Blogs

Llega Armand de Brignac, el champagne de las estrellas

En el mundo de las burbujas más exclusivas, cualquier detalle insólito puede convertirse en inesperada arma de marketing. El precio, por ejemplo: cuanto más caro, mejor. La imagen de la botella es también un asunto serio, así también como toda la parafernalia de diseño que se pueda establecer en torno a ella (la viuda de Clicquot es una experta en todo tipo de gadgets de diseño de color naranja, cómo no). Por fin, también puede ser un instrumento de manipulación marketiniana la relación de famosos consumidores de cada marca.

En estos tres asuntos –además de la calidad, que es casi lo de menos– se apoya el lanzamiento en España de Armand de Brignac, el “champagne de la estrellas”. Lo elabora la casa Cattier, una dignísima empresa champenoise sita en la Montagne de Reims, cuidando todos los detalles para obtener un espumoso sublime: selección de cepas de chardonnay, pinot noir y pinot meunier en los mejores crus, utilización exclusiva del primer mosto extraído del prensado, envejecimiento en cuevas situadas a más de 30 metros de profundidad, remuage manual durante un mes… Y por supuesto, una producción limitada a 40.000 botellas.

Hasta allí, nada que se salga del habitual modus operandi de las grandes casas de Champagne para sus cuvées de prestigio. Pero Jean-Jacques Cattier ha tenido la buena idea de embotellar su Armand de Brignac en una llamativa botella dorada, de cristal metalizado y con el logotipo y los textos grabados en relieve. El objeto en cuestión, de gusto discutible, causó rápidamente sensación en el ambiente de los artistas de hip-hop, que incluyeron la botella en los rodajes de sus video clips. El resultado fueron las ventas récord de las existencias de Armand de Brignac en los Estados Unidos, además de una larga relación de famosos que se apuntaron a encargar botellas para sus fiestas privadas: Tom Cruise, los Beckham, LeBron James, George Clooney, Justin Timberlake… Todos ellos, profesionales poco afectados por la crisis financiera internacional, a quienes no les importa pagar los más de 300 euros que cuesta cada brillante botella de este nuevo rey de la burbujas.

¡Viva el glamour y a beber que son dos días!

Comparte este post:
  • Meneame
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google

Tags: , , ,

Deja tu comentario