Blogs

Entradas con etiqueta ‘SIMOF’

La moda flamenca está de lo más tensa

Lunes, 11 Febrero 2013

verano.jpg

Ángeles verano al final de su desfile en la Mercedes-Benz Pasarela Flamenca de Jerez 2013

Mucha tinta ha corrido sobre el presunto enfrentamiento entre la empresaria Raquel Revuelta y la modelo/actriz Laura Sánchez a razón de la incursión de esta última en el mundo de la promoción de eventos relacionados con el traje de flamenca. Y es que a parte de todas las connotaciones rosas que puedan ponerles las distintas revistas del cuore que se han hecho eco de la polémica, aquí lo que hay es un importante problema económico de fondo.

Yo me subo a este carro sin que nadie me llame a la fiesta, pero ya me conocéis, tengo una naturaleza tan kamikaze como el escorpión de la fábula de Esopo. Y sin ser sospechoso de amiguismos con Raquel Revuelta (ahí está aquella polémica que produjo un desencuentro entre su mano derecha y yo cuando escribía en CentroModa) creo que, tras reflexionar profundamente sobre el asunto, me encuentro solidarizado con la postura de la empresaria.

Bien es cierto que la agencia Doble Erre ha gozado durante mucho años de un monopolio de facto sobre la organización de eventos de moda en Sevilla (llámese Moda de Sevilla, Andalucía de Moda, SIMOF, etc…) vinculados fuertemente a la financiación pública que se le daba a las organizaciones que promovían dichos eventos. En estos años de bonanza todos los diseñadores se apuntaban al carro de estos eventos porque su coste para ellos era ridículo, y aunque los resultados fueran muy limitados, sí que conseguían un baño de ego gratuito. Cuando la Administración empezó a mermar las partidas, el esfuerzo económico que se les pidió a los participantes se incrementó, y la desbandada de estos fue masiva, dejando sin contenido a estas citas ya que o bien preferían replegarse a un modelo de negocio sin pasarela promocional o bien pensaban que el dinero que se les exigía sería mejor aprovechado organizando el desfile por su cuenta y en otra parte. En definitiva, que se constató que la Administración estaba alimentando artificialmente a un sector  que en verdad no existía.

SIMOF es diferente. La moda flamenca sí puede tildarse de sector productivo con enjundia en este nuestro SUR. Pero el bocado que le ha dado crisis ya se hacía evidente el año pasado, donde todos los diseñadores se quejaban del descenso de ventas y el incrementos de tasas para desfilar. Este año se han abaratado las tasas para volver a enganchar a los creadores y marcas que en su momento se fueron o expresaron la insostenibilidad de la situación. Aún así este año las ausencias han sido significativas aunque la mayoría de huecos se han podido rellenar con nuevos nombres.

Ese malestar que se venía fraguando era muy fácil convertirlo en oportunidad de negocio con un poco de perspectiva, y ahí es donde surge We love flamenco, una pasarela “alternativa” y solidaria celebrada en el prestigioso Hotel Alfonso XIII a beneficio de Tierra de Hombres o la Asociación de Esclerosis Múltiple, que muchos diseñadores han visto como el perfecto sustitutivo comercial a SIMOF aunque ese no fuera el fin a priori.

Repito, mucho se ha escrito sobre la tensa situación generada por la irrupción de este evento, pero creo desde mi objetividad que Doble Erre, es decir, Raquel, tiene motivos para estar molesta y sacar todas sus armas. Primero porque We love flamenco ha sido promovida por la modelo Laura Sánchez, un descubrimiento del que siempre se han vanagloriado en Doble Erre, y su socio de Go! Eventos, Javi Villa, pieza importante de Doble Erre durante muchos años. De ahí que el sentimiento de traición sea tan marcado. Por otro lado la casi coincidencia en el tiempo de SIMOF y We love flamenco. ¿Por qué, me pregunto yo, si esto se justifica como un evento solidario que no trata de rivalizar con SIMOF, no se organizó en otra fecha menos “comercial”, quizás más inmediata a la Feria de Abril? Está claro que muchos diseñadores no lo han tomado como evento solidario, sino como pasarela comercial pura y dura.

