible”.

Trabajar de Sevilla puede representar un sobre esfuerzo en cada paso que un diseñador pretenda dar para su crecimiento. “Estar en Sevilla es un hándicap. Puede que todo esté ahora muy globalizado, pero lo cierto es que hay que estar donde hay que estar. Si yo estuviera en Madrid tendría mucha más visibilidad y quizás vendería más, aunque en procesos artesanales como el mío incrementar la producción es complicado. Pero desde que tengo gabinete de prensa en Madrid estoy contento con los resultados y no me planteo cambiar de ciudad, yo a mi edad, a estas alturas, ya tengo mi estructura y mi vida hecha en Sevilla. Pero estamos tratando de implantarnos en Madrid a través de una labor de fidelización de clientas de allí a través de actuaciones como ventas especiales”.

agarcia3.jpg

Colección otoño/invierno 2013/14 

Las colecciones de Antonio se centran en su personal visión de la elegancia y el estilo, con un fuerte sesgo hacia el clasicismo de la década dorada de los 50 y 60. “Me apoyo en conceptos muy personales, atemporales. No busco un leitmotiv. Me pongo a trabajar una visión más interiorista. Seguimos las tendencias de una forma muy personal. Te vas creando un universo, una personalidad muy marcada en el diseño que se hace evidente en cada colección. Yo le debo mucho a los clásicos como Yves Saint Laurent, Balenciaga y al Berhayer de los 60. Asumo los conceptos clásicos y hago una revisión fresca”.

Aún así sigue con la idea de encontrar su hueco en la Madrid Fashion Week en un futuro quizás no muy lejano. “Claro que nos lo planteamos dar el salto del OFF al calendario oficial, pero he admitir que estamos muy a gusto con el resultado de MFShow, y el poder hacer las presentaciones en lugares emblemáticos de la capital. Pero claro, Cibeles es Cibeles [aún nos resistimos al cambio de denominación], por aquello del foco mediático que supone”.

www.antoniogarcia.com.es

Vicky Martín Berrocal, diseñadora: “Siempre he mirado por hacer una flamenca para el mundo, no sólo para Sevilla”

Viernes, 27 Abril 2012

vicky1.jpg

Como cierre de fiesta y apoteosis final de este primer especial ‘moda flamenca’ de Fondo de Armario nos vamos a detener en una mujer que ha conseguido acercar el traje de flamenca a las revistas de moda dotándolo de un glamour de alfombra roja que hasta el momento no se había explotado apenas. Me refiero, cómo no, a Vicky Martín Berrocal, que siete años después de lanzarse a esta aventura del diseño de moda ha visto su firma consolidada y sus líneas de trabajo diversificadas añadiendo: novias, fiesta, joyas y abanicos, a los que próximamente se les unirán una línea de bolsos y carteras en breve.

¿De qué estás más orgullosa de tu andadura en la moda flamenca? Me siento orgullosa de haber conseguido acercar al ámbito de la moda un traje considerado tan “tradicional”, y con ilusión y esfuerzo el haber llegado a realizar proyectos tan interesantes como estar dos veces consecutivas en el escaparate de Harrod’s o incluso vestir a Barbie… Lo más importante desde luego ha sido el haber conseguido gracias a las colecciones de moda flamenca ser lo que soy hoy en la moda. Me siento orgullosa de haber empezado por ahí, siempre mirando por hacer una flamenca para el mundo, no sólo para Sevilla, y conseguir que esas prendas aparezcan en importantes editoriales de las grandes cabeceras de moda o en una alfombra roja.

vicky2.jpg

¿Cómo describirías el estilo Vicky Martín Berrocal diseñando? Suelo referirme a mis creaciones como “pedacitos de mí”, con una seña de identidad muy marcada, femenina y sensual, con un toque del sur. Los trajes que diseño intento que no pasen desapercibidos, que tengan mucha presencia siendo muy elegantes.

Creo que el mayor éxito de tu visión empresarial es la fusión del traje de flamenca y el traje de noche, ¿crees que el mundo de la moda flamenca ha estado desaprovechando el potencial que tenía esa línea de trabajo? Creo que cada diseñador lo hace a su manera, según el concepto que cada uno posee de la moda y su estilo particular, cómo piensa o siente. Yo particularmente he hecho lo que me ha nacido de dentro, soy sur y eso se plasma en mis colecciones.

