Blogs

Archivo de Octubre, 2008

El mejor restaurante efímero del mundo

Viernes, 31 Octubre 2008

Hace tan sólo unas horas cerró sus puertas el II Salón Millésime, que durante tres días (28, 29 y 30 de octubre) concentró en la Casa de Campo de Madrid una febril actividad gastronómica-empresarial. Objetivo cumplido para los responsables del exclusivo Club Millésime, que han tenido la excelente idea de ofrecer a las empresas una completa agenda de actividades gastronómicas con las que seducir a sus clientes. Ya se sabe: cliente contento, contrato cerrado.

Con esta premisa, el astuto, audaz y creativo empresario Manuel Quintanero –responsable del Club y también uno de los padres de la cumbre Madrid Fusión– ha conseguido integrar a Millésime nada menos que 36 empresas –la mayoría de la banca privada, aunque también algunas de la industria del lujo, como Porsche o Cartier– que tienen durante los días del Salón su más sabroso caramelo.

Esta vez el escenario elegido fue el pabellón La Pipa de la Casa de Campo, un espacio desangelado que sufrió una impresionante metamorfosis para acoger el evento: mullidas moquetas, estands de diseño, arte de vanguardia en las paredes… ¡incluso un escenario con una orquesta de jazz tocando en directo! En este espacio hubo todo tipo de tentaciones: una calle del vino –con una interesantísima oferta de novedades seleccionadas por Lavinia–, otra de cócteles, un rincón de delicatessen, plataformas para show cooking donde se pudo ver (y probar) cómo elaboran sus platos cocineros tradicionales y exóticos… Ayer, por ejemplo, cocinaban, codo con codo, Estanis Carenzo, de Sudestada, Angelo Loi y Angelo Marino, de La Taverna Siciliana, y Kiko Ceballos, de Astrid y Gastón. En fin, todo un lujo que se completó con talleres sensoriales dedicados al champagne, los vinos, etc.

Pero sin duda lo que más ha llamado la atención fue el restaurante, distribuido en tres salones donde, a los largo de tres jornadas, comieron nada menos que 600 personas. Un asunto que podría haber resultado monstruoso de no haber sido coordinado por profesionales expertos: en las cocinas, Paco Roncero (de La Terraza del Casino), Joaquín Felipe (del hotel Urban) y Alberto Chicote (del Nodo y Pan de Lujo); y en el servicio de sala, Francisco Patón (también del Urban) como máximo responsable. Como apoyo, los mejores sumilleres y maîtres de Madrid. Además, cada día pasaron por la cocina cuatro chef invitados para preparar un menú diferente: Mario Sandoval (Coque, Madrid), Adolfo Muñoz (Adolfo, Toledo), Ángel León (A Poniente, El Puerto de Santa María)…

Todos ellos han conseguido que en el Salón Millésime funcionara en estas fechas el mejor restaurante efímero del mundo, con un servicio de altura (y grandes vinos, también seleccionados por Lavinia), camareros eficientes y cordiales y menús de hasta nueve pasos (entre los seis aperitivos, los dos platos principales y el postre, este último a cargo de Paco y Jacob Torreblanca), siempre con buen ritmo, temperaturas ajustadas, cocciones exactas… La verdad es que no se puede hacer mejor. ¡Châpeau!

La crisis arruina la fiesta de Marqués de Riscal

Martes, 28 Octubre 2008

Los Herederos de del Marqués de Riscal se las prometían muy felices: para celebrar el 150º aniversario de la bodega –que se dice pronto– habían organizado para el pasado día 25 de octubre un evento “único e irrepetible en la historia”, una cena-subasta dirigida por la casa Christie’s en la que por primera vez se pondrían a la venta diferentes lotes de añadas históricas de esta legendaria bodega riojana.

Iba a ser la subasta más grande jamás realizada de vinos de una misma bodega: se pujaría por 131 añadas distintas de los vinos del Marqués, desde el año de fundación de la casa, 1862, hasta la actualidad. Sin duda, la guinda para la trayectoria impresionante de una bodega que siempre ha dado que hablar, tanto por sus vinos como por otros motivos (sin ir más lejos, la inauguración de la Ciudad del Vino, hace un par de años, con el impresionante hotel proyectado por el arquitecto Frank O. Gehry).

Pero la sonada crisis económica ha dado al traste con el sueño de los bodegueros riojanos. Y también ha arrastrado a la frustración a los coleccionistas ávidos de una oportunidad de oro para hacerse con unas cuantas añadas históricas de Marqués de Riscal. Apenas unos días antes de la gran subasta, la bodega emitió una nota donde anunciaba que las firmas implicadas en el evento consideraban que “la actual situación económica no es el mejor marco para celebrar un acontecimiento tan significativo”. Desde luego que no. ¿Cabe imaginarse a los coleccionistas sin blanca para pujar por estos notables riojas?