Aquí lo que hay es una puesta de largo en cubierto de una nueva agencia de eventos. Que me parece sano, necesario y urgente. Muchos diseñadores se han venido quejando durante años de la organización de Doble Erre, ya sea por cualquier detalle como la asignación de la “famosa” que les toca en su desfile, sobre cómo se gestionan las convocatorias de prensa, el diseño del timing… ¡Yo qué sé! Pero mientras el dinero era público (y hablo ya en general, de todas las pasarelas) y las tasas casi un regalo nadie alzaba la voz y todos comían de la sopa boba. Una nueva agencia de organización de eventos era una necesidad vital para un no-sector que se ido dejando morir por desidia.

Ya sabemos que las economías de escala y las barreras a la entrada que genera cualquier monopolio hacen muy difícil la irrupción de nuevos actores en escena. Pero cuando se da el paso hay que hacerlo a pecho descubierto, con las cartas y pretensiones sobre la mesa. Y Doble Erre hace muy bien en proteger su inversión. Recordemos que SIMOF no es que sea un evento del que se comisiona su organización a Doble Erre, sino que es una creación de Raquel Revuelta que lleva acabo con la colaboración de FIBES, empezando en sus orígenes a celebrarse en el Hotel Alcora. Así que si ha presionado de alguna manera a las modelos para que elijan estar en uno u otro evento está en su derecho por muchas que sean las quejas de la ex Miss Sevilla Lola Alcocer en su Facebook. Yo le diría a la modelo que si tenía desfiles cerrados con diseñadores de SIMOF y que después no han contado con ella (por la presunta presión de la organización, vale) que eche las culpas a esos diseñadores que pagan sus tasas y tienen en teoría derecho a mantener cierto control creativo sobre sus desfiles.

A Javi Villa, profesional que me consta muy capaz y resolutivo, le puedo afear los modos subterráneos en su irrupción en el panorama de la moda flamenca, pero aplaudo su iniciativa. La competencia siempre produce beneficioso medio y largo plazo. Incluso, ¿quién sabe?, ¿se podría enriquecer SIMOF si se desvinculara la promoción del evento de la organización fáctica de los desfiles dejando que cada diseñador opte por la empresa que mejor ratio calidad/precio les ofrezca? No lo sé, solo es una idea que se me ocurre. Algo como montar un calendario oficial con su sección OFF integrada y que pagara un canon por beneficiarse de las sinergias del evento. Eso ya queda en las manos de los actores del culebrón.

Ajeno a toda esta polémica se ha celebrado otro evento de moda flamenca, esta vez en Jerez, y su organización, programa y enfoque no pudo ser más atractivo. La Mercedes-Benz Pasarela Flamenca de Jerez 2013 ha irrumpido en escena como un soplo de aire fresco vinculando moda flamenca con la cultura e historia de la ciudad al celebrarse en las bodegas González Byass. Han sido 15 los diseñadores o firmas que desfilaron por la pasarela, algunos de ellos nombres clave de SIMOF que han migrado a Jerez como Ángeles Verano, u otros que han hecho doblete como Pilar Vera, o incluso triplete, estando en los tres eventos mencionados, caso de la firma veterana Lina.

Siendo esta su tercera edición, es la primera en que el nombre de Mercedes-Benz entra a formar parte de la denominación del evento pasando a formar parte de esa gran familia de eventos de moda tocados por la varita mágica del patrocinio de la casa automovilística (aunque ya el año pasado los patrocinaba también). He de reconocer que la comunicación de la pasarela jerezana no tiene tacha, proveyendo puntualmente de información y fotos, y apostando por el mundo blog en la difusión del evento. Quizás es a Jerez y no a We love fashion a quién de verdad tendría que tener miedo SIMOF.