¿En qué ha cambiado Vicky Martín Berrocal, diseñadora de moda, de cuando empezó esta aventura a ahora en esta tu última colección? He aprendido muchísimo, la experiencia es un grado, y esas vivencias me ha llevado a evolucionar y hacer cosas nuevas; aunque hace nueve años ya sabía que quería hacer una flamenca diferente, por lo que intento siempre mantener una misma línea sin perder mi esencia, eso es muy importante para mí.

vicky3.jpg

Es cierto que sus colecciones son muy Vicky, y es ella la mejor embajadora de sus creaciones. Martín Berrocal ha sabido crear una marca bien articulada en la que sus múltiples facetas (celebrity, profesional de la tele, diseñadora… ¡y cantante!) crean sinergias. Ha sido un milagro conseguir esta entrevista en el ecuador de esta Feria de Abril 2012 que ella disfruta con intensidad. “Me apasiona la Feria, la vivo disfrutando cada momento…

www.vickymartinberrocal.es

Ángeles Verano, diseñadora de moda flamenca: “Este año se está reciclando el traje de temporadas pasadas”,

Jueves, 26 Abril 2012

averano4.jpg

La diseñadora junto algunos de sus creaciones lucidas por Pastora Soler y cuatro modelos. Foto: Francisco Guerrero

La semana pasada entrevisté a la diseñadora Ángeles Verano en el recién reformado Hotel Alfonso XVIII de Sevilla donde la cantante Pastora Soler recibía el Premio Flamenca con Arte creado por la diseñadora ya hace once años. Que la ocupadísima artista haga un hueco para recoger la mención a puertas de Eurovisión solo puede leerse de una manera: es una deferencia hacia la diseñadora por el gran cariño que despierta Ángeles en todo aquel que la trata por su inconmensurable calidez humana. No soy inmune al ‘efecto Verano’ y ya hace más de cinco años que nos conocemos, por eso cuando planeé este especial de moda flamenca tenía claro que Ángeles tenía que estar en él ya que es sin duda uno de los grandes nombres de la industria, con un sello diferenciador y un prestigio sin discusión.

Así que nuestro encuentro comienza con un ‘cómo va todo’ que sé de sobra a dónde me va a llevar, porque lo mal que ha estado esta campaña es un hecho que me repiten todos los creadores de moda flamenca en estos días. “He creado una línea más barata dentro de mi colección, una especie de segunda marca, pensada para gente que ahora mismo no tiene acceso a la alta gama, porque por otro lado yo continúo mi trabajo con telas de altísima calidad, como las de Cavalli, pero pensé que tenía que abrirme a un nuevo mercado. La situación es muy mala, pero es o venirte abajo o reinventarte, y yo he optado por lo segundo”. A primera vista no soy capaz de diferenciar, porque las manos de Ángeles imprimen en cada diseño el mismo primor, ya sean para su cliente habitual como para ese nuevo segmento de inferior nivel adquisitivo. “La diferencia radica en que he tenido que desarrollar un nuevo sistema de trabajo y producción, obviamente los acabados no son los mismos aunque hay un estándar de muy buena calidad que es irrenunciable y la materia prima sí que es diferente. Lo que nunca perdemos en la nueva línea es ese patronaje favorecedor que siempre he practicado”.

averano2.jpg

Fotos: manuelfotografo.es

¡Y yo que pensaba que los diseñadores de moda flamenca del nivel de Ángeles no iban a acusar la crisis! Seamos sinceros, la clienta tradicional de Ángeles nunca ha tenido que hacer cuentas para llegar a final de mes o pagar la hipoteca. “No es una cuestión de falta de recursos, sino de miedo a ostentar. Clientas que años atrás se compraban tres o cuatro trajes para estrenar en cada visita a La Feria este año me dice que siente vergüenza cuando entra en la caseta y nota las miradas fijas en ella”. Y es que en Sevilla todas tienen fichados los trajes de las demás socias de caseta y se sabe cuando se estrena y cuando se repite traje. “Este año se está reciclando el traje de temporadas pasadas. Ya te digo que no es que no se lo puedan permitir económicamente, sino que no se lo pueden permitir moralmente, se sienten violentas. Y no se dan cuenta que con esa actitud están parando la economía, aunque desde el lado humano es totalmente comprensible. Además, ¿a qué vida aspiramos si no podemos darnos un capricho al año”.