Para descartar el posible fracaso, los herederos del Marqués han decidido retrasar para un futuro mejor la subasta histórica. ¿Cuándo pasará la tormenta? Esperamos no tener que esperar al 200º aniversario para vivir el gran acontecimiento.   

Los aperitivos de Madrid Fusión 09

Jueves, 23 Octubre 2008

Aunque aún falta más de dos meses para que Madrid Fusión 09 se inaugure, es bueno ir preparándose para el gran acontecimiento gastronómico del año degustando unos aperitivos (informativos, tan sólo, qué remedio) de lo que será la próxima edición de la gran cumbre que tiene lugar en Madrid.

Lo primero que deben saber quienes están planeando instalarse en el Palacio de Congresos del parque Juan Carlos I entre el 19 y el 22 de enero próximos, es que el país invitado, en esta ocasión, será México. Para mostrar nada menos que la modernidad de una de las gastronomías más ricas y complejas de América.

Por lo demás, los otros temas que adquirirán protagonismo durante la cumbre son la gastronomía audiovisual –con una selección de secuencias cinematográficas seleccionadas por Pepe Barrena, promotor del festival Cinegourland–, la relación entre ciencia y cocina, los ecochef, la cocina sostenible y la gastrobotánica.

Entre los cocineros que se subirán al escenario para realizar demostraciones magistrales están Paco Ron (del restaurante Viavélez, Madrid) y el sueco Peter Nilsson (La Gazzetta, París), que ce centrarán en la Alta cocina pobre: imaginación en tiempos de crisis; el peruano Pedro Miguel Schiaffino (Malabares, Lima), que hablará sobre la Despensa natural de la selva amazónica: la última versión de la cocina peruana; el italiano Corrado Assenza (Caffé Sicilia, Noto), que se referirá a la tradición de El cocinero perfumista: del Renacimiento al siglo XXI; y los estadounidenses de origen oriental David Chang (Momofuku, Nueva York) y Sotohiro Kosugi (Soto, Nueva York), quienes compartirán la presentación de Small Plates, la última tendencia en los EEUU, junto al español José Andrés (Café Atlántico, Washington).

Aunque sin dudas el debate más esperado es el que situará en el mismo estrado a los tres popes de la vanguardia, Ferran Adrià (El Bulli, Roses), Heston Blumenthal (The Fat Duck, Bray) y Andoni Luis Aduriz (Mugaritz, Rentaría) junto al teórico y científico Harold McGee, para tratar un tema candente: ¿Existe la cocina molecular?

Sin duda, un programa que desde ya comienza a incitar los sentidos.     

La Biblia del vino español y sus acólitos

Jueves, 16 Octubre 2008

Un año más, llega la nueva edición de la guía del vino español más esperada por sumilleres, distribuidores, importadores y demás profesionales relacionados con el comercio vinícola. Además, claro, de los aficionados más atentos a la evolución de los vinos españoles, ávidos de novedades, grandes añadas, sorpresas y decepciones.

Se trata, cómo no, de la Guía Peñín de los Vinos de España, que firma el experto José Peñín y que cada edición –la del 2009 es la 19º– pega un estirón: la nueva guía incluye nada menos que 8.500 vinos catados y 13.500 marcas reseñadas, 2.900 bodegas, además de unos cuantos capítulos didácticos acerca de la vid, las variedades, el terroir, los climas, la cata, el servicio del vino, etc. Como siempre, el apartado más leído es el del Podio, donde aparecen los vinos más puntuados por Peñín. Este año, el rey es un dulce malagueño: el Esencia 2004 de Jorge Ordóñez & Co, con 99 puntos.

Coincidiendo con el lanzamiento de la guía, el Grupo Peñín convocó hoy a los expertos y aficionados a su ya tradicional Salón de los Grandes Vinos de España, donde se pueden catar uno tras otro los vinos más puntuados por la guía (por encima de los 94 puntos), en una imponente selección donde no faltan los famosos Pingus, Vega Sicilia, Artadi, Dominio de Atauta, etc. El escenario, inmejorable: el palco de honor del estadio Santiago Bernabeu.

Casi un sueño para los amantes de los grandes vinos españoles, que cada vez son más. La cita, por desgracia, sólo tiene lugar una vez año. De modo que, aquellos que se lo perdieron, tendrán que esperar hasta el año que viene.      

El tirón ecológico arrastra a Beronia

Domingo, 12 Octubre 2008

Quién te ha visto y quién te ve… Eso es lo que podríamos decirles a los bodegueros españoles, que hasta hace poco consideraban la viticultura ecológica como un asunto de hippies transnochados y ahora se apuntan sin complejos a la moda orgánica. ¿Es que han cambiado sus principios o simplemente utilizan el ecologismo como un argumento más para colocar sus botellas entre unos consumidores cada día más sensibles hacia los asuntos medioamentales?