PD. una vez más creo que nadie va a quedar contento con mi opinión y que voy a hacer ‘amigos’ por doquier. Pero hay cosas que tendré que tragar por estar implícitas en esta profesión. 

Juana Martín, diseñadora: “Por mucho que innoves está claro que tienes que saber que vas vestida de flamenca”

Mircoles, 25 Abril 2012

juanam1.jpg

Una colección de arte y tronío. Así definiría la última colección que la cordobesa Juana Martín presentó en SIMOF el pasado febrero. Cuando hablo con ella por teléfono no puedo evitar confesarle cuánto me gustó su colección por representar a la perfección esa tendencia que empieza a darse por la que la moda flamenca trasciende a alta costura flamenca. Juana Martín, desde que la vieramos nacer en SIMOF, mucho antes de su llegada a Cibeles, se ha caracterizado por preconizar un nuevo lenguaje al construir un traje de flamenca introduciendo técnicas y detalles de la costura tradicional en el purismo del flamenqueo.

Esta es una colección muy torera, donde compilas toda la iconografía visual de la tauromaquia. ¿Cómo surge esta idea para esta colección? La idea surge porque era algo que llevaba madurando desde hace tiempo, y como buena aficionada a La Fiesta que soy creo que esta colección ha sido una especie de reivindicación. El mundo del toro siempre ha estado muy conectado a la moda y esta era una apuesta que quería hacer y que nunca había llevado a término. Quería mostrar la riqueza estética del mundo taurino.

Siempre estás innovando en el traje de flamenca. ¿Tanta innovación puede llegar a desvirtuar el espíritu de este traje? La línea que te lleva a hacer algo que no sabes qué es lo que es muy fina. Por mucho que innoves está claro que tienes que saber que vas vestida de flamenca. Y eso que mis trajes, como te digo, no son ‘comerciales’. Muchas veces hay clientas que se los llevan a Londres o Nueva York para usarlos en eventos sociales. Pero repito, es importante saber de lo que vas vestida, darle su sello de moda flamenca es importante.

juanam3.jpg

Me gustó especialmente el que introdujeras vestidos cortos pensados para mujeres que quizás quieran vivir la fiesta pero que no le apetecen vestir de flamenca. ¿Es un estilo que le va comiendo el terreno al otro? Al contrario. Lo que hacemos es ampliar, enriquecer las colecciones de trajes de gitana. Ese traje aflamencado, corto, entallado, si bien sirve para ir a La Feria, lo están adquiriendo mucho para bodas, comuniones… otro tipo de eventos. Tengo muchas clientas del norte, de Bilbao, que me lo piden porque no quieren llevar un traje de flamenca pero que les gusta la estética andaluza, de nuestro mundo.

La chaqueta-capote con volúmenes muy Balenciaga era estupenda. Siempre encuentro guiños a Balenciaga en tus colecciones. Sí es cierto. Yo soy muy admiradora de Balenciaga, he estado en el museo… y es algo que siempre se ha visto en mi trabajo.

Es cierto, más que trajes de flamenca son trajes de Alta Costura Flamenca. Eso es algo que nace en mí. Mi clienta tiene claro que lo que adquiere es un vestido-joya, trabajado a mano, mimado hasta el último detalle. Un vestido que es una expresión artística de un valor más allá de lo material.

juanam2.jpg

Este año todos dicen que ha sido especialmente duro por la incidencia de la crisis. Sí, esta campaña ha estado muy flojita. Afortunadamente mi cliente es alguien que entiende y que sabe lo que está pagando. Pero yo diría que este ha sido el peor año desde el comienzo de la crisis…

Sin embargo el mundo de la moda se va vuelto loco, presentando colecciones cada vez con menos tiempo entre unas y otras. No paramos. Esto es un ritmo frenético. Este año coincidieron Cibeles y SIMOF en fechas y casi no puedo estar. Fue un estrés total y eso, aunque en el fondo nos guste, termina pasándote factura. Más en alguien como yo que presento dos veces en el año en Cibeles, moda flamenca en SIMOF, moda baño en Valencia… El cuerpo tiene sus límites.