Afortunadamente Ángeles tiene diversificada su actividad desde hace tiempo y en los bruscos parones del sector flamenco se dedica a la costura y a las novias. “Las novias te ayudan mucho entre temporada y temporada. Con la moda flamenca ganaremos algo, pero ni por asomo lo que años atrás. Esto es un cambio de modelo que ha venido para quedarse y tenemos que asumir que nada volverá a ser lo que fue”.

Mientras hablamos un fotógrafo hace posar a unas guapas modelos vestidas por Ángeles Verano y le pido que me defina las tendencias que propone para este año. “Como siempre he diversificado mucho. Presento un abanico muy amplio de estilos para que cada tipo de mujeres se sienta identificada con un traje mío. Paso de lo clásico a lo moderno, de lo tradicional a lo trasgresor, aunque este año la trasgresión ha estado mucho más medida. El año pasado sí que fue una colección trasgresora, disfruté mucha con ella”. Así que le pregunto la que es la cuestión recurrente en esta serie de entrevista: quiero saber si hay un límite a la innovación en el traje de flamenca. “Ten en cuenta que es un traje folclórico –me dice–, que evoluciona sí, pero no podemos distorsionarlo. La raíz flamenca no puede perderse porque si no se convierte en un traje de fiesta. Hay que ser consecuente con lo que haces y buscar la comodidad”.

Ese es una de las señas de identidad de Ángeles al diseñar, el construir vestidos con mucho movimiento, poco peso y muy cómodos. “Yo siempre busco la comodidad y la elegancia, mezclar estampados y lunares, los lunares forman parte de nuestro folclore. Eso es algo que siempre hago, mezclo tejidos para dar originalidad al diseño”.

averano1.jpg

Fotos: manuelfotografo.es

Soy consciente que esta entrevista a días vistos de La Feria es un atraco a mano armada, donde le robo minutos que tiene que apurar para las últimas entregas. “Estamos entregando encargos hasta el miércoles, sin contar los famosos de última hora. Si el lunes entrego antes de las ocho me voy al pescaito”. Aunque esto no termina ahí, La Feria para Ángeles, aunque la disfrute mucho, no deja de ser trabajo y tiene que hacer muchas relaciones públicas y conceder entrevista en El Real. Antes de terminar me invita a que me pase por su caseta para tomar algo y presentarme al que es su sol de cada mañana, su marido, su gran apoyo que la ayuda a mantener una perspectiva siempre positiva y me desvela que ha abierto tienda en la calle Blanca de los Ríos, que según ella dice, “es una zona muy flamenca” donde se concentran muchas de las tiendas de los principales valores de la moda flamenca del momento.

www.angelesverano.com

Alicia Cáceres, diseñadora de moda flamenca: “La moda flamenca es lo que es gracias a las innovaciones que se han ido introduciendo desde su origen”

Martes, 24 Abril 2012

acaceres3.jpg

Foto  manuelfotografo.es

Para seguir nuestro viaje por la geografía de la moda flamenca actual me voy a lo más nuevo de este año, la diseñadora a la que le concedieron el Premio al Diseñador Revelación en el SIMOF de 2012: Alicia Núñez Cáceres. Diseñadora avalada por el primer premio “Aguja de Oro” en SOMAF 2011 (Huelva). En estos primeros pasos empresariales todos los trajes son realizados por la diseñadora de principio a fin, aunque a veces cuenta con la ayuda de una modista cuando tengo demasiado trabajo. Y es una diseñadora de nuestro tiempo ya que a falta de tienda física ha “comenzado un proyecto de tienda virtual en Facebook llamada ‘Atelier Flamenco’, que será accesible desde mi página web y desde mi página en Facebook (www.facebook.com/aliciacaceresdesigner)”. Bajo la consigna de que “la clave de un buen traje está en que cada uno se ajuste a las características de la mujer que lo va a lucir”, nos acercamos a esta diseñadora para conocer este nombre que dará que hablar.

