Blogs

Archivo de la categoría ‘comer’

Hamburguesas que cotizan en los Guinness

Jueves, 19 Junio 2008

¿Cuál será la tara que afecta al cerebro de los seres humanos como para tantos dediquen sus horas a batallas tan absurdas como la de las hamburguesas más caras? Porque no se trata tan sólo de un maniático que consagra sus esfuerzos a elaborar la versión más sublime de esta receta globalizada. Cada tanto, aparece un nuevo “genio” anunciando que ha conseguido parir un burguer más caro que el del vecino. El nuevo candidato al récord Guinness en esta especialidad –que existe, no es broma– es, para colmo, uno de esos templos del fast food donde los gourmets no entramos más que por los pies por delante: Burguer King. 

El responsable del invento es Mark Dowding, director de Desarrollo de Nuevos Proyectos e Innovación de esta casa, que ha ido sumando ingredientes lujosos entre pan y pan para subir la cotización de su hamburguesa hasta el tope. A saber: carne de ternera de raza Wagyu, trufas blancas, chalotas en tempura, jamón ibérico, vinagre balsámico de Módena, mayonesa de vino blanco, sal de roca rosa del Himalaya y azafrán iraní.

 Quien se acerque hasta el Burguer King de Gloucester Road, en el exclusivo barrio londinense de Kensington, podrá probar el engendro por el módico precio de 95 libras (120 euros). ¿Se imaginan ustedes pagar esta suma por comer en un burguer, sentados en esos incómodos bancos y envueltos en el inevitable aroma a fritura que reina en estos locales?

En este punto la hamburguesa de Dowding –llamada THE Burguer para disipar dudas– supera a la que hasta hoy ostenta el record de la hamburguesa más cara del mundo, la DB Double Truffle Burguer que prepara el chef Daniel Boulud en Nueva York. Claro que el local de Boulud nada tiene que ver con las instalaciones de una hamburguesería: es un restaurante de lujo.

Fuera de concurso queda, pues, la efímera reina española, una hamburguesa de Wagyu que preparaban en el desaparecido restaurante madrileño Estik y que llegó a ser más cara que la de Boulud. El cierre del Estik da una pista de la gracia que nos hacen en España este tipo de bromas.

 Pero si algún habitante de la península quiere reclamar su derecho a gastar 120 euros en un burguer, también tiene derecho al pataleo, llamando al teléfono gratuito que Burguer King ha dispuesto especialmente para ello: 900 800 385. Como estamos todos locos, igual hasta le hacen caso.

Llega la revolución bio

Domingo, 27 Abril 2008

Hasta hace dos telediarios, la mayor parte de los españoles asociaba cualquier asunto relacionado con la ecología con el ideario hippie: la obsesión de una panda de melenudos por salvar el planeta. Los alimentos de producción orgánica, desde luego, no se salvaban de este etiquetado y sólo encontraban sitio en mercados alternativos, sin ninguna reputación gourmet.

Pero los tiempos cambian, las conciencias se remueven y los prejuicios comienzan a caer. Cualquier ciudadano de paladar curioso que haya podido darse una vuelta por el norte de Europa podrá confirmar que el consumo de los productos bio se impone con más fuerza que la de una simple moda. Incluso en los Estados Unidos, donde los alimentos de producción ecológica tienen un escaparate incluso en los supermercados más modestos. En España, de un tiempo a esta parte los aficionados al buen vino han podido comprobar que algunas de las novedades más interesantes de la enoteca nacional se elaboran según los métodos de la viticultura biológica o –más exigente aún biodinámica– (que implica también el seguimiento del calendario lunar y otras excentricidades): los vinos de Álvaro Palacios en el Priorato y El Bierzo, los del Dominio de Atauta en la Ribera del Duero, el superestrellado Contador de Benjamín Romeo en Rioja… Algo similar sucede con los mejores aceites de oliva.

Sin embargo, lo que faltaba para consolidar esta tendencia eran tiendas especializadas, que centraran su oferta en los alimentos ecológicos. Por fin, esta deuda comienza a saldarse. Así es como en las últimas semanas han abierto en Madrid dos locales que pueden servir de referencia. Sobre todo porque ambos se encuentran en las antípodas del tenderete progre de antaño. El primero es Baby Deli (Lagasca, 54; tel. 576 38 10), un multiespacio dedicado a los más pequeños, con una oferta que incluye desde talleres didácticos hasta una amplia gama de productos bio: leche, cereales, gominolas, pastas, arroces, jabones, detergentes, etc. El local tiene una ubicación privilegiada –en pleno barrio de Salamanca– y está dirigido por un equipo de mujeres emprendedoras entre las que se cuenta a Carolina Herrera (hija). La otra novedad que aporta el universo bio es Eco Bar & Spa (Pintor Rosales, 76; tel. 91 544 17 16), también con una voluntad multidisciplinar: bar, restaurante, spa y tienda con productos de alimentación, desde aguas minerales hasta jamones y vinos. Sin duda, la ecología ya no es el capricho de unos locos iluminados. 

Regreso a la cuchara

Lunes, 14 Abril 2008

Entre tanto chef inspirado por asuntos alquímicos de laboratorio y las invasiones bárbaras de los exotismos culinarios, en estos días se impone volver a las fuentes: dejar en el armario –aunque sea por un día- la chaqueta de terciopelo o los palillos chinos y regresar al mesón de toda la vida para disfrutar de un plato suculento. A poder ser, de cuchara. Al fin de cuentas, son los placeres esenciales y primarios los que nos reconcilian con la vida y neutralizan sus sinsabores.

asturianosEn Madrid, por ejemplo, bien vale la pena acercarse a Los Asturianos (Vallehermoso, 94, tel. 91 533 59 47), la taberna vinícola soñada e imposible, para disfrutar de una fabada pluscuanperfecta, elaborada por doña Julia Bombín cada día con la misma precisión, desde hace tres decenios, que se dice pronto. Allí también, si hay suerte, se puede hundir la cuchara en unas verdinas con almejas o, en su defecto, en una untuosa carrillada.

zamoranaNo muy lejos, en la calle Galileo 21, La Zamorana (tel. 91 447 11 69) invita a redescubrir las recetas clásicas con bacalao y a revolcarse de gusto ante unas patatas revolconas dignas de una enciclopedia de las maravillas.

Por fin, si lo que se desea es contundencia sin miramientos, pero un ambiente renovado al estilo de la bistronomie que triunfa en París, lo mejor es dirigirse a Zorzal (San Bernardino, 13, tel. 91 541 20 26), la taberna del siglo XXI, y preguntar al chef Iván Sáez por alguno de los guisos del día. ¿Alubias con oreja? ¿Pochas con almejas? ¿Manitas de cerdo estofadas? Cualquier alternativa es válida si lo que se busca es la felicidad.