No vamos aquí a dar respuesta a esta ardua cuestión. Sólo contar que el último en caer en el saco ecológico es nada menos que Bodegas Beronia, todo un referente en Rioja, fundadas en 1973 y posteriormente adquiridas por el grupo González Byass.

Tampoco significa esto que Beronia haya consagrado a la viticultura ecológica el total de su producción. Se trata tan sólo de un nuevo vino, el Beronia Ecológico Crianza 2005, que reivindica un regreso a las fuentes de la elaboración más tradicional y natural: ausencia de herbicidas, pesticidas y abonos químicos, fermentación con levaduras naturales y clarificación con proteínas de origen vegetal. Por tanto, el nuevo Beronia es el resultado de la reconversión a la viticultura orgánica de seis hectáreas de viñedo de la propiedad.

En un momento en el que aparecen cada vez con más asiduidad vinos orgánicos, la apuesta de Beronia no llama la atención tanto por la singularidad de su nuevo tinto sino por lo que tiene de simbólica: cuando los grandes acuden al río de donde beben los más modestos, es que el agua (o el vino, en este caso) suena. Y es más rica y más saludable, también. 

Los vinos de Woody

Martes, 7 Octubre 2008

Imbuido en el espíritu hedonista del Mediterráneo, Woody Allen incluyó una copa de vino en varias escenas de su película recién estrenada, Vicky Cristina Barcelona. Fiel a su rigor anti-logo, el cineasta no muestra las etiquetas de estos vinos en la edición final del filme.

Pero las cosas acaban saliendo a la luz, incluso cuando se trata del caprichoso Allen. Y así es como, por el boca a boca, pudo saberse que los vinos seleccionados en el peculiar casting enológico han sido los de Álvaro Palacios. Por ejemplo, cuando el desinhibido pintor español (que interpreta Javier Bardem) se encuentra con María Elena, su ex mujer, ambos lo celebran bebiendo nada menos que L’Ermita, la joya entre los vinos de Palacios en el Priorato. Y cuando los protagonistas viajan a Oviedo, beben el blanco Plácet, de la bodega riojana de los Palacios.

También se ha sabido que la presencia de los vinos de Álvaro Palacios en la película han tenido que ver con una decisión del propio Woody Allen, que los consume habitualmente en los Estados Unidos. Todo un orgullo para el viticultor español, quien se declaró feliz de “pertenecer al universo estético de este gran director, poder compartir plano con estos actores y poder sumarnos a un beneficioso esfuerzo de promoción de España, de lo mejor de nuestra cultura y nuestros productos”.

Blumenthal, al rescate de Jerez

Sbado, 4 Octubre 2008

En un momento en el que los vinos del marco de Jerez parecen naufragar sin rumbo, ignorados por la mayor parte de los consumidores españoles, vapuleados por las nuevas costumbres urbanitas –donde se impone la tiranía del reloj y no ha lugar a los aperitivos y las sobremesas– y despreciados por sus propios padres, los bodegueros, que prefieren invertir en otras zonas antes que impulsar las ventas de estas joyas vinícolas, se agradece el gesto de una estrella culinaria de la talla de Heston Blumenthal, que hace unos días se prestó a la difusión de estos vinos presentando en Londres sus últimas investigaciones en torno al sherry.

Y no precisamente porque el líder de la vanguardia británica vaya a vender más vinos generosos en su laureado restaurante, The Fat Duck (de hecho, Jerez es una de las zonas más trabajadas en la carta de vinos de este local). La contribución de Blumenthal es importante sobre todo por su valor simbólico, y porque puede abrir los ojos a muchos restauradores y bodegueros acerca de la versatilidad de estos vinos y su enorme valor cualitativo.

En concreto, el chef de The Fat Duck convocó a periodistas, sumilleres y masters of wine al club Shoreditch House de Londres para anunciar el resultado de sus últimas investigaciones junto al profesor Donald Mottram, de la Universidad de Reading. Estos estudios, según el cocinero, demuestran científicamente que los vinos de Jerez son una excelente alternativa a la hora de los maridajes: “Estos vinos aportan a los platos una nueva dimensión para el disfrute de los sentidos”, dijo.

Fiel a su estilo, en este encuentro Blumenthal apuntó algunas combinaciones cuanto menos originales. Por ejemplo:Huevos y cerdo caramelizados con pale cream; melocotones con amontillado; o una fondue de queso gruyére y clavo con vino fino.

Aunque con esta acción Blumenthal haya dejado en evidencia a sus colegas españoles –que ya podrían comprometerse más y mejor con la difusión del más español de todos los vinos– tampoco sorprende que sea un británico el que acuda al rescate de los generosos. Después de todo, ¿qué sería de Jerez sin los ingleses?