¿Cómo y cuándo surgió en ti el gusanillo de la moda flamenca? El diseño y la moda siempre han sido una de mis pasiones, y especialmente la moda flamenca. Siempre he diseñado y confeccionado mis propios trajes de flamenca. Me viene de familia, ya que mi abuela era modista y, ya de pequeña, le hacía trajes de flamenca a mis muñecas.

¿Cómo viviste tu debut en SIMOF? La verdad es que lo viví con mucha ilusión pero con tantos nervios que apenas me dejaron disfrutar del momento. Tanta gente en el backstage corriendo de un lado para otro, las modelos, mis compañeros noveles tan nerviosos como yo, la prensa, las entrevistas… muchos momentos intensos en muy poco tiempo. Pero el resultado mereció la pena, no sólo por el premio, sino porque vi la ilusión de mi vida hecha realidad: presentar mi propia colección en una pasarela profesional.

acaceres2.jpg

Foto Javier Gata (javiergatafotografía.com)

¿Lo mejor de la experiencia? El momento justo antes de que la primera de las modelos pisara la pasarela, no podía creerme que yo estuviera allí.

¿Qué trataste de plasmar en esta colección 2012? Me inspiré en la moda Rococó del siglo XVIII e intenté reflejar lo agradable, refinado, exótico y sensual de una época en la que la elegancia de la mujer atesoraba todo el protagonismo. He procurado realzar e intensificar la feminidad mediante la utilización del corsé para hacer la figura de la mujer más exquisita y su cintura más angosta, así como grandes volúmenes en las faldas para dar ligereza. La gama de colores suaves con tonos rosa y beige, evoca la elegancia de la corte de María Antonieta. He intentado que  ‘De la Corte a la Feria’ sea una colección que enriquezca el lienzo clásico de la moda flamenca con toques sensuales y refinados que recuerden los suntuosos bailes y fiestas del Palacio de Versalles y la Corte de Luis XV.

¿Cómo definirías tu estilo diseñando? Definiría mi estilo como innovador, pero conservando la esencia del traje de flamenca clásico. De todas formas, creo que la hechura de cada traje se debe ajustar a las características de la mujer que lo va a lucir. Pero en general, me gusta el traje enterizo, de talle bajo y muy ajustado para resaltar la figura, aunque intentando encontrar el equilibrio con la comodidad. Escotes generosos y volantes voluminosos en falda y mangas, éstas, por supuesto, largas.

La moda flamenca es un sector muy abierto a las innovaciones pero también tiene un carácter muy purista, cosa contradictoria.  ¿Hasta qué punto se puede innovar en moda flamenca? ¿Hay un límite que no te atrevas a traspasar? Creo la innovación en su justa medida no está reñida con el carácter purista de la moda flamenca. Es más, la moda flamenca es lo que es gracias a las innovaciones que se han ido introduciendo desde su origen. ¿Qué es lo clásico realmente? Lo que ahora es clásico era innovador, e incluso posiblemente criticado, hace veinte años. Se puede innovar en muchos aspectos: en el corte, en los tejidos, en los estampados, en los complementos, etc. Ahora bien, el traje de flamenca no debe perder su identidad. Por ejemplo, nunca haría un traje de flamenca sin volantes, ya que dejaría de ser de flamenca.

¿Cuál te gustaría que fuera tu aportación al mundo de la moda flamenca? Me gustaría que cuando alguien vea lucir un traje diseñado por mí diga: “Ese traje es de Alicia Cáceres”.

acaceres1.jpg

www.aliciacaceres.com

Ana Morón, diseñadora de moda flamenca: “Lo más difícil no es el patronaje sino captar el espíritu de cada persona”

Lunes, 23 Abril 2012

Ya hace bastante que en Sevilla huele a Feria, pero es que hoy ya se palpa. Esta noche comienza la semana grande de esta ciudad con la célebre Prueba del ‘Alumbrao’ a las doce de la noche y el obligatorio ‘pescaito’ con que se homenajean los amantes de esta fiesta para dar el pistoletazo de salida a unos días donde el baile, el cante, ‘la combidá’ y el reencuentro con amigos es la tónica. Como dice el estribillo de la sevillana de Cantores de Híspalis que de año en año se repite hasta la saciedad y más allá: “Olé, la noche está embrujada, niña enamorada, sol de Andalucía, que viva la alegría de mi gente y de mi pueblo, ¡vamos a bailar!”.

