Blogs

El tirón ecológico arrastra a Beronia

Quién te ha visto y quién te ve… Eso es lo que podríamos decirles a los bodegueros españoles, que hasta hace poco consideraban la viticultura ecológica como un asunto de hippies transnochados y ahora se apuntan sin complejos a la moda orgánica. ¿Es que han cambiado sus principios o simplemente utilizan el ecologismo como un argumento más para colocar sus botellas entre unos consumidores cada día más sensibles hacia los asuntos medioamentales?

No vamos aquí a dar respuesta a esta ardua cuestión. Sólo contar que el último en caer en el saco ecológico es nada menos que Bodegas Beronia, todo un referente en Rioja, fundadas en 1973 y posteriormente adquiridas por el grupo González Byass.

Tampoco significa esto que Beronia haya consagrado a la viticultura ecológica el total de su producción. Se trata tan sólo de un nuevo vino, el Beronia Ecológico Crianza 2005, que reivindica un regreso a las fuentes de la elaboración más tradicional y natural: ausencia de herbicidas, pesticidas y abonos químicos, fermentación con levaduras naturales y clarificación con proteínas de origen vegetal. Por tanto, el nuevo Beronia es el resultado de la reconversión a la viticultura orgánica de seis hectáreas de viñedo de la propiedad.

En un momento en el que aparecen cada vez con más asiduidad vinos orgánicos, la apuesta de Beronia no llama la atención tanto por la singularidad de su nuevo tinto sino por lo que tiene de simbólica: cuando los grandes acuden al río de donde beben los más modestos, es que el agua (o el vino, en este caso) suena. Y es más rica y más saludable, también. 

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: ,

Deja tu comentario