¡Que nos vamos a la Feria de Abril de Sevilla!

Viernes, 4 Abril 2008

feria.JPG
Sevilla no puede dejar de mirar al cielo. Primero por la Semana Santa, e inmediatamente después por su Feria de Abril. Ya es costumbre que la Feria se pre-estrene con un chaparrón que haga caer los farolillos y asiente el albero del Real, pero este año se prevé que esto ocurra entre el lunes y el martes, desluciendo, si ello fuera posible en los ánimos de los sevillanos, el Alumbrao. Este lunes comienza todo, aunque para aquellos que tienen la suerte de poseer caseta propia ya hace algunos días que la Feria es cita social obligada. Y digo suerte, además de privilegio, porque el que no sea de Sevilla es probable que desconozca que existe una lista de casi 2900 solicitudes en curso, alguna de ellas de una antigüedad de 19 años, a la espera de que alguien se despiste y se le pase el plazo de renovación de la licencia. Este año han salido de esa lista tres peticiones que por fin han conseguido hacerse con su caseta.

Pero aquí hablamos de moda. Y lo cierto es que la Feria de Abril de Sevilla, y todas las ferias del sur que vendrán después, son un microcosmo dentro del mundo de la moda, porque ya conocen aquel manido dicho de nos recuerda que el de flamenca es el único traje regional que evoluciona y está sujeto a tendencias. Por no hablar de cifras, que para los neofitos pueden sonar espeluznantes: el sector mueve más de 120 millones de euros anuales y posee una feria profesional (con pasarela) propia, SIMOF. Y es que el buen ‘feriante’ ha de atenerse al protocolo en el vestir: ellos con su traje de mañana o tarde, según corresponda, con corbata; y ellas con sus trajes de flamenca, que cada año se complementan a la moda, y en el caso de vestirse más de un día lo recomendable es no repetir traje. Por eso la caza y captura del traje perfecto comienza más o menos por febrero, y es de lo más artesanal, porque aunque existe el pret-a-porter, lo que prima es la costura que traduzca los gustos de la clienta al pie de la letra, siempre con el toque personal que distingue a cada diseñador/a. Y como hay que seguir las tendencias, la renovación del armario es contínua.

Uno de los valores emergentes de la moda flamenca que más está dando que hablar es el joven gaditano Jose María Cañavate, la gran revelación y punta de lanza de una nueva generación, y que propone una renovación estética fundamentada en las técnicas de siempre. “Para que un traje de flamenca esté bien hecho tiene que cumplir tres claves: elección adecuada del tejido en cuanto a forma y calidad, que incorpore diseño e innovación, y que el patronaje y confección sean esmeras” nos explica Jose María. “En la moda flamenca hacemos especial hincapié en la colocación y confección de los volantes, y me atrevo a decirte que he conseguido que el público diferencie mis vestidos precisamente por eso, pero el secreto de mis volates no lo puedo revelar”. Quizás ese secreto resida en que Cañavate es Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, y toda esa ingeniería aprendida académicamente está al servicio de sus espectaculares faralaes.


La colección 2008 de Cañavate se titula ‘Los Canasteros’, como el famoso tablao madrileño, y es que su inspiración versa sobre la cultura flamenca de 1960, época en la que surgen los tablaos más relevantes de España. “De mi sello distintivo destacaría las tintadas ‘especiales’ de mis vestidos y la conjugación de colores. Este año, por ejemplo, he apostado mucho por el rojo y el morado. También es muy característica de mi firma la forma en que coloco los volantes que parecen claveles o rosas. Otro rasgo sería el fleco, lo utilizo muchísimo en todas mis colecciones, me encanta el fleco y crear nuevas formas con él. Del mismo modo que el arquitecto construye, yo también lo hago, pero sobre un maniquí”.

Aunque no todo el mérito corre a cuenta de los diseñadores, porque hasta el momento no se ha encontrado un traje de flamenca (bien hecho) que no resalte la belleza, feminidad y sensualidad de la mujer.