Una fiesta preñada de moda por los cuatro costados que hacen que las sevillanas y todas aquellas mujeres que se pasan por El Real de la Feria estén atentas a las tendencias que se imponen este año para lucir el traje de flamenca con garbo y tronío. Hoy comienzo una serie de encuentros con diseñadores de moda flamenca y complementos que nos dará unas pinceladas de lo que se mueve en este sector, que si bien no está en su mejor momento (¿quién lo está en plena recesión?) sí que pone una nota de alegría y color en el gris panorama.

ana-moron-3.jpg

Quiero comenzar esta serie con el encuentro con la joven diseñadora Ana Morón, un nombre emergente dentro del sector de la moda flamenca que cuenta cada vez con más seguidores y fans. Ana es ante todo una emprendedora vocacional. Con tan solo 17 años se lanza a su primera aventura empresarial, una tienda de moda en su Umbrete (Sevillla), en la sentará las bases de todo lo que no tardará en llegar. Desde el principio tiene claro que la formación es el pilar sobre el que se ha de sustentar esta aventura y por ello estudio Empresariales en la Universidad de Sevilla, y al finalizar estos, da rienda suelta a su pasión de diseñadora matriculándose en la escuela de moda CEADE Leonardo. Pero ante todo queda claro a lo largo de nuestra conversación que se considera “empresaria de moda” ante todo.Su gran debut tiene lugar en el SIMOF (Semana Internacional de la Moda Flamenca) de 2008, donde participa en el desfile diseñadores nóveles con una colección que dejó su impronta. “Se llamaba Juegos de Niñas y el rasgo más peculiares que los estampados reproducían los famosos recortables de la Mariquita Pérez. Aquella fue una colección que la gente aún hoy  recuerda. Fue sorprendente, vendí toda la colección”. Aunque reconoce que le resultó difícil estar a la altura de las expectativas en aquel primer momento. “Me costó mucho porque aquel primer año no tenía ni costurera, y cuando me llegaban pedidos no sabía decir que no, porque por mi mentalidad de empresaria tenía claro que no podía dejar a las clientas en la estacada. El boca a boca es la herramienta más eficaz en este negocio y yo no podía desaprovecharla”.

En los diseños de Ana, si bien tienen un perfil rupturista e innovador, se puede percibir una base clásica que los hace tan favorecedores para la mujer. “Diseñar es enriquecer lo tradicional. Y fíjate que parecen conceptos irreconciliables: la tradición es algo estático y la moda es dinámica. Pero hay que tener mucho cuidado a la hora de innovar en esto de la moda flamenca, porque la línea entre innovación y vulgaridad es muy delgada, y se puede cruzar sin quererlo con demasiada facilidad. La moda flamenca es un sector donde hay diseñadores que crean moda y otros que se limitan a cambiar tejidos y adornos cada temporada. Para mí, verdaderos diseñadores solo son los primeros”.

ana-moron-1.jpg

El perfil de Ana Morón es complejo y enriquecedor. El ser propietaria de una tienda de moda le facilita cogerle el pulso a la realidad del sector de una forma directa, diseñar su colección de moda flamenca le supone darle rienda suelta a su pasión y como colaboradora de una empresa de moda internacional ha podido conocer lo mejor y lo peor que este sector puede ofrecer a gran escala. Ella tiene muy claro lo que su clienta busca cuando recurre a su firma. “Mi clienta es una mujer que aprecia el diseño en todos los terrenos, no importa la edad o el nivel adquisitivo. Por eso yo me afano en crear trajes que las haga sentir que cuando entran en una caseta y se detiene el tiempo y ella se convierte en la protagonista”. El camino hasta aquí, que sigue siendo el principio de lo que ha de venir, ha sido un viaje donde la han acompañado el tesón y su visión de lo que quiere hacer. “Son cinco años ya, y si tengo claro que algo no ha de cambiar nunca es ni mi empeño por mantener la calidad ni el diseño. Juego con cada traje a buscar un equilibrio y no caer ni en el exceso ni en el defecto, ambas cosas empobrece la firma”. Le pregunto cómo se sobrevive en este sector en estos tiempos de tribulación económica y financiera. “Afortunadamente tengo un abanico muy amplio. Tengo mi comercio de moda desde hace 10 años, que es un seguro que me permite soñar como diseñadora. Y trabajo para una empresa internacional. Todo ello me evita estar condicionada. Mi deseo es crear cosas bonitas, el dinero no es mi prioridad”.

El secreto de su éxito es no imponer nada a su clienta. Tiene claro que su labor es la de catalizar los sueños de esta desde su universo creativo propio. “El mayor halago que me pueden hacer es decirme que no me parezco a nadie diseñando. El secreto del traje perfecto está en dar con la hechura idónea para cada persona. Yo estudio la fisiología de cada clienta y la aconsejo, a veces tengo que reconducir la idea con la que llega a mi taller porque lo que tiene en mente no es lo que más la favorece, pero siempre lo hago desde la formación, no del gusto… Yo le doy razones. La parte más difícil no es el patronaje sino captar el espíritu de cada persona y hacerlo casar con el mío al diseñar”.

Su colección 2011 se titula Nenúfares y se inspira en la obra del pintor impresionista Claude Monet y está repleta de pequeños detalles art decó. De su taller pueden salir cada campaña unos 60 trajes. Y a pesar de que el cielo para los empresarios como ella está un poco gris en estos momento ella adopta una actitud cien por cien proactiva. “Actitud positiva ante todo. La moda es una filosofía de vida, y yo creo que cada persona es dueña de su destino. Mi herramienta es el trabojo y no creo nada en las subvenciones, sino que debe ser la propia persona la que debe pensar ‘¿cómo me la puedo maravillar para conseguir esto o lo otro?’ No espero nada de nadie solo de mi visión y de mi trabajo”.

anamoron-2.jpg

www.anamoron.com

Nuria Cobo, diseñadora de zapatos: “No soy nada revolucionaria, lo importante es que la mujer se sienta guapa y cómoda”

Jueves, 16 Febrero 2012

nuria-cobo.jpg 

Hace unas semanas quedé con la encantadora diseñadora de zapatos Nuria Cobo para tomar un café en una cafetería frente a una de sus tiendas, la que tiene en el sevillano barrio de Nervión. Siempre me ha gustado detenerme frente a sus escaparates y admirar la sutil construcción de sus creaciones, siempre discretas, siempre elegantes, pero sobre todo cómodas a pesar de los taconazos de muchas de sus piezas. “Un zapato tiene que ser sobre todo cómodo y poseer un mínimo de calidad irrenunciable” me explica frente a una taza de café. “A partir de ahí lo ideal es que sea algo ponible y bonito, con quizás un pequeño detalle de originalidad, que favorezca y acompañe a  las mujeres de una forma silenciosa”. Se confiesa nada revolucionaria, su visión del calzado se basa en que deben ser piezas sobre todo que favorezca a la mujer, ya que esta lo que quiere es sentirse guapa.

Quería indagar de dónde le viene su interés por el calzado, pero se adelanta y me explica que ella es de Alicante, así que con eso queda aclarado casi todo. “Llevo once años en Sevilla, así que me siento totalmente sevillana. Mi padre trabajaba como comercial de calzado en la zona de Andalucía y un día decidió montar su propia empresa de venta al por mayor. Absorbimos un par de tienda en Cádiz. Pero mi hermano y yo queríamos una marca propia, con nuestro sello distintivo, así que nos separamos de la empresa familiar y fundamos Nuria Cobo. Más tarde nos separamos nosotros y sigo en esta aventura yo sola”.

Con tiendas en Sevilla y Cádiz, Nuria está poniendo especial énfasis en su expansión web mejorando su tienda on-line y dotándola de servicios muy interesantes como el envió de boletines periódicos con las mejores ofertas del momento. “La web la he tenido muchos años como escaparate de lo que hago, pero llegó el momento de aprovechar las oportunidades que representa el negocio digital y nos lanzamos a ellos. Gracias a la web tengo clientes fieles de fuera de Andalucía, principalmente catalanes y valencianos, aunque también de Madrid y el norte de España”. Tiene claro que el cliente on-line ha evolucionado, rompiendo los tabúes que siempre hemos albergado muchos respecto al comercio digital, pero que también ha contribuido el cómo el empresario ha cuidado el servicio que se da por internet. “La clave está en que el cliente reciba un buen servicio en la primera venta y despeje las dudas que tiene sobre ti. Comprando on-line tienes el pedido en 24 horas en tu domicilio, o si lo prefieres se te envía a la tienda que te coja más cerca. El que tengan la garantía de poder devolverlo si no les está bien elimina muchas reticencias”. Ella trata de aprovechar al máximo las oportunidades que suponen las nuevas tecnologías y las redes sociales, se confiesa una incondicional de Facebook, e incluso tiene su propio blog. “Cuando creé el blog pensé que la clienta de fuera que no tiene por qué conocerte, a la que tienes que demostrarle que eres una persona fiable, y una forma de crear esa sensación de fiabilidad es que cuando esta clienta entre en Google y teclee tu nombre tengas presencia en muchos sitios”.

nuria-cobo-2.jpg

A mí personalmente me gusta mucho como en su web se reserva un importante espacio para las ofertas de la zona outlet, que ayuda a encontrar zapatos de extrema calidad a unos precios realmente interesantes muy adecuados a estos tiempos que corren. “Con esta crisis es obvio que los hábitos de compras se han modificado. Mi clienta, por aquello de poder usar el calzado más veces y en más ocasiones, se decanta por algo que no sea llamativo pero sí bonito. Antes podía comprarse tres pares y ahora se decanta solo por uno, pero quien está acostumbrado a buenos zapatos no renuncia a la calidad, cueste lo que cueste”. Y más en una ciudad como Sevilla con una idiosincrasia consumista muy peculiar. “Yo siempre digo que Sevilla es una ciudad de grandes escaparates. Escaparates con color aquí, con fantasía aquí. Sevilla es una ciudad con sello personal. Y la mujer sevillana se calza estupendamente, le dan mucha importancia, buscan el zapato adecuado hasta extremos insospechados. No se conforman con un zapato con un color parecido al vestido que va a lucir, lo quiere del color exacto, y hasta que no lo encuentra no ceja”.

Estamos de acuerdo que la elección del zapato es algo más que una cuestión de tendencias: “La elección del calzado te envían muchos mensajes de la otra persona: si es alguien que quiere gustar, si es una persona cuidadosa… Los pares que llaman más la atención te dicen mucho sobre la seguridad que una mujer tiene en si misma”. Pero aún así admite que hablar de tendencias es inevitable y que esta primavera que nos viene pisando los talones (aunque el frío no nos facilite pensar en ella) será una temporada de alturas importantes. “Este verano veremos las plataformas y mucho tacón alto. Veremos sandalias con tiras hacia el tobillo o el empeine. Los colores tirarán a los rosas empolvados, el beige, algo metalizado. Los verdes los vamos a ver otra vez y el rojo, por supuesto. En cuanto a materiales tendremos mucho ante, pero eso es un clásico en mi firma. Precisamente mi firma tiene como señas de identidad el color y el uso de mucho ante aunque sea verano. El color rojo en ante queda muy elegante. Pero hay que tener mucho cuidado con la selección de las pieles porque se pueden cargar un diseño. Yo soy tremendamente exigente en ese aspecto. Y los detalles, aunque sean invisibles, son esenciales a la hora de que esa clienta conocedora de lo que es un buen zapato se decante por tus creaciones, como por ejemplo el forro, que es definitivo”.

nuria-cobo-3.jpg

Nuria Cobo es un nombre también con una importante carga afectiva para muchas mujeres ya que es la firma que las calzó para el día de su boda. “Nosotros damos mucha importancia a las colecciones novias, las adquieren incluso otras tiendas en España”. Y ese cariño al calzado nupcial, por el que se empeña en crear el zapato adecuado para cada novia sea como sea, se denota en su web, donde ocupa un lugar de honor.

www.nuriacobo.com

Fotografía: Ernesto Castillo para Fondo